Reseña: JUKE COVE.- ‘Remedy’

El joven trio alemán JUKE COVE nos sorprendía hace un par de años con un prometedor álbum debut. Ahora ve la luz su segundo álbum ‘REMEDY’. En él la banda va más allá de la ortodoxia, creando canciones que hacen malabares con el doom, la psicodelia pesada, el blues y los sonidos alternativos. Sus temas oscuros nos deleitan con una colección de riffs fascinantes que siempre acaban por sorprendernos con sus improvisaciones espaciadas. ‘REMEDY’ es viaje a través de diferentes tiempos, estados y dimensiones. El eclecticismo del trio los lleva a construir temad que sabes como empiezan, pero nunca podrás adivinar el camino que van a transitar, y mucho menos, su final. Su carácter alternativo aflora en sus versátiles canciones ofreciendo un tono colorista lleno de rabia que nos saca de la oscuridad latente en sus composiciones. El devenir del álbum es como montarse en una montaña rusa, el vértigo y las emociones están garantizadas, ya que, a pesar de usar géneros bastante definidos, JUKE COVE consiguen hacerlos atractivos y divertidos. Todo un antídoto contra la monotonía no exento de momentos de ortodoxia estilística que puede conectar tanto con el público Stoner, como los amantes de los viajes psicodélicos, así como los más aguerridos fans del doom. Totalmente impredecible, el álbum suena poderoso, pero a la vez la espontaneidad de sus canciones , hace que su escucha sea divertida y agradable.

‘REMEDY’ fue mezclado y masterizado por Haldor Grunberg conocido por su trabajo con bandas polacas pesadas como Behemoth, Dopelord o Weedpecker. Esta cooperación llevó a la banda a firmar con Interstellar Smoke Records que publicará el álbum en formato físico a finales de la primavera.   

Todas las canciones fueron compuestas e interpretadas por JUKE COVE con dos apariciones especiales: Pheli Sommer (solo de clarinete en ‘Remedy’ y Carla Cerda (narración en ‘Adrift’. La fascinante portada fue diseñada y distribuida por Julia Färbinger.

‘Arise’ el tema que abre el álbum, muestra a la banda con toda su contundencia. Riffs Stoner con una cierta inclinación doom construyen un corte crudo y pesado que no puede resistirse a explorar territorios heavy-psych. Sus atractivos pasajes llenos de misterio se ven asediados por andanadas de pesadez. ‘Arise’ representa una profecía de fatalidad.

Sin duda, en terreno en el que mejor se mueven es la psicodelia pesada, y ‘Swirl’ es buena prueba de ello. Inspirado en el paso del tiempo y los rápidos cambios de circunstancia sus cadentes pasajes lisérgicos nos susurran en una lenta exploración por atmósferas humeantes.  Sin prisa, van creando un corte narcótico y hechizante que se eleva intensificando los decibelios en una espiral psicotrópica con subidas y bajadas. El magnético bajo custodia el tema invitando a las voces a unirse a la fiesta. Sin una línea preconcebida saber despertar al oyente con solos diabólicos y unos registros vocales de carácter alternativo con los que aportar la rabia.

El lado más alternativo de la banda se fusiona con riffs doom y desarrollos de psicodelia pesada en ‘Remedy’. La canción aborda el tema de enfermedad y sus remedios con una melodía contagiosa con tintes ocultistas y un carácter retro que rápidamente enchancha al oyente. Blues intoxicante, psicodelia y momento proto-doom consiguen un corte lleno de rabia y fuerza que no pierde su aura chamánica. Misterioso y versátil, sus giros inesperados hacen que el resultado sea muy apetecible para su escucha.

En ‘Ramble’, nos ofrecen un paseo musical con episodios dramáticos en los que la magnética línea de bajo nos lleva en volandas al terreno en el que mejor se mueve la banda. Psicodelia y blues subyacente van construyendo un tema con ciertos aires vintage. Sus poderosos tambores y la innegable querencia a insertar golpes doom no logran quebrar el verdadero espíritu del tema. Un corte divertido con mil giros que encajan a la perfección. Robusto pero versátil, el tema golpea con toda su contundencia en algunos momentos antes de llevarnos a sus habituales ‘viajes’.

El crujiente bajo, nos introduce a otro tema en el que el fuzz y los atronadores tambores nos atizan con fuerza. ‘Adrift’ ” es una historia de perderse en el aleatoriedad del mundo combinando vibraciones Stoner con un sonido difuso y momentos de oscuridad tenebrosa. Una deflagración que da paso a exóticos pasajes de guitarra que hacen que el aspecto del corte cambie por completo. Como si de una jam se tratara la psicodelia pesada se apodera del corte para intoxicarnos con su incesante descarga de psicotrópicos. Crujidos y solos que se alargan moldeándose con sutileza. El tema cuenta con sombríos pasajes de los que sale una chamánica voz femenina aportando un punto diferente.

Con un desgarrador tema final, los alemanes ponen el cierre al álbum con un corte ardiente. ‘Ignite’ se nutre de repetitivos riff Stoner-doom. Desgarrados pasajes vocales se suceden entre la descarga de fuzz narcótico en una combinación colorista en la que distintos elementos van haciendo variar el espíritu del tema. Sin duda, influenciados por el proto-doom, los lúgubres pasajes de la primera parte nos vuelven a hacer pasar esa frontera hacia un espacio psicodélico más tranquilo. El predominio del bajo da paso a virtuosos solos de guitarra con unos tambores que mutan sus ritmos constantemente. Aquí nada es predecible, la banda siempre te sorprende mutando su sonido. La parte final hace aflorar su lado más alternativo con voces superpuestas entre la horda de riffs Stoner.

Juke Cove

Interstellar Smoke Records

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s