Reseña: GRETA VAN FLEET.- ‘The Battle at Garden’s Gate’

El joven cuarteto de Michigan publicaban el pasado viernes su nuevo álbum ‘THE BATTLE AT GARDEN’S GATE’. Desde que sorprendieran al mundo del rock en 2017 con su frescura recuperando el legado de Led Zeppelin y haciendo correr ríos de tinta alabándolos o criticándoles, ahora parecen seguir a la suyo. Hacer canciones de hard-rock clásico, canciones vibrantes, que no se quedan en estereotipos, sino que son capaces que explorar nuevos mundos sonoros. Contundentes, pesados, melódicos, pegadizos, progresivos. En este nuevo álbum nos ofrecen doce gratificantes canciones que hablan de libertad, de esperanza, de espiritualidad, de sueños, de los desafíos a los que se enfrenta la humanidad. Su visión serena y comprometida con encontrar un mundo mejor, se refleja en temas llenos de sensibilidad, potencia, garra. Su salto a la fama hizo que muchos pseudo-puristas del underground les miraran con recelo, pero todos ellos, deberían escuchar sin complejos este nuevo álbum y comprenderán que la realidad es otra. Una magnífica banda que sabe a canciones y que no debemos ignorar, ya que nos perderemos una hora de buen rock. Milimétricamente producido, pero sin que ello haga que suene artificial. Sus atronadores tambores, sus guitarras hirientes, y las oscilaciones que dan a sus composiciones hacen que estemos ante un magnífico álbum de rock clásico, que suena a setenta, pero que también suena completamente contemporáneo. Con canciones suaves que exploran un universo progresivo, con tonos melancólicos.

Canciones que suenan a glam rock, con una cadencia mas propia de Slade, y sobre todo esos temas en los que Led Zeppelin parece haberse rencarnado en ellos. GRETA VAN FLEET suenan compactos, con cada uno de sus miembros aportando a la banda. Así logran crean un ‘todo’ majestuoso. Estribillos pegadizos y canciones que te tocan el alma, transmitiendo tristeza y melancolía, pero también cortes que te golpean con fuerza y te hacen activarte porque si algo tienen estos chicos al margen de la parafernalia que les rodea es calidad. GRETA VAN FLEET, alejados de las criticas caminan por un camino firme, lo que sigue aupándoles como una de las bandas mas frescas de la escena hard-rock. Los de Michigan están llamados a un ocupar un lugar el el olimpo del rock contemporáneo, pese a quien pese. Todo un guiño al rock clásico magistralmente presentado.

Greta Van Fleet

Reseña: MOTORPSYCHO.- ‘Kingdom of Oblivion’

Si hay una banda en la escena contemporánea capaz de crear albúmes fascinantes, esos son los noruegos MOTORPSYCHO. Tras el fin de la trilogía que supuso la publicación de ‘THE TOWER’, ‘THE CRUCIBLE’ y ‘THE ALL IS ONE’ y en activo desde los 90’s, el trio noruego no se duerme en los laureles, y como tantas bandas, suple la ausencia de actuaciones en directo para publicar un nuevo álbum doble. ‘KINGDOM OF OBLIVION’ fue grabado en parte en las mismas sesiones que ‘THE ALL IS ONE’ en Black Box Studio en Francia y en parte en un estudio local en Trondheim. Surgiendo de material que no encajaba en su último álbum, han tratado de crear un álbum pesado en que la psicodelia y lo progresivo tiene un peso importante. Coloreando sus riffs de distintas influencias a las que ya nos tienen acostumbrados nos sacan de la rutina. Si la banda nació de guitarras crujientes, bajos rugientes y el puro caos de los tambores desquiciados, con su experiencia y maestría, consiguen construir un trabajo creativo, como solo ellos saben hacer. Melodías de ensueño junto a riffs que te rebanan el alma porque son, una banda increíble que compone álbumes increíbles. ‘KINGDOM OF OBLIVION’ se suma a la interminable lista de discos de los de Tromheim con los que deleitarnos una y otra vez. Escribir sobre un álbum de MOTORPSYCHO puede ser la tarea más fácil del mundo, ellos siempre ofrecen suficientes alicientes para que cada una de sus canciones se llene de texturas que hacen que tengamos como un regalo para los sentidos. Sus improvisaciones por muy primarias que parezcan, son aparcadas hasta encontrar el momento de pulirlas para que tengan sentido. Con la habilidad para hacer que la oyente nunca sepa el camino que va a llevar cada canción, la riqueza compositiva de sus temas hace que cada uno de ellos, ofrezca distintas alternativas. Eso queda patente en la distribución de las canciones en el álbum, con unos primeros temas más crudos, y una segunda parte del álbum, más elaborada y melódica. Esto no significa que pierdan un ápice de pesadez y fuerza, en esta nueva entrega, no existen artificios. Una vez más, MOTORPSYCHO, siguen dejando patente que están en un estrato superior a la mayoría de las bandas contemporáneas, los noruegos juegan en otra división, solo apta para los elegidos. ¡Disfruta!.

