GRUSOM.- «II»

grusom1

Tres largos años hemos tenido que esperar para tener nuevo material de los daneses GRUSOM, pero la espera ha merecido completamente la pena. GRUSOM «II» ya está aquí  via Kozmik Artifactz, para deleite de los que nos vimos sorprendidos y maravillados con su aclamado debut. 

A modo de secuela, siguen estando presentes los sonidos hard-rock setenteros de tintes progresivos,  así como la oscuridad lisérgica con tonos grises en sus voces y órgano. A través de sus letras oscuras, GRUSOM crea un universo de sonido, donde la vida y la muerte se exploran a través de cuentos sombríos. Las guitarras en duelo, la suavidad del órgano y la ejecución musical consumada crearán el escenario para que tu mente divague.

Los acentos vintage mostrados en su debut, aparecen intactos en temas como «Don’t be afraid». El órgano señalando el camino a seguir, como un bajo de tinte stoner retro, y esa voz, que voz!!! Nicolaj Hoffmann Jul posee un privilegiado registro con el que logra transmitir la complejidad y oscuridad que relatan las letras de la banda. Muerte y miedo que están presentes. Por momentos, cercano a uno de mis cantantes favoritos, que no es otro que Jim Morrison, pero a la vez dotando a los temas de una melancolía contagiosa. Sobre una base rítmica que se repite con aciertoe, GRUSOM va modulando un tema de hard progresivo que  podría recordarnos a los mejores GRAVEYARD, con órgano incorporado. 

La verdad es que no termino de entender que catalogen su música como heavy-rock, o como metal, pero bueno, eso de las etiquetas es otra historia. La versatilidad de la banda hace que roce esos ecos hard & heavy.

La evocación de pasados tiempos de gloria y la añoranza y tristeza descrita en «Peace of Mind» resultan reconfortantes. El sexteto, desde el sosiego, pero sobre todo desde la intensidad y el desgarro, con esa dualidad de órgano y guitarra, consigue crear una pieza de proporciones majestuosas.  Hard-progresivo de una magnitud y profundidad grandiosa. Uno de los temas mas destacados de un disco en el que es difícil elegir.

Con un inicio en el que caben los acordes arábigos arropando la melancolía, «Skeletons» consigue unir la vocación oriental de su guitarra con lo pastoral de su órgano. Generando una densidad que es quebrada por momentos de oscuridad en la que los ecos psico-progresivos se apoderan del tema, haciéndose que se disipen los sonidos del este. ¿Te imaginas a Deep Purple haciendo rock andaluz?. Una desorbitada fuerza vocal, con los desgarros habituales en los que no faltan los ecos Sabbathicos.

Lúgubres momentos que parten de la melancolía encontramos en «Vagn Op». Partiendo de sosegados acordes acústicos el tema va adquiriendo intensidad. Una evolución desgarradora y oscura  que mantiene la tónica del resto de los temas. GRUSOM hace del desasosiego su bandera, en esta ocasión prescindiendo del inglés para usar su lengua materna, el danés. el hipnótico órgano de Peter Portner hace el resto.

Siguiendo esquemas más tradicionales de hard & heavy,  «Embers» es el corte más dinámico de esta segunda entrega GRUSOM

El cadente ritmo de «Dead end valley» nos devuelve a territorios a los setenta. Un tema equilibrado a la vez que oscila entre sus acordes, En esta ocasión, sin grandes artificios consiguen otro corte efectivo.

LLegados a este punto y solo con un tema por delante, la conclusión de que GRUSOM está en la cima de las bandas danesas de la actualidad no tiene mucho margen de duda. Una banda que consigue transmitir sensaciones y sentimientos con esta facilidad siempre es gratificante.

«Cursed from birth» cierra esta maravilla llegada desde la parte mas meridional de Dinamarca, Con la sensación de que el mar está cerca, su guitarra y el omnipresente órgano se abren a las luces entre la niebla. Otro desgarrado corte que se va intensificando en su navegar por las aguas del retro-rock más brillante.  Una maravilla mas de este «II».

