WILDCHILD “GATES OF EXPRESSIÓN”

a0182253842_10

Salvaje banda compuesta por Stefy Popa (voces y guitarra), Emil Dorian (guitarra), Nicu Baciu (bajo) y Dragos Diaconu (batería).

Primer trabajo de cuatro jóvenes de Rumania que no llegan a la veintena pero que se manejan en los terrenos de stoner y el blues rock como si llevaran años de carretera a sus espaldas.

Amantes del stoner y de bandas como BLUES PILLS, éste es vuestro disco.

Una amalgama y potente mezcla de blues-rock y stoner, con una vocalista que nos recordará a Ellin Larson.

“I Won’t fall” es el tema encargado de abrir ”GATES OF EXPRESSION” con ritmos cadentes de stoner rock, y riffs bluseros, con una voz femenina que llena de sentimiento.

La enérgica fórmula es repetida en “Stormblues”. Done encontramos unos buenos solos de guitarra arropados por rudos ritmos y una voz llena de fuerza.

Los registros vocales se suavizan en “Flowerchildren”, el soul se entremezcla con el blues en una dulce voz que contrasta con la fiereza de una contundente base rítmica que se retira a un segundo plano en los momentos más dulces de Stefy, intensificándose cuando la tensión vocal crece. Los solos de guitarra transitan por zonas calmadas o por torrentes desbocados, a lo largo del corte.

wildchild

WILDCHILD no reniega de ritmos retro de los hard-rock setentero, como vemos en “I’m not to blame”.

Ciertos elementos psicodélicos se vislumbran en el corte que dá nombre al álbum. “Gates of expresión”, en lo que es enérgica y vibrante surtido de stoner y hard rock.

“The riser” combina ritmos de heavy-rock tradicional con una ambientación psicodélica que transcurre misteriosa por desfiladeros sinuosos que concluyen en floridos valles en los que se intuyen sonidos de órgano en la lejanía.

El trabajo se cierra con el corte más cuidado en cuanto a su estructura. “Rebel queen” parte de repetitivos riffs 70’s para adentrarse en terrenos blues-rock llenos de magia, con una vocalización más sutil y elaborada.

Los rumanos nos dejan claro que la juventud no es un obstáculo para crear un trabajo sólido. Un álbum lleno de fuerza, potente. Un disco de que te atrapa por la vitalidad que estos chavales ponen en lo que hacen. La sensual y grave voz de Stefy ayuda mucho a darle brillo a unos temas que parten del stoner y se van entrelazando con el blues.

http://wildchildband.wixsite.com/wildchild

https://www.facebook.com/wildchildRO/

FUZZ FORWARD “OUT OF NOWHERE”

fuzz forward

Debut de la banda barcelonesa nacida a mediados de 2016 como trio y compuesta por Jordi (bajo), Edko (guitarra) y Marc (batería), a los que se unió a primeros de 2017 Juan (voz).

Banda que se ha movido sobre los escenarios de la zona de Barcelona, y que ha acompañado a bandas como SASQUATCH, MAMMOTH MAMMOTH, NECROMANCERS, DEADLY VIPERS o ELECTRIC MONOLITH.

FUZZ FORWARD nutre sus sonidos del grunge de los noventa, del hard-rock setentero así como del stoner actual.

“Despairs” transita a paso lento pero firme por territorios desérticos sin olvidarse de ése aura grunge del que mamaron en su juventud. Esto se nota a lo largo de los nueve temas que componen “OUT OF NOWHERE”, especialmente en las voces de Juan. Cambios de ritmo con un sonido pesado, pero a su vez contenido.

La frescura que aparece en “Summertime Somersaults” evoca los tiempos de florecimiento de los sonidos alternativos noventeros. Un tema con equilibrio entre los guitarra y la base rítmica, un estribillo efectivo. El corte pasa de la calma a la vigor con acierto.

