Reseña: DOMADORA.- ‘The U book’

Los psycho-jammers franceses DOMADORA, nos traen su particular regalo de Navidad con la publicación de su quinto álbum ‘THE U BOOK’. El primero del tres álbumes que la banda lanzará en los próximos meses a través de Kozmik Artifactz, como resultado de mas de 20 horas de música grabadas por la banda en 2.020. Con la improvisación como argumento, la banda deja fluir su creatividad en cuatro largas jams, (una de ellas de 30 minutos) sin ningún tipo de restricciones y expresando libremente sus emociones. La propia banda comenta: ‘Si nos relajamos por completo y nos dejamos llevar, parece que ya no somos los que hacemos música. Parece que algunas entidades benevolentes se han unido a nosotros, se han hecho cargo y son las que están jugando. Se siente como estar bajo un trance hipnótico inofensivo durante horas’. Una forma orgánica de crear música usando una amplia gama cromática de tonalidades que exploran la psicodelia pesada con un resultado cautivador. Tanto sus bacanales ácidas con solos infinitos, como el hipnotismo de su pesada base rítmica, hacer sucumbir al oyente en su poción mágica. Turbulentos en ocasiones, en contraste con la delicadeza de algunos pasajes llenos de belleza más propios del post-rock, DOMADORA crean un trance hipnótico que te absorbe como un agujero negro. Las dobles parejas de percusión y de guitarra, se erigen en protagonistas de una hora en la que te sentirás en otro mundo. Un mágico y diabólico álbum con hipnóticos momentos que flirtean con el stoner-doom, pero que también saben seducirnos con sus elegantes y bellas melodías.

DOMADORA son: Tao Delport (batería), Belwil Domadora (guitarra), Gui Omm (bajo), estando acompañados en ‘THE U BOOK’ por Tommy Foster (guitarra) y Ardwel Courta (percusiones).

‘Surffering brothers’ abre el álbum con fuertes golpes de Stoner doom. Contundente y pesado en su apertura los solos diabólicos no tardar en aparecer para sumirnos en una espiral heavy-psych de grandes proporciones. En esa vorágine, la armonía de la jam no se inmuta, mientras la guitarra hace estragos con sus interminables solos ácidos. Bajo un inquebrantable ritmo como soporte, los franceses crean una bacanal psicotrópica en la que el virtuosismo aparece por momentos.

Cambiando el tono, suaves acordes con tintes psico-progresivos nos introducen en ‘The U book’, el tema que da nombre a este nuevo álbum.  Aquí en contraposición con la locura del corte inicial, DOMADORA optan por la calma y la belleza de sus armonías. La pausa como protagonista de un paseo por hermosos espacios sonoros. Delicado y psicodélico, el tema avanza lentamente entre acordes de guitarra estratificados. Ensoñadores pasajes susurran al oyente transmitiendo un bálsamo sanador de mente y alma. Con momentos que se acercan al post-rock, el mágico sonido de la guitarra nos lleva a un mundo de color en algún lugar sobre las nubes.

Tras el fascinante corte anterior, en ‘Following the teachings’ encontramos unos tambores tribales adornados con exóticos pasajes que nos invitan a viaje en el que los ritmos de oriente se impregnan de sustancias psicotrópicas.  Sustentado esta vez en la percusión, el tema cuenta con magníficos pasajes de guitarras que en esta ocasión se tornan algo más difusas. Sin duda el exotismo de su armonía principal nos sume en un nuevo caleidoscopio de sonidos. De una forma aparentemente descolocada, los elementos se amontonan sin un orden del que salen con pasajes más psicodélicos si cabe. La jam evoluciona lentamente en su intensidad y poco a poco va perdiendo los ornamentos para sumirse en un espacio netamente heavy-psych. Con un gran protagonismo de los tambores, los devaneos de la dupla de guitarras siguen proporcionándonos fantásticos momentos de psicodelia ensoñadora.  Un corte hipnótico que acaba por engullirte entre sus fauces.

