THE DALTON CORRECTION.- «Beware of Yarara»

tdc_cover-1200-1140x1140

El cuarteto argentino THE DALTON CORRECTION nos presentan su debut «BEWARE OF YARARA». Publicado por Possible Records, en formato vinilo.

Con la siguiente carta de presentación:

Fue necesario atravesar el océano, seguir todos los caminos que conectan Berlin con Argentina para obtener la fórmula exacta de este “Power-Quartet” SudAmericano. En Buenos Aires, más precisamente en el mítico barrio de Flores, fue donde la banda encontró su identidad propia. Las tempranas raíces del Rock Argentino combinadas con altas dosis del más puro ADN Progresivo/Sonico/Psicodélico, además de toques cinematográficos, garaje crudo y hasta country.

El grupo reúne a uno de los bateristas más salvajes del condado de Monte Grande, al “hombre sabio” comandando la nave en las seis cuerdas, a un bajista tan sólido como su propia historia y a un respetado guitarrista experimental, todos ellos trabajando juntos para canalizar el talento del reverenciado Rev Dalton. 

Abriendo con un corte en el que quedan patentes las raices del rock argentino con tonos hard rock con regusto blues. «Traición», un tema vigoroso con el que nos vienen a la cabeza bandas como Pappo Blues

Nada que ver con «Vertiginosa», un corte experimental en el que se crean atmósfericas piscodélicas prescindiendo de registros vocales.

La banda se atreve con versiones de clásicos, como «El parque» de Spinetta, y que estaba incluido en el primer disco de «Billy Bond y la Pesada del Rock and Roll». Un blues ejecutado con garra y que mantiene el regusto del momento en el que fue creado.

«BEWARE OF YARARA» va torneandose en sus formas. Mucho mas suave, «Venganza». con una tranquila introducción va evolucionando con buenas guitarras, arropadas por un órgano sutil conformando gratificantes momentos. 

Una de los temas más impactantes lo encontramos en «Yarara». Describiendo entornos lisérgicos con sonidos gratificantes llenos de magnetismo. Una repetición de ritmos que se estructuran con pinceladas de guitarra difusa, que por momentos desembocan en una hipnótica paranoia.

Las dulces armonías de «Tregua» parecen seguir la senda de temas como «Venganza».  Ahora, con una letra en español, dulces melodías se acercan al jazz, susurrantes, con la voz recitando, mas que cantando, y unos ténues coros en la lejanía, el tema no pierde el ritmo.

Otro clásico argentino que nos gratifica encontrar en este album es «Quiero ser una luciérnaga». Un original de Kubero Díaz para LA COFRADÍA DE LA FLOR SOLAR, una de las formaciones más influyente de la psicodelia argentina de todos los tiempos. Poco que decir al respecto, de un maravisolloso tema del que consiguen una brillante interpretación capturando la magia con la que se creó.

Ecos country y rock and roll  van evolucionando a oscuros pasajes de psicodelia, que desembocan en un torrente de guitarra ácida y completamente desbocada es el contenido de «Jaqueline»., uno de los mejores momentos del disco. 

El trabajo se cierra en formato acústico con un breve tema con espíritu sureño, «Armería».

http://thedaltoncorrection.com/

https://www.facebook.com/thedaltoncorrection/

 

FOX .-» San Francisco session»

front

La era digital supuso, entre otras cosas, el rescate de cintas olvidadas en el fondo de algún cajón o sótano polvoriento, para deleite de los coleccionistas o amantes de la música.

Aquí tenemos un claro ejemplo de ello. En realidad FOX, son los miembros de la banda DAY BLINDNESS, y este disco es el resultado de unas sesiones en San Francisco de tres de sus componentes. Gary Phil (guitarra y voz) Johnny Vernazza (bajo) y Roy García (batería).

Seis temas de hard blues ácido que bien pudieran haber formado parte de ese segundo disco nunca editado de DAY BLINDNES y que fueron rescatadas en el año 2.010.

