Crónica DESERTFEST-BERLIN (Día 4)

La 10 edición de Desertfest Berlín llegaba a su última etapa tras tres jornadas intensas. En el último día actuarían: SÂVER, SLOMOSA, KALEIDOBOLT, STÖNER, PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS, UFOMAMMUT, ROTOR, ELDER y BARONESS

SÂVER

La banda noruega desarrollaba su show entre una densa neblina creado por los efectos de humo presentes en casi todos los shows, pero llevando esta atmósfera mas allá. Alternando momentos de un aparente misticismo con golpes de post-metal y momentos hardcore. Contundentes y pesados, su gritón cantante acompañaba las embestidas de sus ásperos riffs en esa espesura inquietante y oscura. Seguramente no son la mejor banda para abrir una jornada, pero el trio se desenvolvió con solvencia para gozo de sus más fervientes seguidores.

(video gentileza de Mister Virus)

SLOMOSA

Lo de los noruegos es un caso especial. Una banda que salió por primera vez a tocar fuera de las fronteras de Noruega el pasado otoño (Desertfest-Amberes) y que desde entonces no ha parado de tocar. Llegaban a Berlín siendo esperados con sumo cariño por sus más fieles seguidores. El joven cuarteto, como ya había comprobado unas semanas antes en Madrid, se mantiene fiel a su propuesta sin muchos altibajos. Solventes y sabiendo combinar la frialdad del norte de Europa con la calidez de los desiertos californianos. Ellos son una banda especial y el buen trabajo que hacen con las melodías hace que su música no resulte estereotipada, sabiendo como conquistar a su audiencia, algo que consiguieron con una gran actuación que muchos recordarán.

(video gentileza de Mister Virus)

KALEIDOBOLT

El trio finlandés se incorporaba a última hora al line-uop del festival ante a ausencia de los franceses SLIFT. Otra banda que había visto en directo unas semanas antes, y que sobre el menor de los escenarios del Desertfest, dejó un rastro de destrucción. Conquistando al público por la vía rápida, el torbellino KALEIDOBOLT cayó sobre Berlín dejando un paisaje desolador. Su propuesta basada en la psicodelia cósmica ejecutada a la velocidad de la luz, resulto ciertamente impactante, y con ella consiguieron una de las actuaciones más destacadas de todo el festival. Puede que no todos supieran asimilar su sonido, pero que duda cabe, que las caras del público durante su actuación eran el reflejo de que el trio había sorprendido a muchos. Cada día más maduros y con un sonido personal, que, si bien está basado por momentos en el sonido heredero de bandas como  Hawkwind, también bebe del proto-metal de los 70’s, pero con la suficiente personalidad como para que se les pueda identificar por ellos mismos. Salvajes, enérgicos, insuflaron las fuerzas que ya iban empezando a faltar a un público exhausto tras las tres jornadas anteriores. ¡Arrolladores!

(Video cortesía de Mister Virus)


STÖNER

Las leyendas del desierto con dos KYUSS en sus filas eran el primero de los platos fuertes de jornada. Tuve la sensación que se su primer álbum no había calado demasiado profundo en los corazones de los fans, pero ver juntos a Brant Bjork y a Nick Oliveri siempre es un aliciente. Su actuación estuvo de alguna manera marcada por los problemas de sonido, que enfurecieron a un Nick que se mostraba cabreado porque aquello no sonaba como el quería. De hecho, hubo un momento en el que llegué a temer por la continuidad de su actuación ya que Nick maldecía y estuvo a punto de lanzar su bajo ante la frustración. Dejando esto a un lado, su actuación fue correcta pero no tan sublime como la que había visto en el Kristonfest en Madrid tres semanas antes. Fueron leyendas, y todavía lo son a pesar de las adversidades siguen siéndolo. Si los problemas de sonido apagaron su actuación, los californianos apostaron fuerte y cerraron su actuación con dos versiones de KYUSS (Green machine y Gardenia) con las que se congraciaron con un público desbocado.

(video cortesía de Mister Virus)

PIGS, PIGS, PIGS, PIGS, PIGS, PIGS, PIGS, PIGS

Los británicos son una banda con la que no hay medias tintas, o los amas o los odias. Su extraña puesta en escena con su cantante encogido como un perturbado en su celda de aislamiento o arrastrándose por el suelo del escenario suele ser algo desconcertante, pero la banda es capaz de convertirse en un particular Doctor Jekyll y Mr. Hyde. Mi experiencia previa con ellos en concierto fu tal y como describo, algo desconcertante, y en esta ocasión me parecieron una banda extraña, pero que tiene algo. Con su actuación lograron embadurnar al público de esos lodos lúgubres a golpes de sludge entre momentos más psicodélicos.  

(video gentileza de Mister Virus)

UFOMAMMUT

Una banda que no deja de sorprenderme. Con mas de 20 años de carrera a sus espaldas y gran legión de fans, tras la publicación de su último álbum tenía mis dudas del camino por el que tiraría su actuación. ¿Veríamos a los UFOMAMMUT más pesados o su actuación tomaría la ruta de la experimentación? Auspiciados por un rojo marciano en el juego de luces, sus riffs se alargaban guardando el equilibrio entre la densidad sludge y la vocación cósmica. Con bastantes momentos psicodélicos, pero también con brillantes momentos de contundencia sonora. Con estos últimos conectaban mas con el público, ya que las pausas lisérgicas provocaban un letargo en los asistentes. No era el típico ‘viaje’ te lleva a flotar, sino más bien incredulidad o apatía en la mayor parte de la audiencia; o al menos decían sus rostros, unos rostros que se agitaban cuando la intensidad subía. Un show equilibrado que combinaba ambas facetas, acabó por conquistar a un publico entregado.