Fuzz Forward - foto promocional

“While they corner” explora los sonidos desérticos con una combinación de vocal alternativa para sumergirse desde la densidad inicial en territorios lisérgicos. Usando elementos heavy-pysch nos encontramos con misteriosos y pacificados pasajes que se desmoronan en un torrente de psicodelia pesada.

Es indudable que los barceloneses se mueven bien en los espacios alternativos noventeros, pero a su vez le imprimen un toque de sonidos stoner actuales con guiños ácidos subyacentes.

Claro ejemplo de ello es “So fed” en el cual coquetean con sonidos espaciales a base de efectos y distorsiones, con un bajo denso y una batería contundente.

“Thorns in Tongue” repite la fórmula de la fusión del grunge con el stoner, aderenzándola con tibios apuntes psicodélicos.

En “OUT OF NOWHERE”. No falta la influencia del hard de los 70’s. “ Drained” se presenta como un tema con un groove añejo.

La aparente suavidad del inicio de “Torches” es solo un espejismo proporcionado por las voces, en lo que realmente es un corte denso, con pesados riffs, cantado con cierta sensualidad y tensión emocional.

FUZZ FORWARD cierra su debut a ritmo de batería viril con bajo demoledor. “Go crush” rezuma stoner del nuevo milenio, Estribillo setentero y la esencia alternativa que define a la banda, con tintes de psicodelia. Bien podría ser un resumen de la mezcla de estilos que les han influenciado en sus composiciones.

Un buen trabajo debut con un sonido limpio que no empaña la fuerza de los temas. Una buena producción en lo que es una conjunción de elementos sonoros. Una brillante forma de presentar su hacer musical.

“OUT OF NOWHERE” se encuentra disponible en la página de bancamp de la banda y próximamente en formado fisico a través de Red Sun Records

 

 

 

https://www.facebook.com/fuzzforward

https://www.instagram.com/fuzzforward/

https://twitter.com/fuzzforward

http://www.redsunbarcelona.com/

 

 

CHILD “I” EP (2018 (Kozmiz artifactz)

a2802674215_16

Hoy 14 de marzo nos despertamos con la sorpresa de nuevo material del trio australiano en forma de EP.

Los de Melbourne nos presentan en formato digital “I”. Un escueto nombre que contiene sólo tres temas, pero que los amantes de la banda, recibimos con alegría tras año y medio desde su anterior trabajo “BLUESIDE”.

Mathias Northway (guitarra y voz), Michael Lowe (batería y percusión) y Danny Smith (bajo), publican un trabajo que verá la luz en formato físico el próximo mes de mayo de la mano de Kozmik Artifactz.

Grabado y mezclado en una localización secreta el pasado 2017, corriendo la mezcla y masterización a cargo de Nao Anzai.

Un trabajo en el que el sonido que les ha caracterizado continúa presente.

“Age has left me behind” abre “I”, Un blues a ritmo lento, en el que los desarrollos de guitarra brillan con especial esmero. Una batería, cadente, con un bajo más grave que nunca, y unos registros vocales llenos de sentimiento. La acidez que ha caracterizado a la banda sigue presente. Los efectos y distorsiones de guitarra aparecen de una forma particular.

A continuación CHILD se atreve con una versión del tema de los californianos SPIRIT, que estaba incluido en su disco de 1975 “SON OF SPIRIT”. “The other song”, un tema compuesto originalmente por Randy California, Ed Cadssidy y Barry Keane. Un blues clásico que se inclina hacia registros de jazz en ambientes en los que el humo cubre el ambiente. Los solos de Mathias suenan incluso más incisivos que los que Randy California ejecutaba en el original. Es indudable que el sentimiento vocal ayuda a darle un carácter cálido y abrumador. Un bajo y una batería más típicas de músicos de jazz hacen el resto. El tema suena como si se hubiera grabado en una sola toma.

El cierre le corresponde a “Going down swiming” . Diez minutos en los que la banda ejecuta un blues-rock con tintes mucho más lisérgicos. La psicodelia que siempre estuvo presente en las composiciones de CHILD, se manifiesta con mayor presencia. Ritmos de boogie, le dan ritmo al corte. El uso de los pedales en los registros de la guitarra, se clavan en nuestros oídos. Todo un viaje sonoro a modo de jam.

