Reseña: L’UOMO NERO.- ‘Elle, De La Mer’

ELLE, DE LA MER’ es el capítulo intermedio de la trilogía de rock oculto, que profundiza en el concepto de thriller lovecraftiano que comenzó el otoño pasado con el EP ‘ANDIANO NEL DESERTO’. Fenómenos paranormales y paisajes fantásticos salpican la historia, mientras que la suave y conmovedora vibración rock de los años 50-60 del EP te llevará a una vibra intemporal del cine negro todo el tiempo. Cuatro temas que se desarrollan entre aromas vintage en los que el blues y el hard-rock atemporal llenan de color unos surcos con fragancias psicodélicas. Con una impecable producción y una sólida base rítmica, las canciones fluyen entre la voz ruda y cálida con la que rápidamente logran conquistar al oyente. El trio de Alburquerque sabe como jugar sus cartas, algo que demostraron con la primera entrega de la trilogía, y que aquí corroboran con destreza. En esta ocasión, el sonido general del EP se muestra más asequible a un público amplio, no centrándose exclusivamente en los ecos del desert-rock, sino aportando un toque de soft-rock a sus canciones. La trilogía sónica compuesta por los tres EP: ‘ANDIANO NEL DESERTO’ (reseña aquí) ‘ELLE, DE LA MER’ y ‘VODA ATEBO OHEN’. Estos siguen las aventuras de los detectives ocultistas Nico L’oscuro, Quello Bello y Sentire, quienes utilizan prácticas sobrenaturales y mágicas para descubrir el misterio detrás de la desaparición de una mujer de Nuevo México. Los tres EP llevan al protagonista a través de las etapas de dolor, negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Los tres registros juntos forman el marco de una lúgubre investigación de un crimen oculto ilustrada por una obra de arte especial y diseños que revelan algunas pistas faltantes. En esta segunda entrega ‘Ella no está muerta, es de Innsmouth, una ciudad ficticia en Massachusetts creada por el autor estadounidense HP Lovecraft, y debe regresar a esa ciudad y, finalmente, al mar. “El look de Innsmouth” es el resultado del uso repetido de drogas y alcohol, la progresión con la edad de los Profundos es la progresión de la circunstancia de adicción. Antes de que sea demasiado tarde, siempre existe la esperanza de que nosotros/ellos/ella podamos obtener ayuda de AA, Consejería, tratamiento o todo lo anterior. “. ‘ELLE, DE LA MER’ está disponible vía Desert Records.
L’UOMO NERO son: Dominic Cagliostro (Domenico L’obscure) (Voz y guitarra , Robson Guy (The Handsome One) (bajo) y Luke Seelau (Hear) (batería).

‘De la Mer’, el tema que abre este nuevo EP, sabe jugar con melodías más propias de The Beatles en una versión desértica. Rebosante de frescura, el tema combina distintas voces y estribillos con un resultado completamente atractivo. Con un trasfondo sólido, la canción evoca soleados paisajes sonoros con unos ritmos divertidos. Manteniendo una esencia vintage, el tema evoluciona a un escenario propio del rock clásico de los 70’s, con una densa instrumentación.

Sobre delicadas armonías ‘I know’ toma elementos blues para revestirlos de pasajes más propios de la west-coast. El aroma vintage vuelve a palparse en un tema que refleja sentimientos bajo un aura casi blues. Nuevamente los juegos y registros vocales son un gran aliciente para que la canción se muestra radiante y luminosa. Una correcta y solvente base rítmica completa un tema en el que encontramos momentos más intensos y contemporáneos. La guitarra apareciendo en el momento justo pone otra nota de color a un tema tranquilo pero lleno de garra.

‘Elle’ se muestra como una canción más fornida. Su gruesa base rítmica y con el blues en sus venas hacen que la banda nuevamente consiga otro tema que funciona para el oyente. Sin mucha sofisticación, pero sabiendo encajar las piezas, las voces y coros se erigen como principales actores de este relato evocador de las tierras cálidas. La guitarra estilizada y elegante complementa un tema que conjuga distintos elementos estilísticos para aparecer ante el oyente como ‘un todo’.

