Crónica THE PICTUREBOOKS (Sala Wurlitzer Ballroom (Madrid)

En su sexta visita a Madrid, el dúo alemán compuesto por Fynn Claus Grabke y Philipp Mirtschink dejaron claro su poder de convocatoria en el concierto organizado por Holy Cuervo.


IMG_0840.jpg

Una peculiar formación que venía con un nuevo disco debajo del brazo y que en la noche del domingo logró congregar a un buen número de seguidores en la Sala Wurlitzer de Madrid. Era la segunda cita de su gira europea, que había comenzado el día anterior en Vitoria con un gran éxito según nos comentaba Fynn.

IMG_0858

Encima, en esta gira, estrenaban una furgoneta de mayor tamaño, lo cual era un punto de confort añadido a su tour, como me comentaba Philipp antes del comienzo del concierto. Evidentemente, ellos ya saben lo que es tocar ante el público español, y la gran acogida y calor que suele ofrecerles. Una larga cola a la entrada de la sala momentos antes de la apertura de puertas, presagiaba una gran noche. Antes del concierto eran innumerables los saludos e intercambio de opiniones del dúo con muchos de sus fans, a los cuales ya conocían de anteriores visitas. Hay un máxima que sucede con estos tipos, la gran mayoría del personal que asiste a uno de sus conciertos repite sin dudarlo y esto quedó patente en su show madrileño. Tenía una cierta expectación de  comprobar como se desarrollarían los temas de su último disco “The hands of Time» en directo.

IMG_0883.jpg

Un álbum con menos guitarras en sus temas y muchas más melodías pero un directo de THE PICTUREBOOKS siempre es sinónimo de descarga  de adrenalina y de energía, y así sucedió. La hilera de guitarras situadas con cuidado por Claus Grabke, padre de Fynn y chófer, asistente, etc, del dúo, a la parte izquierda del escenario resolvía mis dudas. Con estos antecedentes, sonaban los primeros acordes de “You can’t let go”, perteneciente a su último trabajo, el cual copó más de la mitad de su show, interpretándolo prácticamente en su totalidad. Saliendo ataviados de un negro casi riguroso comenzaron su show. Presentaciones, saludos y  Fynn empezaba a cantar y a hacer sonar su guitarra con su particular estilo, mientras Philipp, aporreaba su “batería” como sólo él sabe hacer.  Solo fueron necesarios un par de temas para que su cuerpo se impregnara de sudor y el publico se rindiera a sus pies. Temas a caballo entre el blues y el rock con vientos sureños.

IMG_0829.jpg

Fynn interactuaba con el público constantemente introduciendo sus temas y contando anécdotas. El algo más de un centenar de personas presentes, coreaban sus canciones, siendo las más aclamadas “Lizard”, o “Howling wolf”, esta última interpretada esta vez con una mandolina dando un toque particular. Si algo se comentaba, era la brutalidad que derrochan por los cuatro costados y la cercanía con un público, que inmediatamente estaba enganchado a su actuación.

IMG_0908.jpg

En la parte central del show, Fynn se dedicaba a usar su gran pedalera derrochando múltiples efectos, así como a ponerse de espaldas al público restregando su guitarra contra el amplificador o tocándola con sus dientes en algún momento de su actuación. Con la interpretación de “Home is a Heartache” llegaba otro de los momentos más salvajes, con  un Fynn encaramado en el soporte frontal del escenario acercando su micro al público arengándolo desde aquella atalaya; algo que sucedió en distintos momentos del show.

IMG_0918.jpg

Una vez transcurrida la mitad de su actuación, nos sorprendían con una llamada al camerino. De allí salió un acompañante que llevaban , que no conseguí saber quién era, para subir al pequeño escenario del Wurli un piano, con la colaboración del público. Fynn agradecía al personal su ayuda bromeando que aquello era solo para ejecutar un tema. ¡La que habían montado en un momento! Manos a las teclas con su guitarra en bandolera; A continuación, sonaban entre silbidos los acordes de «Rain” uno de los temas más aplaudidos, y que nos trasladó al lejano oeste con sus aires sureños, en otro de los momentos álgidos de la noche.