Domadora

Reseña: MADMESS.- ‘Rebirth’

Tras varias escuchas de ‘REBIRTH’, solo puedo decir una cosa: ¡¡¡Qué barbaridad!!! Todo un monumento a la psicodelia pesada del siglo XXI. El trio portugués MADMESS, con su primer LP ‘REBIRTH‘, retoma el camino donde lo dejaron en su prometedor EP debut. La senda no es otra que la de los mejores sonidos heavy-psych del momento. Llevando al oyente un estado catártico en el que la mente se libera de cualquier presión, ‘REBIRTH’ es un fascinante viaje sensorial a una nueva dimensión. Largas canciones impredecibles, que rondan los diez minutos en su mayoría, y que nos invitar a transitar por el corazón de la psicodelia pesada del siglo XXI. Canciones ricas en matices, y con las que consiguen impregnar al oyente de sustancias psicotrópicas proporcionando un gratificante estado narcótico. Haciendo que cada una de ellas ofrezca múltiples alicientes al oyente, MADMMES, sin renunciar a su esencia, crea un álbum monumental con el que rápidamente te capturan en una espiral sónica, de la que seguramente nunca querrás salir. Un trabajo completo en el que el trio pone más garra y que es el resultado de unas sesiones grabadas en vivo, algo que a la postre, se percibe en la espontaneidad. Un cruce de caminos entre los sonidos de bandas como Colour Haze y Earthless, en una arenosa constelación sideral impregnada en sustancias alucinógenas. Conjugando el legado de Pink Floyd con el de Kyuss, ‘REBIRTH’ no se pone barreras en su sonido. Un álbum que debe de ser la consagración de una banda llena de calidad, una banda única e impredecible, y precisamente por ello, mágica y fascinante. Sin duda, tanto en la pausa, como en los momentos más frenéticos y pesados, estos chicos avanzan con firmeza hacia el Olimpo de la psicodelia pesada europea creando uno de los álbumes heavy-psych más imponentes del presente año.

MADMESS son: Vasco Vasconcelos (bajo), Luis Moura (batería) y Ricardo Sampaio (guitarra). ‘REBIRTH’ está disponible vía Hassle Records.

La atmosférica introducción con la que abre ‘Albatross’ ya me hace intuir el contenido de este esperado álbum. Nebulosas psicodélicas se ciernes sobre nosotros, con pausa, cada acorde nos impregna de sustancias narcóticas para proporcionarnos un placentero viaje a un mundo desconocido. Mágica Psicodelia borboteante con reminiscencias Pink Floyd, se expande en una canción sosegada y en la que se aprecia el buen trabajo del trio. Monumentales momentos heavy-psych en línea Colour Haze se sustentan en una poderosa base rítmica. Oscilaciones y constantes serpenteos proporcionan al oyente un estado catártico en el que la mente se libera de cualquier presión para viajar a una nueva dimensión. Un corte intenso, que de inmediato nos sitúa en el camino durante diez minutos intensos y sumamente gratificantes.

‘Mind collapse’ mantiene la línea del tema anterior. Con una mayor intensidad en sus riffs, crean una gruesa cortina sónica que esconde toneladas de sustancias psicotrópicas. Poderoso en su ritmo, los infinitos solos de guitarra se elevan entre la densidad de su sonido. De repente, el tema frena su ímpetu, y nuevamente nos ofrece un mágico mundo en el lo etéreo preside su magnética atmósfera. Con una narrativa ágil consiguen mutar las formas de su sonido. Psicotrópicos en todo momento, el tema parece nacer de una jam a la luz de la luna entre humo cannabico. La canción es una nueva bacanal heavy-psych que nos absorbe entre atronadores tambores y tormentas de riffs pesados. Incorporando voces en los momentos de mayor intensidad, consiguen colorear un tema impactante y poderoso. Un final épico pone el colofón a este derroche de buen hacer en el ámbito de la psicodelia pesada.

Dando nombre al álbum, la magia hace acto de presencia en ‘Rebirth’. Con cautivadores pasajes de psicodelia aromatizada, MADMESS consiguen otro tema monumental. Toda una espiral lisérgica que penetra en las neuronas del oyente para zarandearlo antes de relajarle. Con una narrativa descriptiva, el trio explora territorios rugosos para suavizarlos con una composición compleja que bebe del manantial de Colour Haze, pero que no reniega de los dictados del Stoner instrumental en un matrimonio duradero y compenetrado.