Cerrando el EP, ‘Too late too long’ incide en los ritmos coloristas con sabor a blues añejo y a hard rock clásico. La cálida y susurrante voz envuelve toda su fuerza. Con estribillos sutiles y divertidos la canción navega bien entre sus vibrantes ritmos. Una estructura sencilla pero efectiva invita al oyente a una fiesta de rock sin pretensiones. Como en el resto del trabajo encontramos una buena producción lo que hace que su sonido sea impoluto. El tema se acelera en la parte final dejando espacio a corrosivas guitarras entre su insistente ritmo.

L’uomo Nero – The Boogeyman

Desert Records

Reseña: MUDDY ROOTS.- ‘Lighthouse’

Desconocidos hasta ahora para mí, los húngaros MUDDY ROOTS despiertan toda mi atención con su nuevo EP ‘LIGHTHOUSE’. Solo cuatro temas directos y crudos, que nos arrollan como un tráiler sin frenos en medio de las rectas de una autopista del medio oeste. En un escenario desert-rock, derrochan en sus riffs de stoner crudo y primitivo entre ecos blues, boogie-rock y puro hard -rock arcaico. Unas canciones que serían la perfecta banda sonora de cualquier banda de moteros calmando su sed en un tugurio en el que el alcohol y la hierba campan a sus anchas. Estribillos vacilones, guiños a Motorhead y rock sin ataduras. Directos a la yugular, sus canciones no son de las que toman prisioneros, sino de esas que te dejan exhausto en una noche de juerga desenfrenada. Así funcionan MUDDY ROOTS, sin artificios ni poses, recuperando la esencia del rock más salvaje y adaptándolo a los nuevos tiempos, sin olvidarse del legado de los pioneros. Temas ásperos que te invitan a la fiesta con puro rock primitivo lleno de ritmo y energía completamente contagiosas. Los húngaros dejan patente que no es necesario haberse criado en los yermos desiertos americanos para saber recoger el espíritu del stoner y desert-rock más auténtico, ese que sabe beber de la inagotable fuente del rock de los 70’s.

MUDDY ROOTS son: Feri Molnár (guitarras), Killer Miller (batería y Csaba Mundi (bajo y voces).

‘Lighthouse’ abre el EP con hordas fuzz y tambores contenidos para internarse en un garito de carretera donde los tipos rudos campan a sus anchas. Con el blues en sus venas y olor a bourbon sus ásperos riffs y voces aguardentosas nos golpean con la fuerza del hard-rock de los 70’s entre solos de guitarras con un sonido crudo y difuso. Perfecta banda sonora para una banda de moteros circulando por largas rectas desérticas. El tema reposa en humeantes pasajes antes de retomar la fuerza del fuzz para golpear al oyente con fuerza entre estribillos pegadizos.

Con ecos de boogie-rock stonerizado ‘Train 13’ nos arrolla como una locomotora sin control. Impactantes y primitivos, el cuarteto crea un tema pesado y contundente que ejecuta a toda velocidad. Las guitarras difusas y un ritmo infernal es como una dosis de speed en sangre que altera nuestra calma insuflándonos energía desbordante.  Un tema que es puro ritmo salvaje uy en el que no faltan los solos asesinos. Impetuoso en su ejecución y cegador en su sonido.

Son bajar el pistón, ‘Blue’ continúa derrochando adrenalina entre toneladas de fuzz intoxicante y unas rudas voces que me recuerdan al mismísimo Lemmy. Balanceándose sobre los mástiles el corte conjuga las vibraciones Stoner más salvajes con un espíritu de hard-rock impactante y unas armonías heavy-rock, el corte nos engacha.

