Reseña: ELDER.- ‘Innate passage’

Desde su nacimiento, ELDER ha sido una banda que no se ha quedado estancada en su sonido, y su sexto álbum ‘INNATE PASAGE’ es el claro ejemplo de ello. Con un ampuloso pero reconfortante sonido, el cuarteto se pone al lado de bandas como MOTORPSYCHO para desarrollar sus canciones. Sinfónicas, psicodélicas, y con las dosis justas de pesadez, las canciones de su nuevo álbum parecen invitarnos a explorar un nuevo mundo, un entorno lleno de sensaciones. Complejos en su composición, pero a su vez sumamente magistrales, los seis temas de su nuevo álbum resultan sumamente gratificantes. Cinco largas canciones evocadoras del sonido de grandes bandas del pasado como YES o KING CRIMSON, pero también de los experimentales y ya citados MOTORPSYCHO, componen un trabajo sublime que eleva a ELDER a un estrato al alcance de pocas bandas.  ‘INNATE PASAGE’ es un álbum, que te llevará a sus surcos una y otra vez, y que en cada nueva escucha te va a ofrecer nuevos alicientes que, por sus complejas composiciones, no pudiste apreciar a la primera. Sin duda (y aunque sea un tópico), un álbum que se postula como firme candidato a álbum del año. Un álbum repleto de emociones que son transmitidas al oyente para proporcionarle un gratificante viaje lleno de alicientes. Porque ELDER son una banda innovadora, que compone majestuosas canciones con las que continúan su particular exploración del intrincado mundo del rock progresivo. Sus sonidos expansivos, las voces etéreas y la capacidad para tocar la nota justa en el momento justo. Una maquinaria bien engrasada capaz de sorprender a cualquiera, porque cada nuevo álbum del cuarteto, genera una gran expectación, y ganas de saber que se les habrá ocurrido esta vez. Necesitamos bandas como ELDER, bandas que no tengan miedo a experimentar y a abrir nuevos caminos estilísticos en su carrera. Los resultados están ahí, y el prestigio que tiene ELDER, no es obra de la casualidad, sino de un trabajo bien hecho y de un talento bien focalizado.

fundador Nick DiSalvo y las guitarras y teclas de Mike Risberg, el ahora establecidola batería de Georg Edert, que hizo su debut en Omens, y la calidez tonal del bajista Jack Donovan.

“Este disco canaliza el mundo surrealista en el que vivimos desde un punto de vista fantástico, no super-literalmente, y cómo nosotros, como humanos, procesamos eso; cada uno en su propio paso por el tiempo y el espacio y cualquier versión de la realidad que elija para sí mismo. La frase ‘Pasaje Innato’ me apareció al escribir el disco. El paso y la transición son necesarios en la condición humana y este proceso nos es intrínseco. Todo el crecimiento y la introspección que atravesamos en los últimos años me lo hicieron más evidente que cualquier otra experiencia en la vida hasta ahora”. –Nick DiSalvo

INNATE PASSAGE’ está disponible en Europa a través de Stickman Records y en América del Norte en Armageddon Shop.

‘Catastasis’ nos conquista desde sus primeros acordes mostrando un gran magnetismo en su propuesta psicodélica. Con un grueso sonido ELDER nos sume en un trance sensorial en el que todos los elementos parecen encajar a la perfección. Mostrando un mundo onírico sus bellas melodías exploran un escenario psico-progresivo en el que los ecos del rock de los 70’s se adornan con pinceladas cercanas al post-rock. La etérea voz a caballo entre el legado de Yes y la complejidad de King Crimson parecen mestizarse con un fascinante resultado. Cadente por momentos, la canción se toma su tiempo para eclosionar. Envuelta en un sinfonismo monumental. Nos susurra entre complejos desarrollos que mutan constantemente sin perder el hilo argumental.  El tema mantiene una atmósfera de melancolía sin renegar de buscar nuevas vías en las que los desarrollos progresivos enriquecen su particular psicodelia. Todo un arco iris multicolor de sensaciones para fascinar al oyente con un sonido, que, a pesar de tener muchos elementos del pasado, se muestra completamente innovador.

