Entrevista/interview: KING BUFFALO

Entrevistamos al guitarra y cantante de KING BUFFALO, Sean McVay. Sean nos da todos los detalles sobre la trilogía compuesta por sus álbumes THE BURDEN OF RESTLESSNESS’ (reseña aquí), ‘ACHERON’ (reseña aquí) y ‘REGENERATOR’ (reseña aquí) y nos cuenta todas sus sensaciones sobre la evolución de la banda.

(English below)

We interviewed the guitar and singer of King Buffalo, Sean McVay. Sean gives us all the details about the trilogy composed of its albums The Burden of Restlessness’ (review here), ‘Aheron’ (review here) and ‘regenerator’ (review here) and tells us all its sensations about the evolution of the band .

————ESPAÑOL————

DenpaFuzz: En primer lugar, quería agradecerte el sacar un poco de tiempo de hacer esta entrevista ya que acabáis de regresar de una intensa gira en Europa y ahora os embarcáis en una nueva gira en Estados Unidos. Empecemos por el principio, aunque seguramente lo habréis explicado ya antes. Si bien ‘REGENERATOR’ se haya retrasado un poco, ¿Cómo surge la idea de lanzar 3 álbumes en un mismo año? ¿Cuál era el objetivo de esta trilogía?

(Sean): Cuando llegó la pandemia y se suspendieron las giras, queríamos encontrar una manera de mantenernos activos y productivos. Tuvimos la suerte de tener un gran espacio de ensayo en el que podíamos estar separados y seguros, así que comenzamos a improvisar y terminamos con una tonelada de material que nos entusiasmaba. Redujimos eso a lo que terminó convirtiéndose en los tres discos, y luego nos pusimos a trabajar en ellos. Realmente fue solo el resultado  de tener demasiado tiempo libre de repente.

DenpaFuzz: Tengo la sensación de que los tres álbumes, aunque diferentes, tienen muchos puntos en común. En 2021 y 2022 KING BUFFALO parece sonar más metálico, más kraut e incluso me atrevería a decir que más psicodélico. ¡Esto es así?

(Sean):Durante las sesiones improvisadas iniciales, simplemente experimentamos mucho con diferentes sonidos y ritmos, etc. No nos propusimos hacer nada específico. Simplemente tocábamos lo que se sentíamos en ese momento. Luego comenzamos a organizar las cosas y encontramos patrones que fluían bien juntos. Lo único que teníamos muy claro era asegurarnos de que los tres discos tuvieran sonidos claramente diferentes. No queríamos hacer el mismo disco tres veces.

DenpaFuzz: De la misma manera, con THE BURDEN OF RESTLESSNESS encontrábamos a la banda sumida en la oscuridad, con un sonido rudo por momentos, en ‘ACHERON’ todo parecía tornarse algo más atmosférico, y en REGENERATOR’ daba la sensación de que os abríais a un sonido más luminoso y melódico, ¿Cómo encajan estas piezas en vuestro particular puzzle?

(Sean): Bueno, diría que lo que describes es ciertamente lo que buscábamos. Burden fue un álbum oscuro, sombrío y sombrío. Acheron era más etéreo y misterioso. Regenerator fue más dinámico y optimista. Siento que Burden se enfoca en diferentes estados de trauma y estrés. Acheron retoma las consecuencias de todo eso y comienza a tratar de alejarse de eso. Regenerator es una especie de resurgimiento e intenta dar sentido a todo lo que le precede.

DenpaFuzz:¿Dónde encontráis vuestra fuente de inspiración?, ¿tenéis alguna banda del pasado (o del presente) en la que os miráis para componer vuestras canciones?

(Sean): Hay innumerables bandas que me han inspirado a lo largo de los años, y siempre trato de encontrar pequeños fragmentos de inspiración en todo lo que escucho. En cuanto a las influencias obvias, Pink Floyd es mi banda favorita de todos los tiempos (lo cual creo que no sorprendería a nadie que haya escuchado a King Buffalo jaja). Fuera de los periodos de creación y composición, escucho todo tipo de cosas que sin duda me influyen e inspiran, pero durante esos periodos, trato de no escuchar mucha música porque me resulta difícil no empezar a imitar sin querer, lo que esté escuchando en ese momento.

DenpaFuzz: Después de esta trilogía, ¿Qué camino va a seguir la música de la banda? ¿os habéis planteado hacia donde va a ir vuestro sonido? Tengo la sensación de que sois una banda en constante evolución, ¿Cómo afronta la banda el futuro?

(Sean): Oh, no tengo idea!. Solo queremos hacer discos de los que estemos orgullosos y que se sientan bien. Queremos esforzarnos como banda y crecer con cada álbum. Realmente nunca planeamos qué o cómo sucederá eso con demasiada anticipación.

DenpaFuzz: En la tarea compositiva, ¿Quién lleva la voz cantante? ¿Cómo nace una canción de KING BUFFALO? ¡Como resulta el proceso hasta que cada tema está terminado?

(Sean): La gran mayoría de nuestras canciones evolucionan a partir de jam sessions. Las grabamos todas según ocurren. Las llevo a casa y comienzo a cortarlos y reorganizar las cosas para después enviárselas a Dan y Scott para recibir sus comentarios. A partir de ahí, arreglo algunas melodías vocales ásperas y letras escasas. Scott generalmente me envía algunas letras adicionales basadas en lo que ya había escrito y así, vamos de un lado a otro hasta que esté completo.

DenpaFuzz: Tengo especial curiosidad por saber cómo surgió la idea de grabar ‘Acheron en aquella gruta. Supongo que sería una experiencia muy gratificante para los afortunados que pudieran estar allí, y vosotros, ¿Cómo vivisteis aquel momento?

(Sean): Esa fue una idea de Scott. Había visitado la cueva con su familia y pensó que sería un lugar interesante para hacer un disco/video. Era un lugar increíblemente genial y estoy muy orgulloso de lo que logramos allí, pero, sinceramente, fue un proyecto muy difícil. Fue diferente a todo lo que habíamos hecho antes, y hubo muchos desafíos realmente únicos que no habíamos previsto. Hicimos todo en un día, así que fue muy agitado y estresante, pero al final valió la pena.

DenpaFuzz: Si tuvierais que explicar a alguien que no os conozca, que tipo de música hacéis, ¿Cómo se lo explicaríais? ¿A que suena KING BUFFALO para vosotros?

(Sean): Intentamos sonar como si estuviéramos envueltos en una cálida manta difusa en el espacio.

DenpaFuzz: Durante vuestro tour europeo he tenido la oportunidad de encontrarme con vosotros en dos festivales, Krach am Bach y Sonicblast Moledo. En ambos he visto a un público que disfrutaba con vuestros shows, pero ¿Qué sensaciones tenéis vosotros sobre dos públicos de alguna manera diferentes?  Y ahora en Estado Unidos, tendréis una audiencia diferente. ¿Qué diferencias encontráis entre el público europeo y el público americano?

(Sean): Krach am Bach y Sonicblast fueron definitivamente dos de los momentos más destacados de toda esa gira. La combinación de las increíbles multitudes y las alineaciones de bandas asesinas crearon experiencias absolutamente increíbles. Cada noche, cada multitud es diferente. Hay tantos factores diferentes que entran en juego, pero creo que una de las mayores diferencias entre Europa y América del Norte es la cantidad de festivales (como Krach am Bach y Sonicblast). Simplemente no tenemos muchos festivales como esos por aquí. Creo que tal vez la escena de la heavy-psych es un poco más prominente en Europa, mientras que en los EE. UU. es un poco más clandestina. Pero una cosa es igual. Ambos lugares comparten que las personas que vienen a estos festivales, aman ese tipo de música y son muy apasionados con ella,  y eso es genial.

DenpaFuzz: Supongo que para cualquiera que haya seguido vuestra trayectoria desde vuestros inicios ha sentido una evolución. Para mí personalmente, desde que os vía en Krach Am Bach por primera vez hace cuatro o cinco años, aquella banda ha crecido exponencialmente, ahora se siente una banda mucho mas madura. ¿Tenéis la sensación de que algo ha cambiado en vosotros?

(Sean): Creo que ha habido muchos cambios, pero creo que eso es totalmente normal y saludable. Hemos crecido como banda y como individuos y creo que eso es algo bueno. En lo que respecta a la banda, hemos estado haciendo esto durante mucho tiempo y, en los últimos años, hemos podido hacer la transición para convertirnos en nuestra actividad a tiempo completo. Nos estamos volviendo bastante experimentados en este punto, y creo que eso nos ha llevado a tener un poco más de confianza y comodidad. Además, todos nos hacemos mayores jaja.

DenpaFuzz: Por otro lado, el pasado año, vuestros álbumes THE BURDEN OF RESTLESSNESS y ACHERON coparon los lugares de honor de las listas de los mejores trabajos para la prensa especializada, Ahora en 2022, el recién publicado REGENERATOR se postula para repetir ese éxito. ¿Cómo sentís esto vosotros?

