RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS)

a3476616717_10

Álbum de la semana:

GREY MANTIS.- «REFLECTIONS» (Australia) heavy-blues, psychedelic-rock, heavy-psych

—————————————————————

SOLAR CORONA.- «SAINT-JEAN-DE-LUZ» (Portugal) psychedelic-rock, stoner, improvisation, krautrock

BIG MANILLA.«DELIGHFUL INTENTIONS» (UK) fuzz, psychedelic-rock, stoner, blues-rock, heavy-blues, grunge

CLOVIS.- «CLOVIS» (US) stoner, fuzz, heavy-psych, doom

TOLOT.- «XINANTECATL» (Mexico) stoner, sludge, 

GHOULIO.- «MIRAGE» (Rusia) instrumental, psychedelic-rock, experimental

STONES OF BABYLON.- «HANGING GARDENS» (Portugal) heavy-psych, doom, 

MOONSTONE.- «MOONSTONE» (Polonia) doom, heavy-psych,

RAINBOW BRIDGE.- «NEVERENDING TRIP» (Italy) psychedelic-rock, 70’s, hard-rock, rock

THE ŠEFS.- «THE DOT GAZER» (Serbia) psychedelic, space, experimental, trance, electronic

A LO LEJOS EL JINETE.- «DESPEGUE» (Argentina) instrumental, psychedelic-rock, sludge, progressive

TEMPLE SMOKE.- «TEMPLE SMOKE» (Taiwan) fuzz, desert-rock, hard-rock, stoner,

MOCAMAS.- «FRANTIC WINGS LIGHT BULB» (Brasil) heavy-psych,

KRÖWNN.- «BLÜEDEEP» (Italia) fuzz, stoner, metal, 

PSEUDO SUN.- «THE CHAOS EFFECT» (Suecia) psychedelic-rock, progressive-rock, jam-band, rock 

MARTIN BARRE.- «STAGE LEFT» (UK) rock, progressive-rock, blues-rock, psychedelic-rock, 70’s

DRUNE.- «SEER» (US) heavy-psych, stoner, doom, sludge

CROZIER.- «LIVE DEMO 2019» (UK) heavy-psych, stoner, hard & heavy, proto-metal

FUENTEALBA.- «PRESENTE» (Argentina) stoner, psychedelic-rock, hard-rock, heavy-psych

NEED HER LIVE.- «SURF» (Italia) stoner, psychedelic-rock, rock, grunge

 

 

RAINBOW BRIDGE.- «Lama»

a1971372226_16«LAMA», supone el primer larga duración de la formación italiana RAINBOW BRIDGE, después de haber lanzado un EP con material propio. Previamente existen publicaciones en las que la banda ejecuta versiones de su admirado JIMI HENDRIX. El nombre de la banda no parece ser casual.

Esta devoción por el músico de Seattle queda patente en el presente disco. Curioso que hoy cuando se cumple el aniversario de su muerte, se edita este trabajo. 

Seis temas en los que los ecos del blues ácido setentero se reflejan con maestría. Cadencia y ritmo que transitan por escenarios setenteros en los que los tonos lisérgicos ocupan gran protagonismo. Si dentro de sus composiciones destacan los desarrollos y solos de guitarra, la guardia pretoriana de un bajo cadente sirve de preludio a los citados solos. Así, «Lama«, es corte que da título al álbum, es un ondulante viaje que recupera la esencia de la costa oeste en sus momentos más brillantes. Los solos se suceden sin demasiadas estridencias, creando un tema de tonos vintage. pero que se resuelve por si mismo. Dentro de la apuesta de los italianos, el blues añejo y psicotrópico tiene cabida en «Storm». Aquí la contundencia hard-rock está más presente sin perder de vista los genes hendrixianos. A buen ritmo se van sucediendo unos riffs apoyados en unas voces con un groovy completamente sacado de la época dorada del rock. ¿Retro-rock? Agunos lo definirían así, pero cuando hay una admiración y una cierta identidad propia, quizás elk término no sea apropiado. Si bien el punto de partida está claro, «Day after day» nos ofrece otra visión mucho más lisérgica y calmada. Repetición de arpegios bajo bellas melodías con voces sugerentes, consiguen ambientar el sosegado tema. La furia y el músculo vienen de parte de esa guitarra que alarga sus solos más punzantes hasta el infinito pero sin estridencias. Melancólico y por momentos tenebrosos, los efluvios lisérgicos flotan en sus notas de forma reconfortante.     El dinamismo de «Words» mantiene el regusto añejo de esos blues impregnados de thc típicos de los inicios de los setenta. Con registros vocales más desgarrados, la banda sigue anclada en aquellos momentos de gloria sin ningún pudor.

A continuación nos encontramos una jam que sirve de esparcimiento para que cada miembro desarrolle sus riffs cargados de fuzz en el caso de la guitarra, la línea de bajo sigue su propio camino en una estructura de ejecución libre.

El corte final, «No more i’ll be back» con sus doce minutos genera la libertad suficiente para que, partiendo del slide guitar en un blues pantanosos donde los efluvios intoxicantes del delta, con acordes acústicos se van impregnando de psicotrópico a paso lento.  sus tonos sureños son salpicado de un fuzz netamente humeante, para completar la composición más creativa de RAINBOW BRIDGE. blues con medios tiempos que juega con la psicodelia y los sonidos swamp. Una vuelta al delta del Mississippi bien ejecutada. 

https://www.facebook.com/rainbowbridgemusic/