WILLOW CHILD.- “Paradise & Nadir”

a0075117204_10

“PARADISE & NADIR” se publica el 11 de mayo a través de Stone Free Records.

WILLOW CHILD consigue una simbiosis de arreglos vivaces e intensas letras metafóricas. Las cinco piezas que rodean a la cantante Eva Kohl tienen una base sólida de blues-rock cálido aderezados con espíritu psicodélico. Intercalando una interpretación melancólica, con una eufórica. Guitarras expresivas, órganos gruesos, vibraciones ocultas, en composiciones que prestan atención a los detalles.:

WILLOW CHILD sabe exactamente cómo hundir sus garras en los corazones de sus oyentes. Jonas Hartmann (órgano) y sus hermanos Eva (voz, guitarra) y David Kohl (batería) habían estado haciendo música juntos desde 2014, cuando en 2016 el bajista Javier Zulauf completó la formación Un pequeño revés en 2017: Jonas, que hasta el momento luego había estado tocando la guitarra además del órgano, tuvo que enfocarse únicamente en el órgano después de lesionarse la mano y no haciendo una recuperación completa, que es cuando Flo Ryan Kiss se unió como guitarrista principal. Las letras son el fuerte de la cantante Eva: “Estoy acostumbrada a escribir todo lo que me mueve de alguna manera, como un diario. De ahí salen historias o poemas que finalmente se convierten en canciones, como en ‘Red Wood’ o ‘Mayflies’.

El título del album, “PARADISE  & NADIR”,  define a la perfección la línea del disco abriendo las puertas a una dimensión mística con variedad de melodías pegadizas para todos los gustos.

“Little owl” nos muestra el camino que ha iniciado la formación alemana. Un órgano omnipresente, una voz que inevitablemente me recuerda a Grace Slick, suavidad y fuerza con polvo añejo. Sosiego no exento de ritmo. Repeticiones de estructuras de órgano y ciertas dosis de melancolía.

La dulce, sensual y melancólica voz de Eva da paso a una composición que se acerca al folk. Esos ecos del folk progresivos de los setenta se manifiestan en un corte sosegado, nostálgico. Una conjunción con el entorno con pinceladas y florituras de una apacible guitarra. Eso es “Eirene”. No obstante, esto no quiere decir que estemos ante una de folk en su máxima expresión, ya que el tema no está exento de elemento comtemporaneos lo que le dan un mayor colorido.

La mágia de bosques encantados en los que las hadas revolotean queda reflejada con una linea de bajo que destaca sobre la estructura del órgano. Una conjunción psicodelica de sonidos west-coast floridos con unas gotas de jazz-blues. “Land of Sloe” no reniega de ese ritmo retro que aparece en todos los temas de “PARADISE & NADIR”.

Si bien nos encontramos esencia vintage en las composiciones, WILLOW CHILD actualiza esos sonidos con gran efectividad. El termino retro debemos usarlo simplemente como una referencia para el lector, sin que eso implique el encasillamiento de los alemanes. Nada más lejos de la realidad, estamos ante uno de los puntos de partida en un camino que tiene multiples bifurcaciones.  

Más cercanos a los sonidos stoner, “Stary road” camina sobre una fuerte base rítmica, con una estructura psico-progresiva heredera del rock más clasico con un resultando candente y vibrante. Éste fue el tema que acertadamente escogió la banda para la puesta de largo de “PARADISE & NADIR”, al presentarlo hace varias semanasa como single y video.

WILLOW CHILD retoma los sonidos de la Costa Oeste con “Beyond the blue fields”. Esa voz…….!!!!! La guitarra fuzz con tensos riffs repetitivos, un ritmo constante y firme aderezado con pinceladas psicodélicas a cargo de Flo y su guitarra consiguen gratificar al oyente. Un corte, terso, que se inclina a oscuros abismos lisérgicos. Los desarrollos de la guitarra con sonidos difusos generados por los pedales fuzz se ven aclarados por los destellos luminosos de la voz de Eva en uno de los temas más destacados del album en los que la creatividad brilla con luz propia.

Los bosques se enrojecen gracias a las llamaradas que Jonas y Javier sacan de sus instrumentos bajo una manto aterciopelado que estiende Eva con su sugerente voz. “Red wood” contiene fragancias penetrantes que se vuelven intensas con guiños casi doom. Toda una paleta de colores que se violenta en su intensidad cromática con ritmos pseudostoner de tinte rural, para suvizarse con las pinceladas de las cuerdas del instrumento de Flo.

El reiterato peso del órgano se condimenta en “Mayflies” con una voz ninfática, lirísmo en su máxima expresión, acercándose a esos trotamundos hippies, en los que no faltan las melodías de una guitarra sosegada y apacible. Gratificante tema que transmite una gran paz interior.

“PARADISE & NADIR” se cierra con pasajes acústicos que se prestan al lucimiento de Eva. La belleza de “Unspoken” sirve como colofón a un magnifico ejercicio compositivo. Sereno y tierno a la vez, lírico, firme, enérgico. Un conjunción de elementos que define el camino tomado por WILLOW CHILD.

Para aquellos que disfrutaron con el último trabajo de sus paisanos WUCAN, este disco es todo un regalo. Sin tratar de hacer comparaciones, porque siempre son odiosas, sirva esta apreciación a modo de referencia simplemente.

Estamos ante un disco en el que la inspiración de la banda no ofrece duda. Los cánones establecidos no suponen un obstaculo para ellos, ya que prefieren trazar su propio camino aunque . Un contenido más progresivo que en su EP debút, en el que no faltan los sonidos retro, el stoner, ni la psicodelia que ya nos ofrecieron hace un par de años. 

https://www.facebook.com/WillowChildOfficial/

https://www.facebook.com/stonefree.co.at/

http://www.stonefree.co.at/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s