(Sean): Es increíblemente humillante. Simplemente nos propusimos hacer música que nos emocione. La cantidad de comentarios positivos que hemos recibido es absolutamente increíble y, sinceramente, no podemos agradecer lo suficiente a todos por apoyarnos y animarnos.

DenpaFuzz: En vuestros comienzos como banda, ¿imaginabais que el futuro iba ser como el presente que estáis viviendo?. Y, mirando nuevamente al futuro, ¿Tenéis algún sueño o alguna meta que os quede por conseguir? Supongo que todos tenemos ídolos, Si tuvierais que elegir una banda con la que os hubiera gustado compartir escenario, ¿Que banda sería?

(Sean): Si retrocedieras en el tiempo y me dijeras cuando era más joven ,que en 9 años estaríamos haciendo King Buffalo a tiempo completo y que habríamos girado por Europa varias veces, probablemente me habría reído de ti. La cantidad de apoyo que hemos recibido ha sido verdaderamente gratificante y no podemos agradecer lo suficiente a nuestros fans por ello. Todos ustedes son absolutamente asombrosos.

DenpaFuzz: En cuanto a los objetivos futuros, creo que el más importante sería simplemente continuar expandiéndonos a nuevos lugares en los que nunca hemos tocado antes.

(Sean): Y si alguna vez hubo un escenario soñado de una banda con la que compartiríamos el mismo, creo que lo simplificaré y solo diré Black Sabbath.

DenpaFuzz: Muchas gracias por tu tiempo y vuestras palabras. Enhorabuena por vuestro magnífico trabajo. Espero que pronto volvamos a encontrarnos de nuevo.

(Sean): ¡Gracias roberto! ¡Tengo muchas ganas de que nos encontrarnos de nuevo.

————–ENGLISH—————


DenpaFuzz: First of all, I want to thank you for taking some time to do this interview since you’ve just jumped right into a full new set of dates to tour around the U.S. after a really busy tour in Europe. Let’s start at the beginning, although you’ve probably explained it many times before. Even though ‘REGENERATOR’ took a little bit longer than expected, how did the idea of releasing 3 albums in the same year come about? What were you trying to accomplish with this trilogy?

(Sean): When the pandemic hit and touring was shut down, we wanted to figure out a way to stay active and productive. We were lucky enough to have a large practice space that we could stay spread out and safe in, so we started jamming and ended up with a ton of material we were excited about. We narrowed that down to what ended up becoming the three records, and then got to work making them. It was really just a product of suddenly having way too much time on our hands.

DenpaFuzz: It seems to me like these three albums, no matter how different they are from each other, have a lot in common. In 2021 and 2022, KING BUFFALO seemed more metallic sounding, more ‘kraut’ and I’d even go as far as saying more ‘psychedelic’. Is that what you were aiming at?

(Sean): During the initial jam sessions we were simply experimenting a lot with different sounds and grooves etc. We didn’t set out to make anything specific. We were just playing what felt good at that moment. Afterwards we started to organize things and found patterns that flowed well together. The only thing we were very intent on was making sure that the three records had distinctly different sounds. We didn’t want to make the same record three times.

DenpaFuzz: Along the same lines… with ‘THE BURDEN OF RESTLESSNESS’, we found a band plunged into darkness, sounding rough and even crude at times. With ‘ACHERON’, everything suddenly became a bit more ambient and atmospheric. And then, on ‘REGENRATOR’, it felt like you were opening up to a brighter and more melodic sound. In your minds, how do these pieces fit into the unique puzzle that you’ve come up with?

(Sean): Well I’d say that what you described is certainly what we were aiming for. Burden was a dark, grim and bleak album. Acheron was more ethereal, and mysterious. Regenerator was more uptempo and optimistic. I feel like Burden focuses on different states of trauma and stresses. Acheron picks up with the aftermath of all of that, and starts to try and journey away from it. Regenerator is sort of a reemergence and attempts to make sense of everything preceding it.

DenpaFuzz: Where does your inspiration come from? Do you have any band from the past (or present) that you look to when you compose?

(Sean): There are countless bands that have inspired me over the years, and I’m always trying to find little bits of inspiration in everything I hear. As far as obvious influences go, Pink Floyd is my favorite band of all time (which I think wouldn’t surprise anyone who’s ever heard King Buffalo haha). Outside of writing periods I’m listening to all sorts of things that certainly influence and inspire me, but during writing periods I try not to listen to much music because I find it difficult for me not to start unintentionally imitating whatever it is I’m listening too at that moment.

DenpaFuzz: After this trilogy, what direction is the band’s music going to take? Have you thought about where your sound is going to go? I have the feeling that your band is in constant evolution. What does the band see for the future?

(Sean): Oh man I have no idea. We just want to make records that we’re proud of and that feel good. We want to try and push ourselves as a band, and grow with each album. We never really plan what or how that will happen too far in advance.

DenpaFuzz: As far as composing goes, who takes the lead? How does a KING BUFFALO song come about? What’s the process like until each song is finished?

(Sean): The vast majority of our songs evolve out of jam sessions. We record them all as they happen. I’ll take them home and start cutting them up and rearranging things and will send them to Dan and Scott for feedback. From there I’ll start adding some rough vocal melodies and sparse lyrics. Scott will then usually send me some additional lyrics based off what I already had written and we’ll go back and forth until its complete.

DenpaFuzz: I’m especially curious to find out how the whole idea of recording ‘Acheron’ in that cavern came about? I can’t imagine how incredible it must have been for those lucky few who were there to share that moment with you. What about the band? What was that like for you all?

(Sean): That was all Scott’s idea. He had visited the cave with his family, and thought it would make for an interesting place to make a record/video. It was an incredibly cool place, and I am super proud of what we pulled off there, but honestly it was a very difficult project. It was unlike anything we’d ever done before, and there were a lot of really unique challenges that we didn’t anticipate ahead of time. We did everything in one day, so it was very hectic and stressful, but in the end totally worth it.

DenpaFuzz: If you had to explain to someone who doesn’t know what kind of music you make, how would you explain it? What does KING BUFFALO sound like to you?

(Sean): We try to sound like being wrapped up in a warm fuzzy blanket in space.

DenpaFuzz: During your European tour, I have had the opportunity to see you at two festivals: Krach am Bach and Sonicblast Fest. Both times, it was easy to see how much the audience enjoyed your shows. But, what do you guys take away from two audiences that are so different? And now that you’re back in the U.S., you have even different audiences. What would you say differentiate most European and American audiences from each other?

(Sean): Krach am Bach and Sonicblast were definitely two of the highlights of that entire tour. The combination of the amazing crowds and killer band lineups made for absolutely incredible experiences. Every night, every crowd is different. There are so many different factors that come into play, but I think one of the biggest differences between Europe and North America is the amount of festivals (like Krach am Bach and Sonicblast). We just don’t have many festivals like that over here. I think maybe the heavy psych scene is a little more prominent in Europe, where in the US its a little more underground. But one thing both places share is that the people that do come to these shows and love that kind of music are super passionate about it and that is so damn cool.

DenpaFuzz: I guess that anyone who has followed your path since you started out has felt a kind of evolution. For me personally, the first time I saw you was at Krach Am Bach about four or five years ago and the band I saw then has grown exponentially. You’re a much more mature band now. Do you have the feeling that something has changed in you? How so?

(Sean): I think there has been a lot of changes, but I think that’s totally normal and healthy. We’ve grown both as a band, and as individuals and I think that’s a good thing. As far as the band goes, we’ve been doing this for a long time, and over the past few years have been able to transition into this being our full time gig. We’re getting pretty seasoned and experienced at this point, and I think that has led to a little more confidence and comfort. Plus we’re all getting older haha.

DenpaFuzz: Going back to your releases, last year, your albums ‘THE BURDEN OF RESTLESSNESS’ and ‘ACHERON’ really caught the attention of the critics and the specialized press placed your albums among the ranks of some of the best albums released in their respective years. Now in 2022, the recently-released ‘REGENERATOR’ looks like it’s about to do the same thing. How does it feel to put out such highly-acclaimed records?

(Sean): It’s incredibly humbling. We just set out to make music that excites us. The amount of positive feedback we’ve been getting is absolutely incredible, and we honestly can’t thank everyone enough for supporting us and encouraging us.

DenpaFuzz: When you started out as a band, did you ever imagine that the future would look like what it looks like now? Speaking about the future, do you have any dreams or goals that you still want to achieve? I guess we all have our idols, but if you had to choose a band that you’d love to share the stage with, which band would it be?

(Sean): If you went back in time and told a younger me that in 9 years we’d be doing King Buffalo full time and that we would have toured Europe multiple times I probably would have laughed at you. The amount of support we’ve received has been truly humbling, and we cannot thank our fans enough for it. You’re all absolutely amazing.

