Reseña: MYTHIC SUNSHIP.- “Changing Shapes” (Live at Roadburn)

78953228_1330819967079751_4976879876356177920_o

Registrado en tras su paso por la pasada edición del Festival de Roadbourn, “CHANGING SHAPES” recoge los más feroces y valientes momentos de unas actuaciones que pasarán a la historia. Tras la publicación de su anterior álbum “Another Shape of Psychedelic Music” en 2.018, donde la banda incorporó al saxofonista Søren SkovMYTHIC SUNSHIP se aventuraron en un territorio sonoro inexplorado, en algún lugar entre la psicodelia espacial y el free-jazz. Un sonido desafiante y profundamente cautivador.

“CHANGING SHAPES” es una continuación de esas ideas, no solo una presentación en vivo de material de su anterior álbum. Søren Skov se une a la banda nuevamente aquí mientras las cinco piezas se queman a través de un puñado de piezas largas frente a una audiencia extasiada. El álbum requiere una escucha inmersiva que no está al alcance de todos los oídos.  La experimentación y la espontaneidad de su ejecución nos lleva a una espiral de confusión libre en la que la narrativa psicodélica toma tintes incluso paranoicos. Si bien el origen del sonido reflejado es netamente lisérgico, los ritmos kraut y la ambientación espacial son el punto de partida, estos son traspasados por momentos Avant-garde aptos solo para grandes músicos. Un registro muy en la línea de El Paraiso Records, un sello siempre abierto a la vanguardia y a apuestas que se salen de lo convencional. Esta es una de ellas, y si pasas los primeros minutos extasiado, podrás llegar al nirvana que te proporciona el viaje de los daneses.   

Con Rasmus Christensen (bajo), Frederik Denning (batería) Emil Thorenfeldt (guitarra) y  Kasper Stougaard Andersen (guitarra) la inestimable compañía de Søren Skov y su diabólico y esquizoide sonido de saxo la creación de MYTHIC SUNSHIP no hace sino enriquecerse con este nuevo álbum.

Los casi once minutos de “Awakening” parten susurrantes y enigmáticos. Espacios drone de atmósfera espacial se ven violentados por ese saxo que surge elevándose cual flor entre los nitratos de una batería experimental y las evolutivas guitarras. Un génesis lento, que paulatinamente va volviéndose mas paranoide hasta llegar a aturdidores momentos de free-jazz vanguardista.   Con aturdidores y chirriantes momentos que una vez superados dan paso a un tránsito espacial comandado por una dupla de guitarras protectoras surcando misteriosos y enigmáticos espacios. Una odisea espacial que acaba atravesando zonas de turbulencias en las que el saxo aparece nuevamente para, con esa vocación de vanguardia traernos el desasosiego con el free-jazz y la experimentación que genera.

Con repetitivos acordes con un sonido hueco, “Elevation” con un carácter hipnótico se salpica con un sonido de saxo ahora mucho más acolchado.    Poco a poco, el confort inicial se va transformando a espacios de atormentada psicodelia violentada por los vientos jazz. Creando dos niveles sonoros en los que lo histriónico convive con lo gratificante va mutando su carácter a aturdidores momentos de tortuosa psicodelia que acaba precipitándose a una esquizoide bacanal sonora.  

Con un aspecto más reconocible, “Way ahead” soportado en una implacable y trepidante batería sirve de soporte a la lucha endiablada entre el saxo y las guitarras en las llanuras psicodélicas. Un tema que mantiene su punto de mira siempre alerta oscilando su intensidad con ondulantes subidas y bajadas en el torbellino sonoro para acabar muriendo a brazos de reconfortantes espacios lisérgicos.

“Olympia”, el tema más largo del álbum con sus once minutos, se refriega en aguas de una mántrica psicodelia de vocación kraut. Un tema luminoso y vivaz que se eleva con la fuerza imprimida por sus dos fantásticos guitarristas y esa endiablada base rítmica. Magnético e hipnótico el sonido del bajo nos aturde desde ese segundo plano que ocupa gracias al total protagonismo de las guitarras, que esta vez no retroceden ante el ímpetu del saxo. Todo un agujero negro de proporciones infinitas que nos envuelve impidiéndonos salir de su exuberancia instrumental.

“Ophidian Rising” ruge desde su inicio por la misma senda de los temas anteriores. Perturbador y turbulento, el tema sigue explorando los confines de la psicodelia de una forma poco vista hasta ahora. Un verdadero vendaval sonoro cae sobre nosotros sin remisión. Avant-garde en esta puro en la que la libre experimentación de ´cada músico acaba tejiendo una tela de araña sonora. Aparentemente sin sentido, y a pesar de que estamos ante una especie de jam, los daneses tienen claro su objetivo. Dejándose llevar por sus instintos mas primitivos, recuperan la cordura para ofrecernos una pisocelia de altos vuelos en los que el sonido jazzy del saxo ornamenta un tema de impostadas entrañas ortodoxas.

https://www.facebook.com/mythicsunship/

https://www.facebook.com/elparaisorecords/

https://www.facebook.com/elparaisorecords/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s