RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS)

GREEN LUNG.- ‘BLACK HARVEST’ (UK) hard-progressive, hard-rock, doom, heavy-rock, psychedelic-rock, 70’s, vintage, ocult-rock, stoner (reseña aquí)

MARAGDA.- ‘MARAGDA’ (España) pschedelic, progressive-rock, heavy-psych, Stoner, hard-rock (reseña aquí)

BELSEMORA.- ‘BELSEMORA’ (Suecia) hard-rock, heavy-rock, stoner, blues, psychedelic-rock, fuzz

HIPIS.- ‘ÄHRE’ (Polonia) heavy-psych, stoner, experimental, progressive, space

HIGH DESERT QUEEN.- ‘SECRETS OF THE BLACK MOON’ (US) Stoner, hard-rock, doom, psychedelic-rock, fuzz, heavy-psych, psych-doom

SCARECROW.- ‘SCARECROW II’ (Rusia) heavy-rock, psychedelic-rock, hard-rock, hard-blues, proto-metal, heavy-metal, heavy-blues

EXPO SEVENTY.- ‘MYSTIC CARAVAN’ (US) heavy-psych, Stoner, psychedelic-rock

THE SLOW VOYAGE.- ‘SOUL’S WHISPER’ (Chile) space-rock, heavy-psych, kraut, psychedelic-rock, Stoner

APPALOOZA.- ‘LIVE AT SMOKY VAN SESSIONS’ (US) desert-rock, Stoner, fuzz, psychedelic-rock

LOOSE SUTURES.- ‘A GASH WITH SHARP TEETH AND OTHER TALES’ (Italia) heavy-rock, heavy-psych, fuzz, Stoner, proto-doom, doom

BARON CRÂNE.- ‘LES BEAUX JOURS’ (Francia) math-rock, progressive-rock, Stoner, psychedelic-rock, rock,jazz, fusion

ELECTRIC ORANGE.- ‘PSY-HYBRID’(Alemania) psychedelic-rock, kraut, post-kraut, progressive,

DOOMS CHILDREN.- ‘DOOMS CHILDREN’ (Canada) rock, blues, hard-rock,

DUST MOUNTAIN.-‘HYMNS FOR WILDERNESS’ (Finlandia) psychedelic, psychedelic-rock, folk, folk-rock, progressive

STONE REBEL.- ‘MEMORIA’ (Francia) instrumental, heavy.psych, Stoner, psychedelic-rock,

DECKARD CROIX.- ‘COSMOPINE’ (US) psychedelic-rock, experimental, ambient, psychedelic

THE SONIC OVERLORDS.- ‘LAST DAYS OF BABYLON’ (Suecia) heavy-rock, hard-rock, Stoner, heavy-metal

CRANEIUM.– ‘UNKNOW HEIGHTS‘ (Finlandia) fuzz, Stoner, desert-rock, psychedelic-rock, doom

REDSCALE.- ‘THE OLD COLOSSSUS ‘ (Alemania) hard-rock, heavy-rock, Stoner,70’s

HIPPOTRAKTOR.- ‘MERIDIAN‘ (Belgica) post-metal, progressive-metal, metal

BUZZÜRD.- ‘THE OFFERING‘ (US) heavy-metal, Stoner-metal, fuzz

OLNEYA.- ‘AWARENESS‘ (Italia) post-rock, psychedelic-rock, fuzz, Stoner, heavy-psych, progressive post-metal

HALO NOISE.- ‘THE DRUID EP’ (UK) heavy-psych, fuzz, Stoner,

LUCY DREAMIN’.- ‘PRESENT IS A MANNER OF SPEECH’ (Hungría) Stoner, heavy-psych, fuzz, blues, psychedelic-rock, rock

CRUEL WONDERS.- ‘CLAY VESSELS’ (Suecia) dark-folk, psychedelic, neo-folk, post-rock

MAX BRAIN.- ‘HIVE MIND’ Stoner, Stoner-doom, Stoner-metal, punk

GREAT AD… .- ‘DEAD DOWN DEATH‘ (Suecia) heavy-rock, hard-rock, 70’s,, heavy-psych

INDIGO RAVEN.- ‘LOOKING FOR TRANSCENDENCE’ (Francia) Stoner, sludge, metal, doom, doom-metal