Un ritmo pegadizo, y vibraciones llegadas de los 70’s nos invitan a sumergirnos en ‘The Waning Pt.1 & 2’. La canción se sustenta en unos tambores poderosos y una voz melodiosa que parece mirar al pasado, pero aportando un tono de optimismo. El equilibrio perfecto entre pesadez y buenas melodías con elementos de hard-progresivo en sus genes en la primera parte. La segunda parte del tema nos lleva a un escenario más psicodélico en el que los noruegos saben meter sus ácidas guitarras en el momento justo.

Instalados en esas reverberaciones progresivas, ‘Kingdom Of Oblivion’ se muestra turbio y oscilante. Con un carácter más áspero la canción vuelve a ofrecernos pasajes melódicos flotando entre la pesadez de sus riffs. El legado de Yes aparece de soslayo para ofrecer un corte, que sin ser espectacular brilla por si mismo.  

‘Lady May 1’ se presenta con una aspecto más folk y oscuro. La pusa de sus acordes nos relaja tras la embestida de las dos primeras canciones del álbum. El lado más dulce de la banda aflora aquí con gran encanto.

En un escenario más propio de Sabbath los primeros riffs de ‘The United Debased’ hacen presagiar que veremos la versión más pesada deMOTORPSYCHO. Y si bien, vuelven a ofrecer un sonido plomizo y grave, las celestiales voces nos van introduciendo en una atmósfera psico-progresiva que muta constantemente. Nunca sabes por donde transcurrirá el camino de la canción y aquí no iba a ser de otra forma. Nueve minutos suelen dar de mucho a cualquier banda, pero para el trio, es todo un filón temporal en el que ofrecer todo su potencial. Con momentos Jethro Tull, melodías progresivas, y riff de puro hard rock crudo y oscuro el tema ofrece su versión más pesada.

Una lenta y silenciosa introducción ambientalnos rompe los esquemas en ‘The Watcher (featuring The Crimson Eye). Un misterioso tema con ecos floydianoscon múltiples efectos, que no parece explotar nunca. La verdad, en el fondo es el corte que menos me aporta de todo el álbum, prescindible.

‘Dreamkiller’ parte de una introducción experimental, para introducirnos en el lado más experimental de la banda. Riffs crudos y persistentes arropados por una densa y nebulosa instrumentación psico-progresiva que evoluciona a momentos de gran épica. Tras los habituales solos incisivos en tema se diluye lentamente.

A modo de interludio, los acordes acústicos de ‘Atet’ son como una breve parada en el camino.

‘At Empire’s End’ nos devuelve al escenario en el que mejor se desenvuelven. Hard progresivo contemporáneo con muchos ecos del pasado, pero con su seña de identidad intacta. Con pasajes suaves y melodiosos que se inclinan a una atmósfera más psicodélica, el tema conjuga acordes acústicos con guitarras afiladas y profundas en un ejercicio compositivo monumental pero lo suficientemente atractivo para engancharnos a su sonido. Un placido paseo por un gratificante espacio sonoro que solo bandas así son capaces de crear. Una de las mejores canciones del álbum.