(DenpaFuzz): As far as future goals, I think the big one would be to just to continue to branch out to new places that we’ve never played before.

(Sean): And if there was ever one dream scenario of a band that we’d get to share the stage with, I think I’ll keep it simple and just say Black Sabbath.

DenpaFuzz: Thank you very much for your time and your input. Congratulations on your incredible work and I hope that we will cross paths again soon.

(Sean): Thanks Roberto! I’m looking forward to running into down the road!

Traducción/translation: Jessie Jay

Crónica: KRACH AM BACH FESTIVAL 2022

Con un poco retraso os contamos todo lo acontecido en la pasada edición de Krach Am Bach. Un festival que lleva 27 ediciones celebradas y que ha colgado el cartel de sold-out en las últimas, no es un festival cualquiera. KRACH AM BACH, el maravilloso festival alemán, regresaba después de dos años de cancelaciones debido al Covid; y lo hacía por la puerta grande. Con la calidad y versatilidad de las bandas incluidas en su line-up, con múltiples apuestas experimentales alejadas de algunos convencionalismos, unas instalaciones y organización intachables, y un público amistoso y amable, nada podía salir mal. La tristeza por la cancelación de All Them Witches se había revertido con el anuncio de Monkey3, por lo que nada prácticamente había cambiado. Porque el público habitual de Krach Am Bach, es un público que peregrina a la pequeña localidad de Beelen, como el que va a una fiesta familiar, una fiesta con emotivos encuentros, una fiesta con la música psicodélica como protagonista y todos saben, que a aver a fantásticas bandas. La presente edición contaba con algunos cambios respecto a las ediciones anteriores. La ubicación del segundo escenario había cambiado a un espacio, aunque reducido, algo mayor del que se venía celebrando. Para darle su identidad propia, la organización había contratado a los chicos de Sector 7G Visual, a los que ya habíamos visto su trabajo en Desertfest Berlin. Sus proyecciones sobre el escenario de visuales realizados a la viaja usanza, con visiones liquidas que se iban superponiendo manualmente, fue algo que dio una personalidad a ese segundo escenario. Un punto de encuentro de la experimentación psicodélica en todas sus versiones. Ejemplos como este, es el resultado de una organización que quiere ofrecer lo mejor a su público, creando una experiencia total, tanto musical, como sensorialmente. Esto debería calar en otros muchos festivales, porque a la vez de ofrecer una atmósfera agradable al público, das sentido a un escenario que puede servir a la audiencia para descubrir nuevas e interesantes propuestas sonoras. En cuando a la infraestructura culinaria, me dio la sensación de que había algún puesto mas de comida y restauración en las pasadas ediciones, como también algunos mas puestos de merchan. Sin excesivas colas, la restauración respondía a las necesidades de los casi 4.000 asistentes. La zona chil out también había sido trasladada a la zona del fondo del recinto, donde se ubicaba anteriormente el segundo escenario. Un espacio con sillones y burbujas para el descanso, que siempre es de agradecer en las duras jornadas de un festival. Son muchas las horas que pasamos allí, y siempre es fácil con un espacio para el relax. El espacio para acampar seguí ofreciendo todas las comodidades, con personal siempre tratando de ayudar y organizar el parking y las zonas de tiendas y caravanas Unos prados, lo suficientemente amplios, como para que todo el mundo se sintiera cómodo. El resultado es un público con una sensación de confort y tranquilidad, dejando que todo fluya. El escenario y la iluminación no habían sufrido muchos cambios respecto a otras ediciones, lo que se traducía en un perfecto sonido durante todo el festival. Una vez más, Krach am Bach me regaló un inigualable fin de semana, escuchando fantásticas bandas, con magníficos amigos y con unas vibraciones que hacen que todo el mundo sea feliz.

¡¡Hasta el próximo año!!!!, Siempre es un placer ir a un lugar que en el que te sientes como en casa. Gracias!!

DÍA 1 (Viernes)

THE BLACK WIZARDS abrían un público ansioso por divertirse. Con una magnífica acogida, el trio portugués se metía al personal en el bolsillo con su fascinante versión de los sonidos heavy-blues 70’s. La banda daba un mayor protagonismo a las melodías sin renunciar a la fuerza innata que tienen. Una banda que continúa creciendo y que allá por donde van, consigue conquistar a un público que acabó brindándoles una sonora ovación. Una magnifica forma de empezar un fin de semana festivo desde el primer momento.

La tarde había comenzado a un alto nivel y otro trío, esta vez desde Italia subía al escenario principal de KRACH AM BACH. Los italianos, con un show sobrio ejecutaban otra actuación en la que el blues y los sonidos desérticos llenaban la atmósfera de un recinto que  acogía con jolgorio la actuación del trio. Si en el mes de noviembre me había conquistado en Alterna Sounds Festival, aquí de nuevo brillaron a un altísimo nivel.

Llegaba la hora de dar el pistoletazo de salida en el segundo escenario. Allí la organización había preparado una apuesta original y diferente en la que bandas más experimentales ofrecía su buen hacer. KOMBYNAT ROBOTRON con su habitual puesta en escena con las batas de científicos sobre el escenario se veían arropados por las magnificas proyecciones analógicas de los chicos de visual 7G. Cosas así hacen de Krach Am Bach un festival único, y los sonidos kraut empapados de psicodelia especial se gozaban entre un público que abarrotaba ese segundo escenario. No se que tiene esta banda, pero su hipnotismo contagioso consigue que todos los presenten balanceen sus cabezas y sus cuerpos al son de estos alquimistas de la psicodelia más futurista. Sobresalientes.

KOSMODOME era una de esas bandas que tenía muchas ganas de ver. Diferentes a lo que habitualmente estas acostumbrados en este tipo de festivales. Calmadas melodías que sonaban mucho más sólidas que en disco, con un sonido más orgánico y sumamente gratificante.

A su conclusión era el momento de volver al segundo escenario a continuar con la experimentación psicotrópica. Los franceses KORTO eran unos desconocidos para mí, pero de inmediato consiguieron atraerme. Envueltos en proyecciones psicotrópicas, su hipnótica apuesta de tintes kraut volvía a ser una grata sorpresa. Siempre es de agradecer poder disfrutar de bandas así en vivo.

El  escenario principal se vestía de gala para recibir a MONKEY3. La banda suiza se había incorporado a última hora al festival tras la ausencia de All Them Witches. EL cuarteto son una banda solvente que a estas alturas tienen poco que demostrar. -su actuación fue bien recibida por un público que disfrutaba de sus devaneos lisérgicos. Lucas humo y un sinfín de riffs mágicos envolvían la noche alemana con una de las mejores bandas de la jornada.

La noche iba avanzando y los franceses ALBER JUPITER eran los encargados de cerrar las actuaciones en el segundo escenario. Lo cierto es que no pude ver su actuación al completo, pero, en cualquier caso, lo que ví de ellos, me gustó. La experimentación continuaba con el dúo. Bajo y batería consiguiendo llenar el escenario de sonido densos y psicotrópicos. Una experimentación que era bien recibida entre un público que esbozaba caras de felicidad. `

La jornada terminaba, pero todavía nos quedaba un plato fuerte que degustar. Los daneses MYTHIC SUNSHIP llegaban con todo su arsenal preparado para crear el caos. La banda ejecutaba una actuación en la que el jazz y la experimentación psicodélica alcanzaba cotas de alto nivel. Puede que su complejo sonido no sea para todos los públicos, pero los asistentes al festival pudieron disfrutar de una actuación intensa y ensoñadora a la vez. Estos chicos tienen mucha calidad, y sin hacer mucho ruido, desplegaban todo su arsenal en una sobresaliente actuación. Por fin conseguía quitarme la espina de verlos en directo y su actuación, resultó finalmente como había esperado, mágica.

La hora del descanso había llegado en una jornada en la que todas bandas habían brillado, cada una con su particularidad, pero todas habían recibido el cariño de un público que se había divertido.

Día 2 (Sábado)

La hora del mediodía es el momento en el que los americanos VALLEY OF THE SUN abrían la jornada del sábado. Era una de las bandas más pesadas, y sus riffs arenosos fueron bien recibidos por un publico que se reponía de la jornada del día anterior. VALLEY OF THE SUN salieron al escenario a por todas, y eso quedó patente en una actuación ardiente en la que los de Ohio lo dieron todo, recibiendo una gran ovación de todos los presentes.

En el segundo escenario el trio alemán MONOCLUSTER ponía la sobriedad en una transición de los riffs Stoner que habían acompañado la actuación anterior con su psicodelia onírica. Grandes desarrollos instrumentales con los que dejaban patente su maestría en esto de la psicodelia pesada. No defraudaron.