JUJU.- ‘LA QUE SABE’ (Italia) shoegaze, kraut, post-punk, psychedelic, psychedelic-rock,

GOLDEN DRAGON.- ‘GOLDEN DRAGON‘ (US) hard-rock, funk, 70’s, heavy-psych, fuzz

BLACKWATER HOLYLIGHT’.-‘SILENCE/MOTION’ (US) psychedelic-rock, alternative

NOVA EXPRESS.- ‘TWENTY ONE’ (Suecia) kosmiche, kraut, psychedelic, folk, jazz, progressive

YEARS AFTER.- ‘YEARS AFTER’ (Noruega) southern-rock, country-rock, 70’s, rock, retro-rock

BLACK WILLOWS.- ‘SEMURAH’ (Suiza) doom, heavy-psych, stoner

SLOW CRUSH.- ‘HUSH’ (Belgica) alternative, post-rock, shoegaze, psychedelic

SEIMS.- ‘FOUR’ (Australia) math-rock, psychedelic, post-rock, instrumental, cinematic, orchestral

SHEEV.- ‘MIND CONDUCTOR’ (Alemania) metal, progressive-rpck, progressive-metal, Stoner,

WAX MEKANIX​/​TROLL TEETH.- ‘BLUNT’ (US) rock, blues, Stoner, afro-rock, alternative, fuzz

OCTOPUS RIDE.- ‘OCTOPUS RIDE’ (Suecia) psychedelic, shoegaze, post-punk, psychedelic-rock, alternative, kraut,

TOM RODWELL.- ‘WOOD & WASTE’ (US) rock, blues, calypso, soul, psychedelic

NÜR.- ‘NEGATIVE TRANSFER’ (Suecia) post-metal, sludge, Stoner, metal, post-hardcore

PRAISE THE SUN.- ‘ALCHEMICAL SLAVE: OMEN OF FIRE’ (Noruega) metal, fuzz, Stoner-metal, jheavy-metal

MOONLIT.- ‘SO BLESS US NOW… ‘ (Italia) doom, Stoner, noise, post.metal, post-rock, psychedelic-rock, instrumental, devotional

ZEITGEISTS.- ‘ZEITGEISTS’ (Tailandia) heavy-psych, doom, proto-doom, psychedelic-rock

THE KUSHAN EMPIRE.- ‘ZENITH OF VANANT’ (Suiza) Stoner, doom, metal, experimental, heavy-psych, psychedelic-rock

INDIGO RAVEN.- ‘LOOKING FOR TRASCENCENCE’ (Francia) metal, doom, sludge

COMMON ALIES.- ‘MELANCHOLY DAYS’ (US) rock, blues, americana, hard-rock, psychedelic-rock

TARMAT.- ‘OUT OF THE BLUE’ (Brasil) hard-rock, AOR, heavy-rock, rock

Reseña: GREEN LUNG.- ‘Black Harvest’

Dos años después de su alabado Lp debut, los británicos obsesionados con el horror folclórico han resurgido de sus catacumbas abigarradas armados con docenas de riffs recién tallados. ‘BLACK HARVEST’, la secuela de ‘WOODLAND RITES’, es una reinvención más colorida del sonido de la banda.‘Este nuevo álbum de GREEN LUNG viene cargado de ganchos que seducen al oyente con un arco iris de sonidos vintage. Temas enérgicos con aroma retro sobre una base hard-progresivo, heavy-rock y acertadas melodías vocales. ‘BLACK HARVEST’ es un álbum dinámico, retro y lleno de alicientes que rápidamente te atrapan en un viaje al final de los 70’s y a la época dorada del heavy-rock. En cuatro cortos años de existencia, GREEN LUNG ha surgido de la oscuridad del heavy underground del Reino Unido para convertirse en una verdadera banda de culto con seguidores devotos. El éxito y los elogios que recibió su álbum debut ‘WOODLAND RITES’, tienen ahora la confirmación de que no estábamos ante la ’flor de un día’, sino que nos encontramos ante una banda solvente y creativa, que no solo se queda en el binomio Sabbath-Purple, sino que explora los vestigios del hard-progresivo de los 70’s para enriquecer su sonido de puro heavy-rock. El gran trabajo melódico, la capacidad para arreglar las canciones, y la impactante producción, junto a la fuerza de sus impactantes riffs, hacen de ‘BLACK HARVEST’, un serio candidato a colmar las listas de mejores álbumes del año.  Hartos de apuestas repetitivas y de álbumes que suenan igual, los británicos no dudan en incorporar pasajes de órgano más propios de Atomic Rooster, para envolvernos en una atmósfera que no tiene reparos en coquetear con momentos folk. GREEN LUNG son pura energía, pero también son una banda fresca y auténtica, una banda que sabe componer canciones, y sabe presentárselas al oyente, para que este, caiga rendido a sus pies.

