ELECTRIC CITIZEN.- “Helltown”

a1653305629_16Inyección de acero de heavy-rock con canciones van estallando según la aguja pasa por sus surcos..

La experimentación de su anterior trabajo, se convierte ahora en temas más directos y enérgicos. Sonido sucio y directo. ELECTRIC CITIZEN son otra banda de las que no hacen prisioneros. 

“Heart Attack” abre el álbum con un furioso ritmo galopante, guitarra crujiente con un tono de rango medio monolítico y el gemido característico de Laura, para crear un efecto inquietante. Desde los primeros 10 segundos, estarás colgado de las cabezas ferozmente, en una vuelta a lo básico. Riffs heavy que se van modulando a intensidades menores en pos de la melodía.

Se vislumbran ciertos tonos Sabbath en cortes como “Hide in the night”, un tema netamente hard & heavy o en “Blooded Blue”, en el que combinan esa energía heavy-rock con esa herencia, pero sacándola de alguna manera de la oscuridad.

Los efectos y las armonías su suavizan de alguna manera en “Father time”. Usando la el registro más sensual de su vocalista,  componen una pseudo-balada de ambientación lisérgica. el lado más sutil y dulce se complementa por sus característicos y pegadizos riffs.

“Ripper” es el polo contrario. Una frenética trituradora que lo convierte todo en migajas. Sin hacer prisioneros y acercándose a territorios stoner, potentes y vertiginosos riffs son aderezados con una voz que tiende a recostarse levemente en una almohada blues.

Si lo que predomina es un sonido clásico heavy-rock,  en HELLTOWN hay pequeños recovecos para que se acomoden otros estilos. Estribillos pegadizos introducidos en unas melodías contundentes describen “The Pawn”.

“New Earth” muestra por qué la banda continúa cosechando grandes elogios para la voz dramática de Laura y la habilidad de la banda para escribir canciones genuinas, en lugar únicamente una colección de riffs.

El cautivador lugar estelar de Laura, el tono y los riffs de Ross, los ritmos pugilísticos y contundentes de Nate, acompañados por las líneas de bajo deslizantes de Nick, (que regresa a la banda) distingue a ELECTRIC CITIZEN de otras de las apuestas que nos encontramos en la escena pesada.

“HELLTOWN” en muchos sentidos, un regreso al hogar. Si bien el título puede parecer adecuadamente metálico (si no excesivamente), en realidad tiene una relevancia real. Helltown (una sola palabra), aunque también multidimensional, lleva el nombre del vecindario de Cincinnati, Ohio, en el que la banda vive, practica y donde el álbum fue escrito, grabado y mezclado. Ahora conocida más prosaicamente como Northside, Helltown se ganó su nombre en el siglo XIX debido a su reputación de tabernas ruidosas frecuentadas por el vecindario de trabajadores de fábricas e inmigrantes. 

Ua oda al hogar de la banda y su pasado sepultado, también representa un regreso al sonido más fuerte de su debut en 2014, “SATEEN”

HELLTOWN estará disponible en LP, CD y descarga el 28 de septiembre de 2018 a través de RidingEasy Records.

https://www.facebook.com/ElectricCitizen/