(video gentileza de Mister Virus)

ROTOR

Dentro del apartado de bandas veteranas encontramos a los berlineses. El cuarteto es capaz de ofrecer su mejor versión en cada una de sus actuaciones, sin que nunca fallen a sus incondicionales. ROTOR son una banda que no se prodiga mucho en directo, y que rara vez sale a tocar fuera de Alemania, por lo que para muchos de los presentes, era la primera ocasión en la que podían verlos en directo. La profesionalidad con la que afrontan cada una de sus actuaciones hace que todo este premeditado, pero a su vez que cuente la frescura de la improvisación. Ellos no interactúan con el público, se limitan a tocar sus canciones, y su música, hace el resto. En su ciudad natal ofrecieron uno de los mejores shows que los visto, y eso que siempre han estado sobresalientes. Pesados y volátiles a la vez, consiguen golpear con sus riffs con toda la contundencia posible, pero a la vez hacen que toda la audiencia levite en un sueño del que nadie querrá despertar. Bien podemos decir, que ROTOR nos regalaron uno de los mejores shows de todo el festival, sin un solo ‘pero’. A lo largo de los cuatro días de festival, hubo muchas bandas que tuvieron algunos problemas con el sonido. La premura de tiempo para comenzar las actuaciones hacía que el sonido se fuera equilibrando según las bandas iban interpretando sus canciones, pero entre bambalinas pude comprobar que ROTOR había facilitado al técnico de sonido un par de folios con todas las claves de su configuración, esto quedo reflejado en show impoluto en el que nada falló, una actuación de ‘Matricula de honor’ con la que conquistaron a un público con un veredicto unánime. ¡¡¡MAGISTRALES!!!

(video gentileza de Mister Virus)

ELDER

Si con la actuación de ROTOR todos estábamos flotando en alguna nebulosa celestial, el éxtasis no había terminado ahí, ya que llegaba la hora de ELDER. El festival estaba llegando a su fin y parecía que nadie quería que aquello acabara, por lo que durante su actuación el grueso del público estaba junto al escenario principal, donde se iba a producir el que para mí, fue el mejor concierto de todo el festival. Si en sus comienzos ELDER nacieron como una banda de doom y Stoner, ahora, con la madurez que aporta el paso del tiempo, se han convertido en una banda todoterreno, una banda que no deja de experimentar para abrir nuevos horizontes a su música, una música que no se pone límites. Esto quedo meridianamente reflejado en una actuación de 10. ELDER fueron toda maquinaria de perfección, pesados, progresivos, psicodélicos, rockeros, de todo hubo en una actuación en la que con cada canción conquistaban un trocito de nuestros corazones. Largos desarrollos que abarcaba una amplia gama cromática era el argumento que la banda ofrecía a sus fieles en su actuación. Posiblemente la banda que mejor supo adaptar su sonido al del auditorio. No puedo poner ninguna pega a una actuación sobresaliente, esplendorosa y completamente MAGISTRAL. La mejor banda de la edición del 10 aniversario de uno, sino el mejor, festival del género que hay en Europa, Desertfest-Berlin.  


BARONESS

El festival había llegado a su fin, y a estos cuatro intensos días solo les quedaba el epílogo de BARONESS.  Jamás los había visto en directo, y la congregación de público junto al escenario, me trasmitía que son una banda con muchos y fieles seguidores. Para mí era una incógnita, pero siempre estoy abierto a descubrir a grandes bandas y BARONESS, me demostraron que lo son. Una puesta en escena con una luminotecnia bastante atrayente que hacía que cada una de sus canciones brillara con luz propia. El cuarteto de Pensilvania me trasladas a los albores de los 80’s con ganchos de heavy-rock y estribillos contagiosos perfectamente ejecutados, pero también me ponía en orbita con un sonido contemporáneo y absolutamente brillante. Una gratísima sorpresa para mí, ya que consiguieron conquistarme a pesar de no ser en absoluto una de mis bandas favoritas del festival. El público vibrando con ese sonido diabólico a puro heavy-rock, pero también a esas canciones que se convierten en himnos gracias a sus fantásticas melodías. El cuarteto no se quedaba ahí, y también nos brindaba gloriosos momentos de metal progresivo con un sonido limpio pero contundente, algo que no todas las bandas habían conseguido.

Crónica DESERTFEST-BERLIN (Día 3)

El festival avanzaba dejando unas magníficas sensaciones, y con un cierto cansancio comenzaba la tercera jornada. En este día pudimos ver a: ENIGMA EXPERIENCE, BLACK RAINBOWS, VELVET TWO STRIPES, LOWRIDER, THE WELL, 1000 MODS, STEAK, TRUCKFIGHTERS y ORANGE GOBLIN

ENIGMA EXPERIENCE

El nuevo proyecto del guitarra de TRUCKFIGHTERS, Niklas, abría la tercera jornada con una puesta en escena impactante. La banda ataviada con túnicas naranjas salía al escenario ante la sorpresa del público presente. A las 3 de la tarde y con dos jornadas previas, no eran muy numeroso el público el momento de su actuación, pero los suecos, consiguieron imprimir la energía suficiente para que el personal calentara motores con rapidez. Los saltos y cabriolas de Niklas eran el punto álgido de una actuación en la que la banda se desenvolvió con solvencia. Cuidando las melodías, compaginaban riffs potentes con pasajes más melódicos en los que la psicodelia hacia acto de presencia.

BLACK RAINBOWS

Rompiendo el fuego en el escenario principal, el trio romano desplegaba todas sus artes de seducción. Su apuesta por los sonidos espaciales, con fuertes distorsiones hacían que el público rezagado que se había perdido la actuación de ENIGMA EXPERIENCE. Conectará de inmediato. Con un acompañamiento de luces bastante atractivo la banda ofrecía un show solvente en el que los riffs pesados aparecían entre andanadas de garaje rock con una cierta vocación punk y un nítido espíritu psicodélico. Tras haberme perdido su actuación en el Desertfest de Amberes el pasado mes octubre, tenía ganas de verlos en directo y degustar todos los matices de su música, y he de decir que su actuación me convenció por completo.

