RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS)

Álbum de la semana

MR.BISON.- ‘SEAWARD’ (Italia) heavy-psych, psychedelic-rock, progressive-rock, heavy-rock, stoner, blues

Reseña: https://denpafuzz.wordpress.com/2020/10/16/resena-mr-bison-seaward/

APODEMUS.- ‘SIGNAL’ (Rusia) instrumental, psychedelic-rock, jam band, space-rock, Stoner

HORIZON.- ‘THE WHITE PLANET PATROL’ (España) desert-rock, fuzz, Stoner, heavy-psych, hard-rock

SONS OF OTIS.- ‘ISOLATION’ (Canada) doom, Stoner, fuzz, heavy-psych

OCULT HAND ORDER.- ‘THE CHAINED THE BURNED THE WOUNDED’ (Francia) heavy-psych, Stoner, fuzz, doom psychedelic-rock

MOLASSESS.- ‘THROUGH THE HOLLOW’ (Holanda) progressive-rock, progressive-metal, psychedelic-rock,

HAWERY.- ‘FEAST OF VULTURES’ (Alemania) heavy-rock, fuzz, stoner

YAJAIRA.- ‘TURBIAS VISIONES’ (Chile) Stoner, hard-rock

MAD DOGS.- ‘WE ARE READY TO TESTIFY’ (Italia) hard-rock, garage-rock, proto-punk, rock & roll, stoner

SAUTRUS.- ‘M.A.P.’ (Polonia) Stoner, desert-rock, metal, psychedelic-rock, progressive, fuzz

FALSE GODS.- ‘NO SYMMETRY… ONLY DISILLUSION’ (US) sludge, metal, doom, stoner

SIX STEPS ABOVE THE EARTH/I.THE CHAOS.- ‘SUBLIMATION’ (Grecia) noise, experimental, drone, psychedelic

JHUFUS.- ‘TALES FROM THE ONION CITY’ (España) heavy-psych, psychedelic-rock, instrumental

ABYSM.- ‘A GRIN REMINDER’ (Irlanda) doom, sludge, metal

FOLSOM.- ‘BONZAÏ’ (Francia) psychedelic-rock, blues-rock, rock, stoner, funk, psych, country

OH SEES.- ‘METAMORPHOSED’ (US) alternative, garage, psychedelic, punk, kraut

SAMBA CEMETERY.- ‘BLACK EYE EP’ (Alemania) alternative, metal, Stoner-metal, grunge

STONE REBEL.- ‘FLYIN’ EARTH’ (Francia) psychedelic-rock, instrumental, stoner

CALL OFF DEAD.- ‘HEAT AND HARD LABOR’ (US) sludge, metal, doom

HENRIK PALM.- ‘POVERTY METAL’ (Suecia) metal, progressive-metal, heavy, rock

CANNABINEROS.- ‘VOL. 1’ (Alemania) psychedelic-rock, fuzz, kraut, Stoner, proto.metal

VESTA.‘ODYSSEY’ (Italia) instrumental, post-metal, progressive-rock post-rock,

TEMPLE OF THE FUZZ WITCH.- ‘RED TIDE’ (US) fuzz, heavy-psych, doom, stoner

SLOW DRAW.- ‘QUIET JOY’ (US) psychedelic-rock, drone, ambient, experimental

SPIRIT ADRIFT.- ‘ENLIGHTENED IN ETERNITY’ (US) metal, heavy-metal, doom

RETURN TO WORM MOUNTAIN.- ‘ACOUSTIC TRACKS 2020’ (Sudafrica) acoustic, acid folk, psychedelic, rock, americana

THE MESSENGERS BIRDS.- ‘EVERYTHING HAS TO FALL APART EVENTUALLY (US) alternative, rock, stoner, shoegaze, psychedelic

HAWKESTREL.- ‘PIONERS OF SPACE’ (UK) psychedelic-rock, space-rock, progressive-rock

FUMAROLE.- ‘VALLEY OF TEN THOUSAND SMOKES’ (Australia) stoner, heavy-rock, fuzz

BBSITTER CLUB.- ‘BBSITTER CLUB & PARTY’ (US) rock, progressive-rock, math-rock, blues, garage, country

LONG SINCE DARK.- ‘BENEATH THE RUINS OF MAN’ (US) metal, black-metal, ghotic-metal, doom-metal

CLOCKS.- ‘THE HEADSMAN’ (US) Stoner, fuzz, heavy-rock, proto-metal, hard-rock, 70’s

RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS)

a1822656435_16

QUEEN MARSA.- “QUEEN MARSA EP” (España) hard-rock, 70’s, proto-metal, psychedelic-rock

KING GORM.- “KING GORM” (US) progressive, 70’s, psychedelic-rock, rock, heavy-progressive

LUNA CRUISE.- “SAND RECKONER” (US) psychedelic-rock, stoner, rock, doom, heavy-psych

TURKEY VULTURE.- “TIME TO PAY” (US) stoner, punk, metal, alternative

STONE REBEL.- “THE LAST MILE OF DESTINY” (Francia) stoner, instrumental, heavy-psych, psychedelic-rock

BLEEDING EYES.- “GOLGHOTA” (Italia) doom, metal

DELTANAUT.- “JAMS” (UK) psychedelic-rock, jam-band, heavy-psych, instrumental,

GREEN SEAGULL.- “CLOUD COVER” (UK) psychedelic, psychedelic-pop, barroque-pop, acid-folk

ASTERIAS.- “HORUS” (Argentina) stoner, heavy-psych, metal, fuzz

DIRTY STREETS.- “ROUGH AND TUMBLE” (US) hard-rock, blues-rock, soul-rock, 70’s, classic-rock

LÜGER.- “COSMIC HORRÖR” (Canada) heavy-metal, metal, speed-metal, glam

ARTEAGA/ATOMIC MOLD.- “SPLIT” (Chile/Italia) heavy-psych, stoner, doom

HEINOUS CRIMES.- “POPULAR MUSIC: B-SIDES” (Australia) psychedelic-rock, psychedelic, stoner

SKY PIG – “HELL IS INSIDE YOU” (US) metal, sludge, doom, fuzz

VALKYIRIE.- “FEAR” (us) hard-rock, classic-rock, heavy-rock

L SHANKAR.- “CHEPLEERI DREAM” (India) progressive, psychedelic, experimental, neo-psychedelic, alternative

WIZARD DICK.- “WIZARD DICK” (US) sludge, stoner, metal

MELUA.- “MELUA” (Finlandia) psychedelic-rock, alternative

REC SYNDROME.- “PLOMO” (España) alternative, post-punk, stoner, rock

GOLDRAY.- “FEEL THE CHANGE” (UK) psychedelic, dark-folk, psychedelic-rock, rock

DUN RINGILL.- LIBRARY OF DEATH” (Suecia) heavy-metal, metal, heavy-rock, doom

BLACK SPIRIT CROWN.- “GRAVITY” (US) heavy-metal, stoner, desert-rock, 

Reseña: LORD BUFFALO.- “Tohu Wa Bohu”

a0104740000_10

Embutidos en los sonidos del medio oeste los texanos LORD BUFFALO presentan un trabajo íntimo, cálido, oscuro. Marcados por la magnética y chamánica voz de Daniel Jesse Pruitt,  el dramatismo envuelve unos temas en los que los oscuros tonos folk nos trasladan a algún lugar imaginario en el medio oeste americano. “TOHU WA BOHU” es toda una catarsis sonora en la que podemos encontrar influencias de ALL THEM WITCHES, CHELSEA WOLF, SWANS, WOVENHAND, NICK CAVE, TOM WAITS o MARK LANEGAN. Psicodelia expansiva en línea DEAD MEADOW, shoegaze, y dark folk conjugado con vibraciones de música”americana”. Un trabajo cautivador que vive en la melancolía y en el que el desasosiego esta presente.  Sinfonismo impulsado por ese violín mágico y aterrador a su vez, entre tambores rituales y lánguidas pero cuidadas melodías. Un trabajo que habita sombrías y lúgubres atmósferas con momentos de caos controlado, pero que resulta emotivo y estimulante. Ofreciéndonos una experiencia inmersiva, sus desgarradores  e inquietantes momentos contrastan con susurrantes y densos pasajes llenos de belleza. Turbio y nebuloso, describe de una forma cautivadora la añoranza del medio oeste con una brillantez digna de elogio. No se si será un álbum que que llame la atención de mucha gente, pero sin duda, aquel que se se atreva a experimentar en sus surcos, se verá atrapado por ellos. La habilidad para que cada tema tenga vida propia, es otra de las características a destacar en un álbum en el todo encaja y fluye, de una forma dramántica e inquietante, pero a su vez mágica.

