Reseña: BESVÄRJELSEN.- ‘Atlas’

Inspirados en el mítico titán griego que lleva el peso sobre sus hombros, BESVÄRJELSEN dan una vuelta de tuerca al doom, para mostrar su lado más melódico y progresivo. Con miembros de DOZER y GREENLEAF en sus filas, la banda nos ofrece su particular visión del desert-rock desde los sombríos bosques suecos. Con la tradición local muy presente, el misticismo y las oscuras leyendas se enriquecen con un sonido heavy-rock de inspiración 80’s.   Bajo la hechizante voz de su cantante de Lea Amlimg, la banda parece inspirarse en el sonido característico de bandas como MARS RED SKY. Con la melodía como soporte de su narrativa, las incursiones en el folk y en el psycho-doom se ven enriquecidas para crear fascinantes canciones impulsadas por el fuzz. Un flujo constante hace que el álbum resulte una conmovedora experiencia para el oyente.  Las sombrías canciones nacidas de los espesos bosques, se visten de gala en un ritual chamánico en el que los difusos sonidos pesados son modulados con contagiosos estribillos y un espíritu indomable. Si algo llama la atención de este disco, es que no su sonido puede resultar familiar, pero no estereotipado, sino que brota de un gratificante oasis dentro de los sonidos habituales de la escena pesada. Sin ponerse ninguna barrera a la hora de componer, las canciones se muestras frescas a pesar de la densidad y la fuerza intrínseca que habita en sus surcos. Ralentizando el tempo de los temas, éstos adquieren un tono melódico, llevándonos a una catarsis sonora, que acaba por engullirnos. Estamos ante un álbum diferente y original a pesar de basar su sonido en vibraciones ya transitadas previamente. Al igual que algunas bandas pesadas, BESVÄRJELSEN sienten como su sonido se ve seducido por ese fantástico bosque de vibraciones progresivas, algo que a la postre, hace que sus canciones resulten mucho más fascinantes e innovadoras.

‘ATLAS’ está disponible vía Magnetic Eye Records.

BESVÄRJELSEN son:

Lea Amling Alazam – voces
Staffan Stensland Vinrot – guitarras, voces
Andreas Baier – guitarras, voces
Erik Bäckwall – batería
Johan Rockner – bajo

Sin contemplaciones, ‘The Cardinal Ride’, nos introduce por la vía directa en ‘ATLAS’. Impulsado por altas dosis de fuzz, el corte se muestra esplendoroso. Fuertes tambores con un ritmo implacable, entre sus nebulosas arenosas y una voz alta y brillante componen la base de esta impactante canción. Ondulante, y bien ensamblada, la canción contiene fantásticos pasajes de guitarra, voces y coros que se balancean entre atractivas melodías y un espíritu indomable. Es difícil abrir un álbum con un corte tan impactante. Una de esas canciones llamadas a convertirse en himnos contemporáneos.  El tema lo tiene todo para ser un imán que atraiga a múltiples seguidores a conocer a esta maravillosa banda.

El crujiente sonido de ‘Acheron’ se incrusta de elementos heavy-rock en una encrucijada con los ecos del desierto. Creando un nebuloso manto difuso, el áspero sonido se va modulando con melodías que se inclinan hacia lo progresivo. La delicada voz y el espíritu del tema me hace pensar en bandas como MARS RED SKY. El legado del heavy-rock de los 80’s se une a un espíritu aventurero que cruza yermos desiertos plagados de dunas cósmicas. Otra canción superlativa en la que los detalles están cuidados al máximo para que se muestre esplendorosa ante el oyente. Con un tempo comedido y muy marcado, la canción consigue equilibrar el sonido turbio y grave con la delicadeza de una voz aparentemente quebradiza, pero llena de encanto. Sin duda otro gran gancho en el que se percibe el esmerado trabajo de una gran producción. Épica y melancólica, pero también pesada e impactante.