A mis queridos BISMUT los había visto recientemente en el Dunajam jam, donde había dejado patente su calidad. Su combinación de riffs post-metal con su psicodelia pesada se sucedía canción a canción. Pesados, firmes y con un sonido prieto, y bien ejecutado se coronaban como una de las sorpresas para muchos de los presentes. Estamos ante otra banda que sigue creciendo en su sonido, ofreciendo cada vez unas actuaciones más completas, con la que acaban por conquistar a la audiencia. En Krach am Bach se coronaron como una de las bandas de la jornada.

En este ir y venir de un escenario a otro, llegaba el turno para IGUANA. Otra de esas bandas que tiene cabida en un festival abierto a propuestas frescas en las que la psicodelia hipnótica tiene el protagonismo. De nuevo, las proyecciones de los chicos de Sector7G visuals arropaban su actuación. Con su guitarra escayolado de una pierna, la banda no quería dejar la oportunidad de mostrar su potencial, y así ejecutó su actuación, sentado en una silla, lo que no impidió dejar muestran de su buen hacer a las 6 cuerdas.

La avalancha de sonidos psicodélicos tenía continuación con SMOKEMASTER. Una banda que cuenta con todo el apoyo del sello Tonzonen Y que ya había tenido la oportunidad de ver el año pasado un par de veces. Un perfecto termómetro para comprobar su evolución, algo que quedaba meridianamente claro con una actuación en la que el hard- el blues y la psicodelia vintage envolvían el escenario principal. Los de Colonia son una banda querida y eso se notaba en un público disfrutón, que acabó pidiendo mas y brindó una gran ovación a la conclusión de su show. SMOKEMASTER continúan progresando adecuadamente y cada día se hacen de mayor protagonismo en la escena.

El trio británico CRACKED MACHINE nos invitaban a un viaje cósmico con su psicodelia de tintes espaciales. Sin mucha parafernalia y con una actuación sobria, ponían la calma con sus desarrollos instrumentales de alto poder psicotrópico. Notables, CRACKED MACHINE ponían la nota mística a una tarde que había comenzado bien en la que todavía nos esperaban fuertes emociones.

Había llegado la hora de los cabezas de cartel. KING BUFFALO habían ya tocado en Krach am Bach cuatro años atrás, pero ahora venían acompañados de una reputación que tenían de rubricar. Y los de Rochester, no se escondieron y dejaron claro que son una de las bandas más en forma del momento. Su facilidad para crear la atmósfera perfecta y de meter al público en su propuesta quedaba refrendado con una magnífica actuación. Cabezas oscilando al ritmo de sus sonidos hipnóticos, la acaramela voz de Sean nos invitaba a un trance del que ninguno queríamos salir. KING BUFFALO son una fantástica banda, y en Krach Am Bach lo dejaron meridianamente claro. Lo mejor de todo el fin de semana. El auténtico Rey, es EL REY BUFFALO!

Tras su actuación, otra de las bandas marcadas en mi agenda se subía al segundo escenario. Ese espacio que era un escaparate para la experimentación sin complejos y sirvió para coronar a los noruegos KANAAN como una banda prometedora. Pesados, y lisérgicos a la vez, su sonido me sorprendió por su gran contundencia. No se anduvieron con paños fríos y salieron a darlo todo, y ¡¡vaya si lo dieron!!. Lo cierto es que me vi sorprendido por una actuación con un sonido plomizo pero lo suficientemente versátil y psicodélico como caer rendido a sus pies. Un minimalismo atrayente que se reflejaba en unas jams acidas bien ejecutadas. Una gran sorpresa que colmó con suficiencia mis expectativas.

Uno de los nombres de jornada eran los americanos WITCH. Con un viejo conocido del festival WITCH se presentaba con el batería de Earthless, Mario Rubalcaba a la batería. Había visto a la banda tres años antes en Desertfest Berlín y me había quedado con un sabor agridulce de aquella actuación. Ahora era el momento de redimirme. WITCH empezaron su actuación algo fríos y lineales, pero según avanzaba su show fueron yendo de menos a mas, hasta completar una actuación correcta, aunque sin llegar al nivel de emoción que me transmiten en disco. Aún tocando y buen show, me quedé con la sensación de que pueden ser mejores, porque calidad, les sobra.

El festival iba llegando a su fin, pero todavía nos quedaba la fiesta de los holandeses Pendej0!. Tuve la sensación de que no eran una banda muy conocida entre los presentes, pero yo tenía claro que iban a ponerlo todo pajas arriba, como finalmente sucedió. Lo ecléctico de tocar Stoner con trompetas puede resultar algo curioso, pero cuando ves a estos chicos en directo, siempre quieres mas. Ellos saben como incentivar al público para que se divierta, y su loca actuación en Krach am Bach lo corroboró. Su cantante El pastuso, sabe bien como meterse al publico en el bolsillo y sus ‘Vamos carajos’ recibieron la respuesta de un público que enloquecía por momentos con pogos y bailes frenéticos.

Los encargados de poner el cierre al festival eran otros conocidos del festival. Los berlineses ROTOR, habían actuado en la edición 25 aniversario del festival, pero ahora lo cerraban por la puerta grande y en el escenario que merecen. ROTOR son una banda muy querida por el público y ellos saben como corresponder a su gente. Mágicos, pesados por momentos, pero siempre ofreciendo su mejor versión, en una actuación para enmarcar. Es difícil cerrar un fin de semana de mejor forma, pero ROTOR volvieron a demostrar que son una de las mejores bandas de la escena. Sin hacer mucho ruido, allá donde actuación, consiguen convencer a todos, y en Krach am Bach, lo volvieron a hacer. Otro de los mejores conciertos de un festival que volvió a ser impresionante, tanto por la organización, por la calidad de las bandas y por un público amistoso que se siente como en casa. ROTOR son la excelencia, y así lo demostraron en su hechizante hora de actuación.

RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS

Después de un tiempo sin publicar nuestras RECOMENDACIONES SEMANALES, tras el intenso periodo estival recuperamos esta sección semanal comenzando con los álbumes más destacados publicados desde el 1 de septiembre.

KING BUFFALO.- ‘REGENERATOR’ (US) heavy-psych, psychedelic-rock, kraut, space, shoegaze, progressive, space, rock (reseña aquí)

DRÖÖG.- ‘DRÖÖG’ (Suecia) psychedelic-rock, Stoner, duo, progressive,

GONE COSMIC.- ‘SEND FOR A WARNING THE FUTURE’S CALLING’ (Canada) heavy-psych, hard-rock, psychedelic-rock, stoner

LOS TABANOS EXPERIENCE.- ‘A CONSCIOUS DREAM‘ (Chile) psychedelic-rock, heavy-psych, space, improvisation, experimental

HIGH TONE SON OF A BITCH.- ‘LIVE AT HALLOWED HALLS’ (US) blues, hard-rock, stgoner, psychedelic-rock

SEX BLENDER.- ‘LIVE’ (Ucrania) kraut, psychedelic, space, heavy-psych, drone

ABRAMS.- ‘IN THE DARK’ (US) heavy-psych, Stoner, psychedelic-rock, grunge, metal, rock

ELDER.- ‘LIVE AT SONIC WHIP 2022’ (US-Alemania) psychedelic-rock, progressive-rock, Stoner, rock

NANOT.- ‘NANOT’ (Grecia) progressive-rock, 70’s, jazz, rock, vintage

WEDDINGS.- ‘BOOK OF SPELLS’ (Austria) psychedelic-rock, Stoner, heavy-psych, grunge, doom, post-rock

KAL-EL.-LIVE AT SONICWHIP 2022’ (Noruega) Stoner, desert-rock, Stoner-doom, metal, psychedelic-rock, progressive, fuzz

WEEDIAN.- ‘TRIP TO BELGUIUM’ (Bélgica) psychedelic-rock, stoner, doom, heavy-psych, desert-rcok

BLIND SCRYER.- ‘CONTROLLED BURN’ (US)proto-metal, hard-rock, 70’s stoner

SOLANHUM.- ‘ROSTRATUM’ (Mexico) psychedelic, drone, experimental, fuzz

SUN UMBRA.- ‘SUN UMBRA’ (US) psychedelic, alternative, 70’s, 60’s, rock , psychedelic-rock

HIGH GRIND.- ‘THE LOUD BONG CHRONICLES’ (Mexico) heavy-psych, Stoner, 70’s,doom, psychedelic-rock

AXIOM9.- ‘LA ESTRUCTURA DE NUEVE’ (España), jam, instrumental, heavy-psych, space, psychedelic,

BUMP.- ‘THE PACT’ (US) heavy-rock, heavy-psych, hard-rock, 70’s

MAD CHICKEN.- ‘POULTRYGEIST’ (Brasil) alternative, Stoner, grunge, punk, sludge, rock

LOVECRAFT.- ‘CAN ABYSS’ (Polonia) psychedelic-rock, psych-doom, Stoner, heavy-metal, progressive, blues

