Reseña: SUPERLYNX.- ‘Electric Temple’

Desde las profundidades de los fiordos noruegos emerge la particular sacerdotisa Pia Isaksen al frente de SUPERLYNX para mostrar al mundo su nueva creación. ‘ELECTRIC TEMPLE’ el tercer álbum del trío de Oslo debe su nombre al mismísimo Jimi Hendrix, con su frase: ‘Llamamos a nuestra música ‘música de iglesia eléctrica … porque es como una religión para nosotros “. Con ese propósito, el álbum nace con la intención de reflejar en sus canciones mucho de lo que la gente busca en los templos, religiones u otras formas espirituales. Esa fuerza para soportar las pruebas, paz mental, éxtasis, seguridad, esperanza, comunidad, alegría, trascendencia, etc. Algo que hace que en el proceso creativo del mismo SUPERLYNX encuentre su propio templo. Marcado por una muerte familiar, sus canciones habitan en oscuras atmósferas rebosantes de melancólica y con un fuerte carácter devocional. Sustentados en una base psycho doom, sus canciones reflejan una experiencia espiritual llena de sensibilidad. La sensual voz de Pia, ejerciendo como Suma Sacerdotisa, lanza sus plegarias al mundo con etérea y bella voz, soportada por una descomunal línea de bajo y guitarras que tratan de abrirse camino en busca de la luz. En una línea similar a bandas como HIGH PRIESTESS o WINDHAND, pero desarrollando sus canciones en una flotante atmosfera psico-progresiva en la que caben la lírica y el clasicismo consiguen un sonido diferente, personal. Suave, cálido, el álbum exhuma espiritualidad en cada acorde, en cada melodía, en cada estrofa. No estamos ante un álbum de psycho-doom clásico, aquí las vibraciones mas pesadas, aparecen con delicadeza entre su humeante ambiente litúrgico. Un humo de psicodelia pesada que contiene bellos pasajes instrumentales, pero que, sobre todo, consigue hacernos participes de su meditativo ritual. Canciones robustas llenas de belleza celestial emergida de las oscuras cavidades de tonos ocultistas. ‘ELECTRIC TEMPLE’ es un álbum gratificante para el oyente, ya que sus canciones nos susurran hasta envolvernos en un hechizo del que difícilmente querremos escapar. Baja la luz, saca tu lado ‘zen’ y déjate llevar a lo más profundo de la noche para encontrar tu paz espiritual.

El álbum fue grabado por Ole Teigen en su estudio Crowtown Recordings y está mezclado por el productor ganador de varios premios Grammy Marc Urselli, quien ha hecho sonido para Nick Cave, Mike PattonLou ReedKeith RichardsThe Black Crowes y muchos más; y masterizado por Fridtjof Lindeman, estando disponible vía DARK ESSENCE RECORDS.

SUPERLYNX son: Pia Isaksen (voz y bajo), Daniel Bakken (guitarras) y Ole Teigen (batería, piano, teclados y voz.

‘Rising flame’ se debate entre la calma y la pesadez. La voz ritual de su particular sacerdotisa nos invita a una ceremonia litúrgica. Los acordes más propios del post-rock se conjugan con golpes que miran de reojo al doom. Bien podríamos encuadrar el tema dentro de los dictados del psycho-doom. La dulce y sensual voz se acompaña de los pasajes más hechizantes, aportando la fuerza cuando se hace el silencio. La angelical voz preside una ceremonia oscura con pasajes de psicodelia pesada custodiando sus plegarias. Los coros celestiales se unen a la ceremonia haciendo que su instrumentación se eleve a un estrato de mayor pesadez. Lúgubre pero místico, el tema supone todo un hechizo para el oyente. Un corte bien construido.