Con una atmósfera ensoñadora y con cierto tono espacial ‘Endless return’ explora un gratificante entorno sensorial. Hipnótica por momentos y sin mostrarnos el camino, la canción contiene momentos de suavidad adornados con bellos pasajes instrumentales y una voz sumamente cautivadora. Un poderoso bajo y unas guitarras hermosas van tejiendo un intricado matiz sonoro con el que ELDER atrapa al oyente. Constantes giros en la trama entre guitarras que se superponen y un poderoso bajo, nos van dirigiendo a un escenario hermosa y fascinante a la vez. Si, esto es rock progresivo, pero un rock progresivo del siglo XXI, que no se ciñe a ningún molde, aunque las influencias son palpables. Es inevitable para mí, recordar a MOTORPSYCHO, cuando escucho el nuevo sonido de ELDER.

 ‘Coalescence’ mantiene este tono gris de las canciones precedentes. Cocinado a fuego lento, poco a poco va exhumando olores y fragancias que te conquistarán. Fornido en su base rítmica, la banda equilibra sus desarrollos instrumentales con hermosas melodías con las que cautivarnos. Sin duda, otro corte de rock progresivo de muchos quilates en el que la psicodelia es incrustada con mesura y elegancia. Sus efectos atmosféricos y sus aromatizados pasajes lisérgicos, acaban por situarnos en un espacio balsámico y reconfortante que agradecerán nuestros sentidos. Situados en nuevo Jardín del Edén, la etérea voz de DiSalvo nos devuelve a la vida perfumándonos con agradables fragancias. Un hermoso espacio, que solo aporta agradables sensaciones a pesar de su complejidad compositiva. La canción evoluciona intensificando su pesadez sin renunciar a lo etéreo de su propuesta. Complejo pero rebosante de belleza el corte combina momentos aturdidores con pasajes ensoñadores en un ejercicio compositivo magistral.

En ‘Mergedin dreams-ne plus ultra’, ELDER opta por la delicadeza, para desarrollar una canción psico-progresiva que parece compuesta en un espacio celestial.  Magnética en su apertura, su larga duración permite una exploración infinita de vibraciones. Con majestuosos desarrollos que se acercan a postulados post-rock, la banda ofrece brillantes pasajes de guitarra que ondulan livianamente dejando espacio a su riffs más poderosos y pesados. Con un sonido estratificado en dos niveles la banda crea dos canciones en una. O muchas canciones en una sola, porque las ampulosidades de sus armonías me impiden determinar exactamente en qué escenario se encuentran. Son tantos los giros y meandros de este caudaloso rio sonoro que su descripción resulta sumamente compleja. Sin duda, una buena escucha suplirá la ausencia de recurso para poder transmitir al lector todo su potencial. Un sonido de bajo perturbador en ese segundo plano que todo abarca, un ritmo fuerte y dinámico, y los constantes escarceos de su dupla de guitarras, son un argumento suficiente para caer rendido a esta monstruosidad compositiva.

Poniendo el broche al este magistral álbum, ‘The purpose’ borbotea entre pasajes psicodélicos bajo suaves tonos que nos masajean proporcionando una agradable sensación. Sus reconfortantes desarrollos, cambian levemente su aspecto para llevarnos a un espacio etéreo haciéndonos flotar entre sus melodías. Reminiscencias de Yes para acariciarnos con suavidad con hermosas armonías vocales. En esta ocasión ELDER parecen optar por la sencillez con una música delicada y completamente hermosa en la canción más algodonada de todo el álbum. El carácter progresivo omnipresente, se manifiesta aquí, mostrando su lado más amable y apacible. Esto no impide que el corte oscile, elevándose puntualmente sin perder su verdadero espíritu. Una canción con una belleza superlativa que parece sumergirse en la melancolía.

Elder

Stickman Records

Armageddon Shop

Reseña; DOCTOR DOOM.- ‘A shadow called danger’