En ‘Clouds’ BESVÄRJELSEN modulan su sonido para llevarnos a un escenario de psicodelia aromática. Delicado y sutiles acordes y una chamánica y cautivadora voz sustentan un relato que se vuelve majestuoso. Los monumentales de corte progresivo se adornan con estribillos maravillosos en una constante oscilación estilística que acaba por sucumbir a un espacio psico-progresivo.  Con algunos elementos de metal melódico, la banda consigue crear otra impactante canción, y ya van tres de tres.

‘House Of The Burning Light’ retoma ese sonido crujiente y metálico. Con un cierto carácter atmosférico el corte parece beber del legado de los 70’s. Ganchos de hard-rock, elementos psico-progresivos unas gotitas de blues y un carácter cósmico en el que el desert-rock aflora por los poros componen el crisol de elementos sobre los que se construye la canción. Envuelto en nebulosas narcóticas el tema sucumbe a un sonido psicodélico en mayor medida que las canciones anteriores.  Rico en texturas, el tema es una muestra más de que estos chicos tienen calidad.

Le épica parece regresar con ‘Paradise’. Con una apertura atmosférica, la canción se arma lentamente entre fascinantes melodías ensoñadoras entre las garras de unos parsimoniosos y monolíticos riffs que coquetean con un entorno doom. Su oscura atmósfera se enriquece con una narrativa en la que la melancolía hace acto de presencia entre ganchos sinfónicos. Suave en su exterior, pero robusto en sus entrañas, el corte funciona creando un ambiente apacible y balsámico.

Si algo tiene este álbum es su versatilidad, y de nuevo en temas como ‘Digerliden’ la banda da una vuelta de tuerca más. Bajo una atmósfera densa, los riff crujientes y borrosos contrastan con lo liviano de unas melodías que se contonean seductoras ante el oyente. Custodiado por poderoso tambores, el tema evoluciona lentamente entre meandros en paz y bien insertados golpes de una furia contenida. El resultado es una exuberante y hechizante canción que contiene atormentados momentos.

‘Descent’ baja las revoluciones para dejar que la magia aflore desde la voz de su cantante xxxxx. Una especie de balada ensoñadora con un efecto balsámico para el oyente tras algunos de los excesos contenidos en las canciones anteriores. Con un espíritu lírica las delicadas melodías nos susurran junto a una calidad voz rebosante de sensualidad.

Con poco más de dos minutos, ‘Celestial’ nace de vientos exóticos y se convierte en una especie de interludio que pone freno a la pesadez y grandilocuencia.
Con un nítido carácter doom ‘Obscured By Darkness’ nos devuelve a las inquietantes y oscuras atmósferas. Con un espíritu alternativo, la dualidad vocal y la contundencia de sus riffs consiguen crean un corte de psycho-doom, con atractivos momentos vocales de inclinación lírica. Un corte aplastante, pero que también tiene su lado amable y reconfortante.  

Como broche final, ‘Divided Ends’ con sus mas de siete minutos, y siendo la canción mas larga del álbum, recopila toda la gama estilística de una banda que no se pone barreras para componer sus canciones. Con un tono retro, los ecos arenosos parecen llevarnos a un oasis colorista en el que podemos encontrar distintos tesoros. Su frio y metálico sonido va modulándose con habilidad hasta llevarnos a un escenario mágico. Inevitablemente me vuelve a la mente alguna de las canciones de MARS RED SKY. Pero BESVÄRJELSEN siguen yendo mas allá, incorporando momentos de gran pesadez y dinamismo con elementos psico-progresivos de fuerte impacto.

BESVÄRJELSEN:
FacebookBandcampInstagramSpotify

MAGNETIC EYE RECORDS:
WebsiteFacebookBandcampInstagramYoutube

Reseña: GUIDED MEDITATION DOOMJAZZ.- ‘Summer Let Me Down’

