EL TUBO ELÁSTICO.- “Impala”

a3919546463_16

Desde tierras andaluzas, más concretamente desde Jerez de la Frontera, nos llega el segundo trabajo de EL TUBO ELÁSTICO. Una formación que en 2.015 publicó su disco debut, aunque la banda llevaba tiempo trabajando en esto de la música progresiva.

Basándose fundamentalmente en sonidos progresivos en IMPALA podemos encontrarnos distintas influencias que van desde la psicodelia al post-rock. 

Bajo un aura misteriosa, las guitarras intereactúan en distintos planos sobre atmósferas de programaciones envolventes. Una combinación psico-progresiva en un corte notablemente estructurado como es “Intruso”. Incrementando su energía según avanza el tema, los efectos y sintetizadores se suceden.

Los acordes de la guitarra acústica nos introducen en “El antihéroe”, para con sutileza ir introduciéndonos en ese universo paralelo que nos proponen los gaditanos. Continuando con la fusión de elementos, encontramos momentos de clásico rock progresivo, con instantes en los que las ampulosas estructuras de los teclados nos sitúan en entornos musicales mucho más contemporáneos. Una rítmica oscilante va generando unos requiebros constantes en el corte.

“Turritopsis nitricula” nos traslada a profundidades en las que ciertos tonos jazzeros aparecen entre estructuras que bien pudieran estar ambientadas en el sonido de grupos progresivos andaluces. Igual es una simple percepción mía, pero su origen geográfico parece estar presente en este corte. Una notable sección rítmica guía un tema que sirve para atractivos desarrollos de guitarra en corte nítidamente progresivo.

El tema más largo, con doce minutos es “El acelerador de picotas”. Vibrante corte que sin prescindir del dinamismo vuelve a combinar elegantes pasajes de guitarra con unos teclados que de dotan de cuerpo  a las florituras bajo un calmado escenario, que se violenta en su avance con giros inesperados para regresar a la calma inicial.

Bajo cielos espaciales, “La avispoteca” tiende a un cierto hipnotismo que acaba desembocando en esa esencia andaluza que vislumbramos en “Turritopsis nitrícula”. la tensión, soportada en la sección rítmica decae a espacios más gratificantes bajo los halos orientales de tinte kraut.

Las complejas estructuraciones de los temas concluyen en “Impala formidable”, un corte en el que la electrónica está mucho más presente que el resto de los temas de IMPALA. Un magnetismo insondable, vigoroso e incisivo, sobre aguas espesas que retoman elementos de rock progresivo más contundente. Majestuoso y monumental, pone el broche final a un versátil disco en el que nota el gran trabajo compositivo de EL TUBO ELÁSTICO”.

La banda está formada por: Daniel González (Guitarras, teclados y programaciones), Vizen Rivas (Guitarras y programaciones). Carlos Cabrera (batería y percusiones) y Alfonso Romero (bajo, teclados y programaciones). 

https://www.facebook.com/ElTuboElastico/