TOHU WA BOHU”  está disponible vía Blues Funeral Recordings, habiendo sido grabado en Lockhart, TX con el productor Danny Reisch (Chelsea Wolfe, Okkervil River) y masterizado por Dave Shirk (Mastodon, Sun Ra). 

“Razie” se muestra atmosférico y sinfónico describiendo grises estancias en línea Chelsea Wolf. Evolucionando pausado entre efectos la mesiánica y cálida voz de Daniel Jesse Pruitt surge de la neblina. Tonos teatrales que combinan la calma con el desasosiego. Entre distintas capas sonoras el corte goza de una pesadez en sus entrañas a pesar del aspecto liviano con el que se muestra. Atormentado y con momento casi nosie con ondulaciones en los que se engrandece elevándose majestuoso para decantarse por senderos ya transitados por bandas como All Them Witches. Siempre bajo una penumbra sugerente e inquietante a la vez.  El uso de los violines le dota de un cierto tono de romanticismo sobre sus pesados pasajes. 

Entre tonos tétricos los teclados son golpeados de forma hipnótica en “Wild hunt”. Reminiscencias de Traffic en los momentos iniciales, que acaban transformándose en un tema a caballo entre los estándares de música “americana” y espacios más propios de los citados All Them Witches. Habitando en la oscuridad intrínseca de todo el álbum, LORD BUFFALO se dejan seducir por chamánicos espacios de psicodelia expansiva entre espectrales espíritus que siempre mantienen ese punto de tensión. Los atormentados violines aportan ese tono atormentado tan característico. El tema toma mil formas dentro de su verdadera vocación melancólica. 

“Halle Berry” aporta momentos en los que la banda se deja llevar por el ritmo. La voz heredera del Nick Cave más tétrico deja espacio a un mayor protagonismo de la guitarra. Mientras, el inquietante ritmo se va inclinando hacia el blues tímidamente, sin abandonar las sombras el corte parece ofrecernos una faceta algo diferente a los temas precedentes. 

La calidad vocal de “Dog head”,  aparece entre melancólicas estampas del medio oeste. Húmeda y romántica, con el toque del piano y el violín en segundo plano, habitan entre pausas  abruptas y embestidas de una melancolía atormentada. La banda consigue crean ese clima de calidez entre la densa atmósfera. 

Con ritmos casi ceremoniales, “Tohu Wa Bohu”  los tambores sirven de yugo a la guitarra antes de su liberación junto a los violines. Usando las melodías con habilidad consiguen crear el tema mas pegadizo de todo el álbum. Sin salir del todo de los ambientes oscuros el marcado y profundo ritmo deja espacio a un estribillo contagioso entre la nebulosa sonora. Siempre en tonos grises y acompañados de efectos recurrentes el corte parece transmitir mas esperanza que los tristes y pesimistas temas anteriores. 

“Kenosis” con su delicada ambientación nos arrulla entre suaves pasajes. Unos teclados mas acogedores y el impertérrito ritmo de la batería, la murmurante voz se vislumbra entre narcóticos vapores con finas pieza armónicas. Con una sencilla instrumentación consiguen transmitir sentimientos de romanticismo gracias al gran trabajo sinfónico. el la parte final el corte se vuelve mas anarquico, rompiendo sus cadenas.  

Embutidos en un sonido más propio de los noventa “Heart of the snake”, con su hipnótico bajo y su oscura melodía nos ofrece un paseo por lúgubres paisajes, incorporando alguna buena guitarra entre la sencillez instrumental. 

El álbum cierra con un extraño corte como es “LLano etacado nº 2”. Turbio y envuelto en efectos, su ritmo hipnótico nos narcotiza con embriagadores pasajes llenos de fuerza con su disonancias instrumentales prescindiendo de la chamánica voz. 

https://www.facebook.com/lord.buffalo.band/

https://www.facebook.com/bluesfuneral/

Reseña: GIOBIA.- “Plasmatic idol”