Grabado en Giant Wafer Studios en la zona rural de Gales central en el transcurso de dos semanas con el productor Wayne Adams, es un disco más expansivo y texturizado que cualquier cosa que la banda haya hecho antes, con una calidad cinematográfica y más atención. Todas las muestras se obtuvieron del campo local y de instrumentos encontrados en el estudio, incluida la inquietante voz de apertura de ‘The Harrowing’, que se grabó por capricho después de que la banda irrumpiera en la iglesia local (se puede escuchar el órgano crujiendo de fondo). El álbum fue grabado a finales de otoño, y la atmósfera estacional se filtró en una música, que huele a brumas, hojas caídas y la gloria derrumbada de los cementerios Magnificent Seven de Londres, la ciudad a la que la banda llama hogar.

Masterizado por John Davis en Metropolis (Led Zeppelin, Royal Blood), ‘BLACK HARVEST’ viene empaquetado en vidrieras del renombrado artista Richard Wells (, y está disponible en formatos de CD y vinilo plegable.

Ferozmente independiente, la banda rechazó un contrato con un sello importante y, en su lugar, optó por lanzar ‘BLACK HARVEST’ con el sello finlandés de culto Svart Records. Recientemente, encabezó la lista de álbumes de pedidos anticipados de Bandcamp«Es el último bastión de la industria de la música», dice Templar sobre el servicio ético de transmisión y venta de música, que ha sido un salvavidas para los artistas más pequeños durante el año pasado. “Hemos ganado más dinero con eso que con el anticipo que nos ofreció un sello importante”, agrega. “No estamos tratando de ser una gran banda de rock convencional; solo estamos tratando de hacer nuestras pequeñas cosas. Pero esa cosita se siente como si estuviera creciendo todo el tiempo «.

GREEN LUNG son:

Tom Templar (voz)
Scott Black (guitarra)
Joseph Ghast (bajo)
Matt Wiseman (batería)
John Wright (órgano)

Los británicos nos introducen a su nuevo trabajo con los cantos rituales de ‘The harrowing’ . con la voz, algunos efectos y el profundo sonido del órgano crean un breve corte de hard-rock vintage. Una pequeña locura a modo de apertura que inmediatamente nos enlaza con el siguiente tema.

Instalados en los ecos retro, ‘Old Godfs’ se muestra esplendoroso por una senda hard-progresiva. Rifss potentes y unas voces y coros completan un tema impactante y versátil en el que los británicos dan el do de pecho.  Sus espirales diabólicas y las melodías vocales nos llevan a un escenario más propio de cuentos y leyendas del pasado en el que el heavy-rock más impactante se enriquece con bellos desarrollos prog.

Balanceándose en una dualidad en la que el heavy-rock se fusiona con riffs stoner, ‘’Black harvest’ mantiene el sabor añejo entre densos y pesados riffs. Poniendo la nota de color con el sonido vintage de esos maravillosos teclados el tema avanza con fuerza. El sonido de la canción, sin duda puede grosso modo resultar familiar, pero GREEN LUNG dejan patente su clase para hacerlo atractivo y personal. Voces, cambios de ritmos, teclados pastorales y riffs pesados conforman un denso tapiz sonoro con olor a 70’s con el que rápidamente conectan con el oyente.  Solos virtuosos de puro heavy-rock clásico, buenas melodías, tambores explosivos y un bajo que cruje en cada nota crean una canción llena de gancho.

En una impostada bajada de revoluciones, ‘Reapers’ parte desde la calma, para despeñarse por un precipicio de riffs hard-prog. Rock de alto octanaje con cuidados pasajes en un frenesí sonoro que mira al pasado. Aquí el legado de Sabbath aparece entre coros con falsetes y un ritmo trepidante.  