(video gentileza de Mister Virus)

VELVET TWO STRIPES

VELVET TWO STRIPES aparecían en el segundo escenario sorprendiendo a la mayor parte de la audiencia. Son una banda poco conocida, pero su apuesta sonora, con unos inequívocos tonos retro sorprendía a gran parte de la concurrencia. Ejecutando una actuación notable, en mi caso el factor sorpresa había desaparecido ya que también los había visto hace pocas fechas, y si en esa primera actuación me sorprendieron gratamente, en Berlín no me resultaron tan impactantes. Dicho esto la banda compuesta por tres chicas y un batería, cumplió su papel aportando buenas dosis de rock a la vieja usanza. Su atuendo con sombreros y una indumentaria vintage, hicieron el resto para conquistar a los que por primera vez se enfrentaban a ellos. Banda seguir para comprobar si esas buenas sensaciones evolucionan.

(video gentileza de Mister Virus)

LOWRIDER

LOWRIDER sin duda era una de las bandas que tenía marcadas en mi agenda. Los suecos, tras un parón de años, habían vuelto a publicar un disco nuevo meses atrás, un álbum que me enamoró por la solidez de sus canciones.  En cuanto a su actuación, no se le puede poner ningún pero. Ejecutaron un show en el que los sonidos desérticos que les auparon a lo alto años atrás. Sobre el escenario me encontré a unos músicos que saben perfectamente de que va esto. Con LOWRIDER no puedes esperar elementos de artificio, porque ellos van al grano; un grano que saben diferenciar de la paja, y precisamente por eso, su actuación se fundamentó en la energía del fuzz y de brillantes momentos en los que su psicodelia bajaba las revoluciones.  Si me llamo la atención la actitud y forma de interactuar, se notaba que son músicos veteranos, que saben perfectamente lo que hacen, y no necesitan ningún elemento colorista, ya que con su música son capaces de conquistar a la audiencia, como así sucedió. Posiblemente no se haya valorado lo suficiente su vuelta a los escenarios, pero sin duda, se trata de una gran notica. Son unos músicos solventes, experimentados y maduros, y a lo largo de su actuación lo dejaron patente. En su show estuvieron acompañados por atractivas proyecciones psicodélicas con las que consiguieron que su show brillara aún más si cabe. Sobresalientes.

(video gentileza de Mister Virus)


THE WELL

Sin hacer mucho ruido, el trio texano saltaba al escenario teniendo claro lo que tenían que hacer. Ácidos por momentos, el trio son capaces de sumirnos en el pozo más profundo y oscuro del doom, pero ellos lo hacen saliéndose de los estereotipos. Completamente arrolladores, ofrecían un concierto que conseguía enganchar con los presentes. Un aluvión de riffs con una actitud festiva que hacía las delicias de los presentes. Quién los viera por primera vez, sin duda se quedaría sorprendido, pero para aquellos que ya habían probados sus mieles, su actuación fue todo un regalo, una vez mas. Ellos tienen claro como meterse al público en el bolsillo y el hecho de tener a la audiencia a sus pies, pudo ser el motivo de que en medio de su show, pararan para tomarse unos chupitos con los que bridaban con un público que acabó ovacionándolos por su buen hacer. Sobrios, frescos y pesados, con mucho gancho.

(video gentileza de Mister Virus)

1000 MODS

Los griegos son una banda completamente asentada en la escena stoner con un numeroso ejercito de seguidores, y eso se notaba en el auditorio al comienzo de su actuación. Las hordas de fans tomaban las primeras filas para recibir de primera mano sus arenosos riffs. El cuarteto no es una banda demasiado dada a la improvisación, y siempre que les he visto han cumplido a la perfección con lo que de ellos se puede esperar. En Berlín lo volvieron a hacer con una actuación solvente y sudorosa que hizo las delicias de sus incondicionales.

(video gentileza de Mister Virus)

STEAK

Otra de las bandas que tenía marcadas en mi agenda. Los británicos habían cosechado múltiples elogios con su último álbum ‘Acute Mania’, pero mi duda es si serían capaces de sonar tan fantásticos en directo. La respuesta es SI. Con demasiada frecuencia pasamos por alto que muchas bandas no tienen en sus filas un buen cantante, algo que sin duda, hace que sus canciones se enriquezcan. STEAK, cuentan con un magnífico cantante, que sin estridencias consigue que su rudo sonido adquiera altas cotas de calidad. Sobre el escenario pequeño del Berlin Arena la banda se graduaba con una alta nota ofreciendo una actuación llena de alicientes para que todos, tanto sus fans como los que no les conocían, disfrutaran. Para mi una de las bandas destacadas de la jornada, y una banda merecedora de mayores elogios por parte de los fans. Notables y brillantes.

TRUCKFIGHTERS

El trio sueco está curtido en mil batallas y cada uno de sus conciertos supone una fiesta de alta energía. Si al comienzo de la jornada Niklas había actuado con su nuevo proyecto ENIGMA EXPERIENCE dejándose la piel sobre el escenario, con su banda principal no escatimó ningún esfuerzo. En los minutos previos  su actuación pude comprobar ‘in situ’ algo que no suele ver el público. Comprobar como Niklas hace su calentamiento previo es un espectáculo digno de ver. En la parte trasera del gran escenario principal, se le podía ver corriendo con pantalón de deporte, haciendo sentadillas, saltando brincando como cualquier deportista de élite. Toda una imagen que quitaría de la mente a muchos al tópico de los músicos de rock son unos degenerados borrachos y drogadictos. Durante su actuación poco que decir, saltos, carreras, poses, riffs pesados de puro Stoner con los que contagian a sus fieles, incitándoles a los pogos y a los episodios de crowdsurfing. Sin duda todo un espectáculo de rock and roll llevado a territorios desérticos. Siempre una garantía de que no se dejan nada en el tintero, dando todo sobre el escenario. Notables.