a3411392639_10

Un álbum vibrante en el que la psicodelia espacial es transitada con la ayuda de la electrónica para recorrer la senda abierta por Pink Floyd o Hawkwind décadas atrás. GIÖBIA logra conjugar sonidos de lo más vanguardista con el legado de la psicodelia de finales de los sesenta y comienzos de los setenta con un eficaz uso de los sintetizadores y buenos momentos de guitaras ácidas. Siempre convincentes, los italianos logran un sonido particular con el que se han labrado su propio espacio en la escena logrando el reconocimiento de la audiencia a pesar de las distintas influencias que toman en sus composiciones, algo que pudiera hacer recelar al oyente.  Seguramente estamos ante una de las apuestas sonoras más particulares dentro del sello Heavy Psych Sounds, que con esta producción, amplía su espectro estilistico. Un álbum en el que los desarrollos progresivos tienen cabida entre vibraciones que parten del pop psicodélico de los sesenta y que no dudan en incorporar el legado electrónico de finales de los años ochenta.  “PLASMATIC IDOL” contiene temas que consiguen fascinarnos  y que a buen seguro supondrán que el cuarteto se asiente en un espacio propio dentro de la escena psicodélica underground europea ya que su sonido tiene una originalidad, que no se encuentra con facilidad dentro de una escena que con demasiada frecuencia toma los mismos elementos. Un recorrido musical que camina a lo largo de los sonidos de tres décadas tomando algo de cada una de ellas y que no duda en usar el legado de Alan Parsons o J. Michel Jarre en los momentos en los que se inclinan por los sonidos electrónicos. 

“Palhelion” transita entre atmósferas espaciales con una épica floydiana que nos lleva a insondables espacios psico-progresivos en los que los teclados y sintetizadores toman el protagonismo. Con un sonido que se modula recogiendo ecos de los ochenta en una propuesta en la que la electrónica tiene mucho peso.

Con un mayor protagonismo de la guitarra, “In the dawn light” se debate entre las vibraciones psicodélicas de los 60’s y sonidos de neo-psicodelia de tintes espaciales. Con dos partes diferenciadas, en la segunda de ellas el corte en espacios de luminosa psicodelia. Las voces ecualizadas le aportan ese toque futurista son que por ello el tema pierda su aura vintage.  El resultado es un collage que se debate entre el siglo XX y el Siglo XXI.

El tema que da nombra al álbum “Plasmatic idol”, es simplemente un interludio de sintetizadores ingravitatorios. Sonidos siderales que exploran lejanas supernovas desde una calmada mirada.

Vistiéndose de los Pink Floyd más acústicos, “Haridwar” es un tema lleno de romanticismo. Los teclados se vuelven más vintage si cabe, mientras sus calmados ritmos toman soleados elementos west-coast. Una Belleza reconfortable que nos ofrece reparadores momentos de quietud. La evidente influencia floydiana se conjuga nuevamente con vibraciones neo-psicodélicas más propias de finales de los noventa o comienzos del siglo XXI.  El tema va oscilando con suavidad con distintos momentos que coinciden con los pasajes en los que aparecen las voces o en los que la banda prescinde de ellas. Esa cálida voz tiene un peso vital en el carácter de un tema que consigue alcanzar cotas sencillamente esplendorosas. En su parte final resurgen esos ecos west-coast en el horizonte. El resultado es una impecable composición, bien producida y fantásticamente ejecutada. ¡Pura magia!

Transitando por esas atmósferas espaciales en “The escape”, la nave nodriza transita guiada por una estela de vientos exóticos en un entorno futurista en el que los sintetizadores comandan la nave. Los incesantes efectos recrean un relato de ciencia ficción en laqs voces ecualizadas me inspiran algún momento Pink Floyd de finales de los setenta, primeros ochenta. Una huida futurista, a modo de alunizaje da un giro al tema una segunda parte en la que los momentos electrónicos más propios de Alan Parson o incluso de J. Michel Jarre coman el control. Aquí se producen un transito por esos espacios futuristas en un viaje hacia el infinito a la velocidad de la luz.

“For behind” sirve de escenario para que los efectos y los ritmos kraut campen a sus anchas. Sus inquietantes pasajes acaban desencadenando una nueva odisea espacial construidos con elementos tanto psych, como progresivos. Toda una banda sonora de un realto de ciencia ficción que trasmuta usando el legado de Pink Floyd para incorporar bellos paisajes sinfónicos sin que pierdan su esencia.

Con extrañas locuciones, “The mirror house”, manteniendo los arcaicos pasajes floydianos, crean un tema psico espacial soportado en pesados riffs. El tema se muestra poderoso e inquietante combinando los sintetizadores para ofrecer un nuevo espacio de exploración sideral.    