Cinco fascinantes y cautivadoras jams que toman forma de canciones gravitando en una atmosfera psicodélica adornada con elementos jazz, funk, progresivos. Parece que no hay limites para frenar la creatividad Blaise the Seeke, el artífice del proyecto, acompañado de Greg Perlman, y Mathew Doeckel en la batería. Profundizando en la conciencia, esta grabación es una serie de primeras tomas escritas en dos días y grabadas en una tarde. La fórmula de dejar fluir la creatividad espontáneamente funciona siguiendo la máxima de: ‘menos es mas’. Lo cierto es que esta tormenta de riffs insertados en un paisaje onírico consigue atrapar al oyente en un rio de psicodelia que se enriquece con distintas vibraciones con un resultado fascinante. Bajo humeantes atmósferas, consiguen crear un flujo instrumental que va y viene como las olas golpeando a la arena de una playa paradisiaca. Un narcótico viaje meditativo en el que los elementos de jazz, y ciertos ritmos calientes y una acidez corrosiva. Sin duda, uno de esos álbumes para escuchar bajo luz tenue entre inhalaciones de humo cannabico.

SUMMER LET ME DOWN’ está disponible vía Swamp Records y Fuzzy Crackins 

‘Warm me up’ no tarda nada en ir al fondo del asunto. Desde sus primeros riffs, podemos intuir que la canción nace de una jam en la que la psicodelia coquetea con el jazz. Interminables solos de guitarra van contoneándose entre ritmos contenidos, pero siempre luminososRasgueos llenos de fuerza y con un punto de acidez, se suceden acompañados de una hipnótica y férrea línea de bajo. Todo un trance sonoro que da la sensación de estar incompleto, teniendo en cuenta su súbito final.

Modificando un poco el tono, pero sin perder el espíritu de libre creación compositiva, ‘Summer’ y sus cadentes ritmos jazzy,acompañan los devaneos de una guitarra que se erige en protagonista del álbum. Todo un crisol de sonidos psicodélicos se va agolpando según la jam va recorriendo su camino. Ritmos funk entrelazados con esas pinceladas jazz consiguen que la canción adquiera luminosidad. Pero la capacidad creativa de estos chicos hace que el tema vaya modulando su sonido usando con distintas influencias estilísticas. Así, encontramos momentos de pura psicodelia pausada que cambian el carácter del corte. Estos momentos se van modulando hacia un espacio casi progresivo en el que la calma aparece con acordes espaciados que dotan al tema de un tono meditativo que invita al sosiego. Todo un bálsamo para los sentidos con estos narcotizantes pasajes que acaban por sumirnos en un sueño profundo.

Para despertarnos, los dinámicos ritmos jazz de ‘Let me’ nos sitúan en un nuevo escenario colorista. El fuerte y crujiente bajo, y las afiladas notas de la guitarra se van sucediendo con gran fluidez. Aquí nada se ‘atasca’ sino que camina libremente por un entorno psicotrópico al que se dota constantemente de nuevos y versátiles elementos. Aquí la guitarra, muestra todo su repertorio en un arco iris de vibraciones que se unen a esta auténtica locura.

‘Down’ nos ofrece un sonido más grave y pesado en su apertura. Pero el protagonismo de la guitarra contrarresta de inmediato esas difusas notas, para mostrarnos virtuosos pasajes en los que cada nota se clava en el alma del oyente transmitiendo todo el poder de esta nueva jam. Una repetición de acordes entre casqueos de platillos que se modula sutilmente, aunque sin cambiar demasiado el espíritu del corte. Difícilmente clasificable, el oyente puede intuir distintos estilos en este virtuoso corte que solo altera su entidad en una parte final algo mas misteriosa.

Cerrando este hechizante trabajo ‘It’s Winter again’ muestra un sonido mas inquietante en su apertura. El tiempo justo para poner en corte en su camino. Una vía en la que la psicodelia encuentra el espacio perfecto para desarrollarse sin ataduras por una senda calmada. Con un sonido mas cálido, el corte parece acariciar al oyente proporcionando el sosiego para dejar que tu mente escape y se suma en un mundo de sonidos expansivos. En la segunda mitad el corte parece dar un giro y caminar a un espacio más colorista.