Nuevamente retomando pasajes folk acústicos, ‘The Hunt’ se nutre de sinfonismo con la característica voz de inclinación YES, que hace que parezca que hemos vuelvo al rock sinfónico de los 70’s. Sinfonismo reconfortante lleno de buenas armonías y un carácter oscilante.

‘After The Fair’ es un nuevo interludio acústico de breve duración.

‘The Transmutation Of Cosmoctopus Lurker’ se erige como la canción más larga del álbum con sus diez épicos minutos. Naciendo de una atmósfera oscura y pesada, el tema retumba entre efluvios lisérgicos, para precipitarse en un brioso torrente sónico. Melodioso en lo vocal, pero salvaje e indómito en su instrumentación, el tema surca mil colinas con una vegetación varia en su desarrollo. Guitarras que se desangran, tambores atronadores y la suficiente habilidad para acoplar sonidos psico-progresivos, hacen que el tema se convierta en una orgía de sonidos que nos aturden y gratifican por igual. La experimentación al poder. No cabe duda, de que diez minutos de MOTORPSYCHO dan para mucho.

‘Cormorant’ cierra esta versátil y brillante álbum con un epílogo suave y progresivo que supone todo un bálsamo al torrente de emociones del resto de las canciones. El lado más sensual vuelve a aflorar en el tema que pone el cierre a otro gran trabajo de una banda, que no deja de sorprendernos nunca.

Motorpsycho

Stickman Records

Reseña: LA ERA DE ACUARIO.- ‘La Era de Acuario’

El sexteto mexicano LA ERA DE ACUARIO publicaba en 2019 su EP ‘LUNAR’. Ahora el sello peruano Necio Records incluye en su catálogo aquel trabajo convertido en un LP con ocho canciones, entre las cuales están incluidos los temas de ‘LUNAR’. Un florido álbum en el que los ecos west-coast y el aroma hippie de finales de los 60’s se refleja en cada una de sus bellas canciones. La evocadora portada de Robin Ginsta nos da ya pistas de su contenido. Una apuesta por los sonidos neo-psicodelicos con un fuerte aroma vintage, en los que afloran coloridos vientos exóticos para crear temas de gran belleza. Las canciones del álbum no dudan en visitar el Londres de fin de la década prodigiosa para empaparse de fragancias beat de indudable tono retro. Temas suaves, con melodías de confitería, que nos llenan de una sensación de ese espíritu hippie que floreció hace cinco décadas. Como si no hubiera pasado el tiempo, la banda sonora del ‘verano de amor’ es capturada por estos jóvenes mexicanos para ofrecernos media hora de paz y amor. Balsámicas y reconfortantes canciones que habitan entre unas atmósferas místicas que se vuelven más turbulentas con difusos riffs, y pasajes de neo-psicodelia del siglo XXI. Esa combinación hace que su escucha sea fascinante y liberadora. Las afiladas guitarras saliendo a escena solo en el momento justo, junto a un órgano hammond que llena la atmósfera de un sabor añejo, unido los algodonados pasajes vocales, consiguen una combinación verdaderamente fascinante. No faltan momentos más turbios y pesados, lo que supone un nuevo aliciente para el oyente, si ya, con esas vibraciones del pasado, no fuera suficiente. Misticismo, sosiego, psicotrópicos y algún momento más pesado y ácido, se meten en una coctelera de la que se consigue un brebaje sonoro apto para todos, seas o no un amante de la psicodelia. Un huele a flores pero que también huele a humo cannabico, y sobre todo, a fragancias extasiantes y balsámicas para aislarnos del trepidante mundo en el que vivimos, gracias a las fantásticas vibraciones que nos trasmite.

LA ERA DE ACUARIO fue fundada en 2018 por Ximena Gama y Sabu Aviles y todas las canciones de este debut fueron compuestas por la banda excepto, Hippie Hippie Hurra** que pertenece al francés Jaques Dutronc. ‘LA ERA DE ACUARIO’ fue grabado, mezclado y producido por Sabú Avilés en Pysch Out, mezclado por Ivan Almanza en Madrigera Studio CDMX en 2.019.