‘Flight mode’ se desarrolla entre un crujiente bajo, solos ácidos de fuzz intoxicante y una tormenta de tambores que eclosionan con toda su crudeza. Con la misma cadencia rítmica, sus voces saben jugar con los estribillos entre los contantes cambios de la armonía del tema. Golpeando una y otra vez, se toman una leve pausa para incidir en una apuesta pesada y divertida a la vez.

Facebook

Reseña: BETTY BENEDEADLY.-‘From the Mesa’

FROM THE MESA” es el primero de los EP’s que BETTY BENEDEADLY publicará con el sello Desert Records. Tres canciones grabadas en el estudio Earthship en Taos durante la pandemia de 2020 que reflejan a la perfección la fisonomía del lejano oeste con canciones que invocan el espíritu de la tierra del norte de Nuevo México con ritmos rituales pisando fuerte y motivos de guitarra que se inspiran en el spaghetti western, el surf y el roots rock de Ennio Morricone. Cálidas, llenas de sensibilidad, sus canciones son el resultado de un estado introspectivo que aprovechó para hacer aflorar toda su creatividad desde la introspección y la meditación. La mejor descripción para este apacible EP son las propias palabras de la cantante y guitarrista: “Me estaba adaptando lentamente al estilo de vida en cuarentena, pero después de sentir el aguijón del gas lacrimógeno y presenciar el asombroso nivel de brutalidad policial desatada contra los pacíficos manifestantes Black Lives Matter en Austin, rompí. La violencia inherente de nuestro sistema quedó al descubierto, no podía dejar de verlo, y cada célula de mi cuerpo conspiró para alejarme de la civilización y llevarme al desierto ”, dice Benedeadly. Sin un indicio de un plan de juego, la guitarrista de Austin encontró su camino hacia los amplios espacios abiertos del norte de Nuevo México, donde varios meses de vida en furgoneta y campamentos en la carretera de servicio comenzaron a hacer su magia. ‘Dejé la ciudad sintiéndome como el caparazón de un humano. Volví a la vida en el desierto’.

“La soledad en el desierto era mi medicina. Todas esas noches llenas de aullidos de coyotes bajo la vía láctea calmaron mi mente llena de ansiedad. En lugar de obsesionarme con los horrores del número de muertos de COVID o el régimen fascista actual, me moví lentamente hacia ese espacio más allá de las palabras ”, prosigue Benedeadly. “Estaba aprendiendo a escuchar a los elementos no humanos que me rodeaban, a estar en comunión con la tierra, a recibir su sabiduría más profunda. Eventualmente, el trauma resultante de los eventos del año pasado comenzó a desaparecer y supe que estaba de nuevo en mi camino cuando nuevas canciones comenzaron a fluir a través de mí nuevamente “.

Benedeadly también es cofundadora y guitarrista de SHERVERB, una banda de rock & roll psicodélico dirigida por mujeres y dirigida colectivamente con sede en Austin, TX. Armados con sus instrumentos, esta tribu está dispuesta a desafiar nuestra comprensión del romántico salvaje oeste con su sonido infundido por el surf y alimentado por el desierto. El núcleo de este colectivo está formado por Betty Benedeadly, Xina Ocasio, Lainey Smith, James Mescall y Braden Guess, que unen el tañido de guitarra del spaghetti westerns, los ritmos impulsores del krautrock y la estética panorámica de la gran pantalla. 

‘FROM THE MESA’ está disponible vía Desert Records y el 10% de las ganancias de las ventas del álbum se donará a una organización de administración de tierras en Nuevo México.

Mescaline prayer song’ nos traslada directamente a las praderas del lejano oeste entre acordes de banda sonora de spaggethi-western. Una cálida guitarra repite una contagiosa armonía ante la atenta mirada de los cactus. Incluyendo pasajes con cierto exotismo cada nota refleja el espíritu que ilumina las composiciones de Betty. Como si fuéramos en un corcel al trote, los elementos psicodélicos van uniéndose a este relato de sombreros monturas y botas camperas.