Siete años de espera posiblemente sean muchos, pero el día ha llegado, y ya tenemos aquí el segundo álbum de los proto-rockers franceses DOCTOR DOOM. Inspirados en los sonidos clásicos de los 70’s, el cuarteto nos presenta ocho canciones llenas de frescura con un aroma vintage. Con ecos de bandas como GRAVEYARD, WITCHCRAFT o WISHBONE, la banda nos resarce de esta larga espera con un trabajo realmente impactante. Riffs proto-metal, desarrollos progresivos, melodías vocales hechizantes y unas gotitas de blues, son los ingredientes de esta pócima mágica. Un sonido pesado que nos traslada a unos tiempos en los que el rock brillaba con luz propia en un universo oscuro, legendario y rebosante de épica. El el álbum se aprecia el buen trabajo con los arreglos de unas canciones que nos meten en un cuento en el que las leyendas y los mitos del pasado se presentan con una fuerza narrativa fluida y llena de matices. Con las guitarras como abanderadas de canciones que coquetean con el heavy-rock más vibrante pero que también exploran oscuros bosques progresivos rebosantes de encanto. Sus reconocibles armonías hacen que cualquier viejo rockero encuentre su sonido favorito, en estos surcos que en ocasiones se empapan de sustancias psicotrópicas para destilar unas gotas de blues pesado y sugerente. ‘A SHADOW CALLED DANGER’ es una gran noticia para los amantes de una banda que ha estado oculta demasiado tiempo y que ahora renace como el Ave Fenix de unas cenizas que nunca terminaron de apagarse, y que arden con fuerza en una hoguera de vibraciones vintage a través de ecos proto-metal y heavy rock que bien podrían emparentarse con bandas como Hällas en una versión contenida. Porque en este álbum no ha sonidos estridentes, pero si mucha fuerza compositiva plasmada en canciones que seducen al oyente con un relato sumamente atractivo. Superada la partida de su guitarra Jeremy, la entrad en la banda de Bertrand Legrand, permite que DOCTOR DOOM siga avanzando en su carrera. Proto-heavy, rock de siempre o llámalo como quieras, pero el refinado sonido de este nuevo álbum, tiene todos los ingredientes para ser considerado un plato de alta cocina, un manjar que debe de estar en la mesa de todos los comensales gourmets de los sonidos del rock de los 70’s .

«A SHADOW CALLED DANGER’ fue masterizado por Kent Stump en el estudio Crystal Clear Sound en Texas, con obras de arte diseñadas por el artista francés Xavier Aliot. Se lanzará el 18 de noviembre en varios formatos de vinilo a través de Black Farm Records, y la versión en CD saldrá el 20 de enero de 2023 a través de Ripple Music

DOCTOR DOOM son:
Jean-Laurent Pasquet – Guitarra, voz
Sébastien Boutin Blomfield – Bajo
Michel Marcq – Batería
Bertrand Legrand – Guitarra.

El álbum abre con uno de los temas más largos, ‘Come Back to Yourself’ . Profundos y suaves acordes de guitarra abren la puerta a un mundo mágico. Tras la introducción la canción palpita hasta explorar sonidos más propios de otros tiempos. Con una cadencia Graveyard, una atractiva melodía se adorna con solos que van y vienen en un constante oscilar por terrenos hard-rock. El magnético bajo amortigua las embestidas de unas guitarras contenidas. El corte cabalga brioso por un espacio vintage, de tonos progresivos. Con momentos en los que el blues se fusiona con la psicodelia y lo progresivo, el corte calma su ímpetu proporcionándonos gratificantes momentos.

Los tambores nos llevan directamente a ‘What They Are Trying To Sel’l. Aquí DOCTOR DOOM se sumerge en un espacio más rocoso, en el que el blues aflora con sutileza entre vibrantes ritmos. Con un groovy contagiosos la canción se eleva con desgarrados pasajes que reposan en una sima proto-doom de manual. Embarcados en esos sonidos de los 70’s la oscuridad se apodera de la canción. Un descenso a lúgubres espacios de los que la banda sale con golpes de heavy rock con un tono vintage aportado por la entrada del órgano. El corte acaba con logradas y contagiosas melodías de guitarra y unas voces inquitantes hasta sumirse en una espiral de riffs.  

‘Ride on’ nace de suaves acordes acústicos que empapan el ambiente de aromas florales. Una nueva vuelta de tuerca a un sonido que se expande en distintos escenarios estilísticos. Retomando sonidos más propios de Witchcraft o Graveyard, el blues empapado de psicotrópicos nos arrulla en un entorno nebulosos sumamente gratificante. Sin perder el enfoque melódico el corte bebe del legado del los 70’s para narcotizarnos con hermosos pasajes de guitarra. Un fascinante viaje de ida y vuelta que se torna más desgarrador. Con un buen manejo de coros y voces, la canción se estratifica pudiendo apreciar cada instrumento con nitidez.

Sin duda, ‘A SHADOW CALLED DANGER’ es un álbum variado y divertido, y los golpes de hard rock de ‘Connected by the Worst’ lo corroboran. A caballo entre momentos Rory Gallagher y desarrollos Wishbone Ash, el corte eleva su ritmo e intensidad hasta llevarnos a un espacio heavy-rock. En constante cambio de fisonomía, de la canción se retuerce en su sonido, mutando las armonías más pesadas y afiladas.  

