RECOMENDACIONES DE LA SEMANA (WEEKLY RECOMENDATIONS)

a0278634590_10

Álbum de la semana:

MOTHERS OF THE LAND.- “HUNTING GROUNDS”  (Austria) hard-rock, heavy rock, heavy-psych, progressive-rock, psychedelic-rock, stoner, vintage

Reseña:

https://denpafuzz.wordpress.com/2020/06/18/resena-mothers-of-the-land-hunting-grounds/

—————————————–

HUANASTONE.- “THIRD STONE FROM THE SUN” (Suecia) stoner, heavy-rock, hard-rock, proto-metal, 70’s, 90’s, psychedelic-rock

MOUTH.- “OUT OF THE VORTEX” (Alemania) progressive, hard-rock, hard-prog, 70’s psychdelic-rock

MAGIC BUS.- “THE EARTH YEARS” (UK) Cantenbury, folk-rock, hard-progressive, progressive-rock, psychedelic-rock, rock, vintage, west coast

THE KINGS OF FROG ISLAND.- ” THE KINGS OF FROG ISLAND IV”(UK) psychedelic-rock, psychedelic, stoner,  70’s, space

BONEHAWK.- “IRON MOUNTAIN” (US) hard & heavy, hard-rock, 70’s, stoner, psychedelic-rock, heavy-rock, retro-rock

MONG TONG.- “MISTERY” (Taiwan) psychedelic, psychedelic-rock, experimental

SATORINAUT.– “ACTION BRINGS GOOD FORTUNE” (Hungría) jam-band, blues-rock, heavy-psych, instrumental, psychedelic-rock, space

PALE DIVINE.- “CONSEQUENCE OF TIME” (US) heavy-rock, hard-rock, heavy-metal

MYSTERY BLUE.- “CIRCLE OF SHAME” (Francia) heavy-metal

MAYFLOWER MADAME.- “PREPARED FOR A NIGHTMARE” (Noruega) psychedelic-rock, post-punk

ELEPHANTUS.- “ELEPHANTUS EP” (Brasil) stoner, doom, sludge

RITO VERDUGO.- “POST-PRIMATUS” (Perú) heavy-psych, stoner, psychedelic-rock, hard-rock, fuzz

BUTTERFLY.- “DOORWAYS OF TIME” (Australia) heavy-metal,

SOLARIS.- “UN PAESE DI MUSICHETTE MENTRE FUORI C’E LA MORTE” (Italia) alternative, psychedelic-rock, experimental, noise-rock, heavy-psych, post-metal

MONOLITH GROWS.- “INTERREGNUM EP” (Italia) stoner, alternative, grunge, rock

DENIMACHINE.- “DENIMACHINE” (Canada) stoner, heavy-rock, fuzz

SUPERFJORD.- “FOR THE MOMENT VOL. 1″ (Finlandia) experimental, psychedelic-rock, jazz-rock, jam-band

FORMULA 400.- “HEATHENS” (US) hard-rock, stoner, heavy-rock

GREYHAWK.- “KEEPERS OF THE FLAME” (US) heavy-rock, heavy-metal, metal, 80’s

FOGTEETH.- “LOWLIFE BLUES & FUZZED UP GROOVES” (Finlandia) fuzz, stoner, heavy-psych

CLAVICULE.- “GARAGE IS DEAD” (Francia) psychedelic-rock, psychedelic, stoner, rock, garage-punk

AIRBAG.- “A DAY AT THE BEACH” (Noruega) progressive, progresive-rock, 70’s, rock

MX.- “MX” (US) heavy-metal, metal

LÁGOON.- “FATHER OF DEATH” (US) doom, stoner, punk, alternative, metal

STARGO.- “PARASIGHT” (Alemania) heavy-rock, stoner-metal

SPIRIT ADRIFT.- “ANGEL & ABYSS REDUX EP” (US) psychedelic-rock, acid-rock

SON OF BOAR.- “STONED WAIL” (UK) sludge, doom, stoner-metal

LUNAR HEDGEHOG.- “THE TUNNEL AT THE END OF THE LIGHT” (Filipinas) psychedelic, neo-psychedelic, psychedelic-pop, indie

SUNBUZZED.-“LA OFRENDA” (US) psychedelic, stoner, kraut, garage, heavy-psych, ocult-rock

GREY HOST.- “THE BARROW PATH” (US) stoner, sludge, doom

ATTACK.- “SEVEN YEARS IN THE PAST” (Alemania) heavy-metal, metal,

DRECKNECK.- “INMSOMNIA” (Holanda) fuzz, stoner, desert-rock, heavy-blues, hard-rock, psychedelic-rock

CRYSTAL WINDS.- “CRYSTAL WINDS” (Grecia) heavy-metal, metal

KING KARMA.- “KING KARMA” (Canada/US) hard-rock, fuzz, 70’s, rock

 