Siguiendo la estela de BLUE CHEER o CREAM, los californaianos ejecutan con total crudeza blues-rock empapado de alucinógenos. Una conjunción de una guitarra hiriente, incisiva, custodiada por una batería arrolladora y un bajo incesante.

Un power-trio salvaje, con unas voces con carisma, un feeling divertido y vacilón, que se aleja del trabajo posterior de Phil en la banda BOSTON en la que militó años después. Otro de los miembros, Roy Garcia, formaría de la formación californiana GOLD.

Estamos antes unas grabaciones fechadas en 1969-1970, periodo en el que el LSD formaba parte del menu de muchos múscos de la época, y eso queda plasmado en estas sesiones.  El espíritu de la Costa Oeste queda plasmado a la perfección en sus surcos.

Los amantes de formaciones como GROUNDSHAKER, MARIANI o tantas y tantas banda similiares de la época tienen aquí un plato para darse un buen festín.

Desarrollos esculturales con una estética florida, vigorosos, ondulantes. Una inyección de adrenalina basado en esos viejos blues que se transforman en piezas robustas, majestuosas. El groovy vocal y los coros de temas como Sun city, hace que estemos ante un trabajo dinámico y nada aburrido.

Así tenemos temas como «Keep on livin’ this way» que se ciñen más a la esencia del blues eléctrico clásico, mientrás otros como «Susie S. Kalator» muestra en todo su esplendor el verano del amor más ácido y lisérgico.

Unas graciones sublimes de las que debemos su difusión al coleccionista suizo Raymond Dumont responsable de que vieran la luz.

 

LADY ELECTRIC.- «4 Years after»

a0061121151_16

Disco debut del trio polaco LADY ELECTRIC. Compuesto por Arkadiusz (guitarra), Radosław (batería) y Remigiusz (bajo).

«4 YEARS AFTER»  fue grabado en White Noise Studio,  en su natal Gdynia; y diseñado, mezclado y masterizado por Maciej Szkudlarek 

Ocho cortes instrumentales en los que la joven banda, partiendo de estructuras básicas ejecutan una psicodelia sencilla con influencias stoner y algún ramalazo setentero.

«Seaside» nos muestra una nitidez en la instrumentación, con repetición de ritmos en una apacible psicodelia.

Esa sencillez intrumental queda palpable en el siguiente corte. «Warm-up», en el que algún riff retro hace su aparición.  

Comandada por una robusta linea de bajo, «Dust bowl» los polacos ejecutan un tema stoner de bajo perfil, con elementos borrosos gracias a los efectos y pedales en él usados. 

Si algo hay que destacar en LADY ELECTRIC, es el trabajo de las cuatro cuerdas de Remigiusz. Iniciando las hostilidades, «Cosmos» se interna en trerritorios heavy-psych con cierta ambientación espacial. Se trata de un corte en el que la banda parece poner el limitador, no queriendo pasar una linea marcada en cuanto a la pesadez de la banda.   

Como su propio nombre sugiere, «Space diesel», navega por espacios siderales en los que los efectos comandan el viaje. A paso lento, el corte avanza sobre oscuras atmósferas que se ban tornando de color gracias a la lisergia ingerida. El resultado es un cuadro lleno de tensión y que genera gran expectación.

Bastante mas complejo que los cortes anteriores, «San Fernando» se encuentra lleno de pedales y efectosa lo largo de sus diez minutos de duración. El bajo cede parte del protagonismo al resto de instrumentos, permitiendo que estos tengan su momento de gloria en un entorno de psicodelia pesada.

Los entornos narcotizantes de «Jhator» son territorio abonado para el lucimiento de Arkadiusz, con unos brillantes paseos atmósfericos en los que la guitarra tiene un papel protagonista creando entornos de magnetísmo evolutivo a base de efectos narcotizantes en la más pura linea Causa Sui.