MAUNRA.- ‘MONARCH‘ (Austria) post-metal, metal, sludge, stoner

WOE.- ‘CZERNOBOG‘ (Australia) Stoner, proto-doom, 70’s, heavy-rock

WYND.- ‘WIND’ (Alemania) doom, psychedelic-rock, Stoner,

KENNETH MINOR.- ‘RETIREMENT’ (Alemania) blues, psychedelic, folk, vintage, rock, 70’s, pub-rock

APNEA.- ‘SEA SOUND’ (Brasil) stoner, metal, heavy-rock, grunge, psychedelic-rock, rock

Reseña: KING BUFFALO.- ‘Regenerator’

Poniendo fin a trilogía pandémica iniciada con ‘THE BURDEN OF RETLESSNESS’ (reseña aquí), y continuada con ‘ACHERON’ (reseña aquí), ‘REGENERATOR‘, sirve de nexo de unión entre ambos. Continuando con en esa exploración de la modernidad de la psicodelia pesada, sus canciones que te atrapan en auténticas espirales ´sónicas de tintes siderales, pero que sin renunciar a sus bellas y acolchadas melodías. Una formula que le sigue funcionan al trio.  Todo un crisol de sonidos psicodélicos, progresivos, espaciales, crean un álbum conmovedor a la vez que impactante, sorprendente y magistral a partes iguales. El álbum nos muestra las sombras, pero también es capaz de encontrar la luz con sus serpenteantes e hipnóticas canciones, que abarcan un crisol de estilos e influencias para ensamblarlos perfectamente. Una maquinaria rítmica acoplada con exquisitez, hace que las canciones vayan mutando entre diferentes atmósferas, creando un gratificante campo magnético para el oyente.  Sin renunciar a la psicodelia pesada, los elementos progresivos son mas numerosos que en anteriores entregas. Ese tono futurista y sideral hace que la banda no ceje en su exploración sónica sin que puede vislumbrarse donde está su final. Me pregunto….. ¿Estos chicos no van a dejar de evolucionar en su sonido sin renunciar a su esencia? De momento la respuesta la tenemos en ‘REGENERATOR’, un álbum que fluye impulsado por unos tambores inquebrantables, un bajo que parece no estar, pero que se siente, y una guitarra junto a una voz, que saben cuándo cambiar el registro y la intensidad para seducir al oyente.  KING BUFFALO conoce a la perfección como hacer progresar sus canciones, pero también son maestros en sacar provecho a la repetición ,sin caer en la monotonía y el hastío. ¿Cuántas bandas son capaces de componer tres obras maestras en un año como KING BUFFALO?. Esta reflexión es la que dimensiona verdaderamente el trabajo que KING BUFFALO lleva ofreciéndonos desde hace años. Una banda que no deja de crecer y captar más adeptos a su causa, como pude comprobar este verano en sus actuaciones en Krach am Bach y Sonicblast-Fest, donde conquistaron a la audiencia con su magnética psicodelia pesada del nuevo milenio. Para aquellos que piensan que en el rock todo está inventado, les invitaría a escuchar a KING BUFFALO, seguramente cambiarán de opinión. Porque los de Rochester hacen que el rock siga regalándonos albúmenes llenos de frescura y originalidad en su conjunto y desarrollo, sin caer en convencionalismos y consiguiendo que cada nuevo álbum suyo, lleve su sello de identidad y resulte plenamente reconocible.

KING BUFFALO son:
Sean McVay: guitarra, voz y sintetizador
Dan Reynolds: bajo y sintetizador
Scott Donaldson: batería

‘REGENERATOR’ fue producido, diseñado y mezclado por Sean McVay, y masterizado por Bernie Matthews. La obra de arte fue creada por Mike Del Rosario, con el diseño del álbum de Scott Donaldson y está disponible como autoedición en Norteamérica y en Europa a través de Stickman  Records.

Dando nombre al álbum, ‘Regenerator’ nos sume en un trance psicodélico en el que los ritmos hipnóticos van minando la capacidad neuronal del oyente. Con frescas melodías, el corte aporta luminosidad a su propuesta pseudo-espacial. Desarrollándose con gran agilidad el brillante trabajo de guitarra se conjuga con una base rítmica implacable. KING BUFFALO se deja llevar por una atmósfera heavy-psych con solos interminables que van contoneándose con suma destreza. Todo un gratificante mundo sensorial que nos hace escapar de cualquier espacio terrenal. Sin duda un sonido que mira hacia el futuro formando de la constante exploración sónica del trio. Si la guitarra brilla con luz propia, tanto batería como bajo parecen diseñados para golpear al unísono como si te un ‘todo’ se tratara. Un tema mágico y brillante a la vez.


‘Mercury’ susurra con aterciopeladas melodías salidas de voz de Sean. Los hipnóticos ritmos se muestras contenidos en un tema que explota con riffs pesados sin que esto haga cambiar su vocación sideral. Leves momentos de intensidad que se aplacan en una armonía dominada por una pulsante y poderosa línea de bajo. Aquí está el principal argumento sobre el que la canción se desarrolla. Pero KING BUFFALO sabe cómo conquistar al oyente y la luminosidad de su melodía unido a la intensidad nos rescata de este nuevo trance.


La poderosa apertura de ‘Hours nos sumerge en un estado hipnótico en el que el kraut rock más futurista hace acto de presencia con todo su esplendor. Veloz, punzante, pero sin renunciar a su poder magnético, el tema cruje entre gruesas líneas de bajo y unos tambores ejecutados milimétricamente. Sobre esos mimbres, las embestidas de la guitarra aportan brillantes momentos heavy-psych. Dejando que la instrumentación fluya, el hilo conductor del tema nos lanza a una espiral sónica. En ese insondable espacio los sintetizadores nos describen un insondable entorno sideral con matices electrónicos. Un sonido metálico lleno de fuerza que hace gravitar la nave nodriza de los de Rochester por el cosmos infinito.  

En ‘Interlude’ retoman el efecto balsámico para ofrecernos una estampa bucólica a través de sencillos acordes envueltos en sintetizadores y la cálida voz de Sean. Un espacio relajante y psicodélico como solo ellos saber hacer.

Después del trance anterior ‘Mammoth’ retoma los espacios progresivos ofreciéndonos pausados momentos que van serpenteando entre ritmos repetitivos. La melodía vuelve a tomar el protagonismo de una trama que parece mirar de reojo a los 70’s en su argumento. Una vibración Pink Floyd ocupa la parte final de un tema sólido, perfectamente estructurado y con muchos alicientes en sus magnéticos surcos. Seguramente el culmen melódico de un álbum que no se ciñe a un único estilo, sino que sabe evolucionar con unas transiciones realmente logradas.

 ‘Avalon’ regresa a los espacios oníricos con un mayor protagonismo de los teclados arropando su aterciopelada melodía mas propia de los dinosaurios progresivos de los 70’s. Suave en su envolvente desarrollo, el tema ofrece medidos arranques de fuerza que lo hacen elevarse majestuoso.  Riffs que crujen y se elevan entre una voz que se intensifica subiendo la intensidad. Con estas embestidas consiguen que cada pieza del puzzle, por muy dispar que sea, encaje a la perfección.

El álbum cierra con ‘Firmament’. Embutidos en un espacio de melancolía, los acordes se suceden con pausa creando una atmósfera envolvente y acogedora presidida en su parte inicial por la oscuridad. Lentamente la canción va en busca de la luz. De nuevo en un segundo plano, pero con un protagonismo estelar, el bajo va susurrándonos con sus notas con lo hace la voz con sus frases. elevándose con gruesos riffs, el pausado tempo sirve de contrapeso a una armonía que se decanta por el rock más punzante.  Nuevamente KING BUFFALO consigue su objetivo de transportar al oyente a diferentes espacios sonoros sin que ese transito resulte traumático, sino todo lo contrario. Muchas veces he dicho que los de Rochester son la banda del momento que mejor saber crear la atmósfera justa para atrapar al oyente. En su desarrollo pasamos por bucólicos espacios progresivos, psicodelia ensoñadora y ácida por momentos, pero también por el hipnotismo de unos ritmos que te atrapan en una espiral de la que es imposible salir. La epopeya de nueve minutos concluye con una explosión de intensidad que nos lleva algún espacio en lo más recóndito del cosmos.