‘Om ganesh’ se desarrolla en una florida atmosfera psicodélica. Una cadente introducción nos sumerge en un mundo mágico de neo-psicodelia heredera de los sonidos florales de la west-coast de finales de los 60’s. Con riffs ásperos, pero manteniendo en su conjunto, un espíritu amable, el tema ondula constantemente entre sonidos vintage. Fuertes guitarras, una dulce voz y el cálido sonido del hammond arropan el tema. También encontramos algunas veleidades de mágico exotismo. Colorista y nebuloso a la vez el corte nos lleva en volandas en una nube de fascinante psicodelia en la que no falta algún elemento progresivo dotando la canción de un cierto carácter retro con gran misticismo.

Embutidos en ese traje entre lo vintage y la nueva psicodelia del siglo XXI, ‘Lunar’ conjuga suaves y dulces melodías con arrebatos más experimentales, ofreciendo un tema plácido y sensual. Sus riffs difusos nos acercan a un espacio más tenue y psicotrópico. El tema mantiene el tono suave a pesar de los aderezos más rugosos de alguno de sus riffs. Sin duda consiguen crean un caleidoscopio sonoro multicolor en el que caben resonancias fascinantes junto a otros más inquietantes.  La canción está llena de constantes efluvios lisérgicos.

‘Agujero negro’ conjuga elementos espaciales con la psicodelia exótica y aromática predominante en el álbum.  Entre sonidos orientales y vibraciones más propias del Mediterráneo la dulce y celestial hace de bálsamo a los coloristas sonidos en los que habita la canción. Sin perder el tono espiritual presente en todo el álbum los giros se suceden sin perder el alma hippie con el que la banda se siente identificada. Con Guitarras hirientes en su parte central, dotan al tema de una acidez comedida que no resulta ruidosa, sino que se complementa con el resto de las vibraciones del tema.

Describiendo una atmósfera vintage, ‘Etéreo’ incide en la apuesta neo-psych de LA ERA DE ACUARIO. Con un sonido propio del siglo XXI consiguen aportar ecos del pasado para construir un nuevo tema con reminiscencias 60’s. Órgano, guitarras y sonidos flotantes conforman una canción sencilla que en sus entrañas esconde algún momento más pesado.

Con flores en el pelo y una vestimenta colorida, ‘Fotografía’ rescata las vibraciones ‘flower-power’ en un tema suave, blando y lleno de sensibilidad. A pesar de su aspecto frágil, seguimos encontrando elementos más contemporáneos en una canción que bien podría haber sido compuesta en 1967. Psicodelia pop con un aire beat que sigue el lema ‘paz y amor’.

‘Bailando en el mar’ sin salirse de las atmósferas psicodélicas caleidoscópicas, conjuga las suaves voces pop con pasajes envolventes llenos de efectos lisérgicos. Un tema sencillo, pero con los suficientes ornamentos como para mostrarse atractivo para el oyente amante de los ecos vintage

Etéreos sonidos y melodías celestiales van construyendo ‘Orgón’. Neo-psicodelia en estado puro. Sin estridencias y siempre con vibraciones susurrantes conseguir crear un espacio nebuloso que se eleva en busca de una pesadez que, a la postre, resulta de lo más efectiva. Sus narcóticos pasajes parecen habitar en insondables lugares con un aura misteriosa. Nuevamente aparecen los elementos exóticos para dar luz y aromas a una canción algo más oscura que las restantes del álbum.

El álbum cierra con un tema con título lo suficiente evocador como para hacernos idea del contenido del trabajo. ‘Hippie hippie hurra’, muestra a la banda instalada en esas dulces sintonías hippies de finales de la década de los 60’s. Aterciopeladas melodías con sabor a miel conviven con algunos desvaríos psicotrópicos y momentos de un sinfonismo lleno de exotismo y algo de mística.  