Embriagadores perfumes snos envuelven en calmados y reconfortantes espacios en «Spring». El tema tiende convertirse en pesado en su ascenso para decaer livianamente ante el oyente.

Un trabajo con una agradable escucha para los amantes de la psicodelia pesada  instrumental.

https://www.facebook.com/ladyelectricband/

ATOMIC VULTURE.- «Stone of the fifth sun»

29570613_2171460536228202_6161105833180523122_n
Después de lanzar dos EPs y su primer álbum «INTO ORBIT» en 2014, ATOMIC VULTURE está de regreso con su nuevo EP «STONE OF THE FIFTH SUN»., publicado por Jackalope Music
Con algunos cambios en la formación. Kris Hoornaert (bajo) reemplazó a Jelle Galle en 2017, uniéndose a  Pascal David (guitarra) y Jens Van Hollebeke (batería)

Con ATOMIC VULTURE el rock espacial belga vuelve a la carretera.

«Jaguar» abre el trabajo con toneladas de fuzz desde sus primeros acordes. Pesados sonidos en una espiral sónica de la que es imposible escapar.

La luz se abre en con una apisonadora rítmica con «Wind». Psicodelia pesada, grandilocuente. Pisoteando los cánones del stoner su densidad te engulle, arrastrándote a abismos tenebrosos zarandeandonos en esa caida. Tras esos envites de fuerza llega la paz y el sosiego. Un inquietante sonido de bajo lento y grueso, unos riffs de guitarra llenos de efectos narcóticos, envolvendes de naturaleza pesudo-espacial.  En tema que  hechiza al oyente en un acojonante ejercicio de heavy-psych.

La colaboración de Hank Vanhee (cantante de la banda stoner belga COWBOYS & ALIENS) en el tema «Rain», le dota de una vocación proto-metal. En forma de alocución. Mas acelerados que en los temas precedentes pero manteniendo la misma esencia, las voces y coros hacen que el dinamismo se ve incrementado y el tema se acerque al hard-rock más clásico a pesar de la gordura de su sonido stoner.  

Es de destacar el gran trabajo del recientemente incorporado a la banda Kris Hoornaert a los mandos del bajo. La conexión entre la línea de bajo, la contundente batería de Jens y los desarrollos de Pascal a la guitarra es completa. «Watter», se desarrolla en atmósferas de psicodelia placentera, ondulante, singular. Matices pseudo-orientales asoman levemente para zambullirnos en sucesivas espirales espaciales llenas de efectos y distorsiones en la más pura línea HAWKWIND. El bajo cambia los matices con gran efectividad.

«Earthquake» supone una carrera evolutiva que comienza con ritmos stoner que van dejando lugar a esa lisérgia robusta de la que tanto gusta ATOMIC VULTURE. Las armonías se van disipando y transformandose en livianas, reconfortantes, hipnóticas incluso, lo que no impide que los sonidos pesados resurjan con fuerza a lo largo del tema. 

ATOMIC VULTURE ha sabido conjuar en «STONE OF THE FIFTH SUN» la fuerza del stoner instrumental más contundente con la psicodelia más sutil. Las reverberancias más suaves  con la densidad más difusa de los sonidos gruesos. Los torbellinos sonoros de los que no puesde escapar con lo liviniano cuando te muestran la puerta de salida.

A partir de su lanzamiento el 18 de mayo la banda comienza una gira Europea en la que visitarán España, teniendo más fechas previstas para final de año por el resto de Europa.

30712830_2204212292953026_2053213084402581504_n

https://www.facebook.com/atomicvulture/

https://www.facebook.com/jklopemusic/

 

 

ZEN BISON.- «Krautrocker»

a1710957150_16

AVISO: Este disco puede ser adictivo!!!

