BLACK RAINBOWS.- “Pandaemonium”

a0111331887_16

Tercera entrega del trio romano BLACK RAINBOWS intregado por Gabrielle Fiori, de la mano de su sello Heavy Psych Sounds.

PANDAEMONIUM, aún siguiendo una fórmula parecida a sus discos precedentes, suena más maduro, sin que ello implique la pérdida de personalidad y la ausencia de las distorsiones a las que nos tienen acostumbrados y que forman parte de de su identidad. Un disco nada anonido con multitud de riffs retro-stoner. Así abre “Sunrise”. Una locución espacial da paso a una espiral de sonidos retro, que van avanzando a territorios heavy-psych con tintes espaciales. Al tema no le falta la cadencia de las resonancias proto-punk de Detroit.

Esos ecos son mucho mas nítidos en “High to Hell”. Una aposinadora rítmica evocadora de MC5. Sonido sucio, difuso, que avanza por la atronadora cadencia de su bajo. El lado más bestia de BLACK RAINBOWS.

El stoner más tradicional hace acto de presencia en “The sacrifice”. Riffs arenosos con todas las peculiaridades de la banda. Contundente e interplanetario a la vez.

La maquinaria en la más pura vena Hawkwind, se pone en funcionamiento. “Grindstone” está lleno de tubulencias espaciales, distorsiones, fuzz por doquier. Un corte difuso en su ejecución. Toda la basura espacial choca contra nuestra cabezas sin que podamos huir de la embestida en un acercamiento al doom.

La psicodelia añeja proto-garaje es evocada por “Supernova & asteroid”. Los guateques de finales de los sesenta se llenan de psicotrópicos bajo un hipnótivo ritmo de bajo. Simple pero efectivo.

“Riding fast ‘till the ende of time” aparece lleno de energía y sudor. El proto-punk más sucio hace acto de presencia con ácidos punteos fuzz y ritmo stoner. Las distorsiones difusas hacen el resto. 

La banda va mutando la propuesta sonora a su antojo en una serie de idas y venidas y cambios de registros.

Retomando la esencia Hawkwind. “I just wanna fire”, parte con calmadas armonías psicodélicas para zambullirse en atmósferas espaciales donde los efectos y distorsiones alcanzan un sonido denso y espeso. 

Reconozco que en esa faceta es donde más agusto me encuentro. El aturdimiento es más contenido que en discos anteriores, o simplemente es la inmunidad al virus tras haberlo padecido anteriormente. O quizás el uso armónico de Gabrielle se presenta más maduro, no lo sé. Cada oyente deberá hacer su valoración a este respecto. 

“The abyss”, sirve de lucimiento a los desarrollos armónicos de la guitarra, con sus dos guardianes a los flancos.

PANDAEMONIUM concluye con el regreso a la psicodelia espacial de la que tanto gusta la banda. “13th Step of pyramid” se inicia relajante, calmado, cadente. Los efectos se suceden sin fin bajo un clima narcótico, grandilocuente, lento pero incisivo. coqueteando nuevamente por fronteras doom astrales.  

https://www.facebook.com/BLACKRAINBOWSROCK/

https://www.facebook.com/HEAVYPSYCHSOUNDS/

 

  

    

 

CALLIOPE.- “Chapel Perilous”

a3422529693_16

Como ya anticipamos hace días, CALLIOPE, la formación de Milwaukee, publicaba su tercer disco “CHAPEL PERILOUS” el pasado 31 de marzo de la mano de Romanus Records. Al Kramer (voz y órgano), Victor Buell IV (voz y guitarra), Anthony Smith (bajo) y Dan Dahl (batería), nos presentan diez temas de neo-psicodelia llenos de terciopelo impregnado en L.S.D., recordándonos el sonido de bandas como The Black Keys o Dead Meadow. Los ecos que me maravillaron en su homónimo disco debút  de 2.013, con una innegable influencia de The Doors, no son tan evidentes en “CHAPEL PERILOUS”.

Los sonidos del órgano pastoral de “Astral Hand”  unidos a los peculiares coros consiguen aptrapar una nebulosa caleidoscópica.