La Era De Acuario

Necio Records

Reseña: THE SO-CALLED.- ‘Return Of A Band Called So

‘RETURN OF A BAND CALLED SO’, es el segundo álbum lanzado por THE SO-CALLED, después de su debut ‘HOUSE OF THE SO’ publicado en 2020. En muchos sentidos un pariente cercano a su predecesor, ya que todas las canciones de ambos álbumes fueron grabadas en las mismas 12 horas de sesión de estudio. Lo que ambos álbumes también tienen en común es más que un guiño pasajero al enfoque de los grandes power-trio de finales de los 60 y principios de los 70, un énfasis en la musicalidad, la libertad de expresión y la intensidad dinámica implacable, reconociendo por supuesto la riqueza musical de pasado, mientras que al mismo tiempo posee una identidad distintiva progresiva propia. THE SO-CALLED no están interesados ​​en copiar, o rendir tributo al pasado, sino que prefieren enfocar energías en la creación y la innovación, escribir canciones originales, avanzar sin miedo hacia el subsuelo en busca de reinos desconocidos, y si no se pueden encontrar. La banda es originaria de Dublín, aunque en la actualidad tienen su sede en Atenas.  Las canciones transitan por el lado salvaje del garage-punk, el psycho-billy y el rock de siempre. Guitarras sucias y una actitud punk, hacen que cada tema resulte una invitación a la fiesta en la que los tonos vintage se vislumbran en cada tema. Aún así, la banda tiene su sonido propio, lo que hace que el álbum ofrezca una escucha agradable insuflando buenas dosis de energía.

La banda la componen, Jude Shiels en voz y guitarra,á fuertemente influenciado por Jimi Hendrix, Eric Clapton, Freddie/BB King, así como por Django Reinhardt, Charlie Parker y Charlie Christian. Noel Martin Jr. a la batería; todos un fanático del jazz y amante apasionado de la fusión de Tony Williams del quinteto de Miles Davis y Lifetime, y también ve a Art Blakey, Jack DeJohnette, Elvin Jones y Philly Joe Jones como grandes influencias, entre otros. Por último, The Pirate en el bajo, no mira demasiado lejos de las novelas de Robert Louis Stevenson en busca de inspiración.

‘Survival Song’ nos muestra el frenesí de su garage-rock con riffs sucios y voces macarras, pero no solo eso, si el ritmo no para, la guitarra se desangra recuperando el legado de Hendrix con una actitud punk.

‘Estimated Street Value’ parece ser una una revisión de los albores del punk y el pub- rock. Su marcado bajo y las sucias guitarras acompañan una voz alternativa tonos Bowie y un aura a algunos momentos me evoca pasajes de Thin Lizzy. Buenas guitarras sobre el inquebrantable ritmo hacen el resto para que el tema nos seduzca sin remisión a uno de los temas más logrados del álbum.

Por una senda psycho-billy,el sonido añejo y las voces macarruzas, danzan entre el atropellado ritmo en Tolka Valley Tuesday’. Cadente y contagiando energía el tema se va volviendo mas turbio en su evolución. El incesante y sucio sonido de las guitarras contrasta con la fuerza del sonido de las cuatro cuerdas.

Por la senda del rock and roll con actitud punk la fiesta continúa con ‘Anto’s Down In Quirky’s’.Rockabilly de tupe engominado y calcetines al viento con un sonido festivo que me recuerda a algunos temas de The Pogues. Sus pegadizos estribillos son toda una garantía entre los diabólicos solos de guitarra asesina.

En una atmósfera más sombría y como salido de un callejón oscuro en mitad de la noche, The Farewell Kiss’, con una cadencia vocal más profunda y grave supone un cierto giro al sonido de los irlandeses. Nuevamente bajo los auspicio del bajo, Las guitarras asesinas toman un tono más lisérgico entre crudos tambores.

‘Wasted Destiny’ ofrece un nuevo aliciente al oyente. Un tema más aterciopelado y en forma casi de balada, la canción se aleja de los ritmos salvajes para acariciarnos con bellas melodías coloristas. Si los temas anteriores se balanceaban entre el asfalto, aquí los tonos campestres son los protagonistas. Imagina los comienzos de Rolling Stones e identificaras en sonido en el que los solos de guitarra se presentan a su cita.  

Rockabilly de garito de dudosa reputación con olor a bourbon y cerveza con espíritu festivo. Eso es ‘Enough Is Never Enough’ una canción vibrante con sabor al oeste e ideal para la fiesta que conjuga el espíritu del sonido americano de los 70’s con las vibraciones británicas del final de esa década. Toda una invitación al baile y al desenfreno.  