Official | Facebook | BandCamp

Stickman Records

Crónica SONICBLAST FEST 2.022 (10º Aniversario)

La esperada 10º edición del festival portugués Sonicblast Fest se había hecho esperar tras dos años de cancelación por la pandemia, pero por fín, se hizo realidad. Con muchos interrogantes previos por el cambio de ubicación del evento, al ser trasladado como todos sabemos de Moledo a Praia Ancora, el pasado 10 de agosto arrancaba la mejor edición de un festival que ya se corona como posiblemente el más importante del género en toda Europa. Con un line-up difícilmente mejorable, la presente edición ofrecía apuestas sonoras variadas en las que cabían todos los géneros. Desde los deseados desde hace años ELECTRIC WIZARD, leyendas como PENTAGRAM, y apuestas diferentes, pero a la postre muy acertadas, como los exóticos MDOU MOCTAR o W.I.T.C.H. , pero no solo eso, sino bandas punteras de la escena como KING BUFFALO o SLIFT, finalmente hacían acto de presencia en el festival.

Para los habituales del festival, la ausencia del ya mítico escenario de la piscina era un punto de tristeza, también la posibilidad de que el festival pierda su esencia como un punto de encuentro de toda la familia de la escena, era otra gran inquietud. La calidad de las bandas participantes en las ediciones pasadas y la repercusión que Sonicblast lleva teniendo en Europa durante los últimos años, hacía que entre los asistentes encontramos bastante más público llegado más allá de la península ibérica (es lo que tiene hacer las cosas bien). Así las cosas, las algo más de 5.000 personas asistentes quedaron sumamente gratificadas.


Al llegar al recinto la sensación generalizada era de expectación, incluso se oían muchos comentarios sobre la capacidad del lugar para poder albergar a los asistentes. Lo cierto es que según se fue desarrollando el festival, quedó claro que la mayor amplitud del mismo hizo que se desarrollara de la mejor manera posible, y si, el recinto era más grande y con mayores servicios. Eran muchas las cosas que habían cambiado, y los cambios siempre son difíciles de digerir, especialmente para todos aquellos que consideramos Sonicblast como ‘nuestra casa’. Y ninguno queríamos que esa magia que verano tras verano nos transmitía la visita a Moledo, desapareciera. En esta ocasión el recinto tenía tres escenarios, dos en paralelo, lo que hacía que los cambios de bandas se desarrollaran con una mayor rapidez, pero a la vez podía impedir el movimiento entre uno y otro. Por otro lado, la ubicación junto a la playa y con la zona de acampada justo al lado, era punto a favor y otro en una carpa junto a la zona de restauración. Así desaparecían los tediosos desplazamientos de la anterior ubicación. El espacio para comer era mucho más acorde al volumen de público que asiste. Los puestos de comida (mucho más numerosos que en ediciones pasadas), los puestos de merchan, también en mayor numero que otras ocasiones, ofrecían un espacio más cómodo para los asistentes. En cuanto a la ubicación y condiciones de la zona de acampada, me consta que la organización negoció con las autoridades locales hasta el último momento las mejores condiciones de esta. Más amplia esta también, su ubicación en un espacio protegido impedía que pudieran tomarse todas medidas necesarias para un espacio así ante la posibilidad de deteriorar dicho espacio. Algo en lo que ya están trabajando para ediciones venideras, porque por si hay algún escéptico, Sonicblast Fest, seguirá en años venideros en la misma ubicación y con mejores condiciones para que los asistentes se sientan más cómodos. Uno de los problemas era la imposibilidad de poder acceder a la zona de acampada con sus vehículos, algo que entorpecía e incomodaba el poder asentarse en la misma con toda la comodidad. Me consta que desde este momento están trabajando para que esto se solucione, con una zona de parking mucho más cercana. Aun así, la hospitalidad con la que el municipio ha recibido la presencia del festival es algo a tener muy en cuenta para el futuro. Evidentemente hay muchas cosas que mejorar, (siempre las hay), pero puedo concluir, que el cambio de ubicación ha sido para mejor. La gestión de los canjes de tickets por las pulseras, los servicios e incluso una mayor oferta en restauración, son cuestiones que tienen margen de mejora. También la necesidad de una zona de descanso con alguna sombra. Todas estas cuestiones, para un festival que se ha convertido en referente en toda Europa, a buen seguro, serán mejoradas en el futuro. Pero si por algo se caracteriza Sonicblast, es por el público que va, un público fiel, un público amistoso (jamás he sido testigo de ningún altercado en todas las ediciones que he asistido), pero también puedo aseverar, que es el público más ardiente de todos los festivales europeos del género, algo que las bandas agradecen especialmente. Los pogos, los episodios de crowdsurfing se suceden ante el asombro de algunos, pero, sobre todo, Sonicblast es capaz de dibujar una sonrisa en cada uno de los presentes, algo que no tiene precio. En este aspecto he de señalar la profesionalidad y buena disposición del personal de seguridad ubicado junto al escenario, que hacía todo lo posible por la seguridad de los surfistas que allí llegaban, tratando de que nadie saliera lastimado, algo que desgraciadamente no siempre sucede en eventos de estas características.

MDOU MOCTAR

En cuanto a lo estrictamente musical, la variedad del line-up hacía que cada uno de los asistentes tuviera sus favoritos. Como suele ser habitual, el sonido del festival era optimo, a pesar de que el mismo no es igual en todas las zonas del recinto; la iluminación, me pareció algo mejor que en ediciones pasadas, donde algunos colores predominaban en casi todas las actuaciones. Al margen de gustos personales, me atrevería a decir que el auténtico triunfador y la sorpresa de la presente edición fue MDOU MOCTAR, el guitarrista tuareg originario de Nigeria, era un desconocido para la mayoría de los presentes, pero a la postre, se convirtió en el más alabado. Las caras de felicidad del público bailando, cantando y disfrutando con una actuación para enmarcar, no tenía precio. Como anécdota diré, que se me puso la carne de gallina cuando al final de su actuación, contemplaba desde lo alto del escenario a todas esas almas rebosantes de felicidad, con un músico que, como he citado, era desconocido para la mayoría, y diferente al resto de bandas, lo cual tiene mucho más mérito. Haberse metido a todo el auditorio en el bolsillo en un terreno que puramente no es el suyo, tiene mucho mérito. También hubo otras actuaciones sobresalientes, como la de EL PERRO, TEMPLE FANG, 1000 MODS, ELECTRIC WIZARD, KING WIZARD, BALA…


WARM-UP: Miércoles


El warm-up de la jornada del miércoles se desarrollaba en la carpa anexa al recinto principal, un espacio, que a la postre fue insuficiente para albergar a los muchos que no querían perderse nada del festival. Los presentes pudieron comprobar cómo se las gastan en directo los holandeses TEMPLE FANG. Una banda que he visto en varias ocasiones este año, y que siempre sorprenden y conquistan a la audiencia allá por donde van. Sus jams psicodélicas están al alcance de pocos, y en Sonicblast lo dejaron nuevamente patente, haciéndose un hueco en los amantes de los sonidos más psicotrópicos. Sin duda estamos ante una banda que merecería un escenario mayor, pero en la fiesta previa, dejaron patente toda su calidad. Los otros destacados de la jornada fueron EL PERRO. Muchas eran las ganas que tenía de ver en directo a la nueva banda del guitarra de RADIO MOSCOW, Parker Grigs. El quinteto no me defraudó. Con un sonido enraizado en el blues, la psicodelia y funk de los 70’s, los californianos llenaron de ritmo la jornada inaugural del festival.  Todo un aperitivo para lo que nos esperaba cuando actuaran en el segundo escenario, en la jornada del viernes, donde su apuesta sonora brillaría mucho más. En cualquier caso, la fiesta había comenzado, y la gente ya practicaba el crowdsurfing durante su actuación, algo, que sorprendía a la banda y que era el reflejo de las ganas de fiesta existentes. La noche de fiesta la cerraban TOXIC SHOCK, una banda que vería en la siguiente jornada y que me perdí, pero que según me comentaban, pusieron el recinto patas arriba, desatando el caos entre los asistentes.


Dia 1: JUEVES

Tras el descanso. una larguísima espera para comer en un restaurante local, impidió que pudiera asistir al completo a la actuación de MADMESS. La banda portuguesa era una de las señaladas en mi agenda, pero desgraciadamente solo pude ver las dos últimas canciones, lo que me dejó con ganas de más, en otra ocasión será.   A continuación, los noruegos THE DEVIL AND THE ALMIGHTY BLUES dejaban patente su solidez como banda que se maneja a la perfección en los territorios del blues pantanoso y psicodélico, como siempre, brillantes.

El público iba poblando poco a poco el recinto, y otros noruegos, SLOMOSA, eran los siguientes en tomar el segundo escenario (situado al lado del escenario principal). Era la cuarta vez que los veía este año, por lo que ya sabía a lo que me enfrentaba. Una banda joven, solvente, y que tiene algo especial. Sus sonidos desérticos se enriquecen con un buen trato de las melodías. Podemos decir que SLOMOSA son herederos de KYUSS pero con un apetecible tono melódico, algo con lo que acabaron por conquistar a la audiencia.