IMG_0889.jpg

 Phillip mientras seguía a lo suyo, haciendo saltar en mil pedazos las piezas de sus baquetas y mazas entre el personal por la virulencia con la que suele golpear sus bombos, cinco en esta ocasión.  Destrozando los soportes de los mismos, sus gestos de dolor delataban que sus manos estaban desgarradas por su ímpetu y entrega. Otro de los momentos a destacar fue la interpretación de  “The rabbit and the Wolf” siendo coreada por la concurrencia en los momentos más vibrantes y enérgicos de la velada.

IMG_0924.jpg

La noche había pasado sin que nos dieramos cuenta del transcurso del tiempo, y el dúo anunciaba la llegada de su último tema, y el fin de su show con el tema “Your Kisses Burn Like Fire”, agradeciendo el calor recibido y emplazando al personal a su próxima visita. El show había acabado y nadie queríamos irnos de allí. Pero estos dos grandes tipos volvían al escenario para juntos regalarnos un tema que no figuraba en su set-list.

IMG_0931.jpg

Los dos, chorreando de sudor y cantando juntos, con Phillip fuera de su batería haciendo los ritmos de pie en el centro del escenario acompañaba a Fynn en el último tema de la noche. Simplemente: ¡Apoteósicos!. THE PICTUREBOOKS, representan la esencia pura del rock and roll y la carretera.

IMG_0932.jpg

Dos tipos afables que, manteniendo toda su profesionalidad y buen hacer, se muestran cercanos y dicharacheros siempre con su público. El dúo emplazaba al personal a una próxima cita, o a continuar la noche tomando cervezas con algunas frases y agradecimientos en castellano. En la noche del pasado sábado, demostraron, una vez más lo grandes que son.

Reseña THE PICTUREBOOKS.- «The hands of time»

394262

El duo aleman formado por nuestros queridos Fynn Claus Grabke (voces y guitarra) y Philipp Mirtschink (batería) acaban de publicar su quinto trabajo (tercero como dúo) «THE HANDS OF TIME», disponible vía Century Media Records.

Ya sabemos de la pasión por las motos de los alemanes, como también conocemos su amor a los desiertos norteamericanos, y esas inquietudes quedan reflejadas en «THE HANDS OF TIME» con brillantez. Estamos ante un disco más elaborado pero en el que las guitarras que vemos en sus directos tienen menos protagonismo en detrimento de las melodías. Las cuidadas  voces de Fynn, junto a su sencilla puesta en escena, son suficientes para ofrecernos un trabajo de gran calidad. Seguramente estamos ante su mejor álbum, no en vano han utilizado el estudio como un instrumento más. Sus largas giras por los Estados Unidos han hecho que se sientan partícipes de la música tradicional americana. Una música que a pesar de ser más melódica y blues, sigue siendo visceral, pero que se aleja de una parte de la trillada escena stoner, convirtiéndolos en una banda única que crea sus temas desde la sencillez. Una música que puede sonar en cualquier club solitario en medio de un desierto por el que transitan en largas rectas con sus motos. Rock, biker-rock y blues forman parte de THE PICTUREBOOKS, siempre con su acento sureño y pantanoso.  Sentimientos que logran transmitir con sus temas en unos rituales en los que están presentes los nativos americanos. Una de las sorpresas que me ha deparado el álbum, ha sido la colaboración con Chrissie Hynde, la cantante de THE PRETENDERS en el tema «You can’t let go», un corte en el que el blues sureño y los coros rituales se llenan de sutileza con el dueto de voces en la que los sentimientos salen a flor de piel bajo estribillos de corte soul-blues, con alguna guitarra slide acompañado de armónica manteniendo los registros desgarrados.

El álbum se abre con un tema cantado a capella; «Horse of fire» nos da pista del camino que han escogido en su nuevo disco. Puro sentimiento en el que el blues y sobre todo los cantos rituales llenos de espiritualidad están presentes. 