Sin duda, en este álbum el trio portugués deja patente toda su magia en canciones como ‘Shape shifter’. Aquí optan por la calma, para seducirnos con bellas melodías más propias de un Jardín del Edén.  Todo un mundo mágico que nos susurra con suaves pasajes llenos de belleza. Un nuevo paseo por los cielos de la psicodelia más atractiva que puedas encontrar. Rica en matices, la canción va evolucionando en sus formas hasta llevarnos al éxtasis. En esta ocasión, sin prescindir de sus imponentes golpes de pesadez, construyen todo un arco iris multicolor de sonidos psicotrópicos. Sin duda, un tema elaborado, que quiere salir de convencionalismos, o al menos, hacerlo con toda la calidad creativa que atesoran.

Cerrando este magnífico álbum, ‘Stargazer’ mantiene la mágica, con una fórmula que funciona. Largos pasajes instrumentales de guitarra ácida, custodiada por poderosos ritmos pesados. Sin salirse de esa atmósfera lisérgica, consiguen componer una canción diferente, en la que las desgarradas voces parecen beber del legado de los 70’s para poner el contrapunto a este mundo ensoñador en el que parece haber nacido ‘REBIRTH’. Con plomizas cargas de profundidad, torpedean los fragantes pasajes dotando al tema de una fuerza descomunal. Jugando con los tiempos y la intensidad, la montaña rusa de emociones consigue hacernos el trayecto muy atractivo. El tema se difumina en el horizonte en un espiral diabólica de solos psicotrópicos.

Madmess

Hassle Records 

Reseña: SPECK.- ‘Unkraut’

‘UNKRAUT’ es el psicotrópico álbum debut del trio austriaco SPEAK. Toda una locura explosiva, en un álbum adictivo que no te dejará indiferente. Repleto de sonidos diabólicos de gran hipnotismo, SPECK nos invita a una bacanal de psicodelia hipnótica y cautivadora. Pero me siento en la obligación de hacer una ADVERTENCIA: ‘Una escucha prolongada puede afectar a tu capacidad neuronal’. Desde Denpafuzz no nos hacemos responsables de los trastornos neurológicos que puede causar en tu cerebro, o tal vez si….. (??) jajaja. Bromas aparte, cuando recibí el correo con el álbum y le dí al play, solo tardé unos segundos en darme cuenta de que estaba ante uno de esos discos que me volvería loco. Ritmos frenéticos, ambientación espacial, y toneladas de psicotrópicos en cada riff. En algún lugar entre EARTHLESS y HAWKWIND, SPEAK encuentra su sitio para hacer que nuestras cabezas vuelen con su sonido infernal. Hipnóticas, pesadas y completamente psicotrópicas, sus canciones. Transmitir sensaciones a través de la música es uno de los objetivos de ésta, y SPEAK, consigue con sus canciones llevarnos al lugar donde ellos quieren. Como si sus canciones salieran de un laboratorio de LSD más que de un estudio de grabación, SPEAK construye un álbum impactante hipnótico, y lleno de pasajes que nos hacen atravesar una extraña dimensión sensorial para ofrecernos un mundo único lleno de gratificantes sensaciones. Con momentos meditativos, las canciones fluyen sumiendo al oyente en un agujero negro del que no querrá salir. Si el trabajo de los tres miembros de la banda es excepcional con ritmos de conducción y bajos maravillosos, los pasajes de guitarra de gato enojado son de otro mundo. Su kraut rock motorizado entra sin problemas en el reino de los sonidos retumbantes y repetitivos del desierto californiano y se completa con un salvaje y pesado accidente de nave espacial. Sin duda, uno de los álbumes psicodélicos más logrados del año.

¡Viajeros, abróchense los cinturones de seguridad y prepárense para una misión hacia lo desconocido! El viaje merece la pena.

El nacimiento de SPECK sigue una serie de coincidencias. A finales de 2019, había un espacio para conciertos en Viena para ser llenado con poca antelación. Tres personas que se habían reunido un par de veces decidieron llenar la ranura con cualquier jam que se les ocurra. A la multitud le encantó, así recibieron la oferta de apoyar ECSTATION VISION una semana después. El trio no pudo rechazar la oferta, así nació SPECK.

