DEWOLFF.- “Thrust”


vinyl_thrust_800x8001Como tantas veces he dicho, la corriente retro-rock inunda la escena en los últimos tiempos, pero no, no estamos ante una banda que rinda tributo a los grandes de los setenta. Lo que DEWOLFF hace, y especialmente en “THRUST” es que perdure esa esencia, conformándose como una formación que ofrece una música absolutamente VIVA.

El séptimo trabajo de estos jóvenes veinteañeros holandeses, no hace sino confirmarles en el Olimpo de las bandas contemporáneas que gustan del rock más clásico y fresco.

El sonido del órgano onmipresente de la banda abre “Big talk”. Un tema en el groovy de las voces se conjuga con los acordes brillantes de las teclas con un regusto funky-soul, oscureciéndose en su parte final en la que se acerca a sonidos algo lisérgicos.

Sobre una base de blues pantanoso, con voces herederas del legado de Edgar Winter, (es inevitable que venga a la cabeza el albino hermano de Johnny Winter cada vez que escucho las voces y el feeling de DEWOLFF), “California Burning” se muestra enérgico y alegre, con una derezo en forma de solos de guitarra muy apetecibles. 

En “THRUST” la banda gusta más de sonidos que se acercan al soul, como refleja “Once in a blue moon”, una pseudo-balada con base de blues del delta, como si estuvieramos ante el mísmísimo Leon Russell. (parece que va de albinos la cosa…)

El rock and roll sin complejos tiene cabida en un tema como “Double crossing man”. divertido y refrescante y con las habituales pinzeladas en forma de solos de guitarra. Un tema en linea C.C.R.

“Tomstone child” sigue por caminos parecidos, con una firme base de batería y órgano, y salpicado por efectivos y brillantes pasajes de guitarra. El feeling pantanoso hace de nuevo acto de presencia con tonos bluseros. 

Con un mayor protagonismo de sonidos retro de órgano, ritmo pegadizo, tintes blues, soul y rock más clásico, “Deceit & woo”, se convierte en un conglomerado de estilos que desembocan en un torrente de psicotrópicos gracias al protagonismo que coge cada instrumento por símismo en una bacanal final.

Los aires del medio-oeste quedan retratados en “Freeway flight”, una balada campestre de gran belleza en la que voces soul susurran las armonías, incrementándose la intensidad en una parte final que descoloca la estructura inicial.

“Tragedy not today” transita sobre territorios sureños con un mayor protagonismo de la guitarra. Se vislumbran ecos de Leon Russell en las voces y coros con tonos soul y falsetes. Reverberancias fuzz de gran sutileza.

DEWOLFF no suena como lo que de una banda holandesa pudiera esperarse (que tampoco sé exactamente lo que sería…). Sus sonidos parecen brotar de los bastos territorios de Norteamérica en lugar de las tierras bajas de su país, como demuestra “Swain”, un rock and roll sin muchas pretensiones en la que los aires del sur continúan presentes en distintos registros. 

La faceta más soul-country de la banda la encontramos en “Outta step & III at ease”. Una balada sencilla pero llena de gran belleza en la que su característico órgano deja el protagonismo a los sonidos de las seis cuerdas.

Una increíble banda que no deja de sorprendernos con cada nueva publicación, y que a pesar de su juventud, parece que llevan decenios de carretera a sus espaldas.

Porque si sus discos suenan bien, su directo es algo digno de disfrutar como ya pudimos comprobar hace un par de años en su última visita, y como volveremos a ver en unas semanas en el Garage Sound Fest.

“THRUST” ha sido publicado por el sello Mascot Records

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s