‘Hollow’ se balancea sobre melodías retro con ganchos vocales y solos incisivos. Momentos proto-metal de muchos quilates, con una luminosidad atractiva. Una canción fresca que no renuncia a la esencia de la banda. Con riffs reconocibles recorre espacio que coquetean con el heavy-progresivo con un ritmo cadente pero firme. Con esa mirada al frente, consiguen ir activando las terminaciones nerviosas del oyente hasta tornarse más parsimonioso e incluso algo psicodélico por momentos. Un descanso que sirve para cabalgar por laderas en las que la épica se palpa en cada paso.

A golpe de heavy-blues y con ecos Wishbone Ash, ‘The Rich and the Poor’ nos sume en un trance chamánico lleno de fuerza. Oscuro y con los ecos de las bandas pesadas nórdicas de los 70’s muy presentes, la canción va tornándose más pesada en una exploración proto-metal con esos elementos progresivos que tan bien saben insertar con sutileza. Un conjunto que funciona y resulta fluido en su narrativa.

‘In This Town’ fue la primera canción que los franceses nos desvelaron de este nuevo trabajo. Un blues pesado y humeante en su apertura, que se sustenta en golpes de riffs rugosos y ásperos entre melodías oscilantes guiadas por un groovy cadente y preciso. Con pinceladas psico-progresivas, el tema recorre distintos espacios melódicos con sutiles y sugerentes coros ocasionales. Su nebulosa atmósfera vintage cambia el aspecto del corte, para hacerlo más progresivo. Una formula que funciona y con la que el oyente se despierta en un entorno diferente cada vez que cierra los ojos. Su sonido robusto se nutre de fuertes tambores y un bajo excelso que contrastan con el órgano pastoral. Porto-heavy, rock de siempre o llamalo como quieras, pero la canción consigue hacer volar la cabeza. Como broche final unos pasajes con cierto clasicismo y una melodía más propia de David Bowie, ponen la guinda al tema.  


Como epílogo, Sarabande es una canción que se va cociendo a fuego lento con un tono épico en su apertura. Con unas guitarras duales explorando atmósferas progresivas, la banda nutre de melancolía un corte con fantásticas melodías y una armonía más propia de los dinosaurios de los 70’s, dejando un final abierto a este nuevo capítulo.

DoctoR DooM

Ripple Music

BLACK FARM Records

Reseña: GAUPA.- Myriad’

Saliendo completamente de cualquier encasillamiento y superando incluso en calidad su anterior álbum ‘FEBERDRÖM’, los suecos GAUPA parecen dar un puñetazo en la mesa con su nuevo álbum ‘MYRIAD’. En este nuevo relato épico, la fantasía y la espiritualidad se desarrollan entre poderosos ritmos y unas seductoras melodías celestiales, con las que la banda, te hará despertar de cualquier sueño, invitándote a un maravilloso relato. Comandados por una línea de bajo que taladra la cabeza del oyente, unos tambores que suenan como el trueno en una noche de tempestad, una voz seductora, y rebosante de magnetismo, así como unas guitarras afiladas, GAUPA publica su mejor álbum hasta el momento. Un álbum en el que se percibe la madurez de una gran banda que sabe jugar con los elementos Stoner, el heavy-rock, el folk, lo progresivo, la psicodelia, y un sinfín de géneros, para componer unas magníficas canciones alejadas de cualquier estereotipo. Sin duda, estamos ante un álbum poderoso que pondrá a la banda en el punto de mira de mucha gente, para la que hasta ahora era desconocida. Usando los tiempos con destreza, la contundencia y monumentalidad de sus melancólicas atmósferas, crean unos fascinantes paisajes sonoros a los que no podrás resistirte. El registro lírico de su fascinante cantante  Emma Naslund, destaca en unas canciones que difícilmente se identificarán con un género concreto, porque, en ellas vive la versatilidad. A veces comparada BOJRK, Emma se erige como al alma mater de una banda sólida, que sabe arreglar sus canciones para que se muestren esplendorosas. Una exuberancia impregnada de fragancias lisérgicas y la crudeza de momentos hard & heavy rock, bajo cegadoras tormentas desérticas, son los mimbres de un abanico de estilos que podrías definir en cada canción. Con estos antecedentes, no resulta extraño que hasta el blues o incluso el soul, acudan a la ceremonia de la banda de la ciudad de Falun. No olvidemos el significado de GAUPA, ese misterioso gato salvaje de orejas puntiagudas, garras poderosas, mirada profunda y pelo aterciopelado. Una descripción que bien podría servir para definir las cualidades de la banda. Porque GAUPA son así, y sus canciones contienen elementos compositivos sobre los que podrás recostarte apreciando su ternura, una fuerza desgarradora que te intimidará por momentos, y ese halo de misterio que te lleva a un entorno desconocido. Con ‘MYRIAD’, GAUPA se consagran como una banda a tener muy en cuenta en la escena pesada europea, ya que acaban de publicar un álbum sobresaliente y bastante poco convencional. Solo me queda invitarte a entrar en este cuento de misterio, para que te dejar llevar y descubras un mundo lleno de gratificantes sensaciones.