SPECK son: Marcel Cultrera (space captain / board voices) ,Lisa Winkelmüller ( low frequency commander) y Patrick Säuerl (galactic thrust engineer).

‘UNKRAUT’ fue grabado en Beardy Mountain Studios cerca de Viena (Austria), diseñado y masterizado por Alexandr Vatagin, mezclado por SPECK y Alexandr Vatagin, correspondiendo el arte de portada a Leonie Mathis. ‘UNKRAUT está disponible vía The Swamp Records.

‘Palim Palim’ abre el álbum de forma apabullante. Fuertes tambores, efectos, distorsiones y una estela cósmica que de inmediato te ponen en órbita. Psicodelia pesada de muchos kilates se cierne ante nosotros con el legado de HAWKWIND muy presente. Un corte frenético que nos empapa de psicotrópicos con una guitarra diabólica en vena Earthless. Largos desarrollos entre ritmos frenéticos y una pesadez intrínseca, nos llevan en volandas hacia algún lugar del cosmos. Wah-wah y un ritmo que se va tornando mas hipnótico socaban nuestras neuronas con insistencia. Toda una locura sideral que hace que la cabeza del oyente explote a la primera embestida. ¡¡¡Un corte arrollador!!!

habiéndonos dejado exhaustos el tema anterior, SPEAK, baja la intensidad en ‘II’.  Aquí la psicodelia pesada nos sumerge en un trance sensorial entre pausados y narcóticos desarrollos de guitarra. Ritmos cadentes ponen la pausa en una atmósfera lisérgica causando un efecto aletargante.  Empapados de los efectos de la dietilamida salida de sus notas, el tema parece susurrarnos dejándonos en un estado de relajación como antídoto a la fuerza del corte de apertura.

‘Unkraut’, tiene un nombre bastante evidente como para intuir su contenido. Ritmos kraut, y vestigios de la kosmiche music de los 70’s se conjugan en un corte que se desarrolla en atmósferas espaciales entre hipnóticos ritmos. Un groovy fantástico que toma nuevamente elementos de Hawkwind. Con la guitarra desangrándose en solos infinitos, la base rítmica golpea noqueando los sentidos del oyente. Cada día disfruto más con este tipo de propuestas nacidas de la psicodelia, pero desarrolladas bajo vibraciones de puro kraut rock. Esa conjunción de elementos nos sitúa en un espacio en el que EARTHLESS se llena de compases hipnóticos para sumirnos en un nuevo trance robótico. El tema contiene momentos de pesadez lo que le hace brillar más si cabe. Poderoso, arrollador y completamente psicotrópico, ‘Unkraut’, la canción que da nombre a este impactante debut pone a prueba nuestras neuronas con golpes aturdidores y guitarras explosivas llenas de acidez. Imposible salir de esta espiral diabólica.

La siguiente canción, ‘Firmament ’nos seduce de forma lasciva con una apertura cadenciosa en la que el bajo se contiene con un groovy que rápidamente nos atrapa en un mundo paralelo en el que los psicotrópicos revolotean gravitan sobre nuestras cabezas. Suave y penetrante, el tema contiene altas dosis de sustancias narcóticas que de inmediato golpean nuestro cerebro sumiéndonos en nuevo trance. Susurrante, silencioso y creando una atmósfera misteriosa, la guitarra llegada de alguna galaxia lejana ondula entre su hipnótico ritmo sumiéndonos en un placentero sueño. Sin sonidos estridentes, el trio consigue crean una atmósfera que cualquier amante de la psicodelia apreciara. Un tema ideal para bajar la intensidad de la luz, fumar un buen cogollo de hierba y disfrutar de las gratificantes sensaciones que el tema nos proporciona. Todo un éxtasis sensorial.

Para sacarnos del trance del tema anterior, ‘Mega chok’ retoma los hipnóticos ritmos kraut en un nuevo viaje sensorial. En esta ocasión mucho más dinámico, el trabajo del magnético bajo nos lleva en volandas entre solos interminables llenos de sustancias alucinógenas. Una cautivadora jam cósmica que va elevando su intensidad y tornándose más psicotrópica gracias a los devaneos de una guitarra que parece haber nacido en un laboratorio de LSD. Con alguna oscilación en la que descienden la intensidad, el implacable ritmo nos hace gravitar entorno a un sonido que actúa como un imán ante nuestras neuronas. Como si se retroalimentara de sus propios acordes, el tema inicia una huida hacia adelante intensificando su sonido en un insondable espacio en el que todo se muestra turbio y aturdidor.  Un diabólico final nos lleva a la velocidad de la luz a algún lugar en el infinito espacio sideral con una solvencia digna de admiración.