Blaise the Seeker 

The Swamp Records

Fuzzy Cracklins

Reseña. WEEDEVIL.- ‘The return’

THE RETURN refleja a una banda novel que toma vibraciones pesadas para ejecutarlas con cierta ortodoxia. Canciones de larga duración y una aparente monotonía, nos sumergen en una fosa doom, con una atmósfera ocultista y vestigios del heavy rock de los 80’s. Sacándonos de la rutina con vibraciones alternativas de los 90’s, las canciones en su conjunto, están todas diseñadas siguiendo un mismo patrón. Riffs monolíticos ejecutados a ritmo lento y plomizo, y una voz que asoma de la oscuridad para poner algo de luz a sus sombrías canciones.  Fuerza y sonidos difusos con alguna pincelada psicodélica, así como ciertas melodías pegadizas. Los brasileños no se andan con sutilezas y se postulan como una banda pesada mas dentro la prolífica escena sudamericana. Liderados por la fuerte voz de la doom-lady Lorraine Scar y con una sección rítmica sólida y asesina, la banda está lista para sacudir las cosas con sus cinco canciones, serpenteando a través de los fascinantes caminos de la música Stoner conducida por un trabajo conceptual que nos guía a aguas profundas. ‘THE RETURN’ es una bestia de cinco cabezas que basa su sonoridad inmersiva y cautivadora en riffs lacerantes, voces hipnóticas y una sección rítmica afinada y vibrante. 

WEEDEVIL son: Lorraine Scar (voz), Paulo Ueno (guitarra), Bodão (guitarra), Dani Plothow (bajo) y Flávio Cavichioli (batería).

‘Underwater’ se nutre de crujientes riffs de vocación doom y voces más propias del heavy-rock de los 80’s. Con un registro agudo en las melodías vocales, los brasileños equilibran la pesadez de sus difusos riffs. El tema resulta bastante lineal en su ejecución instrumental, solamente alterada por la entrada de la voz. Aún así no contiene altibajos, pero si momentos en los que los solos cegadores aportan unas gotas de psicodelia a su contundente sonido, influenciado por momentos por el heavy-rock.

Sin salir de ese escenario de pesadez, ‘The Void’ contiene elementos heavy-psych, que aplacan la distorsión de sus guitarras. Lento en su ejecución, cada nota se toca con una parsimonia que encaja con su propuesta doom. En tonos más ocultistas, el corte parece querer despeñarse por un barranco psycho-doom, algo que nuevamente las voces amortiguan en su caída. Sus casi diez minutos pueden resultar excesivos y monótonos, pero, por el contrario, los más puritas del género, encontrarán en esto, un aliciente para su escucha. Su carácter ceremonial, especialmente en el registro vocal, lo acerca claramente a una propuesta de ocult-rock, aunque también se vislumbra un espíritu alternativo.

‘The return’ incide en esa propuesta psycho-doom. Desarrollándose en una pegajosa atmósfera humeante, el tema explora la penumbra adecuando su sonido a este entorno sombrío e inquietante. Al igual que el corte anterior, aparecen algunos matices alternativos que dan brillo a su turbio y pesado sonido. El tema se adorna con descargas de fuzz intoxicante que por momentos nos sacan de sus aterradoras resonancias. 

El camino trazado en las canciones anteriores continúa por la misma senda con ‘Isn´t a Love Song’ Ecos heavy-rock, riffs parsimoniosos y plomizos y una cierta luminosidad vocal más cercanas a este género. Sin demasiados alardes, la canción deja un mayor espacio al lucimiento de su vocalista con melodías algo más elaboradas y pegadizas, pero, en cualquier caso, sin salirse del guión.

‘Genocidal’ deja un mayor espacio a los riffs heavy-metal desarrollados en oscuras grutas empapadas de fuzz. Con un ritmo lento, pero con un carácter menos doom, el tema cuenta con los mejores pasajes de guitarra de todo el álbum.