‘MYRIAD’ está disponible vía Nuclear Blast.


Abriendo de una forma arrolladora, los briosos tambores y los fuertes riffs de ‘Exosekeleton’ nos hacen augurar que estamos ante un monstruo de álbum. Un bajo que te machaca una y otro vez va impulsando un corte pesado como el plomo y que conjuga elementos Stoner, con tonos de heavy rock y una seductora voz lírica. Toda una estampida que nos lleva a un plácido paseo por prados verdes en una atmósfera progresiva que va in crescendo hasta convertirse en un demoledor huracán. Impetuoso y difuso, el sonido de los suecos contiene un sin fin de elementos, que hacen que la canción se enriquezca sin perder sus genes. Una portentosa percusión, unos riffs hilarantes, unido a voz dulce y un bajo monstruoso, completan un corte brutal.

Impulsado por una fornida línea de bajo ‘Diametrical Enchantress’ gravitan entre el blues el soul y el rock de siempre. Su poderoso sonido se alimenta de infecciosos y afilados riffs que contrastan con la seductora voz. Un tempo cadente va ondulando marcado por el sonido de las cuatro cuerdas con elementos progresivos. Un corte vibrante, luminoso y pesado a la vez.

En una espacio suave y relajante ‘Moloken’ nos susurra con una seductora voz y un ritmo pausado. Oscuro y con un aura de misterio, el tema no necesita demasiado en eclosionar entre crujientes riffs elevando el tono vocal. Su lírica desgarradora aflora entre suaves pasajes que acaban por envolvernos en una atmósfera densa y aterradora. Partiendo de una suavidad compositiva, la canción va tornándose más compleja en su armonía en una inclinación psico-progresiva.

‘RA’ se sitúa en un espacio entre el que el Stoner, el rock progresivo y la psicodelia cohabitan en armonía. Una canción poderosa que no renuncia a delicados pasajes auspiciados por la dulce y sentimental voz de su cantante. El tema pasa por distintos estados de ánimo sin perder un ápice de fuerza, desde los pasajes más suaves a los momentos más tortuosos y pesados.

Desde la pausa y dulzura, ‘Elden’ se desarrolla en una tenue atmósfera desde la que una fascinante y susurrante voz llena de encanto nos hipnotiza perturbando nuestros sentidos, haciéndonos partícipe de su hechizo. Aturdidos por la potente línea de bajo, la lírica poética colorea con su sensualidad unos acordes de tintes clásicos en una conjunción melódica con tintes de misterio y oscuridad. Consiguiendo sumergir al oyente en este terrorífico escenario la canción se eleva majestuosa con esa voz lírica más propia de los cantos de sirena. Un sortilegio de vocación ocultista, que parece llamar a alguna divinidad con su melodía. Solos impactantes y la profundidad melódica habitando en un espacio lisérgico y aturdidor. Un corte oscuro, lleno de épica.  

‘My Sister Is A Very Angry Man’ se recrea en contagiosos sonidos hard-rock potente con un aroma añejo. Con un gran frenesí rítmico, la banda nos lleva al foco de la canción. Un vodevil salvaje en el que el blues se asoma a la ventana para impregnar de un groovy retro el auditorio central del corte. Idas y venidas, siempre bajo magnéticos ritmos, hacen que el corte se estira y se afloje con destreza para activar la capacidad sensorial del oyente. Sin darte cuenta estás sumido en una espiral de la que resulta difícilmente salir. Groovy, cambios de ritmos, pesadez y vientos desérticos son en esta ocasión los argumentos para conquistarnos.