ORANGE GOBLIN

Los británicos son toda institución en la escena pesada europea y cualquiera que haya visto sus actuaciones en directo sabe de lo que hablo. Posiblemente no sea esa banda que te ponga los pelos de punta escuchando sus discos, pero sobre un escenario son únicos. Ellos saben cual es su papel, y lo llevan a cabo con meridiana corrección. Energía, sudor y heavy rock a la vieja usanza, con descaro, cachondeo La salida al escenario de su cantante Ben, abría las hostilidades. Desde el inicio de su actuación el recinto se convirtió en una fiesta. Bailes pogos, y el mayor quebradero de cabeza para el personal de seguridad situado junto al escenario. Desde el foso de fotógrafos podía comprobar de primera mano como llegan cuerpos surfeando sobre las cabezas de la gente que eran recibidos con una gran profesionalidad por el personal de seguridad para que ninguno de los ‘surfeadores’ sufriera ningún percance. Porque las miembros de la seguridad están para eso, para proteger a los presentes de cualquier altercado. Todo salió a la perfección con un Ben que constantemente lanzaba sus arengas a un público rendido ante su actuación. Garantía de rock and roll sin fisuras. 

(video gentileza de Mister Virus)

Crónica DESERTFEST-BERLIN (Día 2)

Tras las magníficas sensaciones de la primera jornada, en el segundo días de festival veríamos a las siguientes bandas: LOVE MACHINE, DHIDALAH, TEMPLE FANG, SPIRIT ADRIFT, 24/7 DIVA HEAVEN, VILLAGERS OF IOANNINA CITY, DVNE, YOB, ELECTRIC WIZARD.

LOVE MACHINE

LOVE MACHINE rompían el fuego en la segunda jornada del festival. Los alemanes ofrecieron un show ecléctico con su cantante revolcándose por el suelo y ofreciendo su particular versión de la psicodelia. Lo cierto es que había visto a la banda hace años y tenía un mejor recuerdo de lo que ví en su actuación en el festival. Quizás el hecho de que llegué cuando su actuación estaba iniciada hizo que me perdiera algo de su magia.

DHIDALAH

DHIDALAH; el trio japonés quizás era uno de los grandes desconocidos del line-up de esta segunda jornada, pero para los que decidieron asistir a su show, fue una auténtica catarsis sensorial. Pocos minutos fueron necesarios para que la banda nos embarcara en un viaje cósmico hacia dimensiones sensoriales desconocidas. Habían pasado unos años desde la última vez que los había visto en directo, y sin duda, la banda ha dado un gran paso adelante en su calidad. Con cuarenta minutos de heavy-psych de altísimo nivel, los solos de guitarra de un Ikuma en modo ‘Dios’. Impresionantes, sus jams psicotrópicas, dejaban caras de asombro en gran parte del público, un público que se veía abrumado por el derroche ácido de los japoneses. Si a eso añades el motorik ritmico de vocación kraut de su batería Masahito, podemos concluir que DHIDALAH fueron la gran sorpresa de la jornada,  Su actuación se complementaba con proyecciones psicotrópicas que ponían una perfecta atmósfera a su psicodelia. Como buenos músicos japoneses, su técnica y destreza con sus instrumentos quedaban una vez patentes. ¡¡Impresionantes!!

 TEMPLE FANG

TEMPLE FANG. Los jammers holandeses se convirtieron en un torbellino con un poder catártico sobre los presentes. Actuando a media tarde en el segundo escenario consiguieron atraer a un numeroso público. Sus largos desarrollos instrumentales eran como si hubieron derramado una marmita de LSD sobre los presentes. Su show fue todo un viaje sensorial lleno de intensidad. La destreza de sus guitarristas y una actitud desenfadada hicieron las delicias de la concurrencia. Arropados con luces oscilantes y proyecciones lisérgicas muy a tono con su música. Sin duda una de las bandas con mas calidad de la jornada. Los holandese volaban la cabeza de los presentes con una actuación que nos llevaba a tiempos en los que las drogas psicodélicas estaban en su pleno apogeo. Puede que los arboles a veces no nos dejen ver el bosque, pero detrás de su locura ácida hay una banda con muchísima calidad, algo que corrobaron una vez mas. La banda está llamada a ocupar un espacio de mayor peso dentro de la escena, y cualquiera que se deje atrapar por su música, nunca querrá salir de allí. Para mí, una de las mejores y mas gratificantes actuaciones de todo el festival. Mágicos e irresistibles, logran crear un agujero negro del que es difícil escapar.

(video gentileza de Mister virus)

SPIRIT ADRIFT

SPIRIT ADRIFT se metieron a la perfección en su papel de banda pesada. Su actuación, marcada por algún problema de sonido, se desarrollaba entre riffs denso y pesados en los que el doom se fusionaba con acierto con golpes de metal. Una banda contundente que atraía a los fans más de los sonidos más plomizos. No todo es psicodelia y el papel de banda dura, les viene al pelo. Correctos y ejerciendo su papel.

24/DIVA HEAVEN

El trio alemán es de esas bandas necesarias en cualquier festival que se precie. Desde unos minutos antes de saltar al escenario las tres chicas ya bailaban como locas junto al escenario con la música de ambiente previa a su actuación Esa estampa de risas y bailes, me hacía augurar una actuación llena de energía, y así fue. Divertidas, con una actitud punk, dejan muestra de su espíritu alternativo con canciones versátiles que ponían en danza a la concurrencia entre ritmos de garage, punk, rock y grunge. ¿Que más se puede pedir?. Risas, bailes y el ‘modo’ activado’ entre los presentes.