Weedevil 

Abraxas

DHU Records

Reseña: DECASIA.- ‘An Endless Feast For Hyneas’

AN ENDLESS FEAST FOR HYENAS’, el álbum debut de los franceses DECASIA, es un impactante álbum que bebe del pasado, pero que mira al futuro con nuevos ojos. Sin una canción mala, todo su contenido es un regalo para cualquier amante de la psicodelia pesada. Sus canciones se construyen sobre verdaderos torbellinos heavy-psych para proporcionar al oyente un viaje único a través de las tierras y el cosmos. Toda una inmersión en el particular universo de DECASIA, un espacio en el que el trio francés nos arrastra rápidamente con su sonido de rock psicodélico matizado con pasajes instrumentales stoner casi narrativos.  Sus impactantes melodías y los vestigios del rock de los 70’s, son la base sobre la que se sustentan sus fascinantes desarrollos psicotrópicos. Nítidamente influenciados por bandas como Earthless, All Them Witches, Elder, o los mismísimos The Doors, DECASIA, componen canciones magistrales. Un ejército de riffs Stoner cabalgan a lomos de un corcel lisérgico impulsado por fuertes tambores, adornado con estribillos pegadizos aflorando entre su turbio y narcótico sonido. Este debut parece tener en sus entrañas un imán que rápidamente te atrapará a su propuesta, porque el magnetismo de canción hará que no quieras escapar de este gratificante bosque psicotrópico. Para mí, es un claro ejemplo del sonido que figura en los genes de DenpaFuzz, por lo que me siento sumamente gratificado de poder degustar una y otra vez, un trabajo que volará tu cabeza. ‘AN ENDLESS FEAST FOR HYENAS’ no parece un álbum debut de una banda, ya que la solidez y creatividad de sus canciones, parece más propia de una banda asentada y reputada. DECASIA están llamados a conseguir grandes logros con esta magnífica carta de presentación. las improvisaciones para escribir y componer fueron grabadas en plena campiña de Auvernia (Francia). La casa en la que se tocaron se transformó en un estudio con instrumentos instalados en el granero y la sala de control en la sala de estar. Si todavía tienes dudas, escucha el álbum, y tus vacilaciones, se disiparán instantáneamente, porque ‘AN ENDLESS FEAST FOR HYENAS’ es una orgía de psicodelia pesada de la mejor calidad del momento. Ponte cómodo, enciende un buen cogollo de hierba, sube el volumen y disfruta de este trance lisérgico.

AN ENDLESS FEAST FOR HYENAS’ fue grabado y mezclado por Thomas de Fraguier. Masterizado por Erwan Le Mao. Obra de DECASIA, fotos tomadas por Mariette Briand, y está disponible vía Heavy Psych Sounds Records.

DECASIA son: Maxime Richard (Guitarra y voces), Fabien Proust (bajo) y Geoffrey Riberry (batería).

‘Ilion’ se muestra como un tema versátil que conjuga elementos puramente heavy-psych con golpes de Stoner. Turbio en su desarrollo el corte es todo un torbellino de vibraciones lisérgicas ejecutadas con un tono vintage en sus registros vocales. Esa conjunción de elementos es uno de los principales activos de este impactante álbum. A pesar de sus tres minutos, el tema se presenta dejándome la sensación de que es un corte incompleto, que todavía permitiría un desarrollo mayor. Esto, es algo a su favor, la capacidad de hacer que el tiempo pase rápido significa que su escucha es sumamente placentera.

Asentados en un balsámico espacio psicodélico, ‘Hrosshveli’s Ode’ con su carácter chamánico consigue aunar oscuros pasajes con un sonido lisérgico. Sus impactantes melodías vocales y una instrumentación heavy-psych, parecen ir más allá en esta exploración de pesados sonidos. Con el espíritu psico-progresivo de los 70’s, los franceses crean una canción que logra transmitir emociones entre armonías llenas de fuerza. Riffs potentes, tambores atronadores son amortiguados con la calma de la voz. Pero no nos engañemos, los desgarradores pasajes se custodian con unos riffs pesados y chirriantes que constantemente revolotean entre sus pegadizos estribillos.

‘Altostratus’ se presenta como un interludio de minuto y medio que parece sacado de un extracto de una canción completa. Supongo que algún día comprenderé este tipo de canciones breves y aparentemente inacabadas.

