DEADBIRD.- “III: The Forest Within The Tree”

a2734892447_16

10 años después de su anterior disco, DEADBIRD se mantienen firmes en su habilidad para esculpir canciones desgarradoras y valientes de los lugares más profundos y oscuros de su interior. Años de esfuerzo y un suelo del sur abrasado entraron en el tercer álbum de la banda, “III: THE FOREST WITHIN THE TREE”, que dio como resultado 40 inquietantes minutos de turbulencia emotiva.

El disco estará disponible a partir de hoy via 20 Buck Spin

Los primeros acordes acústicos de  “The singularity” no deben engañarnos del contenido del resto del disco. Si el comienzo puede inducirnos a pensar que estamos ante un calmado disco, los siguientes cortes nos van a sacar de dudas., “Luciferous heart”, es un claro ejemplo de por donde van los tiros. Usando elementos melódicos, la fuerza instrumental y  el espíritu doom están fuera de toda duda. Conjugando estos elementos, consiguen un trabajo sólido, que se asemeja a lo ofrecido por bandas como Pallbearer.

Una grandilocuencia que se mitiga a base de melodías que deambulan sobre un sólida base doom.  Mostrando todo su lado más terrorífico, especialmente en alguno de sus alaridos vocales, la potencia la banda se contiene en ecos más pesados.  Esta apuesta está apareciendo cada vez más en la escena del doom. Como en otras ocasiones he citado, los caminos del doom se ensanchan para dar cabida a giros que, como en esta ocasión, gustan de las melodías. Sin que esto signifique una pérdida de pesadez, los temas pueden parecer más asequibles para aquellos no iniciados en el doom más tradicional y plomizo. Una oscuridad que no desaparece, pero que es suavizada dando un mayor protagonismo a las melodías que a la contundencia sin faltar a voces de ultratumba en ciertos pasajes, ni renegar de tono post-metal. 

Los momentos más lisérgicos los encontramos en cortes como “11:34”. Otros, como “Brought low”, partiendo de la calma de tonos ocultistas, se van transformando por el lado más sensible de estructuras sabbathicas. tinieblas y oscuridad es la tónica de unos temas elaborados que dan protagonismo a las melodías. silenciosos y magnánimos a la vez que terroríficos e intensos. Ardientes y cálidos a su vez. 

Si te gustan Pallbearer, este es tu disco.

La portada del álbum fue diseñada por John Santos (Kylesa, Mutoid Man, Torche, Noothgrush, Catheter) y DEADBIRD está compuesto por Alan Short (guitarra y  voz)  Jeff Morgan (bajo y voz) Phillip Schaaf (batería) Reid Raley (bajo y voz) Chris Terry (sintetizadores, samplers y voces) y  Chuck Schaaf (guitarra y voz).

https://www.facebook.com/Deadbird1332/

https://www.facebook.com/20buckspin/