(video gentileza de Mister virus)

VILLAGERS OF IOANNINA CITY

Los griegos, sin hacer mucho ruido, llevan un tiempo convirtiéndose en una de las bandas mas apetecibles en cualquier evento. Su combinación de psicodelia, elementos pesados y el folk, resulta sumamente sugerente y gratificante. Si en su actuación en el Desertfest de Amberes, me había dejado algo inquieto a pesar de su buen hacer, en Berlín se superaron, y pude corroborar que mis mejores sensaciones tenían un argumento de peso. Los griegos tienen su maquinaria perfectamente engrasada, y con su música suave por momentos y grandilocuente en otros, consiguen hechizar a cualquiera que asista a sus conciertos. Con el auditorio repleto de gente, la banda ofrecía una de las actuaciones más impresionantes de la jornada combinando momentos mágicos con los que susurraban al público con otro verdaderamente épicos en los que la grandilocuencia de sonido hacía acto de presencia. Se notaba que era una de esas bandas que despierta curiosidad por su colorista apuesta en la que la gaita y los vientos pone el tono cromático a la solidez de sus riffs y a la magia de sus melodías. ¡¡Sobresalientes!!

(video gentileza de Mister Virus)

DVNE

Los escoceses cerraban las actuaciones de la jornada en el segundo escenario. Si bien su música no me emociona especialmente, el cariño que parte de la escena tiene a su música, hacía que me dirigiera a su actuación con la mente abierta para dejarme atrapar por su propuesta. Lo que me encontré fue un show pesado, apabullante en el que el post-metal se travestía de sludge con una rabia desorbitada. Contundentes y pesados, ponían a prueba las cervicales de los presentes con un sonido, rudo, arenosos por momentos, pero, sobre todo, pesado y lleno de fuerza.

(video gentileza de Mister Virus)

YOB

YOB. Sin ser un fan de su sonido, YOB consiguieron conquistarme en su brillante show en la última edición de Freak Valley. En Berlín esperaba con expectación si podían sorprenderme de nuevo. Su actuación vino marcada por ciertos problemas de sonido que hacían que su sonido fuera excesivamente saturado. El trio alternaba canciones de gran pesadez con momentos más melódicos. Siempre me ha parecido que YOB brillan mucho mas en estas lides, y sus momentos psicodélicos más pausados y progresivos fueron los que mas me convencieron, pero en conjunto me pareció que ofrecieron una actuación desigual con luces y sombras, sin que eso reste un ápice de calidad a su propuesta.  La banda, no obstante,  fue despedida con una gran ovación.



ELECTRIC WIZARD

Los principales cabezas de cartel, la banda esperada por todos. La leyenda del rock ocultista mas pesado y oscuro se presentaban en Berlín con las alforjas llenas de brebajes satánicos y oscuros en forma de corrosivos y monolíticos riffs. Ya durante la prueba de sonido pude comprobar a que me iba a enfrentar. Nunca había visto antes a ELECTRIC WIZARD, y su fama era un imán para mí. Como digo, durante la prueba de sonido descubrí que sus artes se componen de riffs distorsionados hasta la extenuación y del mayor nivel de decibelios de todo el festival. Con un escenario presidido por la oscuridad, el rojo infernal hacía que la banda estuviera en su salsa entre las tinieblas, unas tinieblas a las que ponían la mejor banda sonora posible. Que duda cabe que los británicos eran las estrellas, y como tales se comportaban. Poniendo distancia con el público, su bajista Liz ejercía como suma sacerdotisa del doom más aplastante desde su pedestal de prestigio y popularidad, mientras el resto de la banda ejercían su papel con suma profesionalidad. La conexión con el público se desarrollaba guiada por un sonido aplastante que hacía que, especialmente en las primeras filas, no pudiera dejar de hacer oscilar sus cabezas llevando sus cuellos al borde del esguince cervical. Un trance satánico que era recibido con una explosión de júbilo al terminar cada una de sus canciones. La banda cumplía su papel desde su siniestra atalaya, dejando claro que están por encima del bien y del mal, son los reyes del doom más oscuro y con su actuación lo dejaron meridianamente patente. Sus fans estarán de enhorabuena. Uno de los detalles que les diferenciaba del resto de las bandas, era su distancia con todo lo que les rodeaba. Como curiosidad puedo decir, que fueron la única banda que no se les vio relacionarse ni con fans y ni con prácticamente con el resto de bandas. Mientras los demás interactuaban en el backstage, ELECTRIC WIZARD se mantenían ocultos, mostrando únicamente sus artes y sus presencia, sobre el escenario, dejando claro que están por encima del bien y del mal, o más bien dicho, ellos son ‘el mal’, y así lo dejaron patente. 

(Video gentileza de Mister Virus)

Crónica DESERTFEST-BERLIN (Día 1)