Suaves y exóticos acordes una cautivadora voz son el punto de partida de ‘Sömnen’. Un canto ceremonial empapado en sentimiento a través de las estrofas hechizantes de una voz portentosa. Una bella canción que nos susurra entre acordes acústicos de una guitarra que exhuma magia en cada nota. Cuidadas y delicadas melodías son teñidas de sentimientos en una hermosa canción mística.

La psicodelia espacial nos acerca a ‘Mammon’ para demostrar la variedad de registro que nos pueden ofrecer GAUPA. Desarrollándose en un nebuloso espacio arropado por una neblina lisérgica, la sacerdotisa mayor de la mayor expande sus plegarias antes de que la bestia aparezca. Tambores ceremoniales y cantos desgarrados invocan a las fuerzas de este misterioso entorno. Retomando la fórmula de taladran las neuronas del oyente entre polvos narcóticos, la dualidad bajo-batería socava la capacidad del oyente. Un sonido denso y plomizo, que contrarresta lo liviano de su melodía. Un yin yan efectivo que la banda parece tener en sus genes. Encaminando a un territorio más propio del psycho-doom, el corte explora sinuosas cavernas entre vapores psicotrópicos. Una combinación atractiva, construida con unos cuidados arreglos y cambios de ritmo en el momento oportuno. La canción precipita en us parte final en una explosión de aturdidores riffs pesados que estiran la cuerda hasta el infinito.

GAUPA

Nuclear Blast 

Reseña: C C QUEEN.- ‘Scavenger’

Dos años después de su EP debut ‘NANCY’ sigue plasmando sus emociones, sus sueños y sus fantasmas en un fascinante álbum en el que la psicodelia aromática se adorna con tenues elementos progresivo en una atmósfera melancólica. Porque ‘SCAVENGER’ nos muestra un universo singular en el que una cálida voz en línea LEONARD COHEN, nos susurra transmitiendo un sinfín de sentimientos encontrados. Un viaje alucinante presidido por una tristeza que se palpa en cada acorde. El buen trabajo compositivo se refleja en canciones que transmiten al oyente un estado de ánimo gobernado por la tristeza. Si bien el sonido de CC QUEEN es sumamente personal, también encontramos el legado de PINK FLOYD en alguna de sus atormentadas canciones. Balanceándose suavemente, este emotivo álbum, nos arrulla poniendo banda sonora al silencio y a una reflexiva soledad. Sin estridencias, las canciones fluyen grácilmente saliendo de la pausa para elevar su intensidad con golpes de fuerza y pesadez, en un escenario en el que el romanticismo muestra su mejor versión. Sin duda, ‘SCAVANGER’ no es un álbum para elevarte el ánimo ni para incitarte al baile, pero si para sumirte en un gratificante sueño a la luz de las velas. Imaginación, creatividad y talento unidos para componer un magnífico y alucinante álbum que, a buen seguro, te sorprenderá.

El álbum arranca con ‘Common sense’ Una canción marcada por la cálida voz de su cantante y guitarra. Un susurro de voz quebrada que es acompañado por cadentes pasajes con tonos psicodélicos.

‘Anarchy opmne’ nace de acordes acústicos para ir mutando a un perturbador entorno lisérgico en el que todo se vuelve turbio y difuso.

Introducido por una especie de cantos ceremoniales más propios de la tradición budista, ‘Scavernger part- 1’ se nutre de pasajes recitados y una suave instrumentación en una enigmática atmósfera. Sin elevar su intensidad el corte contiene pasajes progresivos con un aire de teatralidad.

Ubicados en el sosiego, ‘True’ y su pausada voz se adorna con acordes de guitarra que van revoloteando con dulzura con notable tono floydiano. Recuerda algunos momentos de ‘The Wall’ y entenderás de lo que hablo.

Con mas de ocho minutos ‘Many years’ con unos atractivos tambores y el sonido de los teclados cambian el estilo sin renunciar a ese escenario oscuro y sugerente. Sin estridencias el tema se adorna con diversas melodías comandadas por la cautivadora voz.  Manteniendo la pausa en la mayor parte del corte, éste eclosiona en la parte final con riffs ásperos y pesados sin perder su espíritu.

En un tono más experimental ‘Scavernger part- 1’ se recrea en el sonido del piano para envolvernos en un aura de romanticismo. Aquí la melancolía nos atrapa entre hermosas melodías. Una canción triste y cálida repleta de sentimiento.