Esos mismos cánticos de los nativos americanos aparecen en «Howling wolf«. Las mazas de Philipp marca el ritmo de un auténtico ritual chamánico. Reflejando con alegría las bastas praderas que servían de hogar a los mismos. El trabajo de las melodías vocales no impide que aparezca el sonido de la guitarra que les ha caracterizado desde sus comienzos. Si algo tiene de particular este nuevo trabajo es el uso del mayor de los instrumentos existentes. ¿Hay algún instrumento que pueda darte más registros que la voz humana?. Fynn tiene la respuesta.

Puede resultar curioso que con una apuesta tan minimalista puedas obtener un resultado tan brillante, y THE PICTUREBOOKS, lo llevan ya un tiempo haciendo. 

El siguiente corte, «Like my world explodes» vuelve a hacer destacar la armonía sobre los tambores, con nuevos cantos desgarrados con coros femeninos son sutiles rasgueos de guitarra sobre melódicos pasajes corales.

Los ecos cajun de «The hands of time»,  nos trasladan a solitarios poblados en los que los cactus nos miran con indiferencia. Slide guitar sobre luminosos coros, con sus habituales ritmos. El lejano oeste descrito a través de una música que podría ser la banda sonora de algún western, bien con la luminosidad o bien desde el sentimiento más romántico como sucede en «Rain», un tema surgido de un sueño del propio Fynn. La espontaneidad y la sencillez en una mirada desde la colina hacia el vasto horizonte, usando tonos acústicos.

Podría decirse que en este trabajo bajan la intensidad a la visceralidad que les ha caracterizado, pero nada más lejos de la realidad. Solamente hay que escuchar «Electric nights», para darnos cuenta que el biker-rock está presente. Consistentes guitarras y ritmos que se van tornando mas lisérgicos siguen describiendo los caminos de las largas rectas por las que cabalgan sus monturas con olor a gasolina y rugientes tubos de escape.

En una línea parecida, «Lizard» transita a toda velocidad por la autopista a ritmo de salvaje rock & roll. Los Ángeles del Infierno gozarán con este tema que recupera su espíritu.

Uno de los elementos que mas incidencia tiene en «THE HANDS OF TIME» es el blues. Esos blues rurales llenos de sentimientos, una vez aderezados con acordes de piano como «The day the thunder arrives», en un corte que se modula elevándose para descender plácidamente, o «You can’t let go», en el que Chrissie Hynde hace duetos con Fynn sobre estribillos de tinte más soul, sin abandonar el blues, en una relajante balada que transmite los vientos sureños.

«Tell me lies», seguramente es el tema más reconocible. uno de esos temas que tras unos segundo de escucha identificarás como un tema suyo. Una brillante guitarra ácida y las mazas aporreando la piel sobre los tambores.

El trabajo se cierra con «The rising fall«, retomando la senda del blues sureño. Acaramelado y susurrante, la cadencia vocal y los coros se colorean con finos acordes de guitarra.

Un disco que frescura a una parte de la escena que en algunos caso parece estar algo anquilosada, y del que podemos conseguir buenas escuchas mientras en poco mas de un mes tengamos la oportunidad de ver como se traduce al directo que nos ofrecerán en las citas que tienen por estos lares en el marco de una gira que comenzará en España tras su regreso de su gira americana.  

Crónica GetMad (Sala Changó).- PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS, JARDÍN DE LA CROIX, THE PICTUREBOOKS y CRIPPLE BLACK PHOENIX

GET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert002 2

La extensa y variada oferta de actuaciones que nos traían desde GetMad, hacía que tomara la decisión de pasar el sábado por la Sala Changó a ver una de las veladas que más llamaba mi atención. Me iba a topar por primera vez con los británicos PIG PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS PIGS, (joder que nombre han elegido, nadie lo dice las siete veces, es imposible!!) una formación que tenía curiosidad por ver ya que había escuchado, tanto alabanzas como malas criticas de su apuesta sobre un escenario.  De esta manera con mi mente abierta a lo que los británicos me podrían ofrecer me presenté en una Sala que estaba a menos de la capacidad de  su aforo.