En activo desde finales de 2.014 la banda de ZEN BISON publica su primer trabajo, amén de unas demos en directo que vieron la luz el pasado año. Con Philipp Ott (guitarra y voces) Steffen Fischer (bajo) Martin Konopka (batería) Hans Kirschner (teclados y órgano) y Bobby Müller (percusión), «KRAUTROCKER» es una bomba que hace explotar las cabezas. un torrente de acidez psicotrópica junto a riffs desenfrenados de puro hard rock. Uno de los mejores discos que he escuchado en los últimos tiempos. Ecos reforzados de bandas como MAY BLITZ , CACTUS y riffs que firmaría el mismísimo JIMI HENDRIX. Conteniendo una versión incendiaria del clásico de Don Nix «Going down», que llega a la altura de la que realizó JEFF BECK en 1972 y eso ya es decir mucho.

«KRAUROCKER» deja claro desde la primera nota de «Blow my mind», que ZEN BISON no hace prisioneros. Una energía de riffs desbordantes con el espíritu de Hendrix sobrevolando cada nota, un bajo terrorífico, los alemanes derrochan energía en la primera mitad del corte, para descender a la marmita de los psicotrópicos, ofreciéndonos pasajes de pura psicodelia sin aditivos en los que el fuzz brilla por sí mismo. «Blow my mind» resucita del narcotismo para retomar  el vigor de su inicio. Los registros vocales están llenos de tensión, transmitiendo toda la fuerza que el tema necesita.

Los riffs incediarios abren «Back lovers». Siguiendo la linea marcada por el primer tema, los ritmos oscilantes no se pierden en el camino, manteniendo la travesía que la banda se ha trazado. Un sinuoso camino en el que los retazos bluseros aparecen con sutileza. El resto es pura energía. Ritmos y solos de guitarra que a muchas bandas stoner les gustaría ejecutar.

El tema más largo del álbum, y que da título al mismo, «Krautrocker», la banda nos ofrece su otra cara, o más bien, su otro perfil. Un rostro entremezclado por una acidez heavy-psych a base de acordes humeantes. Plácidos momentos  de un viaje humeante en el que la magia de los alucinógenos envuelve nuestras neuronas en un crescendo afrodisíaco y gratificante. Majestuoso corte que intoxica los sentidos con un tono chamánico gracias a los sonidos de un órgano que manteniéndose en un segundo plano, eleva la grandeza de la composición.

«La madrugada» sigue la estela viajera y psicodélica de «Krautrocker». Está vez yendo más allá. Un mantra sonoro de psicodelia reconfortante, chamánica. una invocación afrodisíaca que evoluciona lentamente a una metamorfosis. Renaciendo de sus entrañas para ir robusteciéndose en una lisergia, pesada, turbadora y amenazante. Mostrando todo su explendor ZEN BISON se atreven con ritmos latinos que bien pudiera haber firmado el Carlos Santana de sus comienzos. el ritmo dota de colorido a unos surcos que habían nacido de la umbría. Los teclados y sobre todo la sección rítmica, con una batería y un bajo casi doom, consiguen una fortaleza impresionante. Una aceleración contagiosa con un espíritu y vitalidad desbordantes. 

Pocas veces se puede cerrar un disco de una manera tan espectacular. Un majestuoso cover de «Going Down»  en el que ZEN BISON a lo largo de diez minutos, reinventa el original con esquemas stoner, ácidos hasta la médula. Un groove vocal muy apetecible reafirma el espíritu del tema de una manera acojonante. En pura linea CACTUS, las notas arden con el manto de ese bajo terrorífico. Solo tengo una palabra para definir esto, IMPRESIONANTE!!!.

Estamos ante el mejor disco que he escuchado en tiempos. Y eso es mucho decir, teniendo en cuenta la proliferación de grandes trabajos que han pasado por mis oídos en lo que va de año. Seguramente solo sea una opinión, pero os invito a que os dejéis atrapar por éste «KRAUTROCKER«.

DenpaFuzz no se hace responsable de los efectos de una escucha repetida. O si….  jajajaja

https://www.facebook.com/zenbisonband