En un ambiente más melancólico ‘Coyote’s fever dream’ incide en esos sonidos del desierto. Ahora con una atmósfera más calmada, cada nota se impregnada de un aroma chamánico entre la cálida brisa de la pradera. Sin duda una forma de ver su propia visión del desierto entre tonos meditativos.  Un apacible tema que conjuga lo acústico con los aderezos eléctricos ofreciendo sus dosis de narcótica psicodelia en este viaje por vastas llanuras bajo el cegador sol. Un tema para ser tocado sentado en el porque con los peroos tumbados a nuestro lado. Un evocador corte lleno de magia.

Algo más nebuloso, ‘Down the George’ mantiene la fórmula del western, esta vez con una instrumentación más versátil y unos impostados coros. Delicados acordes que mantienen un tempo constante y sosegado. Poniendo el énfasis en cada nota, la guitarrista enriquece la canción con esas texturas psicodélicas dándole un aspecto más espiritual. Si bien el tema se soporta en una composición surf, el gran trabajo de guitarra compuesto desde la sencillez, nos ofrece un resultado más que notable.

https://www.facebook.com/BettyBenedeadly/

https://www.facebook.com/desertrecordslabel

Reseña: INDICA BLUES.- ‘We are doomed’

Los británicos INDICA BLUES se precipitan al abismo con su sonido expansivo tras haber llenado sus bongs de buena hierba con su álbum WE ARE DOOMED’. Salidos de la escena doom de Oxford, la banda, después de dos años de silencio, regresa con más fuerzas que nunca para ofrecernos un álbum épico en el que los sonidos heavy-psych copan el protagonismo. INDICA BLUES imagina un escenario catastrófico en un futuro muy cercano en el que los eventos mundiales actuales conducen a una guerra total y la aniquilación nuclear. Evidentemente estamos ante una banda que ama el doom, y eso se refleja en el difuso y pesado sonido que imprimen a sus riffs pero, sobre todo, ‘WE ARE DOOMED’ es un álbum para inhalar fuerte y dejarte narcotizar por sus psicodélicos sonidos. Pesados, pero a la vez con la suficiente habilidad para que la monotonía de sus monolíticos riffs no exista, en este paseo por nebulosas cargadas atmósferas psicotrópicas. Sus lánguidos sonidos desérticos se conjugan con un espacio más florido y humeante con unos surcos impregnados en psicotrópicos. Un viaje a un mundo desconocido en el que todo puede suceder. Reflejando la desesperación del mundo en el que vivimos en el último año nos ofrecen un aliciente para escapar de la realidad a base de turbios desarrollos en los que siempre existe un halo a la esperanza. Buenas guitarras, un sonido denso y pegajoso con olor cannabinoides que empapa nuestros sentidos para llevarnos a un estado sensorial en el que el thc nos depara momentos placenteros. Un sinuoso transitar por oscuras atmósferas que consiguen relajarnos a pesar de toda su contundencia. En el álbum podemos encontrar entre su innata vocación doom, ecos de bandas como NEBULA, MONSTER MAGNET o COLOUR HAZE, pero siempre con su particular versión de la psicodelia pesada. Con vibraciones más propias de los sonidos primitivos de los 70, INDICA BLUES consiguen un álbum monumental y épico que sin duda les hace asentarse en la escena pesada reivindicando un puesto que se han ganado a pulso con su buen hacer. Sus siete temas son una declaración nihilista que nos hechiza con su magnetismo y nos golpea con su pesadez y sus aturdidores desarrollos. Sin duda ‘WE ARE DOOMED’ es un álbum que merece ser escuchado bajo la ingesta de un bong bien cargado de buena hierba para sentir todo su potencial.

INDICA BLUES son: Andrew Haines Villalta (Bajo), Tom Pilsworth (Guitarra, Voz), John Slaymaker (guitarra) y Rich Walker (Batería). ‘WE ARE DOOMED’ está disponible vía APF Records.