GIÓBIA está compuesto por Stefano Basurto (guitarra), Saffo Fontana (teclados), Stefano Betta (batería) y Paolo ‘Detrji’ Basurto (bajo)

https://www.facebook.com/giobiaband/?ref=br_rs

https://www.facebook.com/HEAVYPSYCHSOUNDS/

 

Reseña: CHANG.- “Superlocomotodrive EP”

a1414056532_16Esta semana veía la luz el debut del trío alemán CHANG. Un EP compuesto por seis temas en los que tanto los sucios sonidos garage del Detroit de finales de los sesenta, como las atmósferas neo-psicodélicas conviven en armonía. Un eclecticismo que recupera momentos heavy-blues con olor a alcohol y a humo, para atacarlos con buenas embestidas de fuzz difuso y ritmos vertiginosos. Por momentos en sigilosas atmósferas o con momentos mucho más rockeros lo cierto es que su frescura y agilidad suponen un escenario en el que explorar. Una conjunción de viejas vibraciones revistiéndolas de un envoltorio moderno no dudando en apropiarse vibraciones hard-rock, kraut, desert-rock heavy-psych, e incluso espaciales. Como si no quisieran renunciar a nada los temas fluyen con naturalidad sin que nada aquí parezca estar impostado, sino que su objetivo parece ser ese, no renunciar a nada. Temas que van directos a la yugular, sin hacer prisioneros “SUPERLOCOMODRIVE EP” contiene temas ardientes, ácidos, rudos, primitivos y a la vez CHANG consiguen que todo suene muy contemporáneo y actual. El resultado es un llamativo trabajo con una buena producción y unos temas nada anodinos que siempre nos ofrecen el otro perfil.  

“Mescalin” abre el trabajo por la senda del heavy-blues setentero. Un tema con buenas dosis de fuzz humeante y algún elemento boogie. Uno de esos temas que huele a bourbon y a humo de garito de dudosa reputación. Seis minutos de sudor y electrizante blues contenido. Con buenas guitarras incorporadas sin estridencias, pero derrochando solos ácidos mientras un magnifico tempo rítmico hace que no haya espacio para el reposo. En la voz ya intuimos algún tono garage-punk que se hará más evidente en el resto de los temas. Para que al plato no le falte de nada encontramos unos momentos de psicodelia envolvente antes de retomar la senda del blues corrosivo.

Unos poderoso tambores nos sitúan en “Old rusty car” para adentrarnos en un tema de rock and roll asesino. Guiados por un perspicaz bajo, el trío alemán construye un tema que bien pudiera servirnos de banda sonora mientras conducimos por largas rectas. La cadencia del tema incita a apretar el acelerador y subir el volumen. Aquí apreciamos más nítidamente los tonos garageros herederos del sonido más sucio de Detroit previamente al que el tema sucumba a los dictados del fuzz en una arrolladora embestida. Con momentos en los que Nebula vienen a mi cabeza, el tema se debate entre los ritmos arenosos y el garage.

Nuevamente el bajo cadente, y esa ahogada voz garagera aparecen en “Botte beach”. Ritmos vivaces y ondulantes gracias a ese maldito bajo hipnótico e inquebrantable hacen que las guitarras no encuentren su espacio para su total lucimiento. Tímidos y sigilosos acordes hasta que la banda decide que tomen el tema al asalto con crujientes y sucios riffs. Fuzz balanceándose y oscilando bajo tonos macarras.

Una batería en la línea del “My Sharanoa” de The Knack, introduce “Sterne”. Un extraño tema que utiliza tanto vibraciones garageras como elementos de neo-psicodelia bajo efectos espaciales y wah-wah insistente. Aturdidor y sobre todo muy rítmico, los alemanes sucumben a la experimentación más lisérgica entre vibraciones mas contemporáneas. Si compramos el inicio del corte con la parte final, jamás podríamos haber esperado un desarrollo así.

El tema que da nombre al EP, “Superlocomodrive” es un corte asesino de garage punk sucio y enérgico envuelto en ese halo psicotrópico que con tanto acierto usa la banda. Frenético, enardecido, sin contemplaciones, sus briosos ritmos nos conducen inexorablemente a conectar nuestro cuerpo con esos compases contagiosos en los que no faltan las dosis de fuzz habituales.

Cerrando el trabajo, “Boms whisper”, con sus seis minutos, y por un camino que me recuerda por momentos a Pink Floyd (solo por momentos, no nos llevemos a engaño), evoluciona parsimonioso por la senda de la psicodelia describiendo enigmáticas atmósferas. La susurrante voz aporta su granito de arena al tema dotándole de esa aura de misterio, esta vez alejados de cualquier estándar de sonidos garage.  

https://www.facebook.com/wearechangofficial