SPECK

Reseña: ELECTRIC MOON meets TALEA JACTA.- ‘Sabotar’

‘SABOTAR’ es la conjunción intergaláctica de dos estrellas de la escena psicodélica espacial; por un lado, el gran planeta alemán ELECTRIC MOON, y por el otro un asteroide oculto en tierras portuguesas como el dúo TALEA JACTA, con Pedro Pestana, el mago de la guitarra de 10.000 RUSSOS, y Joao País Filipe a a la batería y percusiones. El acontecimiento galáctico sucedía el pasado 28 de septiembre de 2019 en el Club Sabotage de Lisboa, un lugar legendario que no ha sobrevivido al COVID. Aquí se refleja una actuación en tres largas jams sin nombre, que van de los 6 minutos ‘Part 1’, hasta los 20 minutos ‘Part. 3’ y en la que la libre creatividad de cinco músicos brillantes nos traslada a un insondable espacio en la galaxia, en el que rebrotan las vibraciones de la kosmiche music de los 70’s. Toda una orgía de efectos y pedales con momentos hipnóticos y aturdidores bajo los efectos de sustancias psicotrópicas. No, no necesitas tomar nada para sentir alteraciones en tu mente, ELECTRIC MOON y TALEA JACTA, unidos como una sola banda, te proporcionan el ’viaje’ con 40 minutos de locura, de anarquía. Con una doble batería y dos guitarras enloquecidas, van creando atmósferas misteriosas que acaban por atrapar al oyente como si de un agujero negro se tratara. tomándose con calma cada tema, lo van elaborando lentamente con largas introducciones, hasta llevarnos al punto que quieren. Sin duda, en esta grabación se percibe la complicidad de unos músicos que se entretienen, algo que se refleja con nitidez en ‘SABOTAR’, un nuevo viaje galáctico de ELECTRIC MOON, una banda acostumbrada a compartir escenario con músicos de otras formaciones.

ELECTRIC MOON son: Sula Bassana (guitarra, efectos), Komet Lulu (bajo, efectos), Pablo Carneval (Batería).

TALEA JACTA son: Pedro Pestana (guitarra, efectos), Joao Pais Filipe (Batería/Percusiones).

‘SABOTAR’ fue grabado como un archivo estéreo de la mesa de mezclas. Masterizado por Eroc y con arte de la portada de Komet Lulu, y está disponible vía Sulatron Records en vinilo  jaspeado de 180 gramos, CD en Digisleeve plegable. ¡LP y CD están limitados a 500 copias cada uno!

Dividido en tres jams, la primera ’Part. 1’, con 6 minutos nos introduce en el particular mundo de estos psiconautas. Efectos y guitarras se fusionan en un viaje espacial en el que la psicodelia trata de hipnotizar al oyente sumiéndole en una dimensión sensorial alejada de la razón. Fuertes ritmos contrapuestos dotan al corte de fuerza. Todo un viaje sideral hacia algún espacio remoto del cosmos reflejando la compenetración de los músicos de ambas bandas.

‘Part. 2’ es un espacio para la experimentación con extraños efectos y sonidos que acaban por envolvernos con una mayor pausa. Insondables atmósferas se abren ante nosotros bajo momentos minimalistas. Con la habitual pausa para hacer que arranque el tema, la primera parte nos introduce en un escenario lleno de misterio y oscuridad. Reflejando el vacío infinito del cosmos, la repetición de elementos marca la primera parte de una jam que lentamente va adquiriendo una mayor intensidad. Que duda cabe que no es sonido apto para todos los oídos y es necesaria una predisposición para sacarle todo el partido. Finalmente, el tema en su parte final transita por unos derroteros mas ortodoxos dentro de la psicodelia de tintes siderales.