GET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert003 2

Los ingleses comenzaron sin contemplaciones ha ejecutar lo que saber hacer. Dando cera, y con su peculiar front-man llevando las riendas del show, ejecutaron su música, cercana al doom, por momentos más sludge, y con un innato regusto punky macarruzo. Su cantante no dejaba de moverse saltando, tirándose al suelo, teatralizando su música de una forma posesa. Por momento, eran demasiado lineales en su estructura musical, pero con algún cambio de ritmo parecía que los que estaban en el escenario eran otros. Mi conclusión: Ni tan malos como me habían dicho, ni tan originales y particulares como había escuchado, en resumen, una banda pesada más en la que su cantante pone toda la actitud del mundo en su particular estilo, pero que tampoco me encumbraron a los cielos, para nada.Jardin de la CroixGET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert017

Tras varios reencuentros con algunos de los habituales en este tipos de eventos, llegaba el turno de JARDIN DE LA CROIX, una de las bandas que más interés parecía despertar entre la concurrencia. Después de haber visto su directo en varias ocasiones, tenía poco margen para la sorpresa. Un show en el que sus sonidos atmosféricos estuvieron sobrados de decibelios, lo que posiblemente resto magia a su actuación. Los madrileños consiguen apabullar con la densidad de su apuesta instrumental que va desde el post-rock al math-rock. En esta ocasión, a menor volumen hubieran brillado mucho más de lo que lo hicieron. Eso no quita para que su interpretación fuera notable.  Ese punto entre los sonidos progresivos y otros más atrevidos en los que la fuerza es desbordante fueron vividos por los allí presentes.Jardin de la CroixGET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert016

La mitad de la velada había llegado, y era la hora de que THE PICTUREBOOKS con su aparente minimalísmo sorprendieran a gran parte de la concurrencia. Para mí es un placer reencontrarme con Fynn y Philipp cada vez que visitan Madrid, y casualmente, siempre me pasa lo mismo. Gran parte de los presentes no los conocía, y eran un poco excépticos respecto a lo que podían ofrecer dos tipos que con un guitarra y con una batería golpeada con mazas en vez de con baquetas podían ofrecer.  mis palabras respecto a ellos siempre son las mismas: Vais a flipar!!!!. Y lo cierto es que ya a mitad de su show, me daban la razón diciéndome eso de… Joder, son la bomba!!! Cojonudos!!! 

P1110875

Parece mentira que con solo dos instrumentos puedan transmitir tanta fuerza, pero lo cierto, es que lo hacen.  Otro brillante show suyo por Madrid.

P1110884

La energía que Philipp imprime a su enorme timbal con esas poderosas mazas es algo digno de ver, así como los redobles de sonidos que Fynn saca a sus guitarras, bien sea en su versión más blues o en la versión más rockera. Y encima son unos tipos cercanos y dicharacheros, que mas se puede pedir?

Crippled Black Phoenix GET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert025

El plato fuerte de la noche era para una veterana banda como CRIPPLE BLACK PHOENIX, una de esas bandas que no tiene el prestigio que su música merece, paro siempre recibí buenas críticas de sus shows en directo, y las ganas de comprobarlo por mí mismo eran muchas.GET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert004

En una apuesta que podría acercarse a la de JARDÍN DE LA CROIX, los británicos, pero ahora con ocho músicos sobre el escenario. Un gran show en el que mostraron sus distintas facetas dentro de la música alternativa, y por ponerles un pero, tuvieron el mismo problema que tuvieron los madrileños con el sonido. Demasiados decibelios que impedían apreciar especialmente a su vocalista. Toda una lástima para lo que podía haber sido una noche casi perfecta, pero desgraciadamente nos encontramos con técnicos de sonido que priman el volumen por la calidad y nitidez sonora. Desde mi punto de vista, un claro error, pero me temo que es lo que hay y seguirá sucediendo. 

GET MAD 2018 Monso Sonoro_SergioAlbert003

No obstante mi impresión sobre lo ofrecido por CRIPPLE BLACK PHOENIX fue para una gran nota. Brillantes y densos, a la vez que versátiles.

Fotos: DenpaFuzz y Sergio Albert Photo 

https://www.facebook.com/DenpaFuzz/

https://www.facebook.com/sergioalberthphoto/