“Carry me home”, transcurre por sonidos heavy-psych con cuerpo. Paredes aterciopeladas protegen la vacía estancia sonora, con atisbos de luz entre oscuros espacios, con potentes riffs, voces llenas de tensión que se van modulando, bajo un fondo perturbador del sonido del órgano. 

CALLIOPE, tiene una cierta influencia indie, que queda patente en temas como “Sands of July” o “Brujo” en el que los efectos, y unas voces desasogadas, crean una curiosa película, con sostenidos de órgano penetrantes.

La banda prescinde de las voces, desarrollando “The dunes”, bajo un clíma de cierta enajenación, combinando suaves acordes de guitarra, con efectos ý sonidos de órgano histriónico.

Moviendose bien en los terrenos oscuros, usando la guitarra en su faceta más acústica y envolvente, “Crep no more”, consige crear el estado al que se refiere el título del album.

“CHAPEL PERIOUS” es un término que se refiere a un estado psicológico en el cual un individuo no puede estar seguro si ha sido ayudado u obstaculizado por alguna fuerza fuera del mundo natural, o si lo que parecía ser interferencia sobrenatural era producto de su propia imaginación . 

Temas como “Sea of Red” o el própio “Chapel Perilous” que da nombre al disco, logran con el uso de fectos sonoros reflejar ese estado. En la primera acercándose más a los cánones del hard-psych y la segunda de una forma más espacial.  

“Evil as you”, no se aleja de la mísma temática, esta vez con solos desafiantes, a ritmo lento, pero completamente incisivos, al igual que su marcial ritmo de batería. Como si se trtatara de una extraña fusión entre Dead Meadow y The Velvet Underground.

“CHAPEL PERILOUS” cierra  con “Little smoke” a golpe de batería con un firmamento de nebulosos efectos espaciales. 

Todo un oscuro goce lisérgico en el que no falta el fuzz, el estruendo de los tambores, y unos inquientantes y a la vez aterciopelados registros vocales de Al Kramer que se ven alimentadas en su inquietante tarea por un órgano en que sus teclas que quedan engachadas creando  notas penetrantes y sostenidas.

https://www.facebook.com/CalliopeMilwaukee/

https://www.facebook.com/Romanusrecords/

GNOB “Electric dream demon”

a3977093589_16

El trio londinense en activo desde 2.012 compuesto por Nicholas Serpico (guitarra y voz), Morten Jorgensen (batería y percusión) y Ben Kenobi-Marflar (bajo y coros), publica su primer larga duración tras sus tres EP’s anteriores.  

“ELECTRIC DREAM DEMON” fue publicado el pasado 6 de marzo por Drone Rock Records.

Nueve temas que completan una mezcla de psicodelia, sonidos orientales y stoner, llenos de fuzz con los que tratan de capturar el sonido que GNOD ofrece en sus directos.

Así, “Electric dream demon” abre las hostilidades a base de sonidos heavy-psych, en una espiral de riffs de guitarra, bajo hipnótico lleno de distorsiones y efectos, con voces desgarradas y cierta ambientación oriental.

La alquimia que usan los ingleses hace que “Dancing Plat” partiendo del stoner, inicien una excursión con efectos de guitarra espaciales y voces arábicas a tranquilos espacios sonoros que culminan en un torrente sonoro a cargo de su guitarrista.

La distorsión usada puede parecer desagradable a oídos no acostumbrados, pero lo cierto es que una vez que tus tímpanos están preparados y abiertos, resulta gratificante. “Flowers and rainbows” tiene elementos 70’s, aires bluseros incluso. Una firme y espesa base rítmica, voces afiladas. Agudas van subiendo el tono y la tensión a su antojo pasando de la calma a la tensión.

“Freedom” se presenta con una acides vocal que cede el testigo a frenéticos ritmos stoner, concluyendo en un intrigante e hipnótico pasaje de psicodelia en la que el bajo adquiere protagonismo con rasgueos y efectos espaciales de guitarra.