El guitarrista y vocalista de  Tom Pilsworth nos comenta sobre el álbum :“Cuando nos decidimos por el título We Are Doomed , nunca imaginamos que el disco se lanzaría en medio de una pandemia mortal. Afortunadamente para nosotros, mientras que la música en vivo ha desaparecido, los fanáticos del Doom y los fumetas de todo el mundo han mantenido viva la llama. Estamos enormemente agradecidos con APF Records y las muchas otras personas que nos han ayudado en el camino. Apaga las luces, cierra el paso al mundo y disfruta del sonido del apocalipsis

INDICA BLUES nació con el EP ‘TOWERS RISING‘, lanzado por el guitarrista y vocalista Tom Pilsworth. Tom unió fuerzas con John Slaymaker (anteriormente de las leyendas del underground stoner del Reino Unido CARAVAN OF WHORES) y la pareja reclutó a Andrew Haines-Vilalta en el bajo y Ed Glenn en la batería, lanzando el EP ‘RUINS OF SHORE’ en 2016. Con una obra de arte de Cristiano Suarez , el álbum estuvo en el top 5 de los más vendidos de Bandcamp en las categorías de Doom And Stoner, y el número 1 en Desert rock, ocupando un lugar destacado en las lista underground alrededor del mundo. Rich Walker reemplazó a Ed Glenn en la batería, y en 2018 se lanzó un álbum debut, ‘HUMNS FOR A DYING’. 
Todas las pistas de ‘WE ARE DOOMED’ fueron grabadas por Steve “Geezer” Watkins en Woodworm Studios y masterizado por Tim Turan en Turan Audio, correspondiente el arte de la portada a Cristiano Suarez.

‘Inhale’ transita por la senda heavy-psych en línea COLOUR HAZE en modo doomy. Con una cadencia vocal más propia de los 70’s el tema fluye bien gracias a un crujiente bajo y desarrollos de guitarra por una senda ortodoxa. Un espacio psicodélico, pero con la suficiente pesadez para llamar la atención de puristas del stoner más lisérgico.  Riffs ácidos y un oscilante ritmo van construyendo un tema que se desarrolla durante casi nueve minutos nebulosos. Sin duda el riff sobre el que se construye consigue contagiarnos de la propuesta humeante de los británicos. Sus momentos aturdidores no resultan estridentes a pesar de lo turbio de su sonido, sino que nos hacen partícipes de esa combinación de lo pesado y lo atmosférico y psicotrópico.
Con una extraña locución inicial a modo de introducción ‘We are doomed’ despega entre efectos y riffs stoner doom con esa poderosa línea de bajo marcando el tempo del tema. Un sonido atronador que se adorna con voces en línea Nebula. Lento y plomizo, consigue conjugar un cierto espíritu alternativo con la fuerza innata en la banda.
Retomando las atmósferas lisérgicas, ‘Demagogue’ explora sombríos bosques heavy-psych. Sus lentos ritmos se contonean con pausas para hacer aflorar atormentados pasajes vocales de vocación setentera entre su turbia instrumentación. En un espacio que fusiona ecos proto-metal con la psicodelia pesada. Esos efluvios hacen que el tema emita una sensación de placidez y relajación. En este escenario los británicos nos ofrecen buenos pasajes de guitarra surgiendo de la densa bruma que cubre por completo la canción, todo un acierto.
Soul embers’ nos hechiza con sus magnéticos acordes en una introducción que se aleja de la pesadez. Mágicos acordes y una voz llena de sentimiento van construyendo uno de los temas más suaves del álbum. En un estado de completa psicodelia narcótica el hechizo sonoro de INDICA BLUES nos mece entre bellos y reconfortantes pasajes antes de elevarse majestuoso. Solo un espejismo que nos devuelve a plácidos momentos en los que los susurros nos seducen embriagando nuestros sentidos.   Posiblemente sea el tema más plácido de un trabajo que conjuga la pesadez con la psicodelia de una forma muy atractiva. Todo un bálsamo de quietud y sosiego.
Los riffs vuelven a crujir con un acento retro en ‘The end is calling’. El escenario heavy-psych en el que tan bien se mueve la banda regresa entre una neblina intoxicante. Con ciertos tonos ocultista el corte va cambiando su fisonomía a una atmósfera más oscura en la que el blues hace acto de presencia. Ramalazo de psicodelia pesada con blues, una fórmula que siempre funciona bien, y aquí, sin duda lo hace.  Una canción versátil en sus formas sin perder ese espíritu doomy con el que la banda suela jugar en sus temas, pero que se acerca más a ciertos estereotipos del stoner. Lo cierto es que INDICA BLUES juega con los elementos estilísticos con gran acierto.  
‘Nihilism’ nos seduce con una atmósfera llena de misterio con unos pausados acordes llenos de magnetismo. Entrando directamente en nuestra capacidad sensorial su sonido nos ofrece un insondable espacio lisérgico en el que liberar nuestro estrés. Invitándonos a la reflexión la narrativa del corte juega con la psicodelia pesada de forma majestuosa. Ese bajo grueso que se inclina a territorios doom, se complementa a la perfección con el trabajo de la guitarra. Turbio, penetrante y lleno de narcotizantes pasajes, la canción se presenta casi como un interludio que nos anuncia que algo va a suceder. Prescindiendo de las voces el tema no necesita más aditamentos para ofrecernos seis minutos que nos saben a poco. Deleitándose en su sonido más narcotizante y embriagador, nos hechiza con sus oscuros pasajes.
Para cerrar, ‘Scarred for life’ recupera la pesadez en una conjunción de elementos stoner, doom, heavy-.psych en los que los ecos 70’s parecen regresar nuevamente. Con un sonido difuso en el que el fuzz está presente construyen una canción fornida y potente. Mucho más rítmica que los temas precedentes. Siempre bajo un nebuloso sonido, su dinamismo hace que nos despertemos del letargo anterior. Una buena forma de usar lo pesado para ofrecer canciones atractivas.