‘Litany For A Dark Angel’ pone el cierre al álbum rompiendo los esquemas de los cortes anteriores. Si el resto de los temas duran entre 3 y 4 minutos, aquí se dejan llevar por un tema de mas de 8 minutos. El resultado es un caleidoscopio de sonido y vibraciones vintage en las que el legado de Hendrix queda patente en los constantes e hirientes solos de guitarra que crean una auténtica bacanal.. Una brillante forma de cerrar un álbum que se degusta con facilidad.

https://www.facebook.com/socalledirl

Reseña: CANCERVO.- ‘I’

El trío procedente de los alrededores de la ciudad italiana de Bérgamo se inspira en el entorno natural que les rodea para crear un álbum conceptual en el que los lugares y los cuentos populares quedan reflejados.  CANCERVO, en su álbum debut ‘I’, nos cubren de plomizos riffs y pasajes atmosféricos de psicodelia pesada bajo tonos trascendentales que invitan la reflexión.  Sin duda, este es un álbum ideal para escuchar acompañado de un buen cogollo de buena hierba para realzar todo su poder narcótico y místico. Sus pesados riffs, y una instrumentación carente de voces, consiguen atraernos a un relato oscuro llenos de efluvios lisérgicos que flirtean a menudo con los postulados doom. Seis temas que caminan por territorios erráticos incursionando en una psicodelia errante bajo pasajes Stoner con muchos elementos progresivos de carácter sobrenatural. Esto hace que su escucha sea un bálsamo narcótico en el que el thc parece brotar de unos surcos con indudables genes 70’s. El álbum gravita en un sonido masivo que no se atasca, sino que fluye como las aguas que descienden de las montañas como fuente de inspiración. Oscuros relatos del pasado sin un narrador, solo la música instrumental de este power trio que irrumpe en la escena heavy-psych con gran fuerza. Por momento su apuesta me recuerda a la de sus paisanos HUMULUS, con un sonido denso, que se precipita por torrentes doom para reposar en remansos de calma lisérgica. El resultado es un fascinante álbum que rememora los mitos y leyendas locales mostrando toda su belleza escénica.

Todas las canciones escritas y tocadas por CANCERVO, excepto ‘Cancervo’ (interpretada por CANCERVO y Nicola Rondi) y ‘Swlabr escrita por Cream. ‘I’ fue mezclado y masterizado por Nicola Rondi, correspondiendo la obra de la portada a David Paul Seymour, con gráficos de Alessandro Spada y Marco Nieddu

El álbum está disponible digitalmente y en en formato LPs 150x verde vinilo, vinilo transparente 120x, 30x y Ultra LTD ‘Montaña Edición’ vía Electric Valley Records.

Cancervo es una montaña icónica en el corazón de un valle, rica en tradiciones y leyendas populares. Encantados por la historia de una criatura mitad perro y mitad ciervo que vivía en esa montaña, tres tipos locales de San Giovanni Bianco, Bérgamo, comenzaron un grupo heavy-psych, lleno de riffs pesados ​​de los 70 y momentos místicos. Sin más preámbulos, el poderoso trío nombró a la banda CANCERVO como un tributo a su propio valle. Una salida instrumental completa en en álbum arrastrará a los oyentes entre montañas místicas (‘Aralalta’), río veloz (‘1987′), incendios forestales (‘Cancervo’), galería mortal (‘Darco’) y pueblo turbio (‘Averara‘). Como sorpresa, el LP también ofrece una versión instrumental de ‘Swlabr’ de Cream.
 

‘Cancervo’ emerge desde una atmosférica introducción con efectos como si de un génesis se tratara para situarnos en un magnético entorno en el que suaves acordes van anunciando una exploración por psicotrópicos bosques. Desarrollos heavy-psych de manual pasean entre potentes riffs que se inclinan a un abismo doom. Caminando por esa delgada línea, el tema fluye entre los efluvios de hongos mágicos siempre bajo un relato misterioso. Bellos desarrollos que se ven asaltados por arrancadas de furia. Combinando espacios casi drone con suaves pasajes de oscura psicodelia el tema resulta de lo más atrayente, consiguiendo que nos sentamos partícipes de su relato. Un buen trabajo que refleja la vocación pesada de los italianos, pero también su capacidad para mantenernos alerta jugando con nuestros sentidos.