Reseña: MAGIC BUS.- “The Earth Years”

a0750599059_10

Manteniendo ese espíritu hippie de finales de los 60’s, los británicos MAGIC BUS liberan “THE EARTH YEARS”. Un álbum bañado en colorista cuadro vintage en el que los ecos del rock progresivo y el sonido Cantenbury están muy presentes conjugándose con vientos llegado del verano del amor y el sonido west-coast. Un pequeño viaje a través de un particular túnel del tiempo en el que las melodiosas voces herederas de The Beatles nos iluminan en un trance espiritual con una visión hippie del mundo más propia de bandas como Grateful Dead.  Si en sus anteriores trabajos ya dejaron clara cual es su propuesta musical, ahora continúan por esa senda en la que la campiña británica está muy presente en muchos de sus temas. Una particular versión del rock progresivo experimental nacido a principios de los años 70’s y que en pleno siglo XXI sigue vigente con apuestas como ésta. Sus acarameladas melodías en ese ambiente rural hace que cada tema sea una terapia contra el estrés de los tiempos modernos. Fuertemente influenciados por ese pilar que es el sonido Canterbury, “THE EARTH YEARS” es un álbum que hará las delicias de los amantes tanto del rock progresivo, como de la psicodelia más floral gracias a esos vientos folk que aparecen con sutileza en estos atractivos temas vintage llenos de bucolicos pasajes entre armonías acolchadas que nos acarician con delicadeza.

Cuatro álbumes en diez años probablemente no se una gran producción, pero desde luego, ese detalle deja patente que estos chicos no tiene prisa y se toman las cosas con calma, lo que se refleja en un nuevo álbum en el que todos los detalles están perfectamente cuidados para que surja la magia.  

“Easy on” abre el paseo por campiña con tonos progresivos y una voz heredera del la psicodelia freak de finales de los sesenta. Las acarameladas melodías pop se van modulando hasta llevarnos a un escenario progresivo más propio del entorno de Canterbury. Con ecos freak y pop colorista los sonidos vintage se apoderan de un tema con subidas y bajas en las que se fusionan elementos hard-progresivo con la psicodelia beat más colorista.

Con ramalazos Zappa “Inca trail” nos devuelve a esos espacios vintage a través de un tema con una cuidad composición en las que las melodías adquieran gran protagonismo. Ese legado a caballo entre Zappa y Gong se conjuga con elementos más propios de la west coast.  Tejiendo su propio tapiz, el folk se une a esta fiesta de colores con olor a frutos silvestres. Alguna guitarra de aspecto elegante aparece entre brisas con aroma sureño para dar otra vuelta de tuerca al tema. Un corte optimista con sus momentos más tenues que acaba trasladándonos a un entorno psico-progresivo con aromas exóticos.

“Settin sun” evocando la campiña británica con reminiscencias Jethro Tull en su faceta más campestre, salpican de bellas y masajeantes melodías otro apacible y bucólico tema. Acariciando cada nota con suavidad, todo fluye con la naturalidad con la que la primavera eclosiona en una explosión de colores. Un entorno amable y rural en el que parecen sentirse cómodos y que de alguna manera es su hábitat natural. El tema concluye por armonías más propias de Poco en su faceta más melódica.    

Un sonido de órgano pastoral envuelve la apertura de “The road to Mezquita”. El sonido Canterbury se muestra en toda su plenitud bajo la cálida y ahogada voz que nos susurra con coros angelicales. La banda experimenta con los sonidos llevando el tema a una evolución en su intensidad. Insuflando energía a cada acorde giran en el camino para modular la armonía sin perder el rumbo en este intento.  Mas fornido y crujiente en sus riffs, el corte no pierde su objetivo.

Con acordes acústicos “New day” nos traslada a la West Coast. Su sonido folk entre una explosión de color transmite ese aroma a flores frescas.   En un segundo plano el órgano nos envuelve con su sonido vintage entre juegos malabares y unas gotas de reconfortante psicodelia. Nubes de algodón dulcifican la una atmósfera que va tornándose más hacia los sonidos hard-progresivos herederos de bandas como Camel. Serpenteando con armonías seductoras van creando una ceremonia colorista para retomar la bucólica estampa campestre gracias a los acordes sureños que fluyen de un guitarra dulce y delicada. Una muestra de la versatilidad de los británicos, una banda que no se encorseta en sus composiciones.

Un sonido mucho más ampuloso e inquietante no sorprende en “Barleycorn”. Una atmósfera más oscura y psicodélica sestea entre inquietantes efectos y una acústica pseudo-ocultista, bajo acordes acústicos que beben del néctar de unos hongos mágicos el ambiente en una atractiva combinación que a buen seguro puede hacer las delicias de de los amantes de hard y el folk-progresivo. Siempre bajo pinceladas sinfónicas y gotas de euforizante psicodelia. Un clímax de relax que toma muchos elementos psico-progresivos herederos del sonido Canterbury.

“Squirrel” me evoca a Camel en su faceta más campestre. Con sutiles elemento jazz se acercan a ese sonido ofreciendo una faceta más sencilla, pero no por ello menos brillante. Como sucede en muchos de los temas del álbum, unos inicios progresivos acaban convirtiéndose en espacios donde la psicodelia se mueve como pez en el agua.  Aportando aires místicos, el tema parece dividirse en tres partes diferenciadas. La canción va cambiando de aspecto y de propuesta musical. Los reflejos de las delicadas guitarras palpitan entre acordes de un bajo con un profundo e impactante sonido entre platillos chispeantes.  Con sus siete minutos y siendo el corte de mayor duración del álbum, acaba convirtiéndose en una oda psico-progresiva de grandes dimensiones. Su gran belleza nos sirve de efecto terapéutico prescindiendo de los arrullos de la voz para dejar todo el protagonismo a unos instrumentos bien interpretados.

Cerrando el álbum “We are one” retoma la campiña con delicadas melodías vocales sobre una atmósfera de folk progresivo entre el manto del órgano protector. Bucolismo entre armonías acolchadas que nos acarician con delicadeza.