Sin salir de la atmósfera heavy-psych del corte de apertura, ‘Electric temple’ describe insondables entornos nebulosos con sus cadentes acordes.  Sin perder el carácter ceremonial, sus bellas melodías de guitarra dan paso a nuevas plegarias de su sacerdotisa. La dulce y lírica voz es capaz por sí misma de seducir al oyente en un sortilegio gratificante. Delicado y con un armazón fornido, la canción supone un bálsamo entre sus inquietantes golpes de pesadez. Un equilibrio que adopta distintas formas sonoras sin perder nunca el rumbo. Una liturgia en el medio del bosque con elegantes pasajes aportados por la guitarra entre tambores que se alborotan creando una sensación de terror. Aquí la psicodelia se revuelve sobre si misma generando un torbellino psicotrópico en el que nos sentimos atrapados.

Los poco más de dos minutos de ‘Apocalypse’ conjugan esa atmósfera ritual presente en todo el álbum. Dulces pasajes vocales en una oscuridad latente y suaves acordes que elevan el poder de la psicodelia pesada a unos altares celestiales. Tambores desbocados imprimen carácter a un tema que se ve seducido por exóticas fragancias con una guitarra que explota. Susurrante y con un bajo excelso, el tema reposa tras una pequeña deflagración de pesadez.

Con una línea definida el nuevo tema ‘Moonbather’, supone un nuevo episodio de este álbum lleno de una oscura espiritualidad. Con una expresión que conjuga elementos psico-progresivos, leves retazos doom y sobre todo, bellos pasajes lisérgicos. La lírica apacible llena de sensualidad confronta con pasajes más rugosos que tienen a inclinarse a laderas escarpadas. El corte mantiene todo el carácter ritual presente en el álbum. Coros envolventes acompañan en esta ocasión las plegarias de su vocalista.

‘Sonic sacrament’ se adorna con exóticos acordes envuelto en la densa neblina que fluye del bajo. Pausado y relajante, el tema prescinde de las voces, ofreciendo una especie de bello interludio instrumental.

Nuevamente el poderoso bajo, abre con su difuso sonido ‘Returning light’. Su narrativa misteriosa y sus sombríos pasajes dejan paso a la celestial voz. Sus relajados pasajes se desarrollan entre bellas melodías y un soporte fornido en un segundo plano. Siempre bajo una atmósfera sombría, SUPERLYNX consigue mantener la tensión sin estridencias.

‘Laws of nature’ se inclina por la belleza sin fisuras. Susurrante y placenteros acordes de guitarra acompañan la seductora y hechizante voz. Casi narrando más que cantando, Pia consigue sumirnos en su relato. La melancolía preside en esta ocasión otra canción que no se sale del camino por el que se desarrolla el álbum.  Un delicado tema lleno de una bucólica belleza gracias a un logrado trabajo de guitarra. En su parte final encontramos brillantes desarrollos de guitarra que no hacen, sino confirmar la calidad de la banda.

Aportando tonos de sinfonismo clásico, ‘Then you move’, ahora con una voz masculina, el tema habita en ese tenue ambiente al que ya nos hemos acostumbrado. El piano, y su vocación progresiva dota de un carácter diferente a la canción. Prescindiendo de los elementos psicodélicos, construyen un tema inquietante pero que nos mantiene alerta.

Instalados en ese espacio de romanticismo clásico, ‘Siren sing’ supone un nuevo interludio a base de acordes de piano y una grave voz narrativa y teatral.

‘May’ cierra este hechizante y devocional álbum de psicodelia pesada con susurrante acordes y narraciones inquietantes. A cámara lenta, la narrativa tenebrosa de SUPERLYNX continúa con su particular ritual espiritual. Lento y cálido, el tema se desarrolla sin estridencias manteniendo su silencioso desarrollo. ¿Psicodelia ocultista devocional? Podría ser un calificativo para este maravilloso, oscuro y espiritual trabajo. Ponle tu el nombre, pero, en cualquier caso, lo mejor es empaparse de sus mágicas y espirituales resonancias.

Superlynx

DARK ESSENCE RECORDS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s