‘Litanies’ nos nuestra a los franceses en un curioso espacio progresivo que se elva majestuosos y con un aura perturbadora. En sus ondulaciones aparecen unos fantásticos pasajes de guitarra auspiciados por una rica pero tenue instrumentación.  Un desgarrador corte psico-progresivo que refleja la desazón de una triste historia. En esta canción encontramos los momentos mas pesados y turbadores del álbum insertados con mesura.

CC QUEEN se atreven con una curiosa e irreconocible versión de ‘Basket case’ de GREEN DAY. Olvídate de la fuerza de su potente melodía porque aquí la melancolía reina en un modo más propio de Leonard Cohen. Curioso.

‘Zarof’ prosigue con una fórmula que funciona. Cálida voz susurrante envuelta en un halo de melancolía con elementos psicodélicos y algún embiste progresivo.

En ‘Cannibalism’ persisten las suaves melodías empapadas en fragancias de psicodelia exótica. A paso lento el corte borbotea entre efectos envolventes creando una atmósfera completamente lisérgica. Un cadente caminar que cuenta con esa seductora voz empapada en melancolía exhumando aterciopelados pasajes. De nuevo, los momentos floydianos afloran dando brillo a otra canción dócil y sugerente.

Con una delicada brisa jazzera, ‘Delicious’ nos acaricia suavemente con su relato. Atormentados pasajes recitados se alternan con ese estilo Cohen tan característico. Otro corte romántico y rico en sentimientos que la banda consigue transmitir al oyente.

CC QUEEN

Reseña: VITSKÄR SÜDEN.- ‘The Faceless King’

“THE FACELESSS KING’ es un álbum conceptual e inmersivo, que hace que podamos mirar a nuestro interior con sus magníficas y épicas canciones. Siguiendo una narrativa fluida, la psicodelia se emparenta con las vibraciones hard-progresivas de los 70’s, en una evolución maravillosa hacia el futuro. Porque el álbum no suena añejo, ni pretende reproducir sonidos del pasado, sino que los toma como referente, para evolucionar en su propio relato. Un cuento épico en el que todo tiene sentido y en el que la banda crea canciones monumentales llenas de fascinantes matices. Si a eso unes una fantástica composición y ejecución, el resultado es un álbum que bien podríamos definir como ‘obra maestra’ del hard psico-progresivo contemporáneo. Desarrollándose en fantásticas atmósferas de oscuridad, cada canción consigue hacer partícipe al oyente de su propuesta, con una fluidez asombrosa.  Estamos ante un álbum descomunal, rebosante de calidad, que seguramente se convertirá en un referente para cualquier amante del heavy-progresivo del siglo XXI. Lleno de capas, matices y texturas, el nuevo álbum de la banda de Los Ángeles, consigue conjugar en siete canciones, todo lo que un buen amante el género necesita. Desarrollándose en oscuras e imponentes atmosferas en las que los elementos de fantasía juegan con destreza con elementos folk, psicodélicos y sobre todo, progresivos. Un camino este, que muchas bandas parecen estar tomando últimamente, pero que VITSKÄR SÜDEN ya nos mostraron en su maravilloso debut, de 2020. Un flujo constante impulsa cada canción, recorriendo espacios cósmicos, legendarios, en los que las guitarras complementan su fantástica base rítmica y se adornan con un sinfonismo que nace de unas fascinantes melodías vocales. Porque “THE FACELESSS KING’ lleva lo filarmónico en sus genes, pero también la fuerza, la ficción, el misterio y la oscuridad. Todo envuelto en un manto de psicotrópicos que te hará volar a un mundo mágico y sumamente fascinante. Un escenario presidido por un tono melancólico que resulta sumamente apetecible en este brillante relato. VITSKÄR SÜDEN explora los misteriosos límites del mundo del rock, encontrándose en la encrucijada de Pink Floyd, King Crimson, Wovenhand, Lord Vicar y Jaye.  ‘THE FACELESSS KING’ es el relato de un rey malévolo destronado y asesinado por sus súbditos, cuyos restos han sido adquiridos por un culto siniestro que intenta resucitarlo para sus propios y oscuros propósitos.

VITSKÄR SÜDEN son:
Martin Garner – Bajo/Voz
Julian Goldberger – Guitarra/Sintetizadores
Christopher Martin – Batería
TJ Webber – Guitarra

Producido por Vitskär Süden y Don Cento, mezclado por Don Cento en CenTones, Austin, TX. Masterizado por James Driscoll. Arte de portada de Samuel Araya. Grabado en la primavera de 2021 en Studio 64, Los Ángeles. THE FACELESSS KING’ está disponible vía Ripple Music.