GRUSOM está compuesto por Nicolaj Hoffmann Jul (voces), Jakob Kaae (batería), Dennis Warburg (guitarra), Thomas Ulrik (guitarra) Søren Olesen (bajo) Peter Portner (teclados).

https://www.facebook.com/grusomband/

https://www.facebook.com/kozmikartifactz/

BRONSTONE INC..- «Mind tricks»

a0439409715_16

Publicado hace un par de meses, «MIND TRICKS» el debut de los austriacos BROWNSTONE INC. es un refrescante trabajo en el que el blues-rock con matices retro, se colorea de elementos west-coast a través de la glamurosa voz de Julia Schubatzky.

Cortes como «Ghost (in the machine)» cabalgan a lomos de un firme bajo y una guitarra fuzz por estancias heavy-blues stonerizadas. Ondulando por majestuosas colinas desciende a sutiles valles en los que la prodigiosa voz cede el protagonismo a vigorosos riffs que desatan vientos humeantes. El amenazante bajo de Benjamin Capéran nos recuerda que la banda tiene genes hard-rock en su versátil y dinámico discurso.

«Blues» sigue los dictados de Janis. Solos de guitara que se clavan en nuestros corazones bombeando ritmo en un heavy-blues incandescente.

Conteniendo temas en los que los ritmos desérticos se manifiestan borboteantes, en los que se intercalan torneadas voces, con resultado muy versátil. 

El protagonismo del heavy-blues que mira hacia epocas pasadas, con una visión contemporánea de viejos ritmos con personalidad es evidente en cortes como «Stumble fall, realign» o «Some scars». Ramalazos lisérgicos combinados con sonidos retro stonerizados consiguen que los temas vibren y se contornean.

No dudan en coquetear con el jazz y el soul en «Let’s Play with Open», el corte final de «MIND TRICKS».  sin perder un ápice de energía exploran territorios ondulantes que serpentean con vivacidad.

https://www.facebook.com/brownstoneincband/

CRAZY BULL.- «The past is today»

a3901011011_16

Un hechizante brebaje llegado desde Filadelfia con altas dosis en su receta de lodos de bandas como BLACKFOOT, BLUE CHEER o CACTUS disueltas en altas concentraciones de blues-rock. Todo ello puesto en la batidora a máxima velocidad y potencia para que la mezcla haga volverse loco a un un toro.

Como el propio título del álbum «THE PAST IS NOW», CRAZY BULL desarrolla su propio presente ofreciendonos un trago de esa pócima sonora que se inventó en los años setenta y que el cuarteto sabe destilar con precisión. Sin complejos, transitan por los caminos del proto-metal de épocas pasadas, revitalizándolos y asfaltándolos según su propia versión. Estamos antes música de ahora, si de ahora!!!!, Pero que nos recuerda inevitablemente a los pioneros del hard-rock. Con una contundente sección rítmica acompañada de dos guitarras salvajes, CRAZY BULL consiguen que su elixir deflagre en nuestras cabezas sin poder defendernos de su embestida.

Todo un misil de disco en el que el vigor, la energía, el dinamismo, y las reverberaciones más incendiarias consiguen, acompañados de rudos registros vocales,  que nos hagamos fieles seguidores de su presente y…. de su futuro.

https://www.facebook.com/Crazy-Bull-441981839267119/

OLDER SUN.- «Older Sun»

a4292222349_16

Desde San Francisco nos llega un nuevo aldabonazo de hard-rock con inclinación setentera de la mano de OLDER SUN. Publicado por Anchorite Records, El debut de la banda contine una fusión de sonidos Sabbath con clásicos del hard rock de los setenta, desde un prisma que nace del blues mas pesado.

Una vigorosa base rítmica se completa con espirales de guitarra diabólica como en «Sometimes»

Con momentos de heavy-rock hercúleo, «Tresspass» o «Pocket full of ones», a base de estribillos y buenos riffs con altas dosis de oscuridad, se acercan a momentos de metal de los primeros ochenta.