Al escuchar la doorsiana ‘Cloud Sultan’ encuentro en parte la respuesta. Tras la introducción del corte anterior, aquí los momentos Morrisianos habitan con crudos pasajes llenos de vitalidad. Toda una fiesta vintage en un ondulante corte que sube y baja su intensidad proporcionando gratificantes sensaciones. Hard-rock, psicodelia y Stoner unidos en una causa común, crean una canción llena de fuerza que se ornamenta con incrustaciones que la enriquecen completamente. Porque DECASIA parece no ponerse barreras, aunando elementos mas propios del heavy-rock con atmósferas que coquetean por momentos con un escenario más propio del hard-progresivo llegado de los 70’s. una canción perfectamente diseñada con la que consiguen un fascinante resultado.

Con una inquietante apertura psicodélica ‘Override’ mantiene la tensión sobre atmósfera heavy-psych llenas de gancho. ¡¡Joder, esto suena de maravilla!! Un nuevo torbellino psicotrópico que deja paso a bellos desarrollos de guitarra, pero que se muestra ensamblado con una solidez a prueba de bombas. Diabólico por momentos, el tema toma elementos de bandas como Earthless, bajo su pesado sonido Stoner sin perder la esencia retro que a veces aflora en el sonido de los franceses. Una montaña rusa de emociones con pasajes llenos de magnetismo y una belleza que explota paulatinamente con embestidas de fuerza. Totalmente equilibrado, el tema consigue hacer que tu cabeza vuele, ya que también el hard-rock de los 70’s aparece en alguno de sus pasajes. Aturdidor e impactante, el tema deja una sensación de desdoble de guitarra completamente hechizante.

Ya sin rubor, ‘Skeleton Void’ escarba en el legado de la psicodelia de comienzos de los 70’s. Su magnético bajo, el registro vocal en vena Jim Morrison, y ese espíritu heavy-psych van construyendo un corte en el que el blues tiene su momento de gloria, pero que, sin duda es una arista más del sonido puramente lisérgico de DECASIA. Con gratificantes fragancias sonoras y un groovy incesante, el tema parece vivir entre brumosos espacios pantanosos. Toda una bacanal de vibraciones psicotrópicas de la que me resulta muy difícil escapar. ‘Skeleton void’ es uno de esos temas que, sin darte cuenta, activa tus articulaciones haciendo que tu cabeza oscile al ritmo de cada una de sus notas. Sin duda, uno de los mejores temas de un álbum sin desperdicio.

A modo de interludio de un minuto, ‘Soft Was The Night’ es un suave bálsamo instrumental con acordes acústicos que nos señala el camino del siguiente corte.

La psicodélica ‘Laniakea Falls’ se nutre de plácidos pasajes instrumentales en los que las fragancias psicodélicas nos embriagan en un místico espacio sonoro que no tarda en elevarse. Humeantes atmósferas protegen los desarrollos ácidos de los franceses. Con reminiscencias del sonido pesado de los 70’s, el vibrante corte, pasea por tortuosos pasajes que elevan la intensidad de su sonido, sin renunciar a su verdadero espíritu lisérgico. Guitarras ácidas, golpes de hard-rock construyen un nuevo torbellino psicotrópico con voces llenas de sentimiento. Esto dota de cuerpo a un corte con un sonido apabullante pesado, pero que también deja espacio a magníficos momentos heavy-psych que se asoman a precipicios doom en algún momento.  

‘Sunrise’ en un tono más oscuro, parte de chamánicos pasajes entre humeantes sonidos que se ejecutan desde la calma en una introducción breve pero eficaz. Tras la suave apertura DECASIA muestra su buen hacer por una senda más serpenteante. Avanzando con un estruendoso torrente de riffs, el tema se acelera en una caída libre. En ese descenso las voces y coros se suceden entre diabólicos riffs difusos con un claro espíritu 70’s. Toda una orgía ácida y pesada, en la que las guitarras se superponen creando un sonido implacable con improvisaciones bien hilvanadas.

Para cerrar este sobresaliente debut, ‘Hyenas At The Gates’ parece salido de la improvisación. Entre grabaciones ambientales, los acordes de la guitarra acústica y unos versos penetrantes y llenos de sentimiento aparecen con un aura de misterio y voces ecualizadas. Efectos envolventes completan un tema ecléctico y extraño.

DECASIA:
FacebookBandcamp | Instagram | Spotify

HEAVY PSYCH SOUNDS:
WebsiteFacebookBandcampInstagramYoutube