Dos años de sequía producidos por el ‘puto COVID’ habían conseguido que todos estuviéramos ansiosos por la celebración de la fiesta del 10 aniversario del festival. En su edición mas ambiciosa el festiva, en su décimo aniversario, ofrecía algunos cambios respecto a la última edición celebrada en el año 2019. En esta ocasión el barco varado en el rio junto al recinto del Berlin Arena, serviría para las fiestas nocturnas tras los conciertos, mientras, en el interior se había ubicado el segundo escenario. Desertfest Berlin ofrece algo que no se encuentra en otros festivales de sus características, aquí no debes lamentarte porque tus bandas favoritas actúen a la misma hora, no hay coincidencias de bandas en el mismo horario, lo que es un alivio para todos. Esto tiene un pequeño inconveniente, y es que la gran mayoría de las bandas salen al escenario sin haber probado sonido, algo que se notó en algunas actuaciones, ya que las bandas iban corrigiendo los parámetros de su sonido, según iban interpretando sus canciones. La infraestructura del festival está diseñada para que todos nos sintamos cómodos. Los puestos para canjear las entradas por la pertinente pulsera funcionaban con agilidad y también la compra de tokens para consumir bebida y comida. Existiendo éstos, tanto fuera del recinto como dentro, lo que hacía que todo fuera rápido y las colas no hicieran que nos eternizáramos en la espera. La explanada exterior repleta de bancos para descansar, comer y beber, hacen que todos podamos tener un momento de descanso, ofreciéndonos un deseado espacio de reposo ya que un festival de cuatro días, suele ser algo agotador. El line-up de este año era impresionante, con alguna leyenda en lo alto del cartel y algunas de las bandas emergentes más destacadas, hacían, que el espectro estilístico de las mismas abarcara prácticamente todos los géneros, siendo un cartel completamente equilibrado. La zona chil-out, ubicada en la parte alta de la explanada también es punto a su favor, ya que las vistas que puedes disfrutar desde allí son sumamente sugerentes. También la gran oferta de puestos de diverso tipo, hace que el festival pueda ofrecerte una experiencia gratificante en el tema de compras de los mas variados productos y no solo de merchan de las bandas. Una zona de juegos con maquinas recreativas es otro punto a favor de un festival que cuida los detalles para que el público se siente cómodo, algo muy de agradecer. En cuanto al escenario, en esta ocasión me pareció mucho más majestuoso que la última edición (no se si será solo una percepción mía, o realmente era mas grande). La iluminación y las proyecciones durante el festival eran bastante buenas también, algo que siempre da un mayor brillo a las actuaciones de las bandas. La circunstancia de que no coincida ningún concierto, tuvo un pequeño inconveniente, y es que la mayoría de las bandas (salvo los cabezas de cartel que habían probado sonido en la mañana) tuvieran que ajustar su sonido durante la actuación, ya que solo transcurrían entre diez minutos y un cuarto de hora entre cada actuación. El publico y el ambiente, como siempre excepcional. En un evento en el que se congregan 4.000 personas, no es difícil que pueda existir algún incidente, pero en Desertfest, éstos brillaron por su ausencia, ya que el festival es un punto de encuentro de numerosos asiduos de la escena y la camaradería y buen rollo siempre están presentes. Desertfest-Berlín es un lugar de encuentro de muchos viejos amigos, pero también es genera el nacimiento de nuevas amistades, este es el poder la música que nos une. El desarrollo del festival se realizó sin ningún contratiempo que fuera percibido por los asistentes, pero detrás, hay un importante ejercito de personas trabajando para que todo funcione sin errores, y en esta ocasión, la organización tuvo que solventar diferentes cuestiones que iban surgiendo. Vuelos cancelados a las bandas, teniendo que, sobre la marcha, proveerles de nuevos medios de transporte, etc… , así como costes adicionales debidos a las circunstancias que la convulsa situación mundial, que sufrimos en los últimos tiempos, hace que el festival también se vea afectado. Con todo eso, la edición 2022 de Desertfest-Berlin, es posible que haya sido la más grandiosa de sus 10 años de existencia. Un festival de 10, en el que muchos otros debieran fijarse, porque haciendo así las cosas, todo irá bien.  Desde aquí me permito dar la enohorabuena a toda la organización y en especial a Mona, siempre dispuesta a ayudar y a ofrecer todas las facilidades para cubrir el evento con garantías, y también a Matt, por su trabajo y buena disposición. ¡¡¡Sois muy grandes!!!

Día 1: VUG, POLYMOON, SAMAVAYO, LOS BITCHOS, MY SLEEPING KARMA, MAIDAVALE, WITCHCRAFT y KADAVAR

VUG

VUG se incorporaban al line-up del festival a última hora y eran los encargados de abrir el mismo con su propuesta retro-rock en la que el heavy y el hard rock clásicos están muy presentes. Así la banda ofrecía un show que servía para poner en situación al personal ansioso de disfrutar del festival. Como siempre los berlineses ofrecían una actuación correcta ante una audiencia que se iba incorporando al recinto poco a poco.

(video LiveManiacs)

POLYMOON

POLYMOON era una de las bandas marcadas en mi agenda. Su último trabajo había despertado mi curiosidad con su particular apuesta por una psicodelia con muchos alicientes. La banda ofrecía su actuación con una puesta en escena vintage. Sus miembros con ropas retro y sus rostros maquillados ponían la oscuridad bajo una tenue iluminación muy acorde con su propuesta sideral. Toda una sorpresa para la mayoría de los presentes y para mí la confirmación de que estamos ante una gran banda con mucho futuro por delante. Los finlandeses se las apañaban para alternan sus momentos progresivos con los pasajes psicodélicos. Un show divertido y con mucha calidad en su interpretación y puesta en escena. Sin duda una banda fresca que sabe bien a lo que juega.

SAMAVAYO

SAMAVAYO era una banda que se me había resistido y que nunca había tenido la ocasión de ver en directo. Por fin podía comprobar en vivo como se desenvuelven sobre el escenario. Teniendo en cuenta que era la banda que rompía el hielo en el escenario principal, el trio descargaba sus riffs stoner entre pasajes psicodélicos aromas exóticos conectando de maravilla con el público. Su show estuvo acompaña con un buen montaje de luminotecnia que nos auguraba.

LOS BITCHOS

LOS BITCHOS eran unos desconocidos prácticamente para mí hasta su inclusión en el line-up del Desertfest Berlin. Pocos minutos fueron necesarios para entender que estamos ante una banda llena de frescura. Su actuación se basó en sonidos surf, garaje con un toque psicodélico con los que conseguían poner a bailar al público que estuvo presente durante su actuación. La banda británica fue una de las mayores sorpresas de la jornada. Solventes, divertidas y con mucho gancho, las percusiones, los teclados y una actitud encomiable, ponían el broche a una actuación redonda, divertida y gratificante.

