LORD VAPOUR.- “Semuta”

a0828259842_16

Una de las noticias más agradables del año es recibir un nuevo álbum de LORD VAPOUR.

El trio de Guernsey, con “SEMUTA”, corre el peligro de que sea incluido en la lista de armas de destrucción masiva. Una destrucción de tus neuronas a través de poderosos riffs y toneladas de fuzz. Un embriagador y psicotrópico conjunto de temas llenos de fuerza donde demuestran que es una de las mejores bandas en la escena heavy-psych. Riffs que se alargan hasta el infinito custodiados por una poderosa base rítmica. Si al cóctel le unimos una voz llena de garra, la tormenta perfecta está servida.

Con influencias blues en sus surcos, mucho wah-wah, generan un torrente caudaloso que solo deja desolación a su paso. Un torbellino que se siente cómodo tanto en aguas Stoner, como en corrientes bluseras, y sobre todo en esas densas atmósferas atiborradas de psicotrópicos. Pero si todos eso fuera poco, LORD VAPOUR no se corroe con la acidez que contienen los surcos de “SEMUTA”, sino que se engrandecen con ella.

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, DenpaFuzz advierte que no se hace responsable de los efectos neuronales que este disco puede provocar a tu cerebro tras una escucha prolongada, y mucho más si la audición la acompañas de ciertas sustancias……

Con un comienzo cadencioso en el que los borboteos del humeante pantano están presentes “Burning planet”, refleja todo el misterio de las aguas pantanosas en las que nos va a introducir la banda. Escenarios heavy-psych donde el fuzz es el rey dominante. Ciertos aromas retro nos van descendiendo pausadamente a terrenos de psicodelia profunda. Una atmósfera que es coloreada por guitarras ácidas. Sin esperarlo aparece un vozarrón rudo vomitando cantos de heavy- blues psicotrópico.

Si con esta primera andanada todavía tu mente es capaz de digerir, “The spice”, a golpe de bajo, da paso a pegadizos riffs de tintes retro, que desatan una bacanal lisérgica de fuzz. Con mucho ritmo, te atrapa con riffs serpenteantes que van engrosándose hasta el acelerón Stoner a cargo de una diabólica batería que desata completamente las hostilidades de una guitarra que derrocha riffs hechizantes y certeros. La rudeza de esa voz aguardentosa hace el resto para un tema que bien podríamos encuadrar en una especie de retro-stoner-perverso, que se asoma a escenas doom, con una mirada temerosa, para contenerse y regresar a su hábitat natural entre los alucinógenos. Irresistible el ritmo que imprimen al tema.

Sólo dos temas y te preguntas…. ¿Podré resistir más de esto? Y la respuesta es sencilla: ¡Quiero más de esto!!!!!

Los gruesos ritmos Stoner-retro de “Though the doors of Kukundu”, siguen esparciendo por nuestras neuronas fuzz con un blues lisérgico en el que la calma chamánica aparece en unas voces que muestran toda su rabia, mientras generan una densa cortina de fornidos riffs. Fuerza y poderío en otro tsunami de guitarra con efectos que todo lo arrasa.

Siguiendo los dictados de Hendrix, “Semuta music” se inicia con un pegadizo riff Potencia que va ondulando con algún retazo blues un su interior, el tema combina psicodelia pesada con arenosos sonidos desérticos en los que se desarrollas tornados de guitarra virtuosa e implacable. Otro aquelarre diabólico que adquiere fuerza con la descarnada voz de Joe Le Long. Solos y solos se suceden con una virulencia de un bajo incesante y una locura rítmica desde la batería. Giros inesperados en espirales infinitas sobre los trastes de la guitarra de Henry Fears.

Retomando el heavy-blues, “The mothership connection”, combina momentos de hard rock stonerizado, sin renunciar en ningún momento al vigoroso ritmo que imprimen a todos sus temas LORD VAPOUR. El resultado es un tema con cierto sabor añejo pero que suena absolutamente contemporáneo.

Con “Nasubi” no espera otra orgía de fuzz enérgico. Los tonos vintage sobrevuelan una plantación de marihuana para impregnarse de thc. Desarrollos a modo de jam en los que la guitarra se desdobla en una doble personalidad. Con momentos pseudo-doom que impregnan de oscuridad Sabbathica la entrada a un nuevo mundo. Un misterioso peregrinar por oscuras cavernas ambientadas por un tenue sonido de platillos y una inusual calma tensa. Un sosiego narcotizante en un lento avance hacia lo desconocido que culmina en desgarradores aullidos de guitarra. Unos alaridos que se desangran en solos que culminan en territorios descubiertos por Black Sabbath décadas atrás.

Estamos ante uno de los discos más notables del año y con el que, a buen seguro, los chicos del Canal de la Mancha reclutaran más adeptos para su causa.

https://www.facebook.com/LordVapourBand/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s