En un álbum de estas características, no podían faltar pasajes acústicos que miran al folk. Así ‘Graveyard sun’, es una especie de balada pesada que combina esos elementos folk con oleadas de riffs pesados. Sus atmósferas ensoñadoras están impregnadas de una épica oscura y atrayente.

En un oscuro e inquietante entorno nebuloso, ‘Black Harvest’ se despeña entre riffs de puro heavy-rock por una senda contenida pero pesada en la que los elementos doom y progresivos afloran con natural.

‘Upon the altar’ vuelve a ofrecernos esos tonos de vocación proto-metal aderezados con la atmósfera vintage que preside el álbum. Conjugando elementos Sabbath, con tonos más propios de bandas como Kadavar, el corte ondula entre teclados y afiladas guitarras al ritmo de unos tambores poderosos. GREEN LUNG tienen devoción por el heavy-rock de los 80’s, y aquí lo dejan patente una vez más.

Los rugosos y difusos riffs de ‘You bear the mask’ nos embarcan en un vertiginoso tema en el que los elementos Stoner aparecen entre pasajes de hard-progresivo. Amortiguando su fuerza con buenas melodías vocales, los británicos saben bien donde está su objetivo. Golpear al oyente con un sonido poderoso y pesado, pero amortiguándolo con cuidadas melodías vocales, algo, que consiguen con acierto. Eso sí, los riffs de puro heavy-metal aparecen vigorosos como en cada una de sus canciones.

‘Doomsayer’ muestra la potencia de una banda que sabe muy bien a lo que juega. Hard & heavy rock a la vieja usanza. Potentes tambores, estribillos contagiosos y un espíritu vintage conforman un corte pesado con ganchos suficientes para caer rendido a sus pies. Con una poderosa base rítmica, las hordas de riffs empapados de fuzz nos impregnan de virutas stoner en otro potente e impactante tema, en el que la parte más pesada de la banda aflora sin complejos.

Cerrando el álbum nos sorprenden con un tema diferente a cualquiera que hayan compuesto antes. ‘Born To A Dying World’ nos acaricia con bellas melodías en una atmósfera vintage. Aquí la suave psicodelia se complementa con embestidas de riffs y épicos pasajes que por momentos la convierten en una balada himno. Una canción monumental solo al alcance de una banda que sabe como componer canciones impactantes. Una neblina cubre los devaneos de los solos de guitarra virtuosos en los momentos álgidos del tema. Porque, aunque en su conjunto estamos ante una especie de balada, la canción tiene embestidas de furia que la hace sencillamente sublime.

GREEN LUNG 

Svart Records

Reseña: GREEN LUNG.- «Woodland Rites»


a3130497125_16

Después del buen sabor de boca que nos dejó su EP «FREE THE WITCH» publicado el pasado año, había ganas de una nueva entrega de los londinenses. Y la espera ha merecido la pena tras escuchar éste «WOODLAND RITES». Ya el título del álbum y especialmente la portada nos dan pistas de lo que podremos encontrar entre sus surcos. Un ritual ocultista en bosques sombríos en los que el proto-metal se une con el heavy-rock bajo la mirada de una neblina de psicodelia y stoner que no prescinden de las melodías; influenciado por Black Widow, Black Sabbath, (especialmente esa cadencia vocal que nos recuerda al mejor Ozzy) o la imaginería Comus.  Una liturgia de riffs a los que une un órgano inquietante y unas voces y coros hechizantes. Como el propio título del álbum nos indica la liturgia oscura de apariencia satánica se presenta a través de ocho impactantes temas que no te dejaran indiferente. Teniendo en cuenta que no soy muy amante de las vibraciones heavy-metal, me postro a sus pies cuando son combinadas y ejecutadas de esta manera tan impresionante. La banda utiliza la estructura de las dos caras de un vinilo para hacernos propuestas distintas, algo que encontrábamos en los setenta con muchas bandas que usaban una cara del disco para un tipo de temas y len la otra cambian su registro. En este caso sucede algo parecido.