La banda anuncia gira por su Australia natal como fiesta de presentación de «I»

open.spotify.com/artist/4O8jWYf5aEv4DOJR2fVlKL
https://itunes.apple.com/artist/child/1354765706

https://play.google.com/store/music/artist/Child…

https://www.facebook.com/childtheband/

http://www.childtheband.com/

http://kozmik-artifactz.com/

 

ALL THEM WITCHES “LOST AND FOUND EP” (26/02/2018)

a2899495989_16

El pasado 26 de febrero “ALL THEM WITCHES” anunciaba la entrada en el estudio el próximo mes de abril para la grabación de un próximo disco. La banda decía que hacía un año desde su último trabajo y para que la espera se hiciera más llevadera, regalaba a sus seguidores en descarga gratuita este “LOST AND FOUND EP”

La satisfacción ante tal gesto de generosidad con sus fieles, es algo digno de mención y de agradecimiento.

Para la ocasión, la banda compuesta por Michael Parks Jr. (vocal y guitarra), Allan Van cleave (rhodes y violín), Ben Mc Leod (guitarra, bajo y drones) y Robbie Staebler (batería) nos presentan un EP compuesto por 4 temas con una duración de 16 minutos siempre.

En los 5 minutos de “Hares on the mountain” (un tema tradicional folk) los de Nashville, nos conducen por un viaje místico con suaves armonías y una calidad vocal redentora y liberadora del alma. La espiritualidad flota en el ambiente. Cual monje tibetano, el ejercicio purificador libera nuestros cuerpos para que nuestra alma levite sobre lo terrenal. El lento bajo, los drones, y los efectos con calmados toques de percusión, así como el  piano rhodes se alargan hasta el infinito.

Si “Hares on the mountain” nos deja extasiados, la version del tema contenido en el disco “Then play on” de los británicos FLEETWOOD MAC pone la guinda al pastel. Cristalinos acordes de guitarra, un bajo nítido y una batería reconocible en cada uno de sus elementos, cabalgan por la senda del sosiego en un ejercicio de introspección con el blues como referente.

P1030988

Evidentemente las influencias de su Nashville natal, se dejan notar en “Call me star”. Una versión alternativa del tema que estaba incluido en su disco de 2.015 “Dying surfer meets his maker”. Arpegios de guitarra acústica junto a un bajo profundo, desarrollan un corte al estilo de cualquier “loner folk” de los primeros setenta. La psicodelia subyacente flota por la composición.

El tema que cierra  “Lost and Found” también es otra versión en formato remix que también incluía “Dying surfer meets his maker”. Un dub-remix a cargo de Grant Husselman le da algo de vigor manteniendo la esencia del tema original, destacando los violines en el lángido y triste tema.

Gracias ALL THEN WITCHES por hacernos la espera más llevadera!!!

 

 

https://www.facebook.com/allthemwitches?ref=tn_tnmn

http://www.allthemwitches.org/

 

INA MAKA “PRAYING ON SATELLITTES” (Australia) (28/02/2018) (Pepper Shaker records)

a4020940580_16

Nuevo proyecto musical de Frank Attard (MOTHER MARS, FROZEN PLANET….69, LITTLE BIG WOLF). El prólifico musico australiano nos sorprende a los seguidores de los sonidos psicodélicos de las bandas en las que milita con un exquisito trabajo musical.

El de Sidney, se pone el frac y la pajarita para regalarnos un disco elegante, lleno de sensualidad. En un ejercicio de fusión, a través de composiciones de smooth soul-jazz, blues, soft rock, salpicados por ciertas dosis de blues y de la psicodelia con aroma experimental que siempre ha estado presente en sus discos. Acompañado para la ocasión de la brillantísima cantante Opal Maka AM, Ray Ledesma (guitarra), Simon Kay (bajo), su compañero de viaje en MOTHERS MARS Y FROZEN PLANET… 69 Paul Attard (guitarra), encargándose él de la batería, percusión, teclados y bajo en alguno de los temas.

