1968.- “Ballads of the godless”

1968

Ante su gira por la península de la mano de Lestraro Rock Conciertos, en la que tendrán fechas  en Barcelona (Red sun Barcelona),   Bilbao, Ciudad Real, Sevilla y Ourense, os anticipamos el contenido de “BALLADS OF THE GODLESS”, el primer trabajo de los británicos 1968, que será publicado el próximo 6 de julio. 

Una combinación de elementos de distintos estilos perfectamente ensamblados a través de un stoner enérgico con mucha herencia grunge, hard rock setentero y altas dosis de psicodelia.

“Deviswine” abre el trabajo con cálidas voces con ecos grunge que se van modulando con ritmos stoner que se inclinan a territorios de la psicodelia pesada. Nitidez instrumental con narcóticos solos de guitarra. Un corte plomizo y pesado que va avanzando cadencioso pero enérgico y humeante.

La psicodelia se tiñe de estética grunge en “Screamin sun”.  Con unos coros en segundo plano que suavizan una composición, con constantes cambios de ritmo. Ondulante y serpenteante. Un tema que parece que no termina de decidirse por el camino a seguir, pero que en realidad nos demuestra la versatilidad de los británicos conjugando psicodelia pesada, por momentos espacial, y las vibraciones stoner.   

El disco tiene retazos doom en temas como “Temple of the acid wolff”.  Un oscuro tema, misteriosos, enigmático, inquietante, en el que los desgarros vocales consiguen transmitir ese clima, acompañados de nebulosos pasajes en los que brilla con luz propia la destreza de su guitarrista.

1968 se toma un respiro con un corte acústico de 2 minutos en “S.J.D.” 

“BALLADS OF THE GODLESS” nos encontramos temas que rozan escalas progresivas. Así “Chentrail blues” transita por oscuros terrenos lisérgicos en los que la herencia vocal grunge sigue presente, incluso en ese avance al interior de los psicotrópicos hacia los que se inclina la banda, sin olvidarse de los sonidos stoner.

Claramente absorvidos por la lisergía, “Mc Queen”, se muestra sutil y opresivo a la vez. Los drones hacen acto de presencia, así como las múltiples distorsiones se conjugan con la energía en uno de los cortes más difusos y nebulosos del disco.

“The hunted” fusiona sonidos hard con una atractiva y cambiante instrumentación. 

Para cerrar, “Mother of God”, desarrolla solos llenos de fuzz, con una profundidad que se aleja en cierta medida de los cortes del principio del disco. Es como si la banda se viera aducida por la psicodelia según avanzan los temas. 

A buen seguro que 1968, será toda una sorpresa para los afortunados que asistan a sus shows en España la próxima semana. Estaremos atentos a las valoraciones. 

Os dejamos un ejemplo de como se las gasta en directo la banda:

 

https://www.facebook.com/1968Band/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s