El plato fuerte de la jornada estaba por llegar. KING BUFFALO, una banda que la gran mayoría de los presentes no había tenido oportunidad de ver en vivo, y que posiblemente sea la que más en forma está en la actualidad.  El fin de semana anterior los había visto en Krach am Bach, donde nuevamente ofrecieron un concierto de 10, y yo tenía claro lo que nos esperaba. Los de Rochester abrían su show con ‘Eta kariane’, de su álbum Dead Star. Así se fueron sucediendo ‘Silverfish‘, ‘Hebetation‘, ‘Kerosene‘, ‘Sun shivers‘, ‘Centurion Loam‘ y ‘Cerberus‘, en una actuación que arrancó un poco fría, pero que según se sucedían las canciones, vio a la banda poner su maquinaria rítmica a pleno rendimiento. Sus hipnóticos ritmos, su psicodelia y las pinceladas shoegaze con toques de metal en línea TOOl, conquistaron a los presentes, erigiéndose como una de las bandas más destacadas y aclamadas de todo el fin de semana. KING BUFFALO juegan en otra liga, y en Sonicblast Fest, lo dejaron meridianamente claro.

 El listón estaba muy alto y MEADBODIES servían de transición para W.I.T.C.H. (We Intend To Cause Havoc) La legendaria de Zambia era otra de las marcadas en mi agenda. La banda se presentaba sin la presencia de su septuagenario cantante y líder Emanyeo «Jagari» Chanda. Los problemas con la tramitación de su visado le habían impedido estar presente. A pesar de ello él insistió en volar el mismo día del festival para actuar, pero finalmente no fue posible. Su teclista Patrick Mwondela cogía los mandos de las voces, pero su magia afro-rock quedó algo deslucida para lo que yo esperaba. En cualquier caso fue emocionante poder ver en vivo a una banda que sorprendió a mediados de los 70’s con sus psicodélicos ritmos afro-rock.  

NEBULA repetía presencia, y como en su anterior visita, el trio ofrecía una notable actuación. Sonando bastante contundentes, sus hordas de fuzz y sus guiños al proto-garage de vocación punk, conquistaban nuevamente a un público entregado. Llegaba una de las bandas más esperadas del cartel, las leyendas del desierto BRANT BJORK y NICK OLIVERI, junto al batería Ryan Gut, con su nuevo proyecto STÖNER. Otra banda que había tenido la oportunidad de ver en Kristonfest y en Desertfest Berlín, con actuaciones contrapuestas. Aquí pesó más el nombre que la calidad, con una actuación lineal, e incluso algo monótona. Los californianos fueron una pequeña decepción para muchos de los presentes, algo que solventaron con su habitual tema de KYUSS al final de su actuación, algo que enardecía a sus seguidores. Pareciera que ya no sienten sus actuaciones como al principio de su larga gira, resultando algo insulsos y con poco gancho.

Antes del otro plato fuerte de la jornada, TOXIC SHOCK repetían actuación en el segundo escenario, dejando claro que son una banda con un espíritu punk muy enraizado, los belgas volvieron a crear el caos. Llegaba la hora de otra banda muy esperada. SLIFT, han crecido exponencialmente como banda de un tiempo a esta parte, y donde actúan, arrasan, y Sonicblast no iba a ser una excepción. Su psicodelia frenética y electrizante, unida a sus habituales ambientaciones lumínicas y caleidoscópicas, aturdían a los presentes elevándonos a un éxtasis embriagador. Endiabladamente rápidos en la ejecución de sus canciones, salvajes, y con un espíritu HAWKWIND que pocos saben ejecutar como ellos. Con una actuación vibrante atacaban las neuronas de la audiencia, haciendo que éstas, se pusieran a toda velocidad en su particular agujero negro sonoro, hasta dejarnos exhaustos. Sobresalientes una vez más.  

La noche estaba bien entrada y solo pude disfrutar un par de canciones de TRAVO, así daba por concluida una jornada intensa y que nos había deparado grandes emociones.


Día 2: VIERNES

El día comenzaba en el escenario de la carpa con dos bandas llenas de vitalidad, lo necesario para ir calentando motores para otra larga jornada. ROSY FINCH descargaban toda su fuerza con golpes sludge y una fuerte inspiración 90’s, para ofrecer un show ardiente, solo empañado con algún problema técnico que resto algo de brillo a una actuación notable. Su propuesta conectaba con los más madrugadores, que desafiaban el calor de las primeras horas de la tarde. Consiguieron que el público cayera rendido a sus pies a pesar de que no era la mejor forma de presentarse en el festival, seguramente merecían un espacio de mayor protagonismo.

Mientras, el trio alemán 24/DIVA HEAVEN, conseguían sorprender al personal con su desparpajo. Ellas son la fiesta, y donde tocan, logran ponerlo todo patas arriba con sus divertidos shows. Ya en el segundo escenario, LUNAVIEJA, con una puesta en escena fantástica, sorprendían con sus máscaras, disfraces y rituales, hasta convertirse en una grata sorpresa para muchos, en los que me incluyo. Puestas en escena así, siempre son de agradecer y ese halo místico y fantástico, consiguió la aprobación de los que se acercaron a ver su show.

En el escenario principal, THE MACHINE, en su tercera visita al festival, dejaban un buen sabor de boca con una actuación que comenzó algo dubitativa pero que según avanzaba mejoró.

GREEN LUNG les tomaban el testigo en el segundo escenario para mostrar su buen hacer en los sonidos proto-metal de los 70’s. A priori era una de las bandas que tenía marcadas en mi agenda, ya que nunca los había visto en vivo, y a pesar de ofrecer una gran actuación, me dejaron algo decepcionado (mis expectativas estaban muy altas con ellos). Sentí como que en directo se convertían en una banda más de hard & heavy, cuando en disco, sus canciones ofrecen muchos más matices. Esto no quiere decir que no consiguieran un puesto destacado en una jornada, que todavía nos reservaba alguna sorpresa.

Era el momento de que los también británicos PIGSX7 revolucionaran el recinto con su fuerza. Los pogos y mosh se sucedían hasta el punto de que su cantante no se pudo resistir y se bajó con el público para surfear cantando sobre las cabezas de una multitud enardecida. Ellos son una banda ecléctica, o los amas o los odias, y en Sonicblast sucedieron ambas cosas. Si en el warm-up EL PERRO ya dejaron muestras de su calidad, en su actuación en el segundo escenario, incluso se superaron. Esa fusión de elementos Hendrix, con ritmo más propios de SANTANA, y el torrente de wah wah y percusión, lograron encandilar a una audiencia que cada vez era más numerosa a esas horas de la tarde. Sin duda, la confirmación de que su álbum debut no era obra de la casualidad, porque el quinteto tiene talento para ofrecer una gran fiesta de sonidos y ritmos coloristas. De los más destacados de la jornada.

Otra de las sorpresas de la tarde, fueron FRANKIE AND THE WITCH FINGERS, una banda casi desconocida para mí y que me impactó con su puesta en escena. Psicodelia, garage, pero con la suficiente fuerza como para enamorar a algunos de los más ortodoxos fieles del Stoner. Supieron cambiar el ritmo por la pesadez en el momento justo, algo, con lo que consiguieron un brillante, equilibrado y sorprendente show. Otros que repetían eran CONAN, una banda que se escapa de mis gustos, pero con la que sus incondicionales disfrutaron. El escenario principal se iluminaba de azul para recibir a unos WITCH con Mario Rubalcaba en los tambores. El batería de EARTHLESS suplía a J Macis en la gira europea con total solvencia. A WITCH también los había visto el fin de semana anterior, y su actuación me había dejado un poco decepcionado. Aquí comenzaron un poco lineales y sin chispa, pero según avanzaba su show, fueron a más. WITCH son una banda que he visto tres veces en directo, y con la que siempre he esperado más de lo que finalmente me han ofrecido. Aun así, tras un comienzo algo monótono, su actuación fue de menos a más, para brillar en su parte final. Son unos magníficos músicos, pero considero que les falta un punto de no sé muy bien que, para terminar de explotar y convencerme en directo, como lo hacen en disco. Era el momento de otra banda esperada. MOURA se han erigido como una de las bandas españolas más cambiantes y apetecibles, y el Sonicblast era el lugar perfecto para reivindicarse. Estos druidas del siglo XXI volvieron a ofrecer una magnífica actuación con la versatilidad de estilos que manejan, y todos brillantemente. Fueron una banda que maravillaron y dejaron indiferente a partes iguales. Hay que entender que el gusto mayoritario del público está algo alejado de su propuesta sonora, pero, de todas formas, se marcaron una actuación realmente mágica, que se vio ligeramente empañada en su conclusión, ya que tuvieron que cortar la misma al haberse excedido del horario, ya que las estrellas del festival tenían que comenzar su actuación a las 12:00 de la noche.