(video Live Maniacs)

MY SLEEPING KARMA


MY SLEEPING KARMA siempre han sido una banda que garantiza con sus actuaciones una hora mágica. Siendo una de las bandas más queridas por el público, especialmente el alemán, su presencia en el escenario principal fue un reclamo para que la sala se llenara. Desde el habitual abrazo inicial de sus miembros al comienzo de su actuación, los alemanes se metían al público en el bolsillo. De todos es sabido de lo que son capaces, y una vez más dejaron patente que son una banda indispensable en cualquier gran evento que se precie. Con un nuevo disco en ciernes (será publicado el próximo mes) la banda repasaba alguno de sus temas clásicos, así como alguna pincelada de lo que nos espera con su nuevo y esperado álbum. La banda ofrecía en la jornada del viernes una rueda de prensa en la que presentaba a los medios su nuevo álbum al completo. Un acto lleno de emotividad en el que se percibía que esta nueva entrega será su álbum más personal y profundo. Siempre mágicos.  

(video gentileza de nuestro compañero Mister Virus)

MAIDA VALE

MAIDAVALE siempre son un plato apetecible en cualquier festival, y en Berlín, volvieron una vez más a dejar patente que son una banda sólida, y que sabe perfectamente a lo que juegan. Cada día más maduras el cuarteto sueco nos brindó una actuación que brilló a un altísimo nivel. Su vuelta de tuerca a su propuesta psicodélica, con una experimentación más modernista y con inclinación a un territorio cercano al kraut así lo atestiguaba. La gran ovación con la que fueron despedidas era el reflejo de que la gente se había divertido con una actuación. Un show sin fisuras con el que se siguen consolidando como una banda certera y solvente. El juego de luces colorista ayudó a que su show fuera más atractivo y acorde a su propuesta lisérgica.  

(video gentileza de nuestro compañero Mister Virus)

WITCHCRAFT

WITCHCRAFT: La mítica banda sueca regresaba semanas atrás a los escenarios guiados por su líder Magnus Pelander. Unas semanas antes tuve la oportunidad de verlos en Madrid en el festival Kristonfest.  Como una de las bandas destacadas de numerosos festivales este año, había mucha expectación por ver su directo. La decepcionante sensación que dejaron en Madrid, tristemente se repetía en Berlín. De una banda con el prestigio de WITCHCRAFT, lo normal es esperar de su actuación solvente. Así lo corroboraban los comentarios de la gente que veía como la banda que estaba sobre el escenario no era lo que ellos esperaban. En esta ocasión con un batería diferente, y en formato trio, con Ellin al bajo ofrecían un repertorio en el que se echaba de menos algo de chispa. La cara de estupefacción del promotor de un prestigioso festival europeo con el que compartí su actuación desde las bambalinas del escenario, lo decía todo. Su rostro decía algo así como… pero ¿qué es esto? Estos no son los WITCHCRAFT que esperaba.

(Video gentileza de nuestro compañero Mister Virus)

KADAVAR


KADAVAR son otros veteranos curtidos en mil batallas, y su presencia sobre el escenario es garantía de calidad.  Con una imagen algo remodelada(quizás obra del paso de los años) el trio berlinés se presentaba ante el público con las alforjas repletas de riffs contundentes. La profesionalidad con la que la banda afronta cada concierto es un dato a resaltar. En los momentos previos a salir al escenario podías ver detrás del escenario a tres tipos tranquilos, pero completamente concentrados. Ellos saben lo que el público espera de ellos, y KADAVAR sabe muy bien como dárselo.  Si en sus últimos trabajos se nota una cierta evolución de su sonido a un escenario más progresivo, en directo siguen siendo puro fuego, puro rock and roll. Los solos de Lupus, los temibles golpes de Tiger a la batería y la pose desafiante de Simon encendían a un público que disfrutaba una vez más de su actuación. Su show contó con la colaboración en la parte final de un segundo guitarra (que en estos momentos no llego a identificar) y que aportaba algún pasaje de sintetizadores. NOTABLES como siempre, cerraban su actuación con una versión de ‘Helter Skelter’.

(video gentileza de nuestro compañero Mister Virus)

Crónica: PSYCLOPS FEST. Con SACRI MONTI, KALEIDOBOLT y GRANDE ROYALE

La promotora Red Sun Barcelona tras un periodo sin actividad, retomaba meses atrás la programación de eventos, y el pasado fin de semana nos presentaba su nuevo festival, PSYCLOPS FEST. Un evento con dos citas, en Madrid y Barcelona con la presencia de los californianos SACRI MONTI, el trio finlandés KALEIDOBOLT y la banda sueca GRANDE ROYALE. Un cartel lo suficientemente apetitoso como para no perdérselo. La cita madrileña tenía lugar en la Sala Wurlitzer Ballroom, todo un referente de la noche en vivo madrileña. Mi llegada a la sala coincidía con la llegada de los chicos de SACRI MONTI y KALEIDOBOLT, que en esos momentos estaban metiendo sus equipos e instrumentos desde sus vehículos. Viejos amigos con los que he coincidido en diversos festivales y con los que intercambiaba saludos e impresiones en los momentos previos. Casualmente, dos días antes, había contactado conmigo Marco, el bajista de KALEIDOBOLT, que desde Oporto solicitaba mi ayuda para solventar los problemas que tenía para que su pedalera pasara los trámites aduaneros para llegar a España ya que días antes la había olvidado en Suiza, donde habían actuado. Gratificado por el resultado de mis gestiones, me mostraba su apreciada pedalera e intercambiábamos charla junto a unas cervezas. Las bandas reponían fuerzas después del viaje, antes de iniciar una prueba de sonido que no se demoró en exceso. Allí se notaba que ambas bandas tocan ya de memoria y no necesitan muchos preparativos para poder ofrecer un gran show. Después de reponer fuerzas y de llenar la sala con las innumerables cajas que portaban su equipo de sonido, conseguían que todo quedara listo para una gran noche de rock y psicodelia.