Una guitarra en tonos acústicos crea la atmósfera propicia en “Initiation” para adentrarnos en las profundidades de los dominios del quinteto en los que la brujería tiene todo el poder.  Tras seducirnos con esos acordes, el heavy-metal hace acto de presencia de una forma majestuosa. Una épica aplastante, en la que las voces están ausentes hasta el enlace con el tema siguiente, “Woodland rites” donde una locución amenazante da paso a poderoso riffs y una voz que recoge el legado de Ozzy. Densos, con afiladas, guitarras y un bajo inquebrantable, van modulándose con seductoras melodías, para atraparnos entre sus garras y arrojarnos un vendaval de  heavy-rock.

Recuperando el legado proto-metal, nuevamente nos introducen en “Let de devil in”.  El heavy-metal de los ochenta en una encarnizada lucha con las vibraciones pioneras del metal los setenta. Lo que puede parecer una contradicción, es algo completamente pretendido. Una unión de dos mundos que se unen en beneficio del mal. Voces y coros, así como una cadencia media, hace que poco a poco caigamos en ese hechizante sonido, con el conjuro que llega desde un órgano que parece pasar desapercibido pero que crean el clima necesario dentro de la exuberancia rítmica.  

Coros eclesiásticos y un sonido del órgano inicial una nueva liturgia que sin disimular, se sumerge en lo ocultista. “The ritual tree”, un inquietante nombre para una canción que le hace honor. Una celebración invocando al diablo con vestimentas heavy-metal y cantos magnetizantes. El contraste entre el bien y el mal, en una lucha desigual. La segunda parte de la canción desciende a las profundidades más psicotrópicas, con calmados momentos en el que el órgano mantiene la tensión mientras las guitarras se afilan para cortar la respiración con una nueva embestida de riffs y solos que poco a poco se van elevando y agigantándose en espesuras en las que fugazmente aparece la luz.

“Templar dawn”, nos ofrece los mas oscuros momentos. Aquí el ocult-rock se muestra ya sin tapujos. El relato de película de terror está servido. Los cánticos rituales se envuelven en llamas de guitarras que se contonean cual sirvientes. Adeptos a la causa, que ya no se ocultan en ropaje alguno. El órgano y el bajo amenazante muestran todo su poder. Vestigios Sabbath se inclinan al doom, con riffs despuntando ocasionalmente haciendo que su base rítmica se postre a sus pies.  Sin darnos cuenta, el quinteto a creado el clima perfecto para que los discípulos de belcebú salgan de su guaridas para rendirle tributo.

Cada tema se inicia con una pequeña locución y “Call of the coven” no iba a ser menos. Sin distracciones, los londinenses vuelven al heavy-metal, con toda su parafernalia, mientras la voz de Tom Templar mantiene sus registros. El tema sirve de lucimiento para Scott Masson y sus solo propiamente heavies.

“May queen”, con sus cerca de siete minutos, es el espacio propicio para que la banda cambie un poco su discurso, y se muestre más compleja en su composición. Con hechizantes momentos con voces seductoras y la ambientación del órgano, así como una bajada de revoluciones, construyen un corte que permite comprobar el crecimiento como banda de GREEN LUNG. Un tema elaborado que te seduce poco a poco, sin violencia. Son los momentos más heavy-psych del álbum. Una psicodelia que se viste de tonos vintage. Por los mismos derroteros, “Into the wild”, ahora de con una introducción más contundente, pasa a calmadas atmósferas, entre lo psico-progresivo y lo ocultista, sin terminar de deshacerse de sus ropajes setenteros. Aquí es donde aparecen momentos Black Widow, con una cadencia de órgano y bajo a medio gas. Las arremetidas de gruesos riffs metálicos no faltan a su cita, acudiendo a la llamada del clérigo cuando este lo requiere. Ondulante y nebuloso, se va aderezando con mesura con esas guitarras que nos habían mostrado en el resto de los temas. Una montaña rusa de vibraciones que se contonea en su danza, para adormecernos y despertarnos a su antojo.

GREEN LUNG son: Tim Templar (voz) John Wright (órgano), Scott Masson (guitarra), Andrew Cave (bajo) y Matt Wiseman (batería). «WOODLAND RITUAL» sale publicado por  Kozmik Artifactz.

https://www.facebook.com/greenlungband

https://www.facebook.com/kozmikartifactz