La segunda parte del álbum la ocupan los 20 minutos de ‘Part. 3’. Envueltos en una orgía de efectos y pedales, los músicos crean un sonido masivo y atmosféricos que no encuentra la luz. Extraño y con un aura de misterio, los momentos instrumentales parecen recorrer un paraíso sensorial en el que la psicodelia plácida y reconfortante nos arrolla con delicados pasajes. Que duda cabe que ELECTRIC MOON son maestros en hacer evolucionar sus canciones, y aquí queda patente una vez más.  Con una propuesta más ortodoxa sin renunciar a las improvisaciones, hacen que las piezas encajen y que ambas bandas suenen al unísono para crear una banda sonora de ciencia ficción impregnada de sustancias psicotrópicas. Con elementos kraut herederos de la kosmiche music de mediados de los 70’s el legado de los pioneros se ve reflejado en momentos estelares que son ejecutados desde la calma. Así logran crear la atmósfera perfecta para lentamente sumir al oyente en un trance superlativo y magnético. Música cósmica en estado puro.

Electric MoonFacebook / Instagram / Twitter / Bandcamp
Talea JactaFacebook / Bandcamp
Sulatron RecordsOfficial Website / Facebook / YouTube

Reseña: KANAAN,. ‘Earthbound’

KANAAN nos presentan un álbum que suena más pesado y rugoso a pesar de los muchos pasajes de psicodelia ensoñadora que esta nueva entrega contiene. Si algunas bandas hacen evolucionar su sonido desde la pesadez hacia otros momentos más elaborados y suaves, los noruegos parecen ir a contracorriente presentando su álbum más diabólico y contundente. No, no es que renuncien a su esencia, sino que construyen su relato dotándolo de mucha más fuerza y pesadez. KANAAN no son una banda que siga demasiados estereotipos, y sus incursiones en el free-jazz alcanzan una cota de autenticidad solo al alcance de unos pocos. Un verso libre que hace que estos chicos no tengan normas para componer sus composiciones, algo que queda fielmente reflejado con esos momentos en los que el jazz se une a la fiesta de sonidos pesados. Un caos controlado que resulta fascinante para el oyente. Muchos alicientes y estímulos contenidos en un álbum, que no resultará sencillo para todos los oídos, pero que guarda en sus surcos momentos fascinantes. Surgiendo de un océano de fuzz y tomando el legado de KYUSS, para dotarlo de mágicos pasajes en línea COLOUR HAZE y teniendo presente el sonido que Hawkwind nos presentó décadas atrás, crean un álbum exuberante, pesado, anárquico y experimental. ‘EARTHBOUND’ parece ser una muesca más en la experimentación más libre de los noruegos, un álbum que requiere varias escuchas para apreciar su verdadero potencial. Heterodoxos, pero sumamente efectivos, tenemos ante nosotros una hora intensa desconcertante y motivadora para cualquier amante de los sonidos poco convencionales. Esto puede parecer una contradicción, porque en sus surcos vamos a encontrar muchas referencias que resultan familiares, pero la forma de tratarlas y ensamblarlas resulta ciertamente sorprendente e inusual. ‘EARTHBOUND’ ofrece muchos giros y vueltas sorprendentes, pasajes hermosos y suaves y una maestría musical. Aunque nunca llamativo, todo el álbum es un escaparate de los tres músicos tremendamente talentosos mientras se abren camino a través de enormes riffs y ritmos atronadores.

Buscando perfeccionar su híbrido de heavy rock y influencias de jazz psicodélico, la banda se aisló en los estudios Athletic Sound de Halden, trabajando día y noche para lograr lo que se convirtió en ‘EARTHBOUND’, un salto cuántico para su sonido en términos de pura pesadez y extravagancia psicodélica en comparación con sus álbumes anteriores. ‘EARTHBOUND’ está disponible vía Jansen Records.

KANAAN son:

Ask Vatn Strøm – guitarras, percusión, oscilaciones
Ingvald André Vassbø – batería y percusión
Eskild Myrvoll – bajo, sintetizadores mellotron y guitarras


‘Prelude’ es la introducción atmosférica con la que KANAAN nos introduce en este álbum con pasajes envolventes de psicodelia creada a base especialmente de sintetizadores. Tras esa calma, ‘Return to the Tundraphere’ los riffs heavy-psych se muestran agresivos y plomizos. A la vez la guitarra serpentea en un espacio netamente lisérgico. El tema se muestra violento en sus riffs mientras la instrumentación general quiere mantenerse en un entorno psicodélico.