Con un recinto abarrotado ELECTRIC WIZARD salían a un escenario presidido por el rojo como suele ser habitual en sus conciertos. Sus pesados y densos sonidos ocultistas, conectaban con un público que mayoritariamente les añoraba. El cuarteto comandado por Jan Orberg y custodiado por Liz Buckingham, el ex-bajista de Hawkwind Haz Wheaton, y Simon Poole a la batería, les dieron a sus acólitos, la pócima mágica que todos esperaban. Golpes de pesado y denso rock ocultista, adornado con proyecciones psicotrópicas para confirmar porque eran la banda que se había llevado un pellizco importante del presupuesto del festival (cuando conocí la cifra que habían cobrado por su presencia en el festival, realmente me asusté). Con ellos, tanto la organización como la mayoría de los habituales del festival se habían redimido, ya que la banda dio lo que se esperaba de ellos, corroborando por qué eran los cabezas del cartel del festival.

No era fácil salir al escenario después de que las leyendas hubieran terminado su actuación, pero unos irreverentes KALEIDOBOLT lo hicieron sin ningún tipo de complejo. Ya solo el mono negro que lucía su bajista Marco, con la silueta de un esqueleto, dejaba claro que no son nada retraídos. Venía de verlos en dos ocasiones en los últimos meses, y tenía claro cuál iba a ser el camino que tomaría su actuación. La mezcla de sonidos proto-metal 70’s con los embriagadores momentos de psicodelia en pura vena Hawkwind, conquistaban a un público mas escaso a esas horas de la noche. Los que resistieron a la fatiga, lo celebraron sin duda. Con ellos, concluía para mí una jornada intensa, que nos había deparado grandes momentos.


Día 3: SÁBADO

El festival llegaba a su último día, y a pesar de los grandes momentos vividos en los días previos, la jornada nos iba a deparar grandes sorpresas. El cansancio acumulado se notaba en la falta de público a primeras horas de la jornada. El trio berlinés SAMAVAYO actuaba ante una audiencia escasa, pero aun así, dejaban un magnífico sabor de boca entre los más madrugadores, cerrando los conciertos en la carpa. Sin demora, el escenario principal recibía a THE BLACK WIZARDS, otra de las bandas que había visto en un par de ocasiones en los últimos meses. En formato trio, con Jose Roberto al bajo, Helena a la batería y Joana a la guitarra, desplegaban todas sus artes en el blues de inspiración west-coast, enriquecido con momentos de mayor intensidad. Los portugueses son una banda que sigue creciendo y que son garantía de calidad, como así lo corroboraron una vez más en su tercera visita al festival.

La ausencia del cartel de los noruegos MYTHIC SUNSHIP a última hora por problemas de salud, me brindaba la oportunidad de ver a DEATCHANT, una banda que había actuado la jornada anterior a altas horas de la noche, y que repetía en horario de tarde. Había escuchado muchas alabanzas a su actuación, pero no conseguí conectar con su apuesta de heavy-metal algo trasnochado (soy consciente que me lloverán críticas por esto), pero me parecieron una banda corriente, que realizaron una actuación enérgica, pero sin mucho más. Tras ellos, los británicos PSYCHLONA tomaban el escenario principal para dar un show correcto, pero algo falto de chispa, siendo demasiado planos en su sonido desértico.

Ya con el recinto mucho más nutrido de público, el dúo gallego BALA, ponía la chispa que les había faltado a los británicos. Ardientes, desenfadas y con mucha garra, BALA se metieron al público en el bolsillo con su aguerrido sonido alternativo. La jornada había tomado un camino ascendente, y llegaba el gran momento de todo el fin de semana. Ver a unos tipos con túnicas de llamativos colores y turbantes puede resultar algo pintoresco, pero cuando el sonido de la guitarra chirría como si del mismísimo Hendrix se tratara, y los ritmos tribales del desierto se expanden sobre los presentes, ‘LA MAGIA’ se produce. Era estremecedor ver como todo el auditorio al unísono, bailaba y cantaba mientras sus caras dibujaban amplias sonrisas. MDOU MOCTAR no es una banda acostumbrada a este tipo de festivales, pero en Sonicblast supieron entender como meterse al público en el bolsillo. Si en disco pueden parecer algo difíciles de digerir, en su actuación, optaron por imprimir la pesadez sin renunciar a su esencia. Su psicodelia exótica impregnaba de felicidad los corazones de todo el personal, llevándose la mayor ovación de todo el festival. Todavía me estremezco cada vez que recuerdo esos momentos en los que miles de almas disfrutaban y se divertían con un músico talentoso y entrañable que supo conectar con un auditorio que, a priori, no era el suyo. Con una actuación sobresaliente, MDOU MOCTAR conquistaba Sonicblast Fest con un concierto, que, para muchos, entre los que me incluyo, fue lo mejor de todo el fin de semana.

Después de una actuación así, las ganas de fiesta seguían y el chute de dopamina que había inyectado el nigeriano en los presentes, tuvo su continuidad con otra banda veterana en el festival. ATOMIC BITCHWAX estuvieron a la altura, con una actuación notable que hizo las delicias de sus incondicionales, demostrando que están en plena forma. Pero el festival no daba tregua, y llegaba la hora de PENTAGRAM, otra de las bandas más deseadas. La reputación de su cantante y líder BOBBY LIEBENG siempre es un punto de preocupación, pero en su segunda visita a Sonicblast, volvieron a ejecutar un concierto notable, en el que Bobby exprimía sus artes, ataviado con camisa de seda blanca y pantalones negros de campana, como la estrella del rock que es (o más bien que fue). En su repertorio algunos de sus clásicos hicieron las delicias del público entregado. Pero Bobby, siguiendo todo un personaje, y según me cuentan, después de su actuación visitó la zona de la acampada en busca de droga. Hay cosas que con el tiempo, no cambian.

Con el altísimo nivel de actuaciones de la jornada, los griegos 1000 MODS, no se quedaron atrás, ofreciendo uno de los mejores conciertos que los he visto en mi vida, sino el mejor. Impecables haciendo lo que hacen, fueron aupados por las hordas de seguidores stoners que tiene por estos lares. Uno de los destacados de la jornada. Mucha adrenalina esparcida por el recinto del festival lleno de gente, cuando llegaba la hora de la mística hipnótica de MY SLEEPING KARMA. Una banda entrañable y muy querida, que jamás desentona, y que cada una de sus actuaciones son impecables. Así, poniendo la pausa con su combinación de psicodelia trascendental y post-rock, pusieron la nota mística. Pero esto no quiere decir que no ofrecieran también su pesadez, que la tienen, y la usan siempre en el momento preciso. Solo era necesario ver la complicidad de sus miembros con gestos sonrisas y abrazos, para descubrir que se lo estaban pasando bien. Y cuando unos músicos disfrutan con lo que hacen, transmiten a su público todas esas buenas vibraciones, algo, que nuevamente, volvió a suceder.

Pero la fiesta no acababa y si hay una banda para que todo se vuelva caótico, esos son ORANGE GOBLIN. Como he repetido numerosas veces, nunca me pondré un disco en casa de ORANGE GOBLIN, pero me parecen una banda fundamental en cualquier festival. Ellos son garantía de fiesta, de pogos de mosh, y un torrente de trabajo para el personal de seguridad cercano al escenario. Un personal que cumplió con su misión de manera impecable, recibiendo en el foso a los múltiples ‘surferos’ que llegaban durante la actuación de los británicos, siendo correctos en su misión de repartir heavy metal. Ya solo quedaba ver a los grasientos WEEDEATER, otra banda con la que no consigo conectar, pero que tiene a múltiples fieles. Con su sucio sonido de alcantarilla, el sludge más hediondo, se apoderaba del cierre del Sonicblast. Con su cantante Dave «Dixie» Collins dando cuenta de una botella de bourbon, deambulando sobre el escenario, poniendo muecas, haciendo obscenidades, y golpeando con el sonido aterrador de su bajo. Sus incondicionales disfrutarían con su show, yo no conseguí conectar.

Aquí terminaba mi periplo en el festival con la satisfacción de haber vivido, la que a buen seguro ha sido la mejor edición del festival en su décimo aniversario, ya que todos los malos augurios quedaron disipados con el buen ambiente siempre presente, y con unas bandas que estuvieron a un altísimo nivel. ¿Se puede pedir más?, SI, que los próximos doce meses pasen rápido y llegué ya la 11º edición del que posiblemente sea el mejor festival de Europa. Un festival que sigue siendo un punto de encuentro de muchos fieles de la escena que van allí como el que va a su casa, porque Sonicblast es nuestra casa. No quisiera terminar sin agradecer a los organizadores Ricardo y Telma su magnífica hospitalidad, así como a todos los que se acercaron a mí para mostrarme todo su reconocimiento, cariño y afecto, algo que agradezco enormemente. GRACIAS A TODOS, ¡Nos vemos en 2023!.

Todas las fotos en nuestro Facebook: DenpaFuzz