‘Averara’ mantiene esa atmósfera enigmática pero reconfortante. Suaves pasajes instrumentales mantienen la tensión con narcóticos desarrollos en un espacio de oscuridad. Un tema que se muestra dividido con una primera parte suave que se engrosa en su sonido según va avanzando con riffs más difusos y una cadencia rítmica imperturbable. Recreándose en pasajes psico-progresivos la guitarra ondula entre el sonido del imperturbable bajo y el accidente ritmo para dejarse seducir por un entorno mucho más ácido en el que su sonido se retuerce hasta la llegado de monolíticos riffs que aportan una grandiosidad a un tema que vuelve a conjugar a la perfección la pesadez con la psicodelia enigmática y misteriosa.

Describiendo infinitos y nebulosos espacios casi siderales, ‘Aralalta’ parte de la calma para ir introduciéndonos en un chamánico espacio que explora entre efectos y cambios de ritmo. Un reconfortante entorno sonoro que nos engulle en sus surcos bajo una neblina heavy-psych. Sus suaves acordes y su cadente ritmo adquieren tonos hipnóticos en un reconfortable susurro sonoro que se violenta con monolíticos riffs de vocación doom que nos hacen despertar su su sueño catártico. Atractivos solos de guitarra afloran entre la monumentalidad del sonido de un bajo que golpea con fuerza. Momentos Stoner-doom que no pierden su aura psicodélica.

‘Darco’ nos presenta un entorno de ensueño con delicados, pero misteriosos acordes de guitarra. Tras hecho el plomizo transitar de sus pesados y lentos riffs vuelven todo mucho mas turbio. Aturdidores y narcóticos pasajes entre suaves y delicados acordes cambian su fisonomía. En ese escenario de reconfortante psicodelia el ritmo de los tambores presagia una nueva explosión. Así, cual paquidermo andante el corte avanza con lentitud mostrando toda su monstruosidad. Psycho-doom de alta escuela al que los italianos insertan unos solos floydianos en una combinación que resulta de lo mas sugerente. Una estructura que se repite a lo largo de sus casi ocho minutos de soporíferos efluvios psicotrópicos que acaban por anestesiar nuestros sentidos.

En un tono mas turbio y oscuro, ‘Swlabry sus cansinos riffs nos inducen a un letargo soporífico por una senda más cruda y pesada. Aquí no aparecen los delicados pasajes de la guitarra, sino que su sonido se vuelve mucho más difuso y nebuloso, apareciendo algún solo ácido en su parte final dando brillo a tu corte doom lóbrego y pesado sin perder su aura psych. Una curiosa versión del clásico de CREAM que aquí aparece irreconocible.

El debut cierra con un dinamismo mayor con ‘1987’. Si bien su apertura nos indica eso, el tema reposa entre hongos mágicos rebosantes de dietilamida. Con un zumbido constante de un bajo que parece que va a quebrarse, la guitarra desarrolla su potencial entre nuevas embestidas Stoner-doom. Toda una constante que se repite en un trabajo lleno de magnetismo en una atmósfera heavy- psych de alto nivel.

PRE-ORDER Vinyls + Digital:
http://electricvalleyrecords.com/product/cancervo-1 (Green Vinyl)
http://electricvalleyrecords.com/product/cancervo-1-ltd-transparent-vinyl (Transparent Vinyl)
http://electricvalleyrecords.com/product/cancervo-1-ultra-ltd-mountain-edition (Mountain Edition)
https://evrecords.bandcamp.com/album/cancervo-1 (Vinyls + Digital)

CANCERVO:
https://www.facebook.com/cancervo
https://www.instagram.com/cancervo_
Electric Valley Records:
http://electricvalleyrecords.com
https://www.facebook.com/electricvalleyrecords
https://twitter.com/electric_valley
https://www.instagram.com/electricvalleyrecords