Siguiendo la estela de los pioneros del desert-rock, los ecos KYUSS afloran con fuerza entre su indudable espíritu psicodélico. Con algunos pasajes ambientales, el sonido de la banda se muestra poderoso y turbio. Aquí el legado de Colour Haze es bastante evidente, lo que no impide ofrecer momentos pausados en contraste con los arrebatos de stoner punzante y lleno de aristas. La fuerza de los tambores ayuda en esa travesía por entornos poco amistosos. Lo cierto es que estos 8 minutos duales contienen momentos realmente mágicos a diferencia de otros ciertamente turbulentos.

‘Pink riff’ es toda una huida hacia adelante impulsado por frenéticos ritmos que gravitan en un entorno kraut cósmico. Esto no significa que el tema no se muestre excelso en su pesado sonido. Efectos, riffs crujientes y turbios y sus diabólicos tambores crean un corte aturdidor en el que no faltan los solos hirientes.

Cambiando aparente el registro, ‘Bourbon’ refleja una experimentación más acorde a lo que KANAAN nos tienen acostumbrados. Siempre bajo poderoso ritmos, los elementos de fusión y de psicodelia espacial copan el protagonismo en detrimento de los golpes de pesadez de los temas previos. Fuzz narcótico y difuso revoloteando entre la tupida y variada instrumentación conforman un tema reconocible de psicodelia pesada, algo que estos chicos saben hacer a la perfección. El regreso de los pasajes de free-jazz dota a la canción de un brillo especial. Con ellos, salen de lo establecido para crear un corte innovador y lleno de matices, sin normas. Un claro ejemplo de que la psicodelia se expande en nuevas rutas sonoras llenas de alicientes para el oyente. La parte final del tema acoge nuevas embestidas de riffs turbios y cegadores.

Si la banda se maneja bien en el desconcierto, ‘Mirage’ es el resultado de una exploración más calmada de la psicodelia. Con la sensación de que cada músico se siente libre con su instrumento, la fusión consigue un entorno común en el que se ensamblan las distintas inquietudes de cada uno de ellos. Este insondable espacio psicodélico es el entorno en el que gravita un tema suave y reconfortante, a la vez que experimental.

En esta montaña rusa de emociones, ‘Mudbound’ cruje entre pasajes heavy-psych más propios de Colour Haze, algo a lo que siempre regresan en algún momento. Esa guitarra ácida, pero a su vez cálida y reconfortante, nos muestra un mundo de color. Aquí los elementos stoner conviven en armonía con mágicos paisajes psicodélicos llenos de belleza. Los incesantes y atronadores tambores impulsan las hordas de fuzz que nos acechan. Un espacio hostil que se amortigua con plácidos desarrollos instrumentales que consiguen expandir nuestra mente a un mundo sensorial lleno de alicientes y estímulos. A lo largo de doce minutos, consiguen crear un relato de otro mundo en el que la dualidad entre el silencio y las turbulencias se marida con gran acierto. Sin componer canciones facilonas, consiguen llamar la atención del oyente a un relato tormentoso, pero sumamente gratificante a pesar de su difuso sonido en alguno de sus pasajes.

‘Crash’ se muestra como una canción casi doom, Las distorsiones borrosas de su apertura y el lento despegar de la base rítmica consigue un efecto aturdidor para el oyente. Sin saber muy bien por donde va a transitar, el tema tarde en despegar. Un lento calentamiento de unos motores que parecen se van a quebrar y que nunca ponen la turbinas en pleno funcionamiento. El corte es como una especie de introducción inconclusa con pinceladas lisérgicas, pero con un innato carácter doom.  

Para cerrar KANAAN escogen ‘No star left unturned’, otro tema turbulento y experimental en el que emprenden una travesía por los confines del cosmos. Psicodelia espacial en vena Hawkwind en una espiral de efectos, sintetizadores y un ritmo trepidante con el que se diluyen en infinito sideral.

Kanaan – Band

Jansen Records