DOMKRAFT.- «Flood»

a0251374768_16Otro artefacto sonoro  de proporciones descomunales nos llega desde tierras suecas con «FLOOD», el nuevo álbum de DOMKRAFT.

Una marmita llena de sonidos euforizantes procedentes de alguna sustancia psicotrópica en los que la calma aparente de alguna de sus armonías se convierten en un torbellino de robustos riffs custodiados por efectos humeantes, para regresar a espacios más calmados y reposar en melodías narcotizantes a través de su psicodelia pesada.

Unos temas hipnóticos, que coquetean con el doom haciendo equilibrios en esa fina linea que lo separa con la psicodelia pesada y el stoner.

Rebosante de efectos y derrochando fuzz como una apisonadora sonora que va repartiendo a sus costados sustancias ácidas temas como «The watchers» nos aturden con su hipnotismo.

Lamentos ahogados y desgarradores que se abren paso entre repetitivos riffs stoner-doom se desarrollan a lo largo de pistas aturdidoras como «Flood». Todo ello sin perder un ápice de acidez y con una batería autómata hace el resto con una contundencia imponente.

Si los suecos saben moverse en los terrenos de la pesadez, también tienen la capacidad para construir melodías más pausadas y reconfortantes como el interludio que supone «The appear to be alive» en su poco más de un minuto de duración.

Los evocadores lamentos desgarradores que vemos en «Sandwalker» o en «Octopus»,unido al cansido y plomizo ritmo doom de sus surcos, los sitúan en un espectro en el que las tinieblas más terroríficas son las dueñas de las inquietantes atmósferas. Una oscuridad por la que transitan con una bacanal de fuzz en alicinógenos momentos de delirio completamente hechizante. Psicodelia y doom unidos en nebulosas de desesperación lenta y pesada, muy pesada. Stoner y fuzz al servicio de unas voces ahogadas, que claman por una liberación. Fuzz, fuzz, fuzz…..

«Dead eyes red skies»,  pone el broche final a un brillante disco, con un ambiento chamánico y narcotizante. Calmados y brumosos pasajes en las que los efectos y riffs con tintes retro, evolucionan a escenarios más pesados sin perder nada de su fuerza alucinógena. Perturbador, envolvente, ácido y corrosivo va desvaneciéndose en su fuerza  hacia una parte final en la que el monstruo DOMKRAFT dormita sobre laderas en las que es acariciada por una brisa lisérgica que acaba apagandose.

https://www.facebook.com/domkraftband

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s