https://www.facebook.com/Indicabluesuk

https://www.facebook.com/apfrecords/

Reseña: HYPERNAUT.- ‘Ozymandas’

La saturación de álbumes que recibo cada semana ha hecho que este artefacto sonoro a caballo entre el heavy-rock y el stoner más desértico quedara en la bandeja de entrada hasta ahora. Por fín nos adentramos en ‘OZYMANDAS, el álbum debut del quinteto peruano HYPERNAUT. . Nueve temas directos que golpean sin contemplaciones para gozo de los amantes de las vibraciones más rugosas. Pero no solo encontramos un derroche de fuzz en ‘OZYMANDAS’, en el álbum parecen estar muy presentes los ecos grunge de los 90’s (un pilar fundamental), así como la psicodelia. Siempre sin bajar demasiado el listón del alboroto sonoro en el que se desarrolla cada tema, cada uno de ellos se envuelve en un embalaje alternativo.  Lo cierto es que los temas funcionan, ofreciendo verdaderos ganchos que nos invitan al desenfreno entre arenosos riffs y una constante estela de fuzz. Pero esto no quiere decir que estemos ante otra banda stoner más, aquí todo se muestra atractivo, y con un poder contagioso inquebrantable. Sin salirse de su apuesta alternativa, enriquecen esta, con voces que a veces parecen salir del rock más crudo y primitivo de los 70’s y en otras ocasiones se instalan en el legado del grunge innato en el quinteto limeño. Aún así, posiblemente estemos ante una banda que no quiere renunciar a su espíritu heavy-rock, pero que se siente atraída por el sonido de los desiertos más arenosos y cegadores. Si a eso unes ese espíritu alternativo que flirtea hasta con el punk, estamos ante un debut, que no te dejará exhausto, sin un momento de respiro. Un álbum ruidoso pero a su vez con su punto psicodélico, y en el que los ecos de los pioneros del desert-rock, se reflejan en cada una de sus canciones. Unas canciones ásperas en su instrumentación pero mucho más suaves en algunas de sus melodías.