“The offering” es una sucesión de riffs stoner con mucho fuzz. El dinamismo se conjuga con un bajo difuso nuevamente sobre una bacanal de sonidos de guitarra.

Cierta melancolía se vislumbra en determinados pasajes de “Jungle trance”. Un corte en el que la nebulosa lisérgica coral transcurre por apacibles paisajes.

La influencia oriental de GNOD, queda nuevamente patente en “The midnight dun”. Las distorsiones custodian un stoner lento que atraviesa el umbral celestial, con coros, distorsiones y ambientación andaluza.

“Genie in the Raagini” posiblemente sea el tema más limpio de “ELECTRIC DREAM DEMON”. De sus surcos salen  reconfortantes sonidos que se abren a espacios de luz.

El disco concluye con “Snake Charmer”, repitiendo la fórmula predominante. Un solo “oriental” arropado por una contundente batería. Las mil y una noches teñidas con guitarra fuzz.

https://www.facebook.com/gnobuk/

https://www.facebook.com/Psychdronerock/

Craang publican su nuevo trabajo “Shine”

a0879933116_16

Los griegos CRAANG publican su nuevo disco “SHINE”. Sólo dos temas en los que  Manos (guitarra, vocals), Nick (batería) y Theno (bajo), nos ofrecen el fruto de la combinación de sus experiencias. Imágenes en sus mentes que se derriten en un único recipiente.

El trio continúa buscando las vibraciones drone psych que les caracteriza.

Seguramente más experimental que su debut del 2.014 “TO THE ESTIMATED SIZE OF THE UNIVERSE”, pero listo para ser degustado.

“SHINE” se grabó en vivo en Redhouse Studio  en su Thessaloniki natal en octubre de 2017. Grabado y diseñado por Emmanouil Hermano Tselepis. Con unas ilustraciones creadas por Theano Giannezi y editadas por Nick Drake.

https://www.facebook.com/Craang/

CHIVO.- “Waiting for so long”

chivo

Banda de Euskadi que parece vivir en el desierto de Mojave.

Los sonidos contenidos en “WAITING FOR SO LONG” son más propios de territorios desolados que la fértil Euskadi.

10 temas en los que los que stoner campa a sus anchas con total libertad..

Si el disco comienza con sonidos de murmullos y bullicio, inmediatamente “Gaijing hunter”,  nos empapa de arena con incrustaciones metálicas. Densidad y difusión en su interior de sus surcos.

Aires de hard-rock con un efectivo estribillo cargado de gruesos riffs  es el contenido de “Wasted time”

Los vascos nos cubren de una oscura y pesada psicodelia en “Monstruo”. Casi 8 minutos en los que una vigorosa batería nos induce a nebulosas sonoras, llenas de épica. Un tortuosos camino que transmuta a territorios stoner, con pinceladas doom. En una parte del trayecto para retomar los sombríos lugares psicodélicos.

Quizás el tema más destacado de “WAITING SO LONG”.

Gran base rítmica con registros vocales con herencia heavy que bien podría ser una banda sonora de una película con carreteras con interminables rectas. “Hegan Egin” está salpicada por solos de guitarra que se incrustan en el contundente  y acelerado ritmo.

“Another day” está impregnado de pesada psicodelia que camina firme dejando un reguero de destrucción a su paso.

En “Untermensch” el stoner más opaco y espeso regresa con rudas voces.

Coqueteos con el doom, y voces cercanas al heavy aparecen en “Diogenes”. Todo un monstruo denso.

Ciertos aires de herencia grunge, se vislumbran en “Wax legs”, reactualizados a momentos más contemporáneos.  

El lado más suave de CHIVO aparece en el último corte. “Cigarrettes”. Armonías de guitarra acústica y una reparadora voz, nos relaja tras embestida de los temas anteriores. Dulzura y ternura que no habíamos visto con anterioridad.

Cinco años han pasado desde “CANTANKEROUS ROCK” que le han servido a la banda para dotarse de una madurez en su hacer compositivo e interpretativo.

https://www.facebook.com/chivostoner/