Una implicita vocación doom se vislumbra en «Womankind». En el queregistros vocales más propios del soul rock se usan para  apaciguar y a su vez para dar via libre a riffs hard & heavy con tonos vintage. 

El trabajo se cierra con «You come here often». Un grueso y fornido tema que nos intoxica y reactiva manteniendo ciertos genes bluseros en su interior. Con cambios de ritmos que dotan de dinamismo a un versatil corte de gran pesoadez.

OLDER SUN son Chris Wagner, (voz y percusión), Chris Mulhauser, guitarra y coros) Bryan Coons, (bajo y coros) y Patrick Crawford, (batería).

THE HEAVY EYES.- Live in Memphis

a2691984125_16

Tres años han pasado desde el último trabajo de THE HEAVY EYES, y ahora regresa su producción con «LIVE IN MEMPHIS» via Kozmik Artifactz.

Un registro en vivo que recoge todo el potencial de su blues rock stonerizado para gozo de sus múltiples seguidores.

Incluyendo temas de toda su discografía, e incidiendo más en su segundo trabajo «MAERA», así como añadiendo dos versiones del gran bluesmen MUDDY WATERS.  Dotándolas de su particular visión musical los clásico «Manish boy» y «Catfish blues», abren y cierran respectivamente este «LIVE IN MEMPHIS» a modo de prólogo y epílogo de un circulo que se cierra en torno al blues que tienen en sus entrañas los de Memphis.

En el álbum queda constatado que la fuerza de la sección rítmica es un hecho que no admite discusión alguna. El carácter divertido de la banda, que se toma sus directos como una auténtica fiesta queda reflejado en «Iron giants», donde se permiten la felicitación a alguien cantando el cumpleaños feliz en su parte final.

Cortes como «Parado», «Shadow shaker», «Supermoon» o «Saint»  mantienen la esencia que mostraban en sus registros originales, siempre en esa vigorosa linea retro con una hemorragia blues saliendo de sus venas. Una sangría sucia y áspera alimentada por los registros vacilones de  Tripp Shumake, su vocalista y la crudeza de su guitarra.

A lo largo de la historia los discos en directo han servido para encumbrar más a las bandas. Por un lado han servido para congregar sus temas más míticos y por otro para mostrar la fuerza y el sonido de la banda sobre los escenarios. Este álbum, cumple perfectamente ese objetivo, siendo un gozo total. 

Los de Memphis no solo transitan con soltura por terrenos de blues rock pesado, sino que cuando hay que dotar de psicodelia a los temas, no dudan en hacerlo. Así, «These Men are Wolves», combina todos esos elementos, mostrándose incluso más ácido que el corte original registrado en el álbum «MAERA».

Por otro lado alguno de los temas suenan mucho más potentes y pesados como es el caso de un potentísimo «One Hand on the Buffalo» que sonrojaría a más de una banda de retro-stoner. ¡Increíble ejecución!.

Si «He Dreams of Lions» siempre me pareció un tema increíble, aquí THE HEAVY EYES lo elevan al Olimpo. Esa cadencia de sonido Black Keys, impregnada de guitarra fuzz, unido a la majestuosa linea de bajo de Wally Anderson, hacen del tema, uno de los más destacados del disco.

Si la gran mayoría de los temas son fielmente reflejados en este directo, respecto a los originales, en el caso de  «Voytek» ejecutan una versión que dobla el minutaje del original, dejándose llevar en una potente jam que alarga el goce del tema.

El trío compuesto por Tripp Shumake (voz y guiatrra), Wally Anderson (bajo) y  Eric Garcia (batería) consigue reflejar en algo más de cincuenta minutos lo que son como banda en su Memphis natal. Cheapeau!!! 

https://www.facebook.com/TheHeavyEyes/

https://www.facebook.com/kozmikartifactz/

http://kozmik-artifactz.com/