HYPERNAUT son: Santiago Echecopar (voz), Gary Saavedra (batería y coros), Giancarlo Yepez (guitarra rítmica), Mike Yugra (bajo) y Martín Cardich (guitarra solista). ‘OZYMANDAS‘ fue mezclado y masterizado por Eduardo Albareda, habiendo sido producido por propio Eduardo e HYPERNAUT.

‘Panic attack’ conjuga elementos hard-rock con el Stoner tradicional. Con una batería atronadora todo se desarrolla a la velocidad del rayo. Juegos vocales que serpentean en constantes giros y momentos heavy-rock, hacen que el tema nos enganche sin remisión. Fuzz y heavy-rock unidos por una causa común.

Como si de una fusión de Truckfighters y Fu Manchú, ‘Bad Hombres’ coquetea con voces grunge entre continuos riffs turbios para aturdirnos entre una cortina de fuzz.

Recuperando los ecos de los 70’s, ‘Atomic breath’, nos contagia su ritmo entre una estética desértica. Toda una invitación al baile con esos tonos clásicos y rudos sin renunciar a pasajes arenosos. La fórmula, sin duda, funciona.

Ya con la careta quitada, ‘(This Is Where I) Draw The Line’ con una actitud punk, nos invita a un nuevo frenesí. Un tema divertido y pegadizo ideal para hacer pogos. Un tema cambiante en el que aparecen buenas voces y que supone una huida hacia adelante. La perfecta banda sonora para conducir a toda velocidad por largas rectas desérticas.

Con una inconmensurable línea de bajo, ‘Multiverse​.​.​. Battleworld’ tiende un puente entre el desierto californiano y el Seattle de los 90’s. Como si no quisieran renunciar a su legado, el tema serpentean en mil requiebros, Acelerones y parones, siempre con un denominador común, el fuzz intoxicante que nos ciega con toda su fuerza, entre distintos estados de ánimo y pasajes aparentemente cambiantes.

Con buenos ganchos ‘Worlogog’, nos muestra el hard rock stonerizado más crudo de los peruanos. Voces trascendentales afloran de la espesa cortina de fuzz salida de unos riffs diabólicos. Elementos heavy-rock se incrustan en los sonidos desérticos de la banda andina en una montaña rusa de sonidos ondulantes. Un tema lleno de garra que no baja el pistón ni un instante.

‘Swamp thing’ se desarrolla en un ambiente psicodélico con herencia de los ecos del Seattle de los 90’s. Una combinación que resulta de lo más efectiva. Un turbio y difuso sonido en un segundo plano custodia melodías vocales más reconfortantes. El humeante ambiente cenagoso al que alude su nombre aparece más evidente en la parte final del tema.

Como una apisonadora de Stoner-metal con actitud casi punk, ‘Cynicism is Self-Harmofrece una visión más alternativa. El tema parece tener dos partes diferenciadas, una primera parte arrolladora y una segunda en la que los peruanos se dejan llevar por un escenario más psicodélico en detrimento de la fuerza. Aquí las guitarras esparcen psicotrópicos par narcotizarnos tras la embestida inicial. Ésta se retoma en la pare final, devolviéndonos al origen.

Con un carácter Incisivo y mostrando su sonido alternativo, ‘Ozymandas’ la canción que da nombre a este debut, se sustenta en un diabólico ritmo de batería en rasgueos de guitarras sucias. Con un tono más macarra golpean una y otra vez con riffs difusos entre armonías más cercanas al hard-rock. Buenas dosis de fuzz y constantes cambios de ritmos, hacen que el tema acabe por dejarnos exhaustos. Otro ejemplo mas de la vitalidad con la que estos chicos construyen su música.

https://www.facebook.com/hypernautband