‘The Way (Part I)’ sirve de prólogo a esta aventura épica en la que la fantasía aparece en cada canción. Atmosférico en su presentación, los elementos psicodélicos se van fusionando con unos genes heavy-prog para sumirnos en una narrativa ensoñadora. Voces profundas y números efectos crean una cortina sonora que de inmediato nos atrapa. Con numerosos efectos espaciales nacidos de los sintetizadores consiguen crear un mundo paralelo.

Como continuación del tema anterior, ‘The Way (Part II)’ desarrolla este épico relato con elementos del rock progresivo de antaño. Sin renunciar a la psicodelia, sino todo lo contrario, las voces etéreas vas susurrándonos en un ambiente turbio y psicotrópico. Elementos pesados se van insertando con sutileza para crear un corte faraónico lleno de épica. Una canción oscura y perturbadora que acaba por sumir al oyente en un trance sonoro de descomunales dimensiones.

Sin salirse del guion, y continuando con el fantástico relato, ‘Archdiocese Of Worms’ a través de una poderosa y magnética línea de bajo nos golpe de forma aturdidora. Con capas de sonido que se superponen unas a otras, la banda crea otra canción monumental en la que los elementos hard-progresivos se combinan con brillantes guitarras que tiende a la psicodelia pesada. El resultado es otra canción en la que el legado de los grandes dinosaurios de del hard-progresivo de los 70’s parecen unirse a la batalla.

En un espacio más melancólico, la magistral ‘Voices From Beyond The Wall’ pone la pausa con unas conmovedoras voces y una instrumentación ejecutada lentamente, pero en la que cada acorde logra transmitir sensaciones al oyente. Hermosos desarrollos de guitarra son arropados por una exuberante y acogedora instrumentación creando una canción llena de sentimiento. Wow, ¡¡¡esto es sencillamente genial!! Sin duda, en mi opinión la mejor canción de un álbum rebosante de belleza y buenas canciones.

‘Shepherds On The Roadside’ mantiene las intricadas estructuras instrumentales que soportan las fascinantes melodías vocales. Con una leve cortina psicodelia creada por efectos atmosféricos la oscuridad adquiere tonos melancólicos. Una tristeza hermosa que proporciona una sensación extraña. Misteriosa pero relajante, la canción cuenta con solos de guitarra insertados entre los golpes de esa magnética línea de bajo y un ritmo cadente. La conjunción de instrumentos perfectamente ensamblados logra crear otra canción épica en la que se conjugan grandes pasajes progresivos con un ambiente psicodélico entre ritmos pausados pero pesados a su vez. Un equilibrio que hace que el corte, vuelva a atraparme, como lo han hecho las canciones precedentes.  Nuevamente, una canción épica y melancólica de la que poder disfrutar una y otra vez.

‘Bonedust And Dark’ parece tomar guitarras floydianas, para con su implacable ritmo crear un entorno aturdidor en el que la psicodelia se manifiesta con personalidad. Diseñando perfectamente cada nota, y cada riff, la banda construye un clima acogedor e inquietante a la vez. Es como si entrarás en un entorno hostil, pero manteniendo la calma, y la seguridad de que nada malo va a pasar. Acido y punzante, el corte golpea con fuerza la capacidad neuronal del oyente para atraparlo en su oscuro relato.

Con más ocho minutos, ‘The Broken Crown‘ pone el epílogo de forma brillante a este monumental álbum. Sin salir de ese espacio oscuro y enigmático en el que la melancolía y los recuerdos del pasado parecen acecharnos, VITSKÄR SÜDEN, van cocinando a fuego lento otra hermosa canción. Con cierto tono cósmico, la canción se dota de elementos sinfónicos que miran a un entorno sideral. Aquí los sintetizadores crean un espacio, en el que se conjugan elementos progresivos con otros más coloristas, especialmente en la voz. Serpenteando, pero siempre en un continuo avance, el otre va explorando diferentes estados de ánimo con su intrincada y cambiante instrumentación. Un flujo constante que hace que todo se siente cohesionado, sin que nos demos cuenta de los cambios que la canción va teniendo en su desarrollo.

Vitskär Süden:
Sitio
 web ⎪ Facebook ⎪ Bandcamp ⎪ Instagram ⎪  Spotify

Ripple Music:

Sitio web ⎪ Facebook ⎪ Bandcamp ⎪ Instagram