Los encargados de calentar motores eran los suecos GRANDE ROYALE, una banda que no había visto en vivo con anterioridad, pero que por sus trabajos previos, me hacía augurar fuertes descargas de hard & heavy rock clásico. De todos es sabido ya a estas alturas, el amor que las bandas suecas tienen por los sonidos retro y eso precisamente, era lo que nos esperaba.


Con una sala con el aforo sin completar, iniciaban su concierto mostrando sus armas desde el inicio. Golpes de rock sin complejos y ganchos en forma de estribillos, con cuatro tipos rebosantes de una energía que trasladaban desde sus primeros temas al personal presente en el WURLI. Mientras, en el exterior iba llegando el resto de público con ganas de ver por primera vez en la capital a SACRI MONTI, la banda que mayor expectación despertaba. Los fineses KALEIDOBOLT habían tocado cuatro años atrás como acompañantes de RADIO MOSCOW, dejando unas magníficas sensaciones, por lo que alguno de los presentes ya tenían referencias de lo que son capaces en directo.


A las 9’30 de la noche GRANDE ROYALE iniciaban una actuación en la que, desde el inicio, golpeaban a la audiencia con un torrente de decibelios. La sala atronaba con un sonido a alto volumen. No tardaron mucho en conectar con el todavía poco público presente en la sala.  Los suecos ofrecían un show ardiente con el que ponían al personal predispuesto para la fiesta.  Así lo reflejaban los bailes y vítores de la gente junto al escenario. Poco a poco, durante sus cuarenta minutos de actuación, el resto del público se iba incorporando a la fiesta.  La banda completaba un show correcto y divertido con el que cumplían sobradamente su misión, calentar el ambiente, y además lo hicieron dejando un grato sabor de boca.


A la calurosa noche madrileña no le faltaba de nada para que fuera una jornada épica. Con la salida KALEIDOBOLT al escenario la sala se iba llenando sin llegar a su aforo completo, algo increíble, teniendo en cuenta que era una noche de viernes y el cartel ofrecido por RED SUN era muy apetitoso. Una vez más, debemos hacérnoslo mirar, porque eventos de esta calidad con un precio asequible, bien debieran de colgar el cartel de sold-out, algo que tristemente no sucedió. Si es cierto la gran avalancha de conciertos post-pandemia hace que no todo el mundo pueda asistir a todos, pero insisto, es para reflexionar.  KALEIDOBOLT acabada de publicar su nuevo álbum unos días antes, y su actuación se soportó en este último trabajo. La calidad y fuerza que tiene el trio dejaba caras de estupefacción entre parte de una audiencia, que por momento no daba crédito al buen hacer de los finlandeses.

Sin duda KALEIDOBOLT es una banda de directo, y tiene argumentos para golpear con pesados riffs, pero sobre todo para contagiar sus bacanales psicotrópicas. En esto son unos auténticos maestros. Su sonido contundente y efectivo, calaba profundo entre una audiencia que se rendía a su impactante apuesta sonora. Una grata sorpresa para muchos y un gozo para los que ya sabían de qué iba su show. Inmensos, y con una evolución que parece no tener límites; su combinación de elementos proto-metal con vibraciones stoner y profundamente psicodélicas, no está al alcance de cualquier banda.


La noche discurría con rostros de felicidad entre un público que había disfrutado con las dos bandas previas, especialmente con KALEIDOBOLT, una banda que había volado la cabeza de muchos de los presentes. Pero todavía quedaba el plato fuerte de la noche.

La primera pregunta que nos hacíamos era como se las ingeniarían los cinco miembros de SACRI MONTI para repartirse el pequeño escenario del WURLI. En los momentos previos a la prueba de sonido habían llenado por completo la sala con sus amplificadores y cajas de instrumentos, material…, Siendo un quinteto que lleva teclados y una batería de doble bombo, no lo tendría fácil. El rock and roll es así, y hay que adaptarse a las circunstancias, algo que hicieron a la perfección los de San Diego.   Sin mucho espacio para moverse con libertad sobre el estrado, SACRI MONTI nos llevaban al cielo con su apuesta psico-progresiva. De nuevo las caras de admiración y sorpresa, eran el reflejo de lo que estaba sucediendo en la noche del pasado viernes. A lo largo de su actuación, la banda desgranaba parte del contenido de su último álbum. Un sonido poderoso hacía vibrar a los presentes, hasta llevarlos a ejecutar algún episodio de crowdsurfing, algo que sirve para barómetro de una actuación caliente. En eso SACRI MONTI son unos magos, y saben compaginar sus ensoñadoras melodías con pasajes de psicodelia ácida y golpes de intensidad.

SACRI MONTI ejecutaron una actuación a la altura de su calidad, y acabaron conquistando a todos los presentes. Los comentarios eran unánimes ‘¡Que bolaco!! ¡Qué buenos son!, ¡son la bomba!, eran algunas de las frases que salían de las bocas de un público gratificado. La noche acababa con las bandas interactuando con sus seguidores en el puesto de merch y en el exterior de la sala,  donde se hacían múltiples fotos con la gente; ya que estos chicos son accesibles y saben lo que es el underground, un lugar en el que, en otras circunstancias no deberían estar, ya que la calidad que atesoran, les harían merecedores de un espacio y difusión mucho mayor.


Sin duda la primera edición de PSYCLOPS FEST fue una fiesta por todo lo alto, una fiesta que espero que se repita en próximas ediciones, y que a la vez tenga un mayor respaldo por parte de un público a veces acomodado y otras superado por eventos que se amontonan.  Desde DenpaFuzz doy las gracias a RED SUN por traernos festivales de estas características y por el exquisito trato recibido para poder contaros todo lo acontecido. ¡¡LARGA VIDA AL PSYCLOPS FEST!