“PRAYING ON SATELLITES” se abre con una intro con efectos sintetizados de un minuto escaso, que nos deja confundidos de por dónde va a ir el disco.

Inmediatamente la primera sorpresa nos llega con los primeros acordes de “The Core”. Un suave y melódico tema con una cálida voz femenina con registros de jazz y soul, llena de elegancia. Ritmos jazz en la batería y el bajo. Nada parecido a lo conocíamos del australiano. Tras la confusión y estupefacción por los sonidos que saltan del disco a nuestros oídos, el sosiego y sensualidad de la voz de Opal Maka AM se apodera de nosotros en todo goce musical.

Esta línea se mantiene durante todos los temas del disco, aderezado de nuevos y variados elementos compositivos. “Kingdom maker” junto a la sensual voz llena de sentimiento, el resto de los instrumentos se contagian de ese registro vocal, mostrándose con una suavidad y tranquilidad propia de esos momentos de intimidad con uno mismo o con la persona querida. Ideal para veladas románticas. Con todo ello, no estamos ante un disco jazz  tradicional. La formación, se permite ejercicios en los que la guitarra transmite humos psicodélicos, sin que estemos hablando propiamente de una psicodelia pesada.

Sonidos con un acento de jazz más marcados aparecen en “Praying on satellites”, el corte que da título al disco. La batería y el bajo marcan el comienzo de un tema en el que la fusión entre el jazz y el soft-rock es evidente.  Un tema para amantes de los californianos Steely Dan, pero bajo un humo lisérgico, con una parte final en la que los instrumentos dominan la escena en un insistente ejercicio de experimentación.

Gratificantes acordes de guitarra acústica abren “Bird on a wire”. De nuevo la sensualidad vocal custodiada por una tranquila base rítmica, y un mayor protagonismo de la guitarra.

Si antes comentaba que no estamos hablando de un disco de stoner, ni siquiera de heavy-psych. Estemos hablando de un disco de jazz, y por si había dudas, “Carry me home” es la prueba de ello. La voz más “negra” hace acto de presencia, Como si estuviéramos escuchando a Billy Holiday el tema, va cabalgando hacia terrenos blues con un brillante solo final de guitarra.

Estamos ante músicos que viven entre psicodelia, y eso se nota en alguno de los pasajes de “Over the moon”.  Un bajo poderoso, y un acompasado ritmo de batería se mantienen durante los ejercicios lisérgicos que transmite la guitarra.

Acordes que se repiten como soporte y ritmo a un trabajado y estructurado tema en el que las guitarras más ácidas toman el protagonismo. Toda una delicia.

Si antes mencioné que estábamos ante un ejercicio de experimentación, “GGantija es prueba de ello. Sonidos tropicales se entremezclan con la psicodelia en un aparente caos espacial, lleno de efectos dónde cada instrumento se ejercita a su placer.

“Red man blue star” Es una lograda mestizaje de estilos que conviven en armonía. Sonidos retro se fusionan con el funk, la psicodelia, el soul y el jazz en un tema lleno de ritmo subliminal.

“A million years” nos devuelve al jazz lisérgico, en otro logrado tema.

Evidentemente, nos encontramos ante un grandísimo disco que sorprenderá a muchos. Seguramente éste no es el disco más indicado para los amantes de los sonidos más pesados, ni para muchos fieles seguidores del stoner. Pero la calidad contenida en “PRAYING ON SATELLITTES” está fuera de toda duda. Hay una frase que suele estar en mi boca con frecuencia…. “mente abierta a nuevos sonidos”. Y esto es lo que recomiendo para disfrutar de INA MAKA.

Un álbum, en el que en una escucha detenida, van apareciendo matices sonoros que la primera audición seguramente habrán pasado imperceptibles. Es de los discos que cuanto